Conexión, desconexión

Por Irina Pino

HAVANA TIMES – Caminar por 5ta Avenida con un par de audífonos, escuchando música desde mi celular, con ropa cómoda y un par de tenis, es todo lo que necesito para una hora de terapia.

Antes de las 8 de la mañana es mucho más agradable, el sol apenas calienta, se respira una brisa fresca. Suelo poner el disco Made in Heaven, de Queen, sus melodías me trasmiten optimismo. Resulta interesante que Freddie Mercury escribiera estos bellos temas estando tan cercano a la muerte, como una especie de legado.

El verdor de los árboles en los parques, observar gente caminando o corriendo, implica una forma de conexión con el mundo exterior. En esos momentos convive la plenitud del cuerpo y el espíritu. Algunos seres lo consiguen mediante la meditación, en mi caso las caminatas representan un estado de felicidad.

Por la etapa que atravieso no puedo alejarme de mi hogar por mucho tiempo, aunque lo desee. Mi madre de 88 años, requiere atención, debo asearla, lavar su ropa, darle sus comidas, buscarle películas para que no se aburra…

Por suerte, ella disfruta de una salud mental estable. Conozco un amigo que tiene a su madre con Alzheimer y cada día es una cuesta abajo; el nivel de deterioro es progresivo, apenas puede respirar, traga los alimentos con dificultad, permanece horas con los ojos cerrados, sus miembros se engarrotan, ya perdió la capacidad del habla. A veces me llama para contarme de su situación, de lo bien que le vendría un centro para internarla, y él poder trabajar.

Por mi parte opino que hay casos en los que apoyaría la eutanasia. Es muy triste ver como una persona pierde todas las facultades.

A mí me cansa la monotonía, viene la depresión, experimento ese vacío de no querer hacer nada, pero sé que es normal. La única solución es incorporar mis actividades de guardiana  como parte de lo cotidiano.

Encender la computadora, revisar un libro de poemas, pulir textos, son medicinas necesarias para mi existencia. De la misma manera, me ayuda leer, ver series interesantes; o cuando escribo artículos, salgo a hacer videos, me siento útil. La sensación de tener proyectos engaña al tiempo, atenúa la sensación de encierro.

Hasta bromeo con mis amigos y les digo que mi casa es “La prisión insomne”. Por suerte casi todos los fines de semana alguien se hace cargo de mi madre y me voy al Submarino Amarillo o a la Casa de la amistad, para bailar rock y socializar, otra de mis terapias para sentirme bien.

Debemos entender que la vida es Máya, un espejismo, lo que sucedió ayer se aleja de nosotros, se integra al enorme lienzo del pasado. Pero el hoy, el ahora, es importante para que podamos crear una obra, ayudar a los otros, seguir adelante.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.



3 comentarios sobre “Conexión, desconexión

  • Tus cronicas de la vida cotidiana son fantasticas. En cualquier momento hay que darte el titulo de Maestra Zen. Tienes una manera muy propia de absorber el entorno.

    Respuesta
  • Gracias Madrigal, me encanta que te agraden mis crónicas, la realidad es que son pruebas de vida que debo enfrentar.

    Respuesta
  • Irina cualquier consejo, cualquier experiencia que te cuente siempre será diferente a la tuya, cuando tenemos un familiar en estas condiciones es difícil para toda la familia y mucho más para el que esta directo con el familiar enfermo, este es un momento que le debes dar todo el cariño que puedas, trata de darle todo los gustico que sabes que la harán feliz, disfruta cada momento como si fuera el ultimo, pues cuando no este te dolerá mucho más y te preguntaras si la complaciste lo suficiente en vida

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Alfreda a la hora del café, Pons, Pinar del Río, Cuba. Por Irina Echarry (Cuba). Cámera: Nikon D3000

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]