Triple jornada

Irina Echarry

Foto: Byron Motley

HAVANA TIMES — En todo el mundo, y también en nuestro país, la doble jornada laboral de las mujeres es frecuentemente invisibilizada; solo las/os estudiosas/os de género se enfocan en ella, pero a veces algo se les escapa.

Varios talleres de género y masculinidades se celebran durante el año, sin embargo, nada de eso llega a las mujeres y hombres de a pie.

Una sola escena de un día cualquiera corrobora que la situación de las mujeres en el plano emocional, personal es más compleja de lo que pudieran reflejar algunas cifras de maltrato o violencia de género.

Reproduzco una escena para que los/as especialistas analicen y comprendan muchas cosas sobre la relación de pareja en Cuba: la abulia, la dominación sexual masculina, pero sobretodo la doble jornada laboral de la mujer, y hasta una triple.

Escuché la conversación hace unos días en una tienda de la calle Monte. Las dependientas estaban ociosas, la hora del cierre próxima, y comentaban sobre su interminable jornada.

-Hoy cuando llegue tengo que recoger al niño, pasar por el policlínico y luego seguir para la casa.

-Por suerte yo tengo los frijoles hechos, pero no sé qué más inventar…

-Yo haré huevo frito, ya mañana será otro día. Antes de acostarme tengo que lavar la blusa de Rosita que siempre llega encendía; tengo estas piernas que no me dan más. Y por la noche…

Todas dijeron a coro:

-La batalla con papi…porque papi quiere chirri* y yo no.
—–
*Chirri: debe venir del verbo chirrear, que es lo que hace una cama vieja cuando se mueve mucho.

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.


2 thoughts on “Triple jornada

  • el 20 noviembre, 2012 a las 5:19 pm
    Permalink

    Traduccion de google:

    La injusticia principal con las dobles y triples jornadas de trabajo de las mujeres es que las mujeres no son compensados ​​monetariamente por la sociedad por este mismo trabajo necesariamente. Quiero decir, la crianza de los hijos es el trabajo más importante de la sociedad. ¿Por qué entonces no la sociedad dar un estatus profesional de maternidad remunerada, durante ese período de un cuarto de siglo, cuando ella está teniendo, criar y educar a la próxima generación de otra manera?

    Nuestra cooperativa EE.UU. movimiento socialista propone un programa máximo, que incluye parte de la reorientación de los vastos recursos desperdiciados en la máquina de guerra, los intereses de la deuda pública, la burocracia y todo tipo de residuos en el capitalismo monopolista, a los salarios de las futuras madres como a los jefes de los equipos habituales de los padres . Esto significaría que los sueldos reglamentarios para asegurar los gastos de guardería y compensar a la cabeza de los padres para su mano de obra extra.

    Con la profesionalización de la maternidad pagado, el crédito bancario cooperativo para comprar una casa o un automóvil, etc, se podría obtener, tal como se pudo obtener sobre la base de cualquier otro trabajo estable en la economía.

    Pero, por supuesto, estamos hablando aquí de una forma de socialismo que va más allá de la forma monopolista de Estado cubano!

  • el 19 noviembre, 2012 a las 11:30 am
    Permalink

    Toda la razon del mundo en lo que respecta a la doble jornada de trabajo que enfrenta la mujer cubana, pero si el chirreo se le convierte en un problema, entonces deje que su papi lo consiga fuera de la casa y problema resuelto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *