¿A quién le importa Cuba, además de los cubanos?

Isbel Díaz Torres

Charla sobre Cuba en la universidad pública de Santos.
Charla sobre Cuba en la universidad pública de Santos.

HAVANA TIMES – Los caminos de Cuba y el destino de la revolución cubana son temas de seria preocupación fuera de la isla. No me lo ha dicho nadie, ni lo he leído; lo comprobé en mi reciente visita a Brasil, durante el pasado mes de enero.

Es sabido que los empresarios de muchos países se mantienen expectantes a causa de las reformas que el gobierno cubano viene implementando en los últimos años. Las posibilidades que brinda un territorio parcialmente inexplorado en el terreno económico, son sumamente atractivas.

Solo se necesitan algunas flexibilizaciones más, algunas garantías que mantengan los fondos empleados a salvo, algunas legislaciones que ya deben estar a punto, para que ese sector inversionista privado “caiga con esa fuerza más”.

Pero por lo general a esa gente no le preocupa demasiado los derechos de los trabajadores en la isla, ni las libertades civiles y políticas de los ciudadanos, ni la existencia de ambientes democráticos de control y participación, ni las predecibles desigualdades sociales, con tal de tener sus ganancias garantizadas.

También es posible reconocer otro grupo que se identifica totalmente con los procesos institucionales que se desarrollaron y se desarrollan en la isla, de un modo acrítico, con una incondicionalidad a prueba de despidos, campos de golf, y recortes del sector estatal.

Estas personas, para adornar sus ideologías propias, sus sueños de comunistas de clase media, sus cómodas “disidencias anticapitalistas”, mantendrán viva una imagen idílica de la revolución, explicarán toda contradicción con argumentos del siglo pasado, y tendrán como principal escudo el bloqueo estadounidense.

Revolucionarios socialistas en Brasil.
Revolucionarios socialistas en Brasil.

Existe, sin embargo, otro sector que parece ser minoritario, pero a mi juicio mucho más ético, serio, y decente.

Me refiero a una parte de la izquierda anticapitalista que ha logrado equilibrar su apoyo a las conquistas logradas después de 1959 en Cuba, con una mirada crítica a los devaneos de un gobierno muchas veces contradictorio.

Socialistas de variadas denominaciones comprenden la profundidad de los cambios en el sistema social y político cubano del pasado siglo, comprenden también el efecto adverso e injerencista de las políticas norteamericanas; pero no por ello aceptan los diseños antidemocráticos, autoritarios, y recientemente procapitalistas, que el gobierno cubano ha implementado.

Jóvenes anticapitalistas en Brasil conocen y estudian la historia de la revolución cubana. La necesitan para desarrollar sus propias luchas contra las injusticias sociales que sufren, contra las profundas desigualdades económicas en un país que es casi un continente, y donde en junio de 2013 más de 10 millones de personas se lanzaron a las calles.

¿Para donde va Cuba?
¿Para donde va Cuba?

Muchos se acercaron a mí: “¿cómo es la lucha de los sindicatos en la isla?”, “¿han avanzado más las mujeres en la obtención de sus derechos?”, “explícanos el sistema educativo cubano”, “¿es combativo el movimiento estudiantil en las universidades?”, “¿qué postura tuvo el gobierno de Raúl hacia nuestras luchas populares de junio?”, “¿es cierto que la salud es gratuita?”.

Fueron cientos de interrogantes, provenientes de personas realmente preocupadas en aprender de la revolución, de sus errores y aciertos; y convencidas de la necesidad de detener cualquier intento de restauración capitalista en la isla.

Es el tipo de solidaridad que necesita Cuba, genuinamente crítica y amorosa.

En próximos diarios abundaré sobre esta reciente experiencia en tierra suramericana, pero antes que nada, sirva esta introducción para enviar un abrazo a los socialistas revolucionarios brasileños, mi agradecimiento por todo el amor entregado, y por la fe compartida en el triunfo de los humildes.

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.


41 thoughts on “¿A quién le importa Cuba, además de los cubanos?

  • el 6 febrero, 2014 a las 2:25 pm
    Permalink

    Miranda:
    Aunque no lo parezca, se puede ser de izquierdas, socialista, y no mentir. Allá dije la verdad (que por cierto, dista mucho de tus consideraciones sobre la situación cubana actual). Los compañeros brasileños tomarán la postura que consideren más justas. No cambiarán radicalmente con mis palabras, pues son personas inteligentes y formas sus criterios propios no siguiendo al dedillo los de otra persona, pero fueron receptivos, y agregaron argumentos a sus respectivas ideas sobre Cuba.

    ¿Cuál es la gran mentira que le han vendido sobre Cuba? ¿Quién se la vendió? ¿Cómo sabes eso? ¿Podría suceder que esas personas se informaran con fuentes alternativas, o tienes información de que ellos solo leen el Granma todos los días por la mañana? ¿Quién te dio esa información?
    Gracias por comentar.

  • el 6 febrero, 2014 a las 2:24 pm
    Permalink

    Oppiano:
    Recuerdo perfectamente mi perreta por mi visa denegada… pero no veo tu punto. Fui a Brasil con visa de turista. Nadie me preguntó si era de derechas o izquierda. Nadie del gobierno en Cuba me dio ni me quitó permiso para salir o entrar. En la cola de la embajada en Cuba me encontré con un disidente que podría decirse de derechas (aunque no estoy seguro), y también le dieron la visa para Brasil.

    En aquella ocasión de Estados Unidos, yo también viajaba con “pendón de izquierdista”. Es más, creo que siempre viajaré así. A veces me conviene y a veces no; pero soy consecuente, y no me lo quito. ¿Pero eso qué tiene que ver? ¿cuál es tu punto?

    Mis intereses por visitar al “monstruo” son muchísimos: conocer un país diferente, compartir mi experiencia con otras personas que piensan Cuba, ver de cerca las atrocidades del capitalismo, ver de cerca el ingenio y las cosas buenas que también se producen en esa sociedad, encontrarme con viejos amigos, tomar un avión por vez primera (ese deseo ya lo cumplí), comer cosas ricas, aprender de las luchas anticapitalistas allá, regresar con experiencias para compartir con mi familia, amigos, y compañeros de lucha, y muchísimos más. ¿Qué es lo que no pega? ¿Puedes ser más explícito?

    Además, ¿en qué cosas no soy sincero sobre Cuba? ¿Podrías poner un ejemplo? ¿Eres capaz de ver la diferencia entre no ser sincero, y no estar de acuerdo en un análisis sobre un tema dado?

    Por otro lado, en Cuba ser homosexual no es pecado capital. Es pecado en tu biblia. Aquí vivo muy campante con mi homosexualidad. A otras personas no les ha ido bien, y la sociedad sigue siendo homofóbica (igual que tú), pero mientras arrasamos con esa homofobia… yo soy feliz.

    Que no te gusten mis posturas tan a la zurda es un cumplido, muchas gracias. De paso, me ayuda a torear a los segurosos acá. Cuando me digan algo les diré “no, no, no, si el reclacitrante Oppiano Licario de HT me considera muy a la zurda”. Ya con eso los dejo fritos… jajajaja

    Por cierto, ¿tú nick no lo escribías con M (Oppiamo Licario), o ya viste tu error ortográfico? Seguro que ya has explicado anteriormente por qué usas el nombre de un personaje de un ídolo de los gays intelectuales cubanos… pero yo no lo leí. ¿Podrías repetirlo para mí? Gracias. Un besito.

  • el 6 febrero, 2014 a las 7:41 am
    Permalink

    Y a próposito, ¿qué cosa es eso – “izquierda revolucionaria”? ¿Eso significa ya que es “buena” y basta con ponerle el cartelito? Me resulta muy chistosa esa combinación, cada vez que la oigo me imagino un grupo de vagos en una esquina hablando cativia y fumando porros.

  • el 5 febrero, 2014 a las 4:59 pm
    Permalink

    “Prensa anticubana” o “prensa anticastrista”? No es lo mismo. Me sorprende que para ti Cuba sea Fidel, Revolución y Socialismo.

  • el 5 febrero, 2014 a las 4:57 pm
    Permalink

    Si hubieras leído el link que puse verías que unos días antes de que publicaras este artículo fue expulsado de la Universidad un alumno, porque la Universidad es para los revolucionarios y él no lo era. Lamento decirte que, al contrario de lo que dices, sí funciona de ese modo:

    http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1391280173_6950.html

    Otro estudiante de Medicina de Santiago de Cuba ha visto truncados sus estudios universitarios por motivos políticos, denunció la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

    Los profesores dijeron “que no podía continuar en la escuela por mis principios”, dijo el afectado, Reinaldo Agustín Ferrer Santos.

    Añadió que, sin embargo, se negaron entregarle un documento en el que constara la expulsión y lo hicieron solicitar la baja.

    Según Ferrer Santos, la comunicación de los responsables de la Facultad de Medicina del Municipio Mella de que debía dejar los estudios se produjo en abril pasado, pero fue este viernes que recibió la baja. En el documento, publicado por la UNPACU, el motivo alegado por los funcionarios es “pérdida de requisitos”.

    “El estudiante se manifestó públicamente y de manera intencionada en contra de los principios revolucionarios, conducta inconsecuente con los principios éticos y morales de nuestra sociedad”, indica la fundamentación.

    Ferrer Santos se describió como un “opositor pacífico” y dijo que su caso es resultado de “una manipulación de la Seguridad del Estado”.

    “No fui expulsado por bajo rendimiento en los estudios, ni por indisciplina ni por ausencias, sino única y exclusivamente por ser un disidente pacífico, un luchador por los derechos humanos”, afirmó el joven.

    Otro estudiante de Medicina, San Miguel Molina Cobas, fue expulsado de la universidad en la misma provincia en octubre pasado por pertenecer a la oposición e intentar crear una organización estudiantil independiente.

    En ese caso, trascendió el vídeo de una reunión, convocada por la dirección de la Facultad y el Partido Comunista, en la cual profesores y alumnos participaron en una suerte de “linchamiento” verbal y pidieron garantizar que la universidad sea “solo para los revolucionarios”.

  • el 5 febrero, 2014 a las 4:53 pm
    Permalink

    Isbel, con todo el respeto democratico que nos ofrece HT , podemos estar en total desacuerdo si asi fuere y poder debatir a la vez. Si tu dices que estas en desacuerdo conque yo diga que en Cuba obligatoriamente hay que ser revolucionario para estar en la universidad, y que en Cuba no se puede disentir, y que existe un apartheid y que se les viola todos los derechos ciudadanos a los cubanos, entonces estemos de acuerdo en que estamos en completo desacuerdo, y si las contradicciones del pais que desconozco son de que a algunos se les permitan ciertas cosas y a otros no, entonces es verdad que fui absolutista y que tampoco puede haber un analisis objetivo.
    Con respecto al foro de estudiantes en Brasil, todos sabemos que es un foro a fin con el regimen de la Habana, porque o si no usted no hubiese estado ahi, pero si fuese un foro de estudiantes completamente neutrales a la politica de la isla y simplemente las preguntas eran por inquietudes naturales de esa edad, entonces ahi es donde todos estamos a la espera de las respuestas. De mi parte me imagino que les diga como me acaba de decir a mi, que si hay libertad a huelgas, que la medicina es gratuita, pero que las golpizas que le dan a quien se alce y que las medicinas solo las pueden comprar en tiendas con moneda extranjera, son debido a las contradicciones que existen en el pais, y como ellos desconocen al pais lo que les esta diciendo no es una explicacion objetiva.
    Muchas gracias por responder me.

  • el 5 febrero, 2014 a las 9:38 am
    Permalink

    Bueno, en realidad lo que has hecho es repetir con otras palabras lo que ya dije. Y yo no ofrezco nada. Esa es la actitud, esperar que el otro te ofrezca? Si quieres armar un negocio, pues armalo, ponte a trabajar. No esperes que alguien te lo regale. Precisamente me has confirmado lo que decia. La autodenominada “izquierda” ni siquiera se molesta en ponerse a pensar en crear algo por si misma. Espera que el Estado o lo que llaman burguesia le resuelva todo.

  • el 5 febrero, 2014 a las 9:37 am
    Permalink

    Joseignacio González:
    Decir que Dilma es de izquierda es lo mismo que decir que lo que tenemos en Cuba es socialismo? En Brasil no encontré a nadie que afirmara semejante cosa relacionada con Dilma o Lula. La traición del PT a los trabajadores, y su giro a la derecha hace años, es algo ya bastante reconocido por las fuerzas políticas de ese país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *