Riomar, la pérdida (video)

Irina Pino

HAVANA TIMES – El Riomar es tal vez un Titanic con su inmenso mar detrás, a veces en calma, otras, envuelto en la borrasca. Pero la tormenta que lo desmorona es la desidia, el salitre es solo un agente encubierto. Fue un lujoso Titanic anclado en Miramar.

Lo veo derrumbarse, los árboles salvajes crecen dentro de sus paredes, la vista al mar es borrosa desde adentro. Se escuchan rumores apagados entre sus escombros, voces que un día lo reconocieron como suyo. Ya no es más una mole, a cada minuto se resquebraja un poco el recuerdo, muere una luna nueva.

La filmación duró unas horas, confieso que tuve miedo de la soledad devoradora en sus pisos vacíos, sombras fantasmagóricas me rodeaban, aves carroñeras habitan los techos y se adueñan de los espacios. Al menos las aves han encontrado su tranquila morada y viven en paz.

Hay que mirarlo de otra manera, con la mugre corroyendo su piel, lasitud en sus espaldas, eco de la belleza que se va, como un cadáver viviente que se alimenta de sus cimientos.

 

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 248 posts and counting. See all posts by Irina Pino

6 thoughts on “Riomar, la pérdida (video)

  • Siempre me pregunto cómo algunos extranjeros defensores de la política oficial cubana, pueden seguir defendiendo el mito del socialismo (o como se le llame), cuando la visión de la devastación física de Cuba es sobrecogedora. Sin hablar del “daño antropológico”, el irrespeto al pasado es testimoniable por la forma en que han sido tratadas sus construcciones. Y el irrespeto a las necesidades de sus ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *