Incultura o hastío

Irina Pino

Foto: Evan Michael Gildenblatt
Foto: Evan Michael Gildenblatt

HAVANA TIMES — Provoca risa y tristeza a la vez, enterarse de que a muchos jóvenes estudiantes universitarios les cuesta trabajo asimilar, interesarse, beber cultura. Están en otra cosa, existe como un hastío, y no les preocupa los conocimientos en materia de historia, literatura, cine y música, en un país como el nuestro, que internacionaliza métodos educativos a otros pueblos, y que, además, se propuso la masificación de la cultura.

Observamos a diario a algunos de estos chicos, idiotizados, consumiendo telenovelas baratas, tontas comedias románticas, insustanciales programas participativos, o un reality show; a la par de emplear tiempo en leer y colgar información banal por Internet, que no aporta nada ni contribuye a la inteligencia de nadie. Pienso que la cultura lo es todo, desde las tradiciones hasta la política. No sé si estarán de acuerdo conmigo.

Por eso he querido referirles dos anécdotas que una amiga profesora me acaba de contar.

En una captación en un Pre-Universitario se les preguntó a dos aspirantes a la carrera de Periodismo interrogantes como estas:

-¿Cuál es el idioma que se habla en Jamaica?

-Jamaicano, ¿no?

-¿Puede mencionar algunas traducciones de José Martí?

-¿Y Martí era traductor?

La segunda experiencia ocurrió en una clase de la universidad, al realizar una encuesta sobre figuras de la cultura cubana como Onelio Jorge Cardoso, Ernesto Lecuona, Abela, y Samuel Feijóo.

Ellos dijeron–con cierta inseguridad–, que Ernesto Lecuona era músico, y Onelio Jorge Cardoso, escritor. Sin embargo no conocían ninguna de sus obras. Jamás han visto la plástica de Eduardo Abela (expuesta en el Museo Nacional de Bellas Artes, en La Habana Vieja), y no conocen la obra literaria de Samuel Feijóo, sus dibujos, y mucho menos, sus traducciones de poesía.

Sus referencias cinematográficas son extremadamente pobres, por lo que la persona no se atrevió a preguntarles acerca de la Nueva Ola Francesa, Fellini, las historias fragmentadas de Antonioni o el humor intelectual de Woody Allen, claro, temiendo sufrir una desilusión. Por eso habló de Tarantino y su cine de autor, que es comercial, pero que no significa un divorcio con el valor estético. Tampoco lo conocían.

Pero con seguridad sí saben quién es Brad Pitt o quién fue el actor que ganó el Oscar este año. Y en la música siguen la carrera de una estrella pop como Madonna, sin desestimar a ninguno de los tres.

En fin, no saben ni les interesa un conjunto de informaciones que pueda servirles para desarrollar su carrera. Ellos son inapetentes, y de ningún modo se les despierta la curiosidad por indagar.

¿Serán acaso en un futuro buenos profesionales en el terreno de las carreras de humanidades?

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.


14 thoughts on “Incultura o hastío

  • el 21 marzo, 2016 a las 3:34 pm
    Permalink

    ese es el resultado de vetar y prohibir a celia cruz, willy chirino, pedro lus ferrer, olga gullot, mañach, reinaldo arenas, zoe fernades, gullermo cabrera infante, y todo cantante intelectual que se atreva a contestar lo que esta mal echo en el país mira como silenciaron a pablo milanes y asi son todas las cosas mientras mas intentan controlar y someter lo que consumes en materia cultural pasan esas cosas la cultura no es silvio o vicente feliu y otros papagayos mas la cultura es amplia y diversa como las flores y la fauna de un país es hora de entender eso si no estamos muy mal.

  • el 20 marzo, 2016 a las 9:58 pm
    Permalink

    Pues mis hijos nacieron y crecieron consumiendo play station y todo lo demás que el capitalismo duro y voraz nos ha brindado. Y ni están embarcados, ni son un desastre.

  • el 20 marzo, 2016 a las 8:24 pm
    Permalink

    Bien por ti. Pero dime que hay de malo en no tener eso que llaman bagaje cultural que mas bien se refiere a temas pasados, historia.

    No veo por que insisten en marcar una posicion de superioridad por eso.

    Alardear de cultura es como alardear de cualquier cosa.

  • el 19 marzo, 2016 a las 9:57 pm
    Permalink

    Tuve un catalejo,, a simple vista solo puedes ver tres objetos extragalacticos , Las Nubes de Magallanes y La nebulosa de Andromeda, por lo general cuando miras el cielo , solo ves un globo de menos de 10 000 anos luz de radio , una millonesima parte del universo. A veces con un libro se logra ver mas lejos y ademas , puedes ver el pasado.

  • el 19 marzo, 2016 a las 5:51 pm
    Permalink

    No se trata de ser culturoso o intelectual, sino de tener un minimo de cultura general.Yo soy ingeniero, pero tengo conocimientos generales en otras area, inckuyendo la historia, literatura, musica, etc. No soy erudito ni mucho menos, pero al menos tengo idea generales.

  • el 19 marzo, 2016 a las 5:45 pm
    Permalink

    En mi familia faltaron bienes materiales, juguetes y comida pero tuvimos libros, a mi formacion contribuyeron grandemente El Tesoro de la Juventud, The Book of Knowledge y El Libro de Oro de los Niños, llevo conmigo todo lo que alli aprendi, en casa solo tuvimos televisor cuando yo tenia 12 años, escuchabamos radio y leiamos mucho mucho. Como dice Luis, si en lugar de aquello hubiese tenido lo que ambicionan los niños ahora mi vida seria un desastre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *