Zona Estratégica

Irina Echarry

El jardín del paradero.

En otras ocasiones he dicho que vivo en la esquina del paradero de las guaguas, de donde salen los P que nos transportan hacia el Vedado, la Víbora y otros sitios de la capital. 

También he comentado mi afición por la fotografía.  Pues resulta que esta mañana me sorprendi al ver a la entrada del paradero un jardín con mucho verde donde antes solo había tierra seca y algún flamboyán al frente. 

Me alegró que la lluvia y el jardinero hubieran hecho un trabajo tan maravilloso y necesario, pero también me sobrecogió que cortaran de raíz una salvia que crecía al fondo del lugar para sembrar flores. 

Claro que me gustan las flores, solo que no cambio una planta medicinal por una ornamental por muy bella que sea, creo que no son incompatibles, no había que cortar una para sembrar la otra.  Pensando en eso busqué la cámara para sacar fotos del jardín y, por segunda vez en menos de diez días, me llamaron la atención.

La primera vez era de noche, intentaba probar la cámara en bajas luces y como hay pocos bombillos en la calle, me situé frente al paradero con Erasmo para que me ayudara.  Enseguida una custodio nos llamó y nos dijo que ahí no se puede sacar fotos.  Asentimos y nos alejamos una cuadra intentando respondernos la pregunta clave: ¿por qué?

La segunda ocasión fue esta mañana cuando admiraba el jardín.  También en buena forma, otra custodio me pidió que me alejara con la cámara porque esa es una zona estratégica.  Entonces me animé a preguntar ¿por qué es estratégica? y ella no supo explicarme. 

Paradero de noche.

Su jefe, que ya había sido puesto sobre aviso tampoco  contestó mi pregunta, sin embargo, muy amablemente me pidió que le mostrara las fotos que había hecho y luego que, por favor, las borrara.

Accedí de inmediato, quizá por miedo a verme envuelta en algo peor  y me marché.  Aunque dije que era una vecina no me explicaron qué  hace a ese sitio estratégico, como si no tuviera el derecho de decidir sobre lo que me rodea o al menos conocerlo. 

Quizá se trate del combustible almacenado, o de la seguridad de los ómnibus que nos transportan, aunque puedo pensar lo que quiera y me aterro al imaginar algún artefacto nuclear celosamente escondido allá dentro o algún laboratorio para clonar humanos.

Lo que sea, debiera ser de conocimiento popular, para así, entre todos, poder cuidarlo si estamos de acuerdo, o protestar si no lo estamos.  Ahora mismo no tengo a quién dirigirme para que conteste mi pregunta, pero no sé de qué me sorprendo, nadie consultó a los vecinos si estaban de acuerdo con tener un paradero cerca, a pesar del daño medioambiental que esto trae.

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.


2 thoughts on “Zona Estratégica

  • el 2 octubre, 2010 a las 2:51 am
    Permalink

    qué volá iri. yo creo que si desde donde estás tomando la foto es un lugar público no pueden decirte nada. El otro día aquí hubo una feria y yo andaba tirando fotos para ponerlas en mi blog. Cuando voy a tomar una de una tarima pertenecientes, probablemente a africanos, me dice el tipo que no podía sacar fotos, o que en caso de hacerlo debía pagarle 10 euros. Yo le consté que estaba en un lugar público. Tomarle foto a una persona es diferente ante la ley dado los malos usos que se pueden derivar, claro cada país tiene sus leyes, pero a fin de cuentas es occidente. Sin embargo, en tanto que sean objetos no debe de haber ningún inconveniente. Además lo haces desde una posición pública.
    La pregunta aquí es: ¿Qué diferencia existe entre que sean los ojos humanos los que capten la imagen y no la lente de una cámara? Más allá, claro está, de la permanencia de la imagen en un medio determinado.

  • el 2 octubre, 2010 a las 12:29 am
    Permalink

    ¿Pero qué no en la mayoría de los sistemas políticos -decadentes, arcaicos, ineficaces, etc.- los elementos que conforman la burocracia se comportan como los ratones viejos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *