Marilyn Monroe: el ícono del deseo

Irina Pino

Marylin Monroe
Marylin Monroe

HAVANA TIMES — El 5 de agosto de 1962 fuiste declarada muerta, se alegaba suicidio por tu largo historial de crisis depresivas. El ícono sexual, la mujer fragmentada entre la soledad y la pérdida, era apenas un cuerpo desnudo, un cuerpo hermoso que se pudría por dentro, como un destino ineludible.

La pose del deseo se convirtió en un cuerpo manipulado, extraño final que dejaba sus cuestionables preguntas, detrás está la historia turbia, que no conocemos –por ahora–.

Tal parece que la adversidad se interpuso y pretendió borrar tu nombre, los personajes oscuros no quisieron que continuaras viviendo, trataron de amordazarte con barbitúricos y alcohol, antes, tus aliados.

Todas tus películas tienen una marca personal, aun siendo difícil trabajar contigo, olvidabas líneas del guión, llegabas con retraso o te ausentabas por enfermedades reales o imaginarias; sin embargo, lo conseguías, y quedaba intacto tu legado.

Tus películas también fueron puertas que te permitieron escapar hacia otro contexto, el ámbito prestado del celuloide, ser otra mujer, más fresca, la criatura gobernada por el glamour y los escenarios suntuosos. Allí no existía el sufrimiento, alcanzabas la libertad que necesitabas, retenías al amor, la atención que buscabas incansablemente.

marylin monroe (2)Vestirte, maquillarte, representaba una acción para entrar en el personaje, el coqueteo formaba parte del juego imaginario. ¿Soñabas acaso con más?

Se te daba bien la fragilidad, pero no eras tan frágil como proyectabas, con tu fuerza atrapaste lo intangible, un parpadeo, un flash…, que guardan los ojos del que te mira.

Marilyn Monroe, tú importas, no solo por tu belleza, había algo más en tu ambición: la complicidad, las ganas de amistad, complacer. Muchas veces dabas sin recibir, como un regalo que entregabas en silencio.

 

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 254 posts and counting. See all posts by Irina Pino

3 thoughts on “Marilyn Monroe: el ícono del deseo

  • Ni la Monroe ni la Gina, Irina es el verdadero ícono (con esa sonrisita enigmática). Saludos.

  • Para mi una desnalga no puede ser icono de ningun deseo, miren bien las fotos , no tiene nalgas, Gina Lollobrigida, esa si estaba buena por todos lados. Olvidense , como las latinas ninguna,

  • Adoro a Marilyn Monroe como mujer bella, pero ?Cómo fémina fuerte? No le conozco ni un ápice. El fanatismo o apreciación nos puede hacer ver lo que nunca fue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *