La menopausia: ¿un mal soportable?

Irina Pino

Foto: Jenny Cressman
Foto: Jenny Cressman

HAVANA TIMES — Cuando trabajaba en la televisión, le escuché decir a una compañera: ahora que cumplí los 50, me ha caído todo arriba, tengo sofocos de madrugada, resequedad en la boca y en la vagina, y la regla no me viene hace un año…

Estos cambios son normales, aunque difíciles de soportar, le ocurren a la mujer que ya no ovula. El organismo deja de elaborar ciertas hormonas que transforman por dentro y por fuera a las féminas, mientras el envejecimiento les pisa los talones.

No es nada agradable, he conocido a mujeres que han perdido el gusto por el sexo, simplemente el deseo ha desaparecido. Ellas no lo buscan, sin embargo, aparece de improviso, pero no le ponen atención y lo canalizan de otra manera, se entregan a actividades que les resultan atractivas y menos dolorosas. Lo olvidan.

Es preciso entenderlas, muchas veces las parejas masculinas, se desesperan y las presionan en las relaciones sexuales de forma egoísta, solo piensan en la urgencia de su demanda. Cuando esto sucede, ellas deciden aislarse, algunas se refugian en la religión, otras renuncian por completo al sexo, y en muchos casos, caen en brazos de otras mujeres, y comienzan una relación lésbica.

A Olga, una antigua amiga, le ocurrió esto, después de casi veinte años, me la encontré en un club nocturno con una mujer. Estaban sentadas en una mesa, conversaban y reían, a cada instante se tomaban de las manos y se miraban con ternura. Se besaron en la mejilla, muy cerca de la boca.

La miraba desde lejos, y no sabía si debía acercarme a saludarla. Luego nos encontramos en el baño. La noté algo achispada, y de manera natural me confesó que amaba a una mujer desde hacía varios meses, y pronto se mudaría con ella. De golpe me contó la horrible experiencia de su menopausia y los ataques de su esposo, que incluso la amenazó con meter a otra mujer en la casa. Al final se divorciaron.

Con su actual pareja, lo comparte todo, tienen múltiples afinidades, y el diálogo es transparente, sin violencia.

He leído que existen tratamientos hormonales para mejorar la salud, la homeopatía, los antioxidantes, el ejercicio físico, y miles de alternativas que mujeres que no se conforman con la vejez escogen, como la cirugía estética, el botox, pero el tiempo es irreversible, no se apiada de nadie.

Hay que aprender a convivir con este fantasma, no obstante, abundan situaciones graves, contextos agresivos, donde las mujeres que atraviesan esta etapa de la vida, lo sufren doblemente, como son las responsabilidades con los padres enfermos, sumado a  precarias economías familiares, que las hacen envejecer con premura, mientras que, otras que viven con mayores condiciones espirituales y materiales, pueden lucir juveniles durante años.

 

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 254 posts and counting. See all posts by Irina Pino

7 thoughts on “La menopausia: ¿un mal soportable?

  • Narra Irina:
    .
    … la horrible experiencia de su menopausia y los ataques de su esposo, que incluso la amenazó con meter a otra mujer en la casa. Al final se divorciaron.

    —————
    Ja Ja Ja Ja. Irina. A mis 63 annos, ya he tenido que soportar los desplantes de dos mujeres en ese estado.

    Ja ja ja ja. A esta ultima, hace meses y meses le vengo pidiendo que se vea con el medico, que yo tengo

    mis necesidades. Comence a irme con mujeres de la vida alegre, una vez al mes aproximadamente

    porque son muy caras, hasta que, finalmente, decidi el divorcio

    , bueno de mutuo acuerdo porque ella dice, dandole la razon a Marabuntam,Ja Ja ja, que me apesta la boca,

  • Si los síntomas de la menopausia interfieren con tu calidad de vida, o sea, si los síntomas te tienen muy molesta habla con tu médico que podría ayudarte a determinar cuál es la terapia más conveniente para ti. No hay duda que la terapia hormonal es la más efectiva, pero no siempre está indicada para todas las mujeres, por ejemplo pacientes que tuvieron cáncer de mama o tienen problemas cardiovasculares no son elegibles para esta terapia. Lo que sí es muy importante es que, aunque nunca uses ninguna hormona sin supervisión médica. Eso puede ser peligroso.
    También puedes buscar y probar opciones que no incluyan terapia hormonal y/o medicamentos, como yoga, meditación, técnicas de respiración y relajación, no fumar y llevar una dieta saludable.
    Al respecto, una revisión de estudios publicada en enero de este año 2013, en la revista The Obstetrician and Gynaecologist, añade que las terapias medicinales complementarias y a base de hierbas también podrían recomendarse como una alternativa a la del reemplazo hormonal, para el tratamiento de los síntomas de la menopausia.
    Entre las terapias complementarias más investigadas, este informe menciona a la soya planta más común que contiene estrógeno. Hasta el momento, las investigaciones en este reporte han mostrado que reduce los calores (sofocos) en un 20 al 55 por ciento de los casos.
    De todos modos, recuerda que los suplementos también pueden tener sus riesgos y pueden tener interacciones con algunas medicinas. Además, los medicamentos a base de hierbas no están regulados en muchos países y por eso el contenido del producto puede variar de un lugar a otro.
    Antes de tomar cualquier medicina o suplemento natural, también es importante que lo consultes con tu médico para que te asesore de acuerdo a tu caso particular.

  • Javier, y yo con todo el respeto te respondo que tiene mucho que ver, Cuando el organismo deja de producir hormonas, médicamente se restituyen para aliviar los malestares que esta mujer sufría, y me pareció obsoleto que en Cuba no fuese así. Ya lo otro que opine fue por poner de una manera jocosa la excusa que encontró para aliviar esos síntomas, tampoco yo había oído el recurrir a esa alternativa.

  • Miranda, me pregunto que tiene que ver lo de potencia medica con que la susodicha senora le de por ser lesbiana cuando le empezo la menopausia? Cuantas mujeres pasan por ese proceso fisiologico sin convertirse a lesbianas?

  • Es inconcebible que Cuba se venda como potencia médica y que no les brinden hormonas y todas las demás terapias que hay disponibles para esos casos. Aunque vemos que la amiga de Irina se curó rápido buscándose una novia, No se puede negar que la inventiva del cubano siempre los rescata.

  • Ahora que el homosexualismo está en pleno auge entre las celebridades ya no es raro ver a dos tipos pasear cogidos de la mano, o a dos mujeres a punto de “darse un mate” como la amiga de Irina; pero con todo y eso: qué rayos tiene que ver la menopausia con la “tortilla”?

  • Muy interesante ese nuevo descubrimiento cubano de convertirse en lesbiana para soportar la menopausia, ugh!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *