Atracos en La Habana

Por Irina Pino

HAVANA TIMES – La naturaleza de una ciudad cambia, no es estática, en dependencia de los hechos externos, así podemos catalogarla. Eso está sucediendo en el entorno habanero, donde se ha desatado una ola de robos. Lo cual es indicador de gran crisis económica.

Mi amiga Hanna es trabajadora por cuenta propia, lleva varios negocios con sus dos hijos, mantienen un gimnasio y dos cafeterías. Su vida es movida los fines de semana, pues acostumbra a salir y a gastar buena cantidad de dinero.

Vive cerca del Submarino Amarillo, por lo que va y regresa a pie. Nunca le ha sucedido nada en el trayecto, a pesar de que a veces sale después de la media noche.

Sin embargo, hace pocos días la asaltaron cerca del centro comercial Carlos III, a las 11 de la mañana. Un joven de aproximadamente 20 años la lanzó contra la acera y trató de arrebatarle la bolsa que llevaba colgada al hombro.

Pero tuvo suerte, mientras forcejeaba con el delincuente un auto se detuvo para socorrerla. Aunque el chico puso pies en polvorosa y no pudieron cogerlo.

Me cuenta que guardaba en su billetera cerca de 3000 pesos y como 100 dólares, los que pretendía vender.

Resultó que del golpe ha quedado con algunas lesiones en ambas rodillas, aunque no tuvo fracturas.

A la semana, su nuera fue atacada también, mientras caminaba cerca de La Quinta de los Molinos. Eran apenas las 7 y media de la mañana, dos tipos se le acercaron y la empujaron contra el muro. Uno de ellos la amenazó con una navaja y el otro le arrebató la mochila. Este último le dijo: dame la contraseña y el pin de tu celular o mi amigo te corta.

Pasó tremendo susto y ahora tiene un miedo atroz a salir sola.

Omnibus en La Habana de la ruta P%

La ruta P5 tiene un recorrido bien largo, mi primo fue al Vedado a hacer unas gestiones y se montó en dicha guagua (siempre atestada de gente), por el camino le abrieron un hueco a la mochila y le robaron algunas pertenencias y su móvil.

Como es lógico, hizo la denuncia, ya que cada celular tiene un código y si usan la línea se detectará. En fin, para hacer la historia corta, de la estación de policía lo llamaron para informarle que hay una banda que opera de esa forma, o sea robando en el P5, que su celular puede aparecer en un año, pero ellos deben atrapar a la banda completa, y entonces se lo devolverán.

¿Qué significa esto? ¿Aunque aparezcan varios celulares sustraídos no van a restituirlos a sus respectivos dueños hasta que no tengan a la banda de ladrones?

¿O nuestra policía es tan eficiente como en el dramatizado televisivo Tras la huella y quieren hacer un trabajo espectacular?

A tres cuadras de mi barrio hubo un robo de película, llegaron unos tipos en un auto con chapa del MININT y tocaron en el apartamento de dos ancianos. Su hijo había emigrado recientemente hacia los Estados Unidos.

Los desconocidos portaban un carné falso. Muy amables solicitaron unos datos del muchacho. A lo que sus padres respondieron.

Transcurridos dos días regresaron con la excusa de que le faltaban otros datos. Sorpresivamente, sacaron cuerdas y amordazaron a la pareja. A continuación, registraron toda la casa para llevarse varios objetos de valor.

Estos si se jodieron, la policía logró cumplir su trabajo y fueron detenidos. Funcionó el retrato hablado. Uno de estos tipos era amigo del hijo de los ancianos y algunos vecinos lo reconocieron.

Viene a mi memoria lo que le pasó a mi amigo gay Pepito, en pleno Período Especial. Una noche, cuando regresaba a su casa, se le ocurrió subir la escalinata de la Universidad de La Habana, y salir por la calle trasera.

Un par de jóvenes que caminaban detrás de él lo atrabancaron en la oscuridad. El más corpulento le puso un cuchillo en el cuello y lo amenazó con matarlo, si no le entregaba todas sus pertenencias.

No le dejaron nada, incluyendo los zapatos de cuero y el reloj de pulsera. Tuvo que caminar en calzoncillos y descalzo hasta su casa en 25 y J. Mucho tiempo tardó en recuperarse del terror, salía a la calle con su peor vestimenta y siempre acompañado.

Lea más del diario de Irina Pino aquí.



Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 272 posts and counting. See all posts by Irina Pino

One thought on “Atracos en La Habana

  • Soy de la última generación que disfrutó de la juventud en paz. No son solo los atracos, también hay desaparecidos, que mierda de país! La policía se dedica a perseguir disidentes, a esos sí los controlan bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.