Primer día de 2023

Por Irina Pino

HAVANA TIMES – Anoche, 31 de diciembre, me acosté luego de lanzar el tradicional cubo de agua por el balcón, deseando que se fuera todo lo malo que hubo en este año que pasó.

No hay que lamentarse, aún estamos aquí, me ha dicho Magaly, ella es una amiga de la adolescencia que vivió en mi barrio y hace poco nos reencontramos por Facebook. Se marchó del país en los años 80 y reside en Suecia.

Me envió fotos de la ciudad iluminada en estas navidades y yo le dije: aquí es lo contrario, de noche las calles son como boca de lobo.

Habló de recuerdos, de casas y gente que había olvidado. Las postales que le mandé de regalo las asoció a aquellos tiempos de inocencia, a nuestra vida en el barrio. Es cierto que ya no queda nadie, toda la gente desperdigada por diferentes países.

Los amigos y colegas de Havana Times, la mayoría emigró, Michel y Yusimí, están en España. Alfredo cruzó la selva, después la frontera de México y llegó a los Estados Unidos. Mi tocaya Irina al fin reunida con Erasmo, periodista devenido en camionero. Juntos andan recorriendo nuevas tierras, una experiencia que los hará crecer.

Hoy me levanté temprano, a las siete y media de la mañana comencé a bordear la playita La puntilla, observando los pájaros posados en las rocas, otros que volaban, una bijirita apareció entre la vegetación. Había pureza en el paisaje, sol tibio, y el mar estaba liso, sin olas apenas.

La naturaleza también agradece un nuevo año, como si fuera a predecir buenos eventos que vienen a dar esperanza, reunión con la familia, con los amigos lejanos, eso que nos falta y nos hace incompletos.

La verdad es que podemos hacer cambios, ayudarnos a soportar las inclemencias entre todos. Cada día nos percatamos de que hay personas que marcan la diferencia, unos recogen animales y les dan un hogar, conocemos a los imprescindibles, esos que alivian y alimentan el espíritu, están los artistas que crean obras de arte imperecederas; y hasta un simple barrendero es importante. Todos formamos un círculo y nos necesitamos mutuamente.

¿Qué haré en este año? La pregunta aún no tiene respuesta. Ya veré lo que me depara el fluir de los días.

Lea más del diario de Irina Pino aquí.



Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 285 posts and counting. See all posts by Irina Pino