Adiós 2021

Por Irina Pino

HAVANA TIMES – Este año ya casi termina y comienza un nuevo ciclo, muchos se preparan para celebrar con los suyos; algunos están tristes porque han perdido a seres queridos, ya sea por la pandemia o por diversas causas. Una parte del pueblo sufre por tener encarcelados a miembros de su familia, debido a las detenciones por las protestas ocurridas el 11 de julio. Estos últimos son los más necesitados de esperanza.

Yo no tendré la famosa fiesta, pues la mayor parte de los míos, reside en los Estados Unidos, acá solíamos juntarnos para el 31 de diciembre. Pero todo ha cambiado, mis padres no están, y mi sobrina, su esposo, su suegra y sus hijos, ahora están enfermos con Covid 19. Los dos sobrinos que viven en Las Vegas, por suerte están bien.

Quedamos acá, mi hijo y yo, a él lo convidan sus amigos a pasar el fin de año. Quedo sola con mi gato. Entonces haré lo mismo que la vez anterior, una cena ligera, veré una película, encenderé una vela para pedir salud y armonía, y a las 12 echaré el cubo de agua por el balcón. Costumbre que implica limpieza espiritual.

Pienso que no he estado tan encerrada, he roto algunas reglas, como ir a bañarme en la costa cuando estaba prohibido, no he parado de hacer mis caminatas diarias, sin mascarilla y con la garantía de poder respirar a plenitud.

Gracias a la ayuda de familiares, con sus envíos de comida, me he librado de hacer las peligrosas colas, con la invariable oferta de pollo, perros calientes, aceite y detergente (si lo ofertan por casualidad). La dieta que he seguido es básicamente vegetariana, y mi cuerpo lo agradece.

He sido feliz yendo al Bosque de La Habana, al Parque ecológico, sacando películas y series para ver en casa. La lectura y la escritura forman parte de mí acontecer, hace poco comencé a escribir dos libros: el primero es de poesía, y el otro son memorias de juventud.

La música es esencial para vivir, con la facilidad de internet en el celular, puedo bajar gratis los discos de los artistas que prefiero, y encontrar temas con los que ni soñaba tener.

Al fin abrió el Submarino Amarillo, que extrañaba tanto, y pude disfrutar de GENS, una de las bandas que hace covers de The Beatles. Vi a mis amigos y todo fue un acontecimiento. Esa tarde había cerveza a granel, así que se juntaron varios ingredientes para provocar un eufórico estado de ánimo.

Después de casi dos años sin ir a Cojímar, me reuní con dos hermanas muy queridas, con las cuales comparto afinidades como el cine, la música, la literatura, la comida, y la alegría de vivir.

Si repaso que ha sido mi vida todos estos años, estoy segura que tendré un saldo positivo más que negativo, por ejemplo, tuve unos padres que me amaron, tengo un hijo inteligente y con talento para la creación, ahora está trabajando y ayuda con la economía del hogar. Tengo amigos a los que quiero y respeto. Además, poseo algo invaluable: mi escritura.

Son importantes mis diarios en HavanaTimes, con ellos expongo mis puntos de vista y los  comparto con mis lectores. También he incursionado en el audiovisual, realizando videos con una temática particular.

La experiencia de cada día es única, sentir la evolución del mundo, por ejemplo, en la tecnología, en mi casa teníamos un teléfono Kellogg, era negro y pesado, para llamar había que girar el disco con el dedo, me encantaba ese mecanismo. Es una lástima que no lo conservamos, porque ahora es vintage, y carísimo.

Pasaron por mis manos diferentes modelos de celulares, desde los de tecla hasta los smart phone.

¿Qué más podría contarles? En marzo de 2022 cumplo 57 años. Dice una canción popular que 20 años no es nada…, tampoco más de 50.

Lea más del diario de Irina Pino aquí.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.


3 thoughts on “Adiós 2021

  • el 2 enero, 2022 a las 2:16 pm
    Permalink

    Hiciste mucho en un momento tan malo!

  • el 31 diciembre, 2021 a las 6:07 pm
    Permalink

    Gracias, tengo un video del Bosque de La Habana en Havana Times, puede buscarlo en los videos. Mucha salud, paz y amor para mis lectores en 2022.

  • el 30 diciembre, 2021 a las 11:04 pm
    Permalink

    Comporta con quien escribe el placer de la naturaleza el Bosque de La Habana y Parque ecológico, ademas de Cojimar. La costa la prefiero a la playa.
    El Submarino Amarillo (en ingles), The Beatles, es una cancion èpica, porque cuando las salidas del pais todavia eran delito, mis amigos eso escribian como despedida.
    Bueno, casi casi digo lo mismo “tampoco mas de 50”, si no fuera por los traumas acumulados…obviamente todos fisicos.
    Que el proximo sea menos traumantico, el mejor augurio para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *