Mensajes que se adaptan

Irina Pino                                                                                                                       

MyOwnLoveSongFrFrontHAVANA TIMES — Por quinta vez he visto My own love song (2003), del director Oliver Dahan, e interpretada por Renée Zellweger, Forest Whitaker y Madeline Zima.

Desde los créditos, con el tema Forgotten heart de Bob Dylan, empiezo a sentir que estoy viendo algo que me ayudará a entender la naturaleza humana.

Descubro señales en la forma de narrar la historia, mostrando personajes bien dibujados, creíbles, que hablan de asuntos que pueden sensibilizar a cualquiera.

Una inválida que vive separada de su hijo, un hombre con problemas mentales que se ha quedado sin familia, y una joven abandonada por su pareja. Todos están buscando un camino que los ayude a recobrar sus pérdidas, que los alivie de su soledad. Ellos están dispuestos a compartir lo poco que tienen. Aquí la amistad juega un papel esencial, es una especie de círculo que los une.

Juntos hacen una pintoresca travesía por ciudades del Sur de los Estados Unidos. Hay momentos realistas, otros irreales, con mensajes transparentes, o sujetos a leer entre líneas. Todas las peripecias suponen un riesgo: ganar o extraviarse de la ruta que persiguen.

Conocen a buenas personas, también se topan con estafadores, sufren y se desengañan. No obstante, siguen su trayectoria como impulsos hacia lo desconocido.

Reflexiono con los sucesos, los comparo con mis experiencias, y pienso en una similitud con mi propia vida, donde de los tropiezos han sido muchos, una profesión truncada, abandono por parte de amores, ídolos caídos, adioses a familiares que se marcharon o murieron –cargas que se llevan y se toleran–. La creación es un destino, el quehacer con las palabras tiende a ocupar un espacio importante. Lo sencillo se vuelve extraordinario.

Me gusta este tipo de película, donde se muestra el sol y la sombra de la gente. Los recursos expresivos son tal vez como las páginas de un libro, llenos de detalles y sorpresas. La banda sonora con la música de Dylan, sirve de gancho poético.

Cuando termino de verla, la guardo en su estuche con cuidado, la coloco junto a otras que atesoro. Tengo la absoluta certeza de que, en un tiempo no muy largo, la volveré a disfrutar.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.


2 thoughts on “Mensajes que se adaptan

  • el 5 octubre, 2014 a las 12:11 pm
    Permalink

    Ablando de producciones audio visuals buenas……podrias explicarle a Dariela Aquique como encontrar facilmente este tipo de ofertas cuando vaya a USA….. la pobre, ha tenido la mala suerte de no ver nada que sirva en la TV yanqui!!!!!……. indiscutiblemente necesita un guia turistico que no sea de la embajada cubana.

  • el 2 octubre, 2014 a las 6:41 pm
    Permalink

    Imaginate…….. un trio de los mejores artistas actuales mas un tremendo director…… y de la musica ni que hablar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *