El Corte Inglés ha llegado a La Puntilla de La Habana

Irina Pino

En el mercado de La Puntilla.

HAVANA TIMES – Las esperanzas de las personas, no sé por qué, se centran al comenzar un nuevo año. Se espera tener salud, lograr éxitos profesionales, viajes, siempre cosas buenas. Pero la realidad no es lo que queremos, sino lo que está a la vista en lo que sucede, en lo cotidiano.

Todo sigue de cabeza, las cosas fundamentales como comprar comida y productos de aseo, se han convertido en verdadera odisea.  No es nada agradable ver las carencias en la red de comercios: con frecuencia se desaparece el detergente, el jabón de tocador, el papel sanitario, y otros productos de alta demanda.

Hay que planificar un día de la semana para explorar tiendas en busca de estos. En la calle, si te ven con una jaba llena de rollos de papel o detergente barato, enseguida preguntan: ¿en qué tienda lo están vendiendo?

En mi barrio, algunos se emocionaron cuando abrieron el mercado del centro comercial La Puntilla, luego de meses de restauración. Los vecinos se hallaban expectantes, pero la sorpresa fue cuando se enteraron de que el proveedor era nada más y nada menos que el Corte Inglés, de España.

Turrones de Jijona

Cada producto que ofertan es impagable para las personas humildes con un salario que no cubre ni la tercera parte de sus necesidades. Para el cubano de a pie, no está hecho ese mercado, donde una simple lata de leche condensada cuesta 2. 45 CUC, y un paquete de cacao 100 CUP, al cambio. Figúrense, que una cajita de chicle importado tiene el precio de casi 4 CUC. Es risible.

Por suerte, han quedado varios productos nacionales y extranjeros más económicos, que en realidad son los que persiguen los compradores de bolsillo infortunado, como el picadillo de pollo y de pavo, los muslitos de pollo, el aceite y el papel higiénico de 1.20 CUC (cuando aparece).

El vino, los turrones, cereales, aceitunas, galletas dulces, latas de atún, entre otros, tal parece que están destinados a los extranjeros que están de visita, a las personas que tienen exitosos negocios privados, y a los que reciben buenas remesas familiares.

Prevalece un descontento, existe un mito con Miramar, de que todo el que reside en esta zona tiene ingresos considerables, o son clase media alta. Aunque aquí abundan las casas lindas, también tenemos solares, cuartuchos, y la gran mayoría no tiene plata, viven de un exiguo salario o del invento.

Así es, solo unos pocos pueden llenar los carritos con buenos alimentos. Los demás van a mirar los anaqueles, como si se tratara de una exhibición.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.



Un comentario sobre “El Corte Inglés ha llegado a La Puntilla de La Habana

  • Una realidad delirante. De la miseria absoluta al Corte Ingles. Por supuesto, es una burla mas al pueblo, que se mantiene docil e iluso.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Lluvia en La Habana, Cuba. Por Ana Pérez Arrieta (EUA). Cámera: Nikon D5100

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]