El Chaplin de todos

Irina Pino

Chaplin and Jackie Coogan en El Chico (1921)
Chaplin y Jackie Coogan en El Chico (1921)

HAVANA TIMES — El 16 de abril se conmemoró el nacimiento de Charles Spencer Chaplin, día que pasó inadvertido en la Televisión cubana, ya que ni siquiera se le homenajeó con una película suya para recordarlo. Lo cual considero un olvido imperdonable.

Charlot, El Vagabundo, ha sido una especie de amuleto para luchar contra todo aquello que constituye injusticia, opresión, discriminación y humillación. Ser humano que alienta los valores humanos y espirituales, que estandariza la verdad por encima de la riqueza.

A lo largo de mi existencia he crecido con la enormidad de esta figura: el hombre, paralela a la su personaje, que en realidad son la misma cosa. Al padecer extrema miseria durante su niñez y adolescencia, criado en el entorno teatral, con sus padres artistas del music hall, halló el escenario perfecto para su precoz desarrollo. Con su madre enferma, internada en un asilo, tuvo una vida azarosa, nómada, que lo determinó a batallar por la sobrevivencia.

Talento innato, que alimentó con la observación y el trabajo, desligándose de la maquinaria comercial para ser independiente y producir sus propias películas.

Con un hálito perfeccionista, escribió, dirigió, actuó e hizo la música de sus cintas que ostentan una originalidad insuperable.

No he conocido a nadie capaz de sustraerse a su encanto, a la vivencia de meterse dentro de sus historias, con sus personajes simples, pero de carne y hueso. De reír y reflexionar al mismo tiempo. Es la experiencia más singular: ponerse en la piel de Charlot, o cualquiera de los otros personajes que interpreta, sentir de alguna manera que estamos del otro lado, que nos integramos y queremos ayudar a superar los problemas que nos muestra.

La hermosura y los detalles forman parte de su cine. Profundidad de ideas, plasmadas en imágenes que aún sin diálogos, expresan con veracidad los episodios de la vida.

El cine mudo, luego el sonoro, no fue una barrera para siguiera trabajando, con su distintivo lenguaje, recreado en un contexto social del que nunca estuvo divorciado, y que lo abanderó como defensor de los derechos de los desposeídos. Hacedor de una fina sátira, criticó la desigualdad, al nazismo, y a otros ismos no menos terribles.

Perdurarán él y su obra, por la intensidad de los sentimientos, por rescatar a la humanidad de sus lados oscuros. Amor, solidaridad, alegría, incluso el dolor y la muerte. Amalgama que recorre todo su legado y lo eterniza.

Aquí va la certeza de algunas de sus frases: “Nunca te olvides de sonreír, porque el día que no sonrías será un día perdido”.

“La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso canta, ríe, baila, llora y vive a cada momento, antes de que baje el telón y la obra termine sin aplausos”.

Nunca diremos adiós al Chaplin sencillo, lo veremos en la conmovedora escena abrazado al Chico; con la sublime ternura, cuando recibe la flor de la ciega curada, en Luces de la ciudad; en el baile de los panecillos de La quimera del oro, o mientras juega y rompe las almohadas por el amor y la alegría.

 

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 246 posts and counting. See all posts by Irina Pino

19 thoughts on “El Chaplin de todos

  • Ya recordé el nombre del programa…
    El desconocido Chaplin.
    En inglés Unknown Chaplin.
    Muy buen programa que fue trasmitido en la tv cubana por los 80 creo.

  • Gracias Irina, Chaplin siempre me gusto desde muchacho y recuerdo que leí su autobiografía cuando estaba en la universidad. La encontré en una de las librerías de libros de uso en el vedado. Muy buena lectura. Te la recomiendo sino la as leído.
    Recuerdo también un programa que mostraron sobre Chaplin en tv no recuerdo su nombre pero hacían análisis del proceso creativo de Chaplin.
    Recuerdo de ese programa la explicación de como se le ocurrió en luces de la ciudad que la muchacha ciega vendedora de flores pensara que el era un hombre de dinero. Un carro estaba psrqueado frente a ella y el en sus locuras se mete en el carro y sale por la puerta de atrás creo que ese es su primer encuentro con ella y donde se da cuenta que es ciega!

    En el link del video donde le dan el Óscar la cámara enfocan entre los actores a un señor gordo y calvo ese señor es Jackie Coogan! El que actuó de niño con Chaplin.
    Hay también una película basada en su autobiografía el papel de Chaplin lo hace Robert Downey Jr se llama Chaplin. Si puedes mírala.

  • Gracias a todos por sus amables comentarios, en especial a Julio de la Yncera, por enviar el discurso de la película el gran dictador. Nuestro Chaplin será eterno para todos los que tengan sensibilidad y tengan lucidez.
    Un abrazo.

  • Donde dice Soldado (que es como el gobierno cubano considera a cada Cubano) reemplazar por Cubano mentalmente y veran que todo lo que dice se aplica a Cuba!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *