Camina, camina, y búscate un novio bonito y con dinero

El hospital Ortopédico en Vedado, La Habana

Por Irina Pino

HAVANA TIMES – Largo tiraje ha tenido la maldición de Adrian Lyne, después que yo hablara horrores de su última película.

Mi rodilla aún no vuelve a su normalidad, sin embargo, lo que me impulsa a escribir este diario es toda la demora que ha tenido un proceso que ha podido hacerse en menos tiempo. He aquí las vicisitudes.

Un accidente lo tiene cualquiera, un resbalón en la calle mojada es doloroso cuando la rodilla recibe todo el peso del cuerpo y te golpeas con el pavimento directamente. Eso me sucedió cuando terminó la tanda del cine y yo regresaba a mi casa.

Me mantuve unos días en reposo, pues además del golpe, tenía dos heridas que demoraron en sanar. Cuando estuve lista para ir al hospital ortopédico, en El Vedado, a una consulta recomendada por un amigo, ya que por mi dirección debo atenderme en un hospital del municipio Playa, el doctor me dice que hacer una placa es inútil, porque están saliendo mal. Solo me indicó antiinflamatorios, hielo y unas gotas homeopáticas.

Transcurrieron tres o cuatro días, voy al Cuerpo de guardia y me hacen la placa. El método es transferir la foto al celular y mostrársela al doctor. Gracias a Dios no tuve fractura.

Les cuento que nunca conseguí las gotas, me puse hielo y tomé ibuprofeno, que me enviaron desde USA, porque en la farmacia no hay de nada.

Voy por segunda vez a consulta. Esta vez me mando un ultrasonido. Tampoco me lo hicieron en ese momento. Debía ir al día siguiente.

Al fin me lo hacen. Pero tuve que esperar una semana para que el especialista viera el resultado, pues consulta solo los lunes.

El diagnostico fue: rotura del cuerno del menisco interior izquierdo. Necesitaba rodillera y extendiendo la receta escuché estas palabras:

Métete en Revolico.com, pues creo que ahora no las están haciendo en CUBA-RDA (Centro Nacional de Ortopedia Técnica), sabes la situación con los materiales, bla, bla.., la gente las está importando desde el extranjero, va a ser cara y seguro no va a ser la que debías llevar, pero te aliviará y te protegerá la rodilla. Cuando pasen unos días ve al fisiatra para que te hagan rehabilitación. Con tu peso va a ser más fácil recuperarte.

Bueno, compre la rodillera por 2 500 CUP, y de paso unas cápsulas de Glucosamina por el mismo precio.

La fiesta me costó 5 000 pesos. Claro que, si se trata de salud hay que gastar y cerrar los ojos.

Mi accidente fue el 6 de julio, llevo más de un mes en este lio.

Resulta cómico que al ver al fisiatra y hacerle la historia completa, y que aún tengo punzadas en la rodilla…, casi me grita: ¡quítate eso y camina, porque te vas a anquilosar! Camina, camina…, ah, y búscate un novio bonito y con dinero.

Esa iba a ser mi fisioterapia. Me quedé muda. El tipo está más loco que una cabra.

Lea más del diario de Irina Pino aquí.



Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 276 posts and counting. See all posts by Irina Pino

One thought on “Camina, camina, y búscate un novio bonito y con dinero

  • Aqui en el cruel exilio te hubieran tratado el mismo dia,y si no puedes pagar pues no pagas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.