Disfrutando de unos viejos videos

Irina Pino

Mirando un video de George Harrison
Mirando un video de George Harrison

HAVANA TIMES — Pensar viendo música, poder echar una ojeada al tiempo transcurrido. Reflexiones que convocan a estimar aún más el acto de existir. No es algo casual, a todos nos sucede cuando disfrutamos de cosas que nos sensibilizan.

No es en modo alguno, estancarse en el pasado, pero a veces nos preguntamos ¿cuánto debemos salvar de esa parte de la vida, que en realidad tuvo algún valor?

En eso pienso, mientras me deleito mirando viejos videos musicales, que un buen amigo tuvo la gentileza de copiar para mí.

Hotel California, New kid in town, de The Eagles, Handle with care, de los Travelling Wilburys, It´s too late de Carol King, Cocaine, Leyla de Eric Clapton, Something de George Harrison, Saturday in the park, de Chicago, Light my fire, de The Doors, y Janis Joplin con su Raise your hand…, que me hace levantar mi propia mano para seguir apostando por esa música, que me dice un mensaje y me transforma para ser mejor.

En estos tiempos de desamor, como dice mi amigo y colega Warhol P, donde todos se usan para ver lo que pueden obtener unos de otros, sin que haya intenciones de orden espiritual que sobrevuelen y alimenten al ser humano, creo que la amistad constituye una tabla de salvación, para el reto que es la sobrevivencia que nos ha tocado en la isla, en este lugar en que habitamos, sin posibilidades, por el momento, de nuevos aires.

El crecimiento personal, no sale de la nada, el estudio de forma autodidacta, los libros, el cine, la música, la cocina, recorrer paisajes, saber mirar. Una filosofía de vida para compartir, quizás sea la clave para calmar las expectativas que nos provocan las inseguridades cotidianas.

Los amigos podrán echarnos una mano, nos alegrarán. Y unos simples videos de música también.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *