Desfile de modas para los elegidos

Irina Pino

Personas en la calle esperando ver el desfile que no vieron.
Personas en la calle esperando ver el desfile que no vieron.

HAVANA TIMES — Con la reciente apertura de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, nuestra pequeña isla está en la mira pública: vienen cruceros repletos de turistas, se filman películas comerciales como Rápido y Furioso, se llena La Habana de personalidades del mundo de la cultura y, por último, hasta un desfile de modas de la Casa de modas francesa, Chanel.

El desfile en cuestión, sería en el Paseo del Prado, lugar muy frecuentado, donde usualmente se ponen timbiriches de venta de pinturas y fotografías, de trabajadores por cuenta propia.

La colección Crucero 2016-2017, del diseñador alemán Karl Lagerfeld, desató tremendas expectativas entre toda la gente, que se preparaban para asistir a la primera pasarela en vivo, con famosas modelos, y actrices invitadas. Todos podrían apreciar este espectáculo, solo visto en filmes; sin embargo, la realidad, en este caso, debía superar al celuloide.

Esta Casa de modas fue creada por la modista Coco Chanel en el siglo pasado, figura de origen humilde, y muy controvertida, que se dice estuvo en buenas relaciones con los nazis, y que no soportaba a los judíos. Pero lo cierto es que esta mujer supo imponerse en ese mundo sofisticado y creó originales diseños femeninos, implantando la comodidad, unida a la elegancia. Llegó a ser una de las mujeres más ricas del mundo.

Pero todo se vino abajo, cuando se supo que el desfile solo sería para invitados especiales, y que, por lo tanto, el pueblo no podía acercarse ni un tramo, hasta donde se desarrollaría el espectáculo. Yo fui con dos amigos, y me di cuenta que la gente no estaba informada, pues esperaban pacientemente, que los dejaran atravesar Prado, ya que la pasarela se haría al final de Prado, cerca del Malecón. Hasta que a alguien se le ocurrió preguntarle a los policías. Ellos dijeron que nadie podía pasar, que había que tener invitación. Entonces apareció una persona que venía desde la Catedral, allá también tenían barreras para el acceso público. ¿Por qué?

Los agentes del orden explicaron que allá habría una cena de despedida y solo estarían los VIP. Y una persona dijo que vio en Internet la noticia: la cena costaba 150 CUC el cubierto.

Mis amigos y yo, nos lamentamos de haber hecho gastos de taxi y de dinero en merienda, y haber perdido la tarde completa, soportando la tórrida temperatura. Luego, casi sin fuerzas, cada cual se marchó por su lado.

El desfile solo pudieron verlo los elegidos, y unos pocos vecinos desde sus balcones. Los demás, ni siquiera una foto de recuerdo.

Entonces, ¿para qué se le hizo tanta promoción, tanto en el noticiero de la televisión, como en portales digitales? A medida que el país se transforma, el acceso a la cultura se hace más costoso.

 

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 254 posts and counting. See all posts by Irina Pino

9 thoughts on “Desfile de modas para los elegidos

  • A medida que el país se transforma, el acceso a la cultura se hace más costoso.

    compañera pero si no te costó nada porque nadie te cobró pa entrar, sencillamente les dieron con la puerta en las narices qué va… cultura eso, míralo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *