Mis películas rusas

Irina Pino

guerra y pazHAVANA TIMES — La otra tarde me enteré que había muerto el actor ruso Oleg Yankovsky, en 2009. Muy recordado por sus papeles de hondura psicológica. Esta noticia me entristeció mucho, ya que a pesar de no haberlo visto por años, era uno de mis actores favoritos en mi adolescencia.

Se destacó en El espejo y Nostalgia del director Andréi Tarkovski. Entre los filmes que participó recuerdo Accidente de caza, que aquí en Cuba se conoció por Drama en la cacería, adaptación cinematográfica del relato de Antón Chéjov, que recuerdo haber visto primero la película y luego leído el relato.

Este actor multi-laureado a lo largo de su carrera tanto en el teatro, cine y televisión, fue para mí demasiado importante, pues en los 80’s estaba en auge el cine soviético y se exhibían interesantes muestras tan disímiles como originales.

Un director como Serguéi Bondarchuck, con su Guerra y Paz, adaptación de la novela de León Tolstoi, logró hacer una verdadera obra de arte por la representación de la batalla de Borodino, y también por aquella escena del baile –tan famosa en la historia del cine–, con su hermoso vestuario, luces, y aquellos bailarines en un delicioso vals interminable.

Eran el plato principal, a veces nos sentíamos saturados de tantas películas rusas; hasta en días feriados se pasaban estos filmes. Pero viendo en la actualidad la programación televisiva, permeada de tanta carencia en cuanto a nivel artístico en filmes de clase Z,  por llamarlos de alguna manera, –sobre todo los sábados en la noche–, que no hacen más que pasar de largo sin haber dejado una huella indeleble, hace que me aferre a estas evocaciones, sobre todo a la serie 17 instantes de una primavera, –que forma parte de una saga con el agente Stirliz, escrita por Yulián Semiónov–.

Protagonizada por ese actor emblemático que es Vicheslav Tijonov; la serie que constituyó todo un boom, tanto por su dirección y actuaciones, como en usar materiales de archivo de fotos y documentales sobre la Segunda Guerra Mundial, imbricados a la par de la crónica del agente infiltrado en las SS.

Esta serie la estrenaron, –si no recuerdo mal–, en 1976; yo estaba en sexto grado y la pasaban después de las 10 de la noche, por lo que me prohibían verla. Pero como tenía un aguzado interés, observaba el televisor a escondidas desde la habitación contigua; y aún así podía llegar a introducirme en la trama, que en algunos momentos se volvía más que dolorosa, por los escalofriantes fragmentos documentales que mostraban las atrocidades cometidas durante el Holocausto.

En los estanquillos se vendían las revistas de cine soviético de atractiva factura. Se especializaron en el cine bélico, aunque la comedia y los otros géneros también aportaban variedad.

Solaris, Andréi Rubliov, Cuando vuelan las cigüeñas y Moscú no cree en lágrimas, entre otras tantas, pasaron a ser producciones inolvidables, que con la pátina de los años serán como joyas: cada vez que las saquemos de su estuche, nos iluminaran, pero con inteligencia.

 

 

 

7 thoughts on “Mis películas rusas

  • el 22 febrero, 2014 a las 5:07 am
    Permalink

    Miranda, es cierto que tenemos falta de información, pero tenemos un espacio en la TV que se llama La séptima puerta, donde se pone lo más novedoso y creativo del cine contemporáneo, en dicho espacio se pone cine internacional, y he visto producciones rusas recientes muy interesantes, pero nunca me han conmovido como aquellas joyas de la cinematografía rusa. También conocemos excelente cine chino y japonés. Gracias por tu comentario.

  • el 22 febrero, 2014 a las 5:05 am
    Permalink

    Eduardito, conozco todas esas películas que mencionas, y también otras: Iván, el terrible, Ana Karenina, Crimen y Castigo, El Abrigo, Ascensión, Andrei Rubliov, El espejo…, y tantas otras que sería una lista interminable. Y también ponían muestras checas , polacas, rumanas, y de otros países del antiguo campo socialista. Acuérdate que esa era mi época y tú no habías nacido. La serie Cuatro tanquistas y un perro me encantó, pero no es rusa, sino polaca, del año 1976. Gracias por tu comentario.

  • el 21 febrero, 2014 a las 1:34 pm
    Permalink

    Se las regalo

  • el 20 febrero, 2014 a las 11:40 am
    Permalink

    Seria grato, que de vez en vez, nos torturaran con alguna que otra pelicula rusa de aquellos tiempos. Recordar que en esta categoria, estaba todo lo producido en el campo socialista europeo: checas, yugoeslavas, polacas, hungaras, rumanas, etc. Pero indudablemente existia calidad, en lo artistico y en la utilizacion de los recursos financieros. Nosotros somos de una epoca en que no existia otro tipo de diversion, y desgraciadamente o afortunadamente era lo unico que habia. Incluso, veo que eras de las casas privilegiadas que tenian televisor, y ya eso es bastante. Pero si, aunque se me critique ojala que nos refresquen la memoria, deja ver si encuentro un Krim con vida por ahi, para poder verla a lo antiguo. Gracias bella Irina.

  • el 19 febrero, 2014 a las 8:45 pm
    Permalink

    …irina…es normal que te hayas enterado con retraso …dificilmente es noticia que muera un actor ruso…las muertes mas conocidas son las de actores norteamericanos y mas si mueren en accidentes o por sobredosis de drogas…por mucho que se diga las peliculas y muñequitos rusos marcaron la infancia y adolescencia de muchos de nosotros y los recordamos con nostalgia…recuerdo las que dices y agrego las 5 peliculas de LA LIBERACION y la muy buena serie de 4 TANQUISTAS Y UN PERRO…estas peliculas de la era sovietica son muy dificiles de conseguir y mas con subtitulos en español pero con suerte se encuentran en internet…

  • el 19 febrero, 2014 a las 5:51 pm
    Permalink

    Irina el arte ruso es muy expresivo, solo ellos pueden ser realistas siendo exageradamente expresivos . Hay dos grandes peliculas rusas que debes ver , una es “Ven y Mira” y la otra es ” El Arca Rusa”. Posiblemente esten entre las diez mejores peliculas de todos los tiempos .

  • el 19 febrero, 2014 a las 1:42 pm
    Permalink

    Irina sin ningunas ganas de ser impertinente , pero como te faltan noticias que enterarte no solo a cuatro años de que cuando sucedierdon, sino de decadas y decadas. Que raro debe sentirse uno de saberse ajeno a lo que pasa en el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *