Celebrando el Día internacional de la mujer

Irina Pino

Mujeres escritoras
Mujeres escritoras de Havana Times

HAVANA TIMES — “Un alma honrada, inteligente y libre, da más elegancia y más poderío a la mujer que las modas más ricas de las tiendas” “Mucha tienda poca alma” “Quien tiene mucho adentro necesita poco afuera”.

Hermosas citas de José Martí, que abogaban por la importancia del estudio para las mujeres. Que aún mantiene su vigencia, sin embargo, en otro de sus textos destaca el equilibrio entre lo material y lo espiritual. La armonía de ambos debe servir para estar en unión con el entorno.

El domingo 8 de marzo se celebró el Día internacional de la mujer, fecha en que los medios funcionan como plataforma para destacar los valores de la mujer cubana, acentuando sus logros dentro de la sociedad en todas las esferas.

Todo es cierto, pero existen temas tabú que no se tocan, o que son tratados con superficialidad, por ejemplo esta mañana vi un reportaje sobre la belleza femenina, y de cómo los medios audiovisuales (el video clip, los concursos de bellezas y las telenovelas), rigen los parámetros femeninos de lo bello, introduciendo esta semilla virulenta en nuestras mujeres.

Igualmente es real, y lo avalo. Los cánones los imponen los medios masivos y juegan un papel esencial, detrás está la venta del producto, el engorde del capital de las industrias cosméticas y de todo tipo.

El uso de los implantes, la liposucción, las dietas, las líneas de ropa…, no obstante, este mundo para muchas es ajeno. Hay ancianas que ni siquiera tienen una cama digna para descansar.

Recuerdo los años en que mi sobrina más pequeña fue trabajadora social, los casos críticos que conoció, hubo una viejecita que solicitaba una pesión desde hacía años, y cuando fueron a entregársela había fallecido. Otra que vivía sola en condiciones infrahumanas, y ni siquiera poseía un colchón para dormir. Situaciones extremas que no se difunden. ¿Qué significa lo antes expresado para estas ancianas? Absolutamente nada.

En el espacio televisivo cinematográfico se exhibió Big eyes, una película de Tim Burton sobre una pintora que ocultaba su identidad tras el nombre de su esposo, un impostor artista plástico que no hacía más que explotarla y manipularla, el cual vivía y se llenaba los bolsillos a su costa. Una historia real.

Existen millones de casos en muchas épocas en que la mujer se pliega al hombre, la influencia del machismo perdura, la cadena tienen eslabones rotos, pero se mantienen otros que la misma mujer se ha encargado de afianzar.

Dentro de la literatura abundan las escritoras que se hicieron valer por su talento, entre ellas la inglesa Virginia Woolf (Las olas, La señora Daloway, El faro), con un estilo poético en su prosa, que recreaba el uso del diálogo interior. Uno de sus ensayos más significativos es Una habitación propia, donde aborda la discriminación de la mujer en diversas facetas, al igual que en la literatura. Nos habla de narradoras y poetisas, además de exponer sus puntos de vista.

La mujer sigue relegada. En un artículo del colega Dimitri Prieto publicado en HavanaTimes, relacionado con la cara de los nuevos billetes de banco, declaraba la idea de colocar rostros diferentes, como el de la poetisa Dulce María Loynáz. Propongo poner también el de Gertrudis Gómez de Avellaneda, Luisa Pérez de Zambrano, Celina González, y Rita Montaner.

Si se tratara de hacer cambios, podríamos hacer experimentos: filmar videos clips, películas y telenovelas con el hombre como objeto sexual. Ponerlos a realizar todas las tareas domésticas, quedarse en casa, cuidar a los críos, ocuparse del cuidado de los ancianos enfermos en la casa o en el hospital, renunciar a cargos en el gobierno, que adopten una actitud pasiva y se subordinen a las mujeres.

No habrá daños físicos ni psicológicos, se excluyen los crímenes pasionales y las violaciones. Todo se hará de mutuo acuerdo entre los dos sexos. Entonces veríamos que tal resulta y el tiempo que ellos aguanten

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.


9 thoughts on “Celebrando el Día internacional de la mujer

  • el 13 marzo, 2015 a las 10:52 am
    Permalink

    Gracias a los lectores por sus opiniones tan diversas, pero no entendieron, lo de la semilla virulenta no lo dije yo, se planteó en el reportaje que vi. Y claro que entiendo que importantes personalidades como actrices y cantantes ayuden en las causas sociales y tengan un espíritu humanista, pero no se quitan tampoco sus estatus de millonarios. Tampoco es malo hacerse cirugías, por supuesto. Pero lo que yo planteo es desde el punto de vista de que hay gente pobre que este mundo glamoroso le es ajeno, sobre todo hablo en nombre de lo que yo veo aquí y conozco. Eso de las otras tendencias en cuanto a forma de vida y alimentación, lo sé, pero aquí no se puede aplicar, no hay bolsillo que aguante. Vengan a Cuba a ver cómo se vive y ya verán. El estrés diario de qué se va a cocinar es una verdadera Odisea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *