Vangelis es parte de mi vida

Por Irina Pino

HAVANA TIMES – Es un misterio, existen personalidades que influyen en la vida de los demás. Se inscriben en la historia de cada uno, dejando un testamento perdurable.

El músico EvángelosOdysséas Papathanassíu, más conocido por Vangelis, ha muerto; una noticia triste, pues su música es parte de mi vida y de mi escritura. Quizás,  una de las mejores formas de inspiración.

Lo conocí gracias al filme inglés Carros de fuego (1982), con el cual ganó un Oscar, bien merecido, con ese tema emblemático que tanto se ha escuchado.

Años después, vi Blade Runner en una tanda nocturna, en el cine Trianón. En ese momento, la copia que se proyectó fue en blanco y negro, no tenía el corte del director, por lo que su final era diferente.

Por supuesto que me encantó, su historia, el manejo de los recursos expresivos y la mezcla de géneros cinematográficos. El cine es un conjunto de artes, pero sin la banda sonora del compositor griego, no hubiera ejercido tal fascinación.

Necesitaba conseguir esa música, rara, asombrosa. Creo que el azar siempre nos ayuda, la pareja de un amigo, estudiante de artes plásticas, me copió Oceánica, Themes, Reprise, Portraits y Conquest of Paradiso.

Estaba feliz, los escuchaba continuamente, me servían para crear mis textos poéticos. Durante aquellos años, usaba una portátil Remington Rand, así que debía tener a mano cintas y mucho papel.

Atesoro disímiles anécdotas relacionadas con el famoso artista, recuerdo la exposición de sus cuadros en el Museo Nacional de Bellas Artes, en La Habana, la gran expectativa que significó.

Fuimos un grupo. Odié las pinturas de inmediato, no me gustaron para nada. Había criterios divididos, aunque casi todos coincidieron conmigo, en que debía seguir con las bandas para cine, teatro y televisión, y olvidarse de la paleta definitivamente.

Por aquella época, Magin, un antiguo amante que emigró a Suecia, quien pintaba escuchando a Vangelis, me regaló Primavera, un lienzo con una explosión de flores y colores, que lamento haber perdido.

Con Carlos (otro ex novio), mientras duró nuestra relación, solía ir a un apartamento alquilado. Yo llevaba mi grabadora, y nunca olvidé tener a mano los casetes de Vangelis, pues las composiciones eran perfectas para hacer el amor, cocinar y relajarnos.

Él también se exilió. Antes de irse para los Estados Unidos, me dijo en tono de broma (parafraseando la película Casablanca): “Siempre nos quedará Vangelis”.

Analizando las melodías, unas parecen provenientes del cosmos, como sinfonías astrales; otras, engarzadas a la naturaleza, asemejan sonidos del agua, ecos del viento.

Imposible hallar una definición, porque son ricas y complejas. De géneros musicales heterogéneos, su genialidad radica en poder combinarlos todos.

Apenas consigo describir la sensación que me trasmiten, cómo se apropian del espíritu.

La música es el arte que más nos acerca a los sentimientos. Puedo afirmar que Vangelis contribuyó a mi obra.

——–

Lea más del diario de Irina Pino aquí



Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 272 posts and counting. See all posts by Irina Pino

3 thoughts on “Vangelis es parte de mi vida

  • Gracias Irina por recordar a este hombre que nos trajo “música de las esferas” y marcó para siempre a nuestra generación. Ciertamente nos abrió una puerta al cielo, expandió nuestra percepción y nuestra conciencia, no importa cuán indefinible sea su arte por su originalidad, diversidad y compeljidad… Con Vangelis muere una época.

  • Muchos recuerdos están asociados a la música, y no solo con Vangelis, también con Richard Clayderman y otros. Algunos temas instrumentales se asocian con películas, series o programas de TV. Al escuchar “Arthur”, de Rick Wakeman, nos viene a la mente “Historia del Cine” porque era su tema de presentación. El de “La tanda del domingo”, era “Oxygene”, de Jean Michel Jarre. Y ahora no recuerdo el de “24 x Segundo”, que era también muy bueno también. ¿Alguien lo recuerda?

  • Gracias por sus amables comentarios. SI, aun Historia del cine tiene ese magnifico tema de presentación y despedida. Pero pienso que la música que hizo Vangelis ha sido muy abarcadora de géneros. Es muy experimental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.