Regalo en la basura

Irina Echarry

Caminaba junto a Erasmo por una acera del Reparto Eléctrico cuando algo llamó nuestra atención. Junto a un tanque de basura un bultico se movía.  Separados de la tierra por unos nailons, ocho cachorritos de perros intentaban fundirse en un solo cuerpo buscando calor, compañía, protección. Tan cerca de la calle y solos era imposible que encontraran nada de eso.

El corazón se nos estrujó al pensar que alguien los había botado.  Imaginamos que la madre estaría desesperada.  Pero… ¿Y si murió?

Nos miramos y sin pensarlo mucho los recogimos y los llevamos para la finquita donde tenemos el vivero.  Desde entonces empezamos a pensar en serio: ¿cómo alimentarlos?

Kiara, una perrita que pertenece a la familia y que ha demostrado ser una buena madre está asumiendo la misión por unos díaas.  Hay que reconocer que no fue por propia inspiración.  Kiara lleva dos meses dando de mamar a tres hijos que demandan bastante de ella, aunque el ultimo que le quedaba también ha encontrado dueño.

Sumarle ocho más, a pesar del alivio que significa para los perritos, crea un gran disgusto en nosotros pues Kiara no está tan fuerte ni hay tan buena alimentación que darle.  Por supuesto, el próximo paso fue buscar comida para la perra. Y también decidimos ayudarla dándole algunas tomas a los bebés con jeringuillas para que poco a poco se vayan acostumbrando.  No contaré los trabajos que pasamos para conseguir la leche en polvo o la jeringuilla porque los protagonistas son los cachorritos.

Una tarde-noche, bajamos al vivero a buscarlos y estaban cubiertos de unas moscas verdes que depositaban sus huevitos sobre ellos.  Nadie tenía que decirnos que eso los podía matar, están muy indefensos todavía.  En el alboroto de espantar las moscas, quitarle los huevitos de encima y darles algo de leche contamos solo 7 perritos.  Angustiados, buscamos en la oscuridad que ya cubría el cielo y no encontramos al infeliz que faltaba.

Los metimos en una cajita y decidimos subirlos para la casa.  La tristeza se apoderó de nosotros, ¿cómo habrá muerto? ¿dónde estará? ¿se salvarán los otros?  Mientras les pasaba un cepillito por los cuerpos para eliminar cualquier resto de basura, fue que descubrí que estaban los ocho. La desesperación nos había hecho contar mal.

Luego, la sacrificada Kiara les dió la leche y a dormir.  Aunque cada vez se muestra más maternal: los lame, les da la leche, los cuida un poco, pronto Kiara no podrá seguir ayudándonos, cuando se quede sin leche.

Los cachorros han sobrevivido una semana.  Si a alguien le interesa uno, puede contactarnos.  La realidad es que no podemos quedarnos con ellos cuando crezcan, necesitamos encontrar gente buena que nos ayude.  Les enseñaremos a dar la pata y a ser graciosos, pero aún debemos esperar a que abran los ojos.

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.


5 thoughts on “Regalo en la basura

  • el 6 octubre, 2010 a las 2:54 am
    Permalink

    jajaja, que cómico eso de que les enseñarán a dar la pata y ser graciosos. Pues se me ocurre una solución pero no es del todo buena. Si se crea con el dinero público unas perreras donde recoger los perros callejeros se evitarán no sólo que mueran sino también otras cuestiones. Pero la parte mala es que le quitaremos la libertad a esos animales. ¿Por qué? por darle comida. Habría que interrogar a cada perro a recoger pero dudo mucho que contesten lo que prefieren. un saludo

  • el 13 septiembre, 2010 a las 4:35 pm
    Permalink

    Diego, la insensibilidad y la indolencia no se curan de un día para otro. En nuestra Cuba no existe una Ley de Protección a los Animales, solo oraganizaciones y personas aisladas que se preocupan por ellos. No somos la “gran masa”, pero tampoco somos minoría los que queremos ayudarlos, solo que estamos muy desorganizados. Gracias por tu comentario. Irina.

  • el 13 septiembre, 2010 a las 10:50 am
    Permalink

    Cuando leo o escucho historias similies de abandono de animales, siempre me viene un golpe de rabia y tristeza, rabia por la crueldad y falta de sentido comun que tienen algunas personas a cometer tales actos y tristeza por estas pobres criaturas que dependen de nosotros para sobrevivir.
    En estos momentos no vivo en Cuba , pero cuando vivia alla y vivia cosas similes a la que has vivido tu Irina me pasaba dias con una tristeza inmensa y trataba de buscar soluciones para educar a las personas a que no cometieran tales actos, ahora vivo en Italia y aunque se piense que por ser un pais del 1 primer mundo cosas como esas no sucedan, el otro dia escuchando la radio , supe que hay alguna personas que abandonan sus perros en la carretera principal, pero hay una ley que condena tales actos, con multas de hasta 10 mil euros o con 1 ano de prision, a veces me pregunto : tenemos que llegar a tomar medidas como esas para que las personas recapaciten antes de abandonar a un animal ??
    Que podemos hacer en Cuba para que las personas sean mas responsables a la hora de tomar una mascota ?
    Lo siento mucho por los cachoritos que han muerto :(
    Y mis saludos a Kiara :)
    saludos a ti tambien Irina

  • el 13 septiembre, 2010 a las 12:37 am
    Permalink

    Gracias Angélica, por brindarnos su ayuda. Lamentablemente solo queda un cachorrito (varón) y a cada rato sufre un paro respiratorio. Los bebés se han ido muriendo poco a poco, nosotro estamos muy tristes con eso. Pero lo tendremos en cuenta para la próxima, siempre aparecen animalitos necesitados. Saludos, Irina.

  • el 12 septiembre, 2010 a las 2:02 am
    Permalink

    de donde son ¿?
    esque yo quiero uno pero como hago para comunicarme con ustedes si soy de los angeles ¿?
    nesecito una hembra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *