Celebrando el Día internacional de la mujer

Irina Pino

Mujeres escritoras
Mujeres escritoras de Havana Times

HAVANA TIMES — “Un alma honrada, inteligente y libre, da más elegancia y más poderío a la mujer que las modas más ricas de las tiendas” “Mucha tienda poca alma” “Quien tiene mucho adentro necesita poco afuera”.

Hermosas citas de José Martí, que abogaban por la importancia del estudio para las mujeres. Que aún mantiene su vigencia, sin embargo, en otro de sus textos destaca el equilibrio entre lo material y lo espiritual. La armonía de ambos debe servir para estar en unión con el entorno.

El domingo 8 de marzo se celebró el Día internacional de la mujer, fecha en que los medios funcionan como plataforma para destacar los valores de la mujer cubana, acentuando sus logros dentro de la sociedad en todas las esferas.

Todo es cierto, pero existen temas tabú que no se tocan, o que son tratados con superficialidad, por ejemplo esta mañana vi un reportaje sobre la belleza femenina, y de cómo los medios audiovisuales (el video clip, los concursos de bellezas y las telenovelas), rigen los parámetros femeninos de lo bello, introduciendo esta semilla virulenta en nuestras mujeres.

Igualmente es real, y lo avalo. Los cánones los imponen los medios masivos y juegan un papel esencial, detrás está la venta del producto, el engorde del capital de las industrias cosméticas y de todo tipo.

El uso de los implantes, la liposucción, las dietas, las líneas de ropa…, no obstante, este mundo para muchas es ajeno. Hay ancianas que ni siquiera tienen una cama digna para descansar.

Recuerdo los años en que mi sobrina más pequeña fue trabajadora social, los casos críticos que conoció, hubo una viejecita que solicitaba una pesión desde hacía años, y cuando fueron a entregársela había fallecido. Otra que vivía sola en condiciones infrahumanas, y ni siquiera poseía un colchón para dormir. Situaciones extremas que no se difunden. ¿Qué significa lo antes expresado para estas ancianas? Absolutamente nada.

En el espacio televisivo cinematográfico se exhibió Big eyes, una película de Tim Burton sobre una pintora que ocultaba su identidad tras el nombre de su esposo, un impostor artista plástico que no hacía más que explotarla y manipularla, el cual vivía y se llenaba los bolsillos a su costa. Una historia real.

Existen millones de casos en muchas épocas en que la mujer se pliega al hombre, la influencia del machismo perdura, la cadena tienen eslabones rotos, pero se mantienen otros que la misma mujer se ha encargado de afianzar.

Dentro de la literatura abundan las escritoras que se hicieron valer por su talento, entre ellas la inglesa Virginia Woolf (Las olas, La señora Daloway, El faro), con un estilo poético en su prosa, que recreaba el uso del diálogo interior. Uno de sus ensayos más significativos es Una habitación propia, donde aborda la discriminación de la mujer en diversas facetas, al igual que en la literatura. Nos habla de narradoras y poetisas, además de exponer sus puntos de vista.

La mujer sigue relegada. En un artículo del colega Dimitri Prieto publicado en HavanaTimes, relacionado con la cara de los nuevos billetes de banco, declaraba la idea de colocar rostros diferentes, como el de la poetisa Dulce María Loynáz. Propongo poner también el de Gertrudis Gómez de Avellaneda, Luisa Pérez de Zambrano, Celina González, y Rita Montaner.

Si se tratara de hacer cambios, podríamos hacer experimentos: filmar videos clips, películas y telenovelas con el hombre como objeto sexual. Ponerlos a realizar todas las tareas domésticas, quedarse en casa, cuidar a los críos, ocuparse del cuidado de los ancianos enfermos en la casa o en el hospital, renunciar a cargos en el gobierno, que adopten una actitud pasiva y se subordinen a las mujeres.

No habrá daños físicos ni psicológicos, se excluyen los crímenes pasionales y las violaciones. Todo se hará de mutuo acuerdo entre los dos sexos. Entonces veríamos que tal resulta y el tiempo que ellos aguanten

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.


9 thoughts on “Celebrando el Día internacional de la mujer

  • el 13 marzo, 2015 a las 10:52 am
    Permalink

    Gracias a los lectores por sus opiniones tan diversas, pero no entendieron, lo de la semilla virulenta no lo dije yo, se planteó en el reportaje que vi. Y claro que entiendo que importantes personalidades como actrices y cantantes ayuden en las causas sociales y tengan un espíritu humanista, pero no se quitan tampoco sus estatus de millonarios. Tampoco es malo hacerse cirugías, por supuesto. Pero lo que yo planteo es desde el punto de vista de que hay gente pobre que este mundo glamoroso le es ajeno, sobre todo hablo en nombre de lo que yo veo aquí y conozco. Eso de las otras tendencias en cuanto a forma de vida y alimentación, lo sé, pero aquí no se puede aplicar, no hay bolsillo que aguante. Vengan a Cuba a ver cómo se vive y ya verán. El estrés diario de qué se va a cocinar es una verdadera Odisea.

  • el 12 marzo, 2015 a las 7:25 am
    Permalink

    A mi siempre me ha gustado mucho la pacotilla y sueño con un marido rico que me mantenga y yo pueda estar en la casa haciendo ejercicios y pintandome las uñas.

    Peeeeero me tocó uno normalito y tengo que trabajar así que en la casa hay que hacer trabajo en equipo.

    Yo gano más. Lo mas antidiscriminatorio que hay es el dinero.

  • el 11 marzo, 2015 a las 4:02 pm
    Permalink

    Lavando, cocinando, limpiando la casa y cuidando los niños, eso lo hacemos desde hace rato, especialmente los maridos de las mujeres con cargos directivas que hay bastantes. Lo de mandar en la casa, siempre han sido ustedes dejemonos de cuentos jajaja. Saludos

  • el 11 marzo, 2015 a las 12:38 pm
    Permalink

    Acertaste en dos pero te equivocaste en una. La primer, de izquierda a derecha, es Yusimí.
    Saludos!

  • el 11 marzo, 2015 a las 10:18 am
    Permalink

    Jajaaa, cuando se pongan a realizar todas las tareas domesticas, se queden en la casa a cuidar los crios, cuando adopten una actitud pasiva y se subordinen a las mujeres, maybe… se considerara el asunto.

  • el 11 marzo, 2015 a las 9:15 am
    Permalink

    Deja ver si adivino quienes son las de la foto. De izquierda a derecha: Rosa, Verónica, Irina. Acerté?
    La locación del fondo es en una calle de Siria después de un bombardeo? Jajaja, esta en llamas esa cuadra.

  • el 11 marzo, 2015 a las 9:06 am
    Permalink

    No entendí la perrera Irina. Destacar los valores y sacrificios de las mujeres no implica que se olviden los múltiples problemas discriminatorios que aun existen. Precisamente por eso se creo el día de la mujer.

    Yo pregunto, los hombres no padecemos discriminaciones por el color de la piel, país de origen, religión, credo político, orientacion sexual, etc? Entonces cuando se va a crear el día internacional de los hombres?

  • el 11 marzo, 2015 a las 1:35 am
    Permalink

    ¿Y qué pasa con los miles de mujeres en este mundo, que tienen un alma honrada, son inteligentes y además tienen el poder y la libertad de estar a la moda, y de ir de tiendas todo lo que quieran?. Acaso eso las califica de desalmadas?.

    En el día internacional de la mujer se celebra, “la mujer orquesta” que ha llegado a ser la mujer de hoy, que además de ser buena madre, buena esposa, buena hija y hermana, y que como ser humano sea capaz de ser compasiva con sus semejantes. Pero a la vez, también tener el poder de ejercer su profesión, o de correr un negocio o de poder generar el mismo dinero y a veces más que nuestros contraparte los hombres. Y eso sin tener que ser “feministas” en el sentido liberal que se le ha dado, sin la necesidad de hacer el experimento para ver que tan iguales somos.

    Dicho esto, es verdad que hay mujeres en la actualidad que si se someten a lo que sea por tal de lucir como ellas mejor prefieran, y siguen siendo modelos de ser humano, y las hay que no lo hacen y son unas desalmadas, eso es como todo.

    Irina, todavía existen buenas escritoras que aun consumiendo todo lo que el mercado ofrece, engordan el capital de las industrias cosméticas, y son tremendas humanitarians, actrices ni se diga, mira a Meryl Streep, la actriz con mas “academy award nominations” que ningun otro actor en la historia de la industria, con 44años de casada y con 4hijos, ¿”víctima de las cirugías y de ponerse vestidos no menos de $5mil?, Madonna no hay cirugia en el mercado que no se hecho, y con dos hijos biologicos adoptó a dos de África y Elizabeth Taylor en vida fue la vanidad en personificación, y fue pionera en la lucha contra el SIDA, donando parte de su fortuna a esta causa.
    Como ves, en este mundo salvajemente “consumizado” no hay tiempo para enumerar las que están forradas tanto por fuera como por dentro. Ojalá que esta “semilla virulenta” germine de igual manera en la mujer cubana que tenga el poder adquisitivo para estar al grito de la moda y en el cirujano plástico y la ves que se dediquen hacer alguna que otra obra benéfica. Ojalá que alguna de las Castro y las mujeres del clan lean esta historia y se dignen a regalarle unos cuantos colchones a tantos viejos que viven en condiciones infrahumanas así como nos has contado.

    Saludos.

  • el 10 marzo, 2015 a las 9:43 am
    Permalink

    Irina,

    Cuando hablas de la influencia que tienen los medios sobre la mujer y cómo ciertos ideales de belleza son implantados como “una semilla virulenta” en sus almas o psiquis, creo que caes en el “error” de subestimar a las mujeres, de pensarlas como pura pasividad. Esto, y la moralización del terreno de la belleza (o sea, definir ciertas estéticas como degradantes y contrastarlas con otras más “ilustradas”), es algo que veo bastante en las críticas “feministas” a la industria de la imagen. Cierto es que asumir estos ideales y medirse contra ellos constantemente PUEDE resultar enajenante, en el sentido preciso de generar frustración tras frustración, etc., pero también es cierto que existe una elección por parte de estas mujeres, y que es esta la que debemos explorar más a fondo para entender el fenómeno. Si cierta imagen vende, ¿por qué lo hace? En mi opinión, es muy simplista decir que el bombardeo diario de cierto tipo de ideal, por la fuerza de la repetición solamente, es responsable de la predominancia de ciertas estéticas. Para empezar, no explica como es que ese ideal con el que somos bombardeo llegó a ser un ideal y mantiene su eficacia, que no es otra cosa que preguntarse seriamente por qué algunas modas pueden ser implantadas como norma y otras fracasan abismalmente. Nadie niega la eficacia de la publicidad como generadora de deseo, pero, ¿que debemos asumir sobre la naturaleza del deseo y las personas, como sujetos deseantes, para que algún tipo de sugestión sea eficaz y otro no?

    Por otra parte, como he comentado ya, creo que esta crítica feminista está algo desactualizada, que la industria ya ha asimilado estas “quejas” y generado micro-mercados donde cada cual puede inventarse y seguir sintiendo cierta gratificación narcisista. Un ejemplo análogo es el fenómeno del “estilo de vida saludable”. En algún momento, este nació como protesta a la mala calidad y los efectos nocivos de alimentos producidos en masa. Hoy día, es todo una sub-cultura capitalista que le otorga toda una identidad a sus consumidores y hasta les “regala” la satisfacción de estar “haciendo algo” por el medio ambiente, etc. O sea, toda crítica a la industria de la imagen debe también estar al tanto de esta asimilación, por parte del mercado o los mercados, de las demandas de individualidad y “respeto a las diferencias.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *