Benny Moré y Sinatra se dan la mano

Por Irina Pino

Augusto Enríquez. Photo/archivo: cubasi.cu
Augusto Enríquez. Photo: cubasi.cu

HAVANA TIMES — Un concierto del cantante cubano Augusto Enríquez y The Back Alley Band, agrupación canadiense, tuvo lugar el domingo en el capitalino teatro Karl Marx. Dicha actividad forma parte del Festival Les Voix Humaines, que se desarrolla en La Habana desde el 25 de septiembre, hasta el 18 de octubre.

Organizado por el compositor, guitarrista y conductor de orquesta Leo Brower, el evento abarca no solo la música, sino la danza, instalaciones, la fotografía y el cine. Evento que promueve el cuidado del medio ambiente, la protección de animales, y la paz mundial; aunque su labor más loable sea traer a la Isla “música inteligente”, algo que a la gente le hace falta en estos tiempos de violencia, guerras, actitudes egoístas, reggaetón y otras armas letales.

Han venido a Cuba artistas reconocidos de los escenarios internacionales, como Take Six y el contratenor brasileño Rodrigo Ferreira, acompañado del conjunto francés de música antigua Ensemble Desmarest, y se espera se presenten otros no menos importantes, que dejarán una estela de buenos recuerdos, pero, sobre todo, nos alertarán de que existe una variedad de música que se puede disfrutar de distinta manera, sea para escuchar, bailar o como elevación espiritual.

Augusto Enriquez, es un conocido compositor e intérprete cubano que perteneció al grupo Moncada, devenido luego en solista. Ha participado en festivales de música como el de San Remo, y en programas televisivos de la Rai. Sorpresivamente cobró fama por ser invitado al concierto Pavarotti and friends, de 2002, en el que actuaron Sting, Andrea Bocelli y James Brown, experiencia inolvidable para un cubano desconocido como él, según sus palabras en una entrevista. Luego tuvo a bien formar un proyecto con una jazz band, rescatando ritmos de la música cubana de los años 40 y 50.

Sinatra y BennyEl intérprete habló con entusiasmo de su visita a Halifax, Canadá, donde conoció a la The Back Alley Band, que tienen el proyecto de enviar instrumentos musicales restaurados a las escuelas de arte cubanas. Ellos también enseñan música a personas de la tercera edad, como una especie de terapia musical.

Hubo una primera parte dedicada a Benny Moré, se escucharon la Obertura Francisco Guayabal, Locas por el mambo, Fiebre de ti, Devuélveme el coco, Bonito y sabroso, Cómo fue, Ay cómo me gusta, y Maracaibo oriental.

Mientras que, en la segunda parte se rindió homenaje a la “Voz”: Frank Sinatra, con las canciones: Caught Speeding, One for my baby and one more for the road, Almost like being in love, Come fly with me, They can´t take that away from me, Fly me to the Moon, Lady is a tramp, I´ve got you under my skin, Count Bubba´s digital Soufflé, y la emotiva It was a very good year.

La voz de Augusto fue impresionante, su amplia tesitura, su pasión al interpretar los temas del cubano y el estadounidense, evidenció el respeto que siente por cada uno de ellos. Por su parte, la jazz band hizo un destacado trabajo en cuanto a la música cubana, captando la esencia del sabor de “La isla de la música”, sonando como una excelente orquesta criolla.

La reacción del público con las canciones de nuestro imperecedero Benny fueron las usuales, alegría, tristeza, movimiento corporal de baile en las butacas…, constatando una vez más, que su mito sigue vivo en cada uno de nosotros. Sin embargo, no sucedió lo mismo con Sinatra, después de algunos temas, la gente se iba a la desbandada, en una actitud descortés para con estos magníficos músicos que estuvieron ensayando por meses para regalar este espectáculo, y en el que trabajaron para hacerlo posible tantas personalidades de la cultura cubana.

Con un teatro casi vacío –solo estaba ocupada la platea baja–, a pesar de la huída de muchos, los que se quedaron, fervientes admiradores de estas dos figuras de la música internacional, pudieron disfrutar de sus inmortales piezas, en las que sus voces confluyen y se dan la mano como signo amistoso. Ambos son joyas para los oídos, y no pasan de moda.


One thought on “Benny Moré y Sinatra se dan la mano

  • el 7 octubre, 2015 a las 5:19 pm
    Permalink

    El evento que viene organizando hace años LB se ha caracterizado por su alto nivel de calidad y presencia de artistas que solamente una figura de su prestigio convoca y es un privilegio presenciarlo. Asistí a este concierto y realmente la amplitud del teatro KM fue demasiado para este caso. La jazz band sencillamente …espectacular!!; no comparto los criterios en relación a Augusto Enriquez; me sentí un tanto avergonzada en su acercamiento al Beny; un artista debiera conocer sus límites; con respecto a la 2da parte, si bien se conoce la obra de Sinatra no tenemos acá la misma sensibilidad para valorar, pero tampoco me convenció

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *