Espacio Laical: revista deseable para una Cuba deseada

Isbel Díaz Torres

El malecón de La Habana. Foto: Juan Suarez
El malecón de La Habana. Foto: Juan Suarez

HAVANA TIMES — La revista Espacio Laical ha demostrado, sobre todo en estos últimos años, que el imprescindible terreno para el encuentro y el debate entre cubanos, puede ser labrado desde cualquier ámbito imaginable, siempre que tenga a la transparencia por eje.

Este proyecto editorial del Consejo Arquidiocesano de Laicos se ha venido conformando, con admirable sistematicidad, como la publicación que con mayor seriedad ha hurgado en las problemáticas espirituales, políticas, y sociales, de una nación en franco proceso de transición.

No pretendo desconocer los ciertos aportes de algunas otras pocas revistas que, desde perfiles más ceñidos, contribuyen al análisis reflexivo de la realidad. Pienso sobre todo en “Temas”, y desde ámbitos más universales, académicos y teóricos, en “Criterios”.

Tampoco erijo a Espacio Laical como dechado de perfecciones, redactada por “seres elegidos e iluminados”, y mucho menos como diseño clonable para el resto de los empeños editoriales nacionales.

Pero lo cierto es que esta revista, emergida de los ámbitos católicos insulares, ha logrado sorprender, remover, y retar el intelecto de quienes buscan reflejo verídico de una realidad consuetudinariamente ocultada al público lector.

Si bien de todo se ha dicho en la blogosfera cubana y en otros espacios digitales, por otro lado no es común encontrarse papel seriado impreso con la aguda crítica, y el atrevimiento propositivo de Espacio Laical.

Tal atrevimiento (comedido y sin excesos verbales) le ha traído no pocos dolores de cabeza a sus editores. Flechas han surcado el Espacio, desde la izquierda, la derecha, de abajo, de arriba, y de bien arriba; lo cual, por más que pese a algunos, habla de una verdadera pluralidad e inclusión.

Espacio Laical ha presentado propuestas atrevidas como son los ciclos de charlas en el Centro Cultural Padre Félix Varela (sede del antiguo Seminario San Carlos y San Ambrosio), aunque a ese proyecto le falta aún muchísimo por desarrollar.

Qué decir de los empeños del Laboratorio Casa Cuba, donde los editores Roberto Veiga y Lenier González han tenido una huella tan significativa, junto a otros destacados intelectuales portadores de disímiles visiones políticas.

Espacio Laical se ha manifestado “a favor del reencuentro, el diálogo, la reconciliación y el perdón entre todos los cubanos sin excepciones onerosas de ninguna índole”, y ha sido fiel a esos principios, lo cual no es poca cosa, en una sociedad tan polarizada.

Media docena de colaboradores de Havana Times, por ejemplo, hemos tenido espacio en las páginas de esa revista para expresarnos en los más variado tópicos.

No se me escapa que otras personas no han encontrado la misma acogida, pero el equipo ha expresado en cada caso sus razones. Lo cierto es que tampoco en Havana Times publica todo el que quiere, ni en Granma, ni en El Nuevo Herald; cada espacio con mayor o menor legitimidad.

Espacio Laical no ha traicionado su vocación católica, lo cual es muy respetable, aún cuando yo no comparta tal cosmovisión. Lo que sí no da lugar a dudas es que ya hace bastante no es una revista “para” católicos, exclusivamente.

Los jóvenes en la Universidad de La Habana la buscan, investigadores nacionales y extranjeros la citan, la gente la lee. Por eso es deseable. Una nación cada vez con más libros e instrucción, y con menos gente que lee, es lo que se ha venido conformando; y es deseable revertir eso.

Es deseable como ejercicio democrático y de civilidad, de apertura y apego a principios de decencia en los que se cree.

Es deseable porque falta muchísimo por recorrer, y Espacio Laical acopia, metro a metro, sin rubor ni escrúpulo, los vericuetos teóricos y los ejercicios prácticos por donde avanzamos los cubanos, y donde a veces el fango nos puede ensuciar.



Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.

Isbel Diaz has 203 posts and counting. See all posts by Isbel Diaz

25 thoughts on “Espacio Laical: revista deseable para una Cuba deseada

  • “CUANDO LOS CRISTIANOS COLABORAMOS CON LOS COMUNISTAS, TRAICIONAMOS LA RAZÓN POR LA CUAL DIOS NOS PUSO EN EL MUNDO DE LA POLÍTICA”

    (Jaques Maritain en carta a Eduardo Frei Montalva, en 1970).

  • Isbel:

    Resulta cuando menos curioso – paradójico incluso – que en la Cuba de hoy sea el ámbito religioso, y en especial el eclesiástico, el que más esté aportando a nutrir un nuevo espacio para la civilidad y el diálogo gradualmente abarcador entre cubanos. Lo digo tomando en cuenta que varias décadas atrás el mismo protagonizó uno de los más graves y traumáticos desencuentros que hayan surgido entre gobierno y buena parte de la sociedad, abriendo heridas que aún hoy no se han restañado del todo. Mi posición es que todos, creyentes o no, debemos aportar a este proceso de distensión y coincidencia en la pluralidad, ensanchándolo cada día. Se agradece tu recordatorio.

  • Suscribo casi 100 % este post…oportuno y argumentado

  • Pienso que este proyecto de verdad le interesa al Gobierno, de ahí que lo aupé de esa manera,atrás quedaron los días de Dagoberto Valdez y “Vitral”, para mí la mejor revista católica de la historia de la Revolución, con un pensamiento autónomo de verdad. Hace poco pudimos ver en en la reunión de ASCE en Miami como Veiga y Leinier González insistían sobremanera en acuñar un término raro, eso por no decir incomprensible, “Oposición Leal”, que Dios nos coja confesados de semejantes cristianos oficialistas. Si Cuba se abriera de verdad a un debate intelectual, Espacio Laical quedaría automáticamente a la zaga.

  • Oppiamo me alegra volver a encontrarlo por los pasillos de Havana Times. Sin usted HT no se podría considerar un blog completamente pluralista.
    Por lo que se de Maritain sobre el comunismo es que no le gustaba dos aspectos de el; el ateísmo y el papel tan absolutista del estado. Pero nunca me lleve la impresión que no quisiera ni tocar con una vara de 10 metro a un comunista. Me gustaría leer la carta completa a Frei pero no la he encontrado. La frase así tan solita a lo mejor no es tan, tan tan. Pienso que si hubiera vivido para ver el final del comunismo ateo y estatista y el golpe de estado de Pinochet en Chile, tuviera consejos muy diferentes. Veo que la escribió en 1970 a los 87 años ya en Toulouse, En esa época ya Eduardo Frei había sido presidente con mayoría absoluta y no necesito la cooperación de nadie para gobernar. Otro cosa fue Frei en la oposición a Pinochet donde recibió ayuda hasta de la extrema izquierda y finalmente siendo asesinado por esta dictadura.
    Me parece que el excelente articulo de Isbel esta mas en favor del espíritu de dialogo entre personas que piensan diferentes, de respeto y reconciliación, que de política partidista.. Estoy seguro que Maritain lo hubiera aplaudido. Un buen articulo sobre Maritain de esta faceta de el es;- “Maritain y la espiritualidad de la amistad”, http://www.carlosdefoucauld.org/ComunidadJesus/Mesaprop/22-23/Maritain-amistad.htm
    Se lo recomiendo. Saludos.

  • Excelente reflexion!

  • Tony, …la pluralidad de HT, es y lo diré con todo el respeto de que soy capaz, muy “pacializada”, pues no siempre me publican, o toman con respeto lo que diga o escriba…en cuanto a Maritain, me va permitir disentir con Usted, jamás tan eminente teólogo, se ladearía a la izquierda, ni “estando beodo”, porque nada es más irreconciliable, con un cristiano culto y sagaz, como lo fue Maritain, con un pensamiento, por leve que sea, con la izquierda (sobre todo teniendo en cuenta, su hedor a marxismo…) , …la carta está en mi poder, pero no creo que aquí me la dejen publicar, tampoco la liga, en otras ocasiones he intentado pegar alguna, y me la han rechazado, no sé como lo hace usted, o las suyas si pasan y las mías no…

  • Y claro si le interesa Maritain, de verdad, aquí en esta liga, que espero HT, si me permita publicar…encontrará mucho, ojala lo permitan…
    http://www.humanismointegral.com/

  • Alfredo soy Católico y cubano y coincido 99% contigo. No le quito el merito que pueda tener esta revista. Vitral fue mucho mejor revista en ese rol que lo que trata de ser hoy Espacio Laical. Vitral aun existe pero no en ese rol sino como revista exclusivamente pastoral de la diócesis de Pinar. La Arquidiócesis de la Habana quizás influida por el pensamiento de Mons. Jaime lleva varios años tratando de enraizar este pensamiento. Tratan de abrir el debate y de dejar llegar ideas lo cual es bueno pero lo malo es que sólo algunas ideas son bienvenidas, la de ciertas posturas. Vitral fue mucho mas ecuménica y por eso fue tildada no pocas veces de reaccionaria u opositora aunque en sus páginas podías encontrar cosas de todos lados. Fue un verdadero tesoro mientras existió y en particular por la época en que existió. Como católico cubano y amante además de mi Fe y de mi Iglesia me llama la atención que a Vitral le quitaron su luz aludiendo a su vocación religiosa y no política. Espacio Laical sin embargo intenta cubrir la vocación política cristiana pero desde ciertas posturas, muy políticas y nada conciliadoras al dejar a un sector importante de nuestra sociedad fuera.

    Solo como aclaración la revista Espacio Laical fue originalmente la revista de la comisión nacional de laicos, de ahí su nombre. Hace unos años dejó de ser eso para ser una revista exclusivamente de la Arquidiócesis de la Habana.

  • Hola, Tony:

    Me alegra verte concordar con la línea propuesta por Isbel, a partir de la postura de Espacio Laical, a mi entender tan necesaria para comenzar a remotar el largo camino a la civilidad, en una sociedad que por fuerza deberá ser cada vez más abierta y plural, por encima de todos los tropiezos temporales.

    Te agradezco asimismo la referencia a Maritain, la cual desconocía, así como lo que le puntualizas a Juan Arsenio, alias Oppiamo, quien no sé por qué se empeña en ver fantasmas en HT. Quizas porque no ha asimilado aún que sus llamados a cacerías de brujas son cuando menos improcedentes, así como a tratar a las personas identificadas con la izquierda cual si fueran apestados, justo en un sitio donde varios redactores, como el propio Isbel, se identifican ampliamente con los postulados de dicha doctrina. Pero hasta donde sé nadie le ha negado espacio aquí. Gracias de nuevo.

  • Hola Isidro:
    Totalmente de acuerdo sobre el deber de todos en ampliar a este proceso de diálogo. De hecho, yo mismo no soy creyente, y me he expresado en Espacio Laical, incluso haciendo referencias al incipiente movimiento LGBT cubano (ya sabemos cuán aprehensivos son varios sectores católicos respeto al tema gay). Tampoco aplaudo 100% de las posturas eclesiásticas (de las que no estoy hablando en este post), y ni siquiera todos los artículos que publica la revista. Pero, qué suerte que todos sean publicados!!
    Solo aclarar que no aseguré que “el ámbito religioso, y en especial el eclesiástico, el que más esté aportando a nutrir un nuevo espacio para la civilidad y el diálogo”, como dices en tu comentario. Solo señalo el importante aporte de ellos, y su importante estímulo para que surjan otros.
    Sobre el desencuentro Iglesia – Estado de décadas atrás, pienso que el protagoniso fue compartido, y hubo culpables e inocentes en ambos bandos.

  • Alfredo:
    Yo lo que pienso es que al gobierno no le ha quedado más remedio que “comérselo con papas”, como decimos acá, y no han sido pocas las trabas que han sufrido, te lo puedo asegurar. Pero tales “permisos para existir” pueden ser retirados en cualquier momento, ¿o es que has olvidado de qué sociedad estamos habalndo?
    Por otra parte, yo no estaría tan seguro de esa autonomía de Vitral (ni siquiera la de Espacio Laical). Ambas publicaciones forzosamente responden a políticas editoriales institucionales (la iglesia, este caso). El aporte crítico de Vitral fue indiscutible, pero apenas avanzó en la reconciliación, en la crítica propositiva, en la aportura a una mayor pluralidad (que todavía no es total en EL, ni mucho menos).
    Una pregunta ¿si el término de “oposición leal” te resulta incomprensible, entonces cómo rechazarlo de plano? ¿? Yo rechazaría de modo categórico algo que he logrado comprender su incorrección, su nulo aporte a la solución de conflictos, o su maldad intrínseca.
    Por cierto, esa apertura “de verdad a un debate intelectual” no se dará por decreto, sino que hay que construirla. Indiscutiblemente, EL está entre las instancias que han hecho una contribución nada desdeñable a ese debate. Recordemos, además, que se tratan de varios años de trabajo, y por esas páginas han pasado muchas personas. Sería muy superficial desdeñar un proyecto solo porque “antier y ayer escuché que dijeron algunas cosas con las que no estuve de acuerdo”.

  • Civilidad, no será nunca , perdonar lo pasado, es justo, y cristiano la retribución…no estoy a favor de ninguna caceria de brujas, no soy comunista, pero será una grave imbecilidad moral , que aquellos que tanto daño han hecho a esa sociedad, que tu aparentas defender, se queden sin su justa, justísima reprimenda, que incluso esa sociedad exigirá. Claro que creo en Dios y en el ser humano, pero también creo en la doctrina católica del premio y la purga (o retribución, justicia, …fíjate que no he dicho castigo), de lo contrario , la sociedad, o el creyente, no pueden sanar. Por una razón sencilla, que el propio Maritain, ha remarcado, unos han caminado en la luz, y otros en la tinieblas. Y como dicen las Sagradas Escrituras,¿que comunión puede haber entre ambas? cf.2 Corintios 6:14.

    “Yo he llegado decididamente
    a la conclusión de que, en la práctica, sólo hay dos caminos para conocer las cosas
    en profundidad o, si se quiere, dos “sabidurías”, cada cual una especie de locura,
    aunque de maneras opuestas.

    Un camino es el de los pecadores, que en su afán de purgar las cosas de
    sus impurezas, se adhieren al vacío del que están hechas esas cosas y, consecuentemente, alcanzan una experiencia completa del mundo, más en la maldad del
    mundo que en su bondad.

    El otro camino es el camino de los santos, que adhieren a la Bondad subsistente, Autor de todas las cosas, y reciben en el amor la experiencia plena de Dios
    y de su creación, y que, de seguro, se entregan al mundo por medio de sus sufrimientos y de su compasión.” Jacques Maritain (Confesiones de fe)

    Y en Cuba, no te tengo que decir , aclarar, indicar, señalar….quiénes son la luz, y quienes las tinieblas, aunque algunos que supuestamente, militan en la luz, a veces, se amarillan, por las tinieblas.

  • Oppiamo, en lo que no estaba de acuerdo con usted era en utilizar a Maritain para criticar a Espacio Laical. Maritain era un hombre de “dialogo” y de resolver conflictos por la vía pacifica. Usted lo pinta de otra manera, como si fuera una persona intransigente y de derechas. No lo era. Su posición política frente a la Guerra Civil Española lo demuestra. Aunque no se hable mucho de ellos, hubieron muchos Españoles Católicos, que eran republicano, cristianos sociales y opuestos a la derecha católica.. Maritain siempre se alineó con ellos.
    Apoya y firma el manifiesto de la revista Esprit donde se condena el Alzamiento de Franco. Crea junto con José Maria Semprun, Embajador de la República en La Haya, el Comité para la Paz. Era un intento de resolver por vías del dialogo y la negociación la guerra civil. Publicó junto a otros católicos el “Manifiesto de Protesta de Escritores Cristianos contra los Bombardeos a Guernica”. Critica las posiciones de la parte del clero Español que consideraba el conflicto bélico como una “Guerra Santa”, etc, etc. No le digo con esto que era un izquierdista a muerte ni nada de eso. Tampoco lo era, pero siempre se marco a favor de la República. Tenia grandes criticas para ambos bandos y de ambos bandos lo atacaron, pero siempre considero a los republicanos los “menos horribles”.

    Por algo los Franquistas le pedían la cabeza. Lo consideraban “el enemigo numero uno de España”. En una ocasión el primer Ministro de Franco, Serrano Suñer dijo sobre el: «Tenemos un enemigo más poderoso que el ejército, más poderoso que el socialismo y el comunismo. Quiero denunciar aquí al judío y traidor Maritain y a cierta prensa cuya lectura nos aterra en tanto que católicos. Nada hay más opuesto a la fe católica que el materialismo histórico y el ateísmo categórico al que sirven muy conscientemente, por otra parte esas gentes y esos periódicos que colaboran con la gran infamia de Maritain. Todos los esfuerzos de ese enemigo bilioso de la España nacional están dirigidos desde hace muchos meses a imposibilitar a cualquier precio la victoria de Franco. Felizmente el gobierno está muy por encima de las posibilidades de Maritain”. Un poco mas y lo acusa de ser “masón”.
    Oppiamo, el lugar de Jacques Maritain esta en “Espacio Laical”, no en su critica.
    Le hablo sobre su censura en el próximo comentario.

  • Isbel: Quizás fui un tanto absoluto en la referencia al actual papel de la Iglesia (y la religión en general) en la sociedad cubana. Pero en la visión de los que estamos fuera del pais esto engarza parcialmente con lo que promueven los medios informativos. Hoy mismo aparece esto entre titulares internacionales: “http://www.eluniversal.com/internacional/130916/obispos-catolicos-le-proponen-cambios-politicos-al-gobierno-de-castro”. Supongo que cuando hablas de otros ámbitos destacados te refieres a espacios como Observatorio Crítico, o la Cátedra Haydée Santamaría, entre otros muchos. Sólo que, de momento, no son los comúnmente citados en los artículos de cara al extranjero. Y ya puedes imaginar, ¡lo que dice la prensa influye tanto!

    De cualquier modo, a mi juicio, lo importante es que la sociedad “se mueva”. Que la gente opine y proponga. Que buenos cerebros no nos faltan. Tú eres uno de ellos. Saludos

  • Ok, tú estás en todo tu derecho a “no perdonar”, pero piensa que en otros ámbitos de la sociedad cubana tambien hay gente “dañada” por hechos que tú podrías estar defendiendo, incluso de modo inconsciente. Y cuando el “no perdón” tuyo encara el posible “no perdón” de ese otro ser humano – que debe tener tantos derechos como tú – ya sea ante la sociedad o ante Dios-, se genera un conflicto, que puede degenerar en infinita cadena de odios. Y si así actuamos, ¿qué sentido tiene intercambiar aqui?

    No olvides, por otra parte, que estás usando un foro donde una parte de sus protagonistas se identifican con la izquierda, y donde se escribe “sin prejuicios”, ya sea en una dirección” u otra. Entiendo que todos acá, sin excepción, aprendemos unos de los otros, porque nadie está ungido por la verdad total. Y que todos tenemos un poco de luz, si se mira bien…aunque sea una velita. Eso es lo que yo defiendo. Ojalá lo entiendas.

  • Isidro a cual o cuales hechos te refieres con esta parte de tu comentario: “Lo digo tomando en cuenta que varias décadas atrás el mismo protagonizó uno de los más graves y traumáticos desencuentros que hayan surgido entre gobierno y buena parte de la sociedad, abriendo heridas que aún hoy no se han restañado del todo”

    Saludos!!!

  • Señor Tony, …creo que todos podemos tener una visión diferente sobre un mismo personaje, pero algo si queda claro, jamás Maritain, apoyaría, siquiera un gobierno de centro izquierda, apoyar la república, invocar la libertad, y ser de ella un devoto (leer sus cartas credenciales, ante Pío XII), no lo haría para nada un “participante de Espacio Laical”, una publicación, de una iglesia que nos ha traicionado y ha traicionado el propio magisterio de la iglesia (“El comunismo es intrínsecamente perverso, y no se puede admitir que colaboren con el comunismo, en terreno alguno, los que quieran salvar de la ruina la civilización cristiana”. Pio XI.Encíclica “Divini Redemptoris”) Todavía le admito que quizás participara en Vitral, pero Espacio es traidor, nos sentimos traicionados por su “movimiento”como las serpientes se mueven con ” los bordes posteriores de las escamas ventrales” que fijan muy al suelo mientras los músculos impulsan el movimiento hacia delante, pero siempre a ras del suelo…y bajo la mesa de los tiranos. Y hay una sola razón por la que Maritain, jamás apoyaría una publicación, aun de una iglesia local (errada) que apoya una dictadura marxista, y es que el , era tomista. Y el mismo lo dijo: “Hay de mí si no tomistizara”, y alguien tan devoto, que incluso debe su conversión a un dominico, que le enseñó a admirar a Sto.Tomás, jamás se pondría del bando de los Castros, y tampoco asumiría las posturas de Espacio y de los personajes, que en ella escriben.

  • Paco, hablo de los múltiples desencuentros entre Iglesia y Gobierno revolucionario desde principios de los 60. Que fueron muchos.

  • NO, no lo entenderé, la verdad es una sola,el bien y la luz, de un solo lado, no hay matices, no en mi mundo …y tu velita, como tu le llamas, ha incendiado a una nación.

  • Ah, gracias, Oppiamo Licario, por la cita. Ahora comprendo por qué la ojeriza del derechista Eduardo Frei Montalva contra el presidente Allende en Chile… y por qué, apenas tres años después de recibir la carta de Maritain, se declaró a favor del golpe de estado de Pinochet (aunque después retirara su apoyo).
    Hubiera sido además provechoso saber qué piensa Dios (según Maritain) de los cristianos que colaboran con los capitalistas explotadores. ¿Te suena aquello del camello, la aguja, etc…?
    Afortunadamente, otros cristianos (Frei Betto, por ejemplo) de seguro no comparten tales sentencias que el católico homófobo Oppiamo Licario gusta esparcir por estos lares. Y al parecer,según veo en opinión de otros comentaristas, ni siquiera el mismísimo Maritain compartiría esa postura tan antidialógica, violenta, intolerante, y poco cristiana.

  • Totalmente de acuerdo. Muchas gracias por tus consideraciones sobre mí, aunque sé que son inmerecidas.
    El panorama cubano es bien complejo (¿en qué sociedad no es así?), y nuestros textos solo son aproximaciones que colaboran en conformar en los lectores una visión general, nutrida por variadas fuentes, lo cual nunca reemplazará la experiencia directa, que al final reafirmará o rechazará las lecturas previas realizadas.
    Un abrazo

  • Bueno, Frei Betto,no es un referente para la cristiandad, es…uno de esos que han mezclado el marxismo con la Biblia, toda una aberración (lo que se ha dado a llamar teología de la liberación…); quizás sepas que marxistas y comunistas, …están excomulgados, (aunque muchos se empeñen en ocultarlo, pasa como con las corridas de toro, no conviene decirlo, pero ahí está…) hay un decreto de excomunión,en el dicasterio de la Fe (tribunal de la doctrina de la fe,…) donde puedes documentarte, de Pío XII. Lo que me asombra, es que me llames homófobo. Quiero aclarartelo Isbel, no lo soy, …lo que hagas en tu intimidad, si me lo dices por ti, no sólo lo respeto, me importa nada o casi nada, no juzgo a las personas, a ninguna, eso es del ámbito privado, y jamás atacaría a nadie por eso, por sus preferencias sexuales, quizás si un poco, por las orientaciones ideológicas, políticas y religiosas, esas…nos definen más. No soy homófobo, a no ser que para ti, ser católico es sinónimo de homófobo, o anticomunista, entonces, si me estás juzgando tu…lo demás ni te lo responderé, en realidad no me interesa. Saludos.

  • Disculpen mi ignorancia, pero veo a Espacio Laical como un jarabe, una aspirina con la que la Iglesia, en complicidad con la junta militar, aparenta abrir un espacio para que unos pocos y atemorizados se atrevan a jugar con la cadena sin molestar al gorilato… quizás ya ni eso, como lo demuestra el truene de sus editores, reemplazados por un sicario intelectual favorito de su semi-retirada Eminencia, Cardenal Ortega.

    Pero admito que Isbel Díaz está muy familiarizado con E. L.; porque este artículo tiene el mismo estilo nebuloso, donde ambigüedades y omisiones copulan para crear una realidad tan falsa como cómoda.
    Por favor, qué Espacio Laical es un lastimero intento de ingienería social enfocado en la periferia del rebaño intelectual de intramuros; y lo que HOY y AHORA es casi noticia en el tema, es el truene de sus editores y el posterior chancleteo epistolar entre estos dos cristianos y el león que Ortega les azuzó para devorarlos.

    Buena suerte a quienes creen que el cáncer se cura con aspirinas; y vergüenza de quienes saben que es cáncer e insisten en hacernos creer que es un resfriado y se alivia con aspirina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.