Trueque por intimidad

Por Irina Pino

Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES – La situación del empleo está difícil en Cuba, algunos conservan sus puestos, otros se han tenido que jubilar o permanecen en sus casas, cobrando el 60 % de su salario. Se sabe que la mayoría de los negocios privados han cerrado por la ausencia de turismo.

Tal es el caso de mi amiga Keyli, que era cocinera en un hostal. Siempre de buen humor, presumía de su estatus, le iba muy bien, porque ni siquiera tenía que coger transporte, pues estaba en su barrio.

Su hijo, que se dedicaba al arte del tatuaje, ha perdido parte de su clientela, y tuvo que recurrir a su antiguo empleo de camillero del hospital Calixto García.

Después de varios meses desempleada, actualmente se ocupa de la limpieza de dos casas. El salario es de 7 CUC. Si incluye baños, son 10. Pero todo depende de una llamada de sus empleadores, o sea, a veces solo hace una limpieza a la semana.

Este empleo no cubre todas sus necesidades. El salario de su hijo es bajo.

Proposición indecente

En uno de esos apartamentos conoció a un hombre mayor que celebraba su buena figura: que si tenía tremendo cuerpo, que si era muy atractiva…

Escuchaba aquellos piropos con frecuencia, hasta que finalmente, el tipo le propuso tener sexo a cambio de regalos.

Su primera reacción fue mandarlo al carajo. Ella tiene 37 años, y él casi 70, le parecía asqueroso acostarse con él.

Después de analizar sus pros y sus contras, comprendió que esta relación tendría sus ventajas. Por otro lado, no existía ningún impedimento, ya que ella no tiene pareja fija.

Se cansó de levantarse de madrugada en sus días libres, para marcar en colas y poder resolver necesidades básicas. También de comprar productos en bolsa negra.

Decidió aceptar la propuesta. Es conveniente para ambos, él disfruta de su cuerpo, y ella recibe mercancías. Para ella, esto no es prostituirse, porque no hay dinero de por medio.

Me cuenta que él viene cargado con toda clase de provisiones, viandas y frutas, pan, arroz, yogurt, frascos de puré de tomate, a veces frijoles.

Anoche, cuando hable con ella por Watsaap, me dijo: hoy mi casa está de fiesta: el “Amigo que trae” se apareció con detergente, champú y desodorante.

Recuerdo cuando Keily se quejaba de que sus parejas no la ayudaban con sus problemas. Ahora tener sexo con una persona que no le gusta ni un poquito le parece la cosa más natural del mundo.

Lea más del diario de Irina Pino aquí.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 250 posts and counting. See all posts by Irina Pino

6 thoughts on “Trueque por intimidad

  • No hay sexo que no implique un intercambio. La prostitucion la inventaron para controlar los genes. En el mundo de hoy el sexo es mercancia sujeta al trueque. Las mujeres controlan la mitad del dinero en el mundo y todo el sexo. Keli esta en control.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *