¿Qué ha pasado con el Teatro Musical Cubano?

Irina Pino

El espectáculo Broadway Rox,  de Nederlander Worldwide Entertaiment, se presentó  en la noche de este viernes en el Teatro Mella, como parte del XVI  Festival Internacional de Teatro de La Habana, el 23 de octubre de 2015. AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ/rrcc
El espectáculo Broadway Rox en el Teatro Mella, como parte del XVI Festival Internacional de Teatro de La Habana, el 23 de octubre de 2015.  Foto: Marcelino Vazquez Hernández/AIN 

HAVANA TIMES — Mientras disfrutaba en la sala del teatro Mella, del espectáculo Broadway Rox, de la compañia norteamericana Entertaiment Nederlander Worlwide, y escuchaba las maravillosas canciones de las óperas Jesus Christ superStar, Cats, Hair, y Mamma Mia, acudió a mi memoria nuestro teatro musical, patrimonio invaluable de una cultura que se sustenta por la música.

No pude menos queentristecerme, por la desaparición de una tradición tan antigua surgida en el siglo pasado, que formó a muchos artistas talentosos, en un espacio donde se impartían clases de danza, teatro, música y arte. Leo Brower fue en una época su director musical; luego, Héctor Quintero lo dirigió por muchos años, rescatándolo del olvido, creando montajes novedosos.

No hace mucho, estuvo en la sala teatro del Bertolt Brecht una versión de Rent con actores cubanos, pero esa obra, por supuesto, que no es de nuestra cosecha, por lo que no cuenta, aunque a la gente la haya gustado.

Se impone escribir obras que hablen del contexto actual; en su momento tuvimos a Alejandro García Virulo, con el Conjunto Nacional de Espectáculos, haciendo sátira social, con actores de primera línea como Carlos Ruiz de la Tejera, Ana Lidia Méndez, Jesús del Valle (Tatica), Carmita Ruiz, y otros no menos destacados, sin embargo, nunca más un arte ha logrado tener el significado con el que brilló tiempo atrás. Ahora, en días del Festival de las tablas, se extraña el divertido género, que une a la actuación, el baile y la música, en una simbiosis perfecta.

Es cierto que se han puesto obras musicales en el Teatro América, pero no han logrado trascender, y el público apenas las recuerda. Buenos libretos, directores conocedores del género, historias interesantes, actores integrales, debieran comenzar a formarse como un gran proyecto, para que de alguna manera se pueda volver a explorar esta área de la escena teatral.

Ir al encuentro de chicos a las escuelas de arte para hacer captaciones, meta que impulse y reivindique el musical cubano. Ya ni siquiera existe este teatro: es solo una ruina con historia.

 

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

One thought on “¿Qué ha pasado con el Teatro Musical Cubano?

  • “¿No habéis oído la buena nueva?, El teatro ha muerto” Diría Nietzsche. Hay algo por ahí, no sé si en el imaginario popular o dónde, que es la cuestión de la añoranza por un pasado mejor. Frente a lo viejo lo nuevo y la transformación en sí es una de las cosas más violentas que se da en este universo loco nuestro.
    Tal vez esa diferencia, que a priori vemos como menos buena, es una percepción sesgada por eso que nos hace resistirnos al cambio, llámese tradición o biología. Y en el caso particular del teatro, bueno los esquemas, formatos y contextos de representación están cambiando, ¿bueno o malo?, ¿mejor o peor?, “quién lo sabrá” diría Laura Pausini. Quizá en una década se visite más el MOMA que el Museo del Prado.

    ¡Transvaloración de todos los valores!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *