¿Qué hace Ahmadineyad en Cuba?

Irina Echarry

El presidente Ahmadineyad y Fidel Castro en La Havana. Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES, 15 ene — Mucha gente se hace esa pregunta. Incluso, recibí dos llamadas invitándome a protestar por su visita. Una llegó tarde, ya el iraní estaba despegando de suelo cubano. Y la otra, la persona que la hizo se arrepintió, diciendo que no valía la pena y solo levantaría sospechas sobre nosotras.

A mí, que no me gusta llamar la atención y que además soy miedosa, no me animó lo de pasear las calles con carteles, pero tampoco me gustó la visita de uno de los presidentes que más presos de conciencia tiene y que más penas de muerte ejecuta en su país.

Intento ser tolerante, comprendo que hay protocolos que cumplir, sobre todo entre gobiernos, pero de ahí a que lo premien. Eso sí que no lo entiendo.

Ahmadineyad llegó a Cuba haciendo el símbolo de victoria con los dedos, sonriendo, quizá satisfecho de tener tantos/as prisioneros/as políticos, condenar a la horca o a la lapidación a tantos/as homosexuales, conversos/as al cristianismo y miles de mujeres (estas últimas incluso solo por supuesta infidelidad.

Ya sé que vivimos culturas diferentes, y precisamente por eso no debemos juzgarlo ni para bien ni para mal.

Sin embargo, el gobierno cubano le abre las puertas, le otorga el título Honoris Causa en Ciencias Políticas y además le da la palabra.

Entonces debemos escuchar su ironía cuando hace alusión a un nuevo orden mundial basado en la justicia y en el respeto a todos los seres humanos.

No sé si es cierto que Irán produce uranio empobrecido al 20 %, tampoco sé si el pueblo iraní aprueba el desarrollo del programa nuclear del país.

Pude haberme enterado de algo a propósito de su visita, pero en la prensa nacional sólo se dijo que es antimperialista y que piensa que el sistema capitalista está en decadencia.

Intento imaginar qué vino a hacer aquí, a un país donde por suerte ya hace unos años que no se ejecuta a nadie.

No me explico cómo el gobierno cubano que está abogando por cambios de mentalidad, (supuestamente para avanzar, prosperar, mejorar), recibe a un hombre con una política tan retrógrada, antifeminista, homofóbica, antiambientalista y belicista.

No entiendo, creo que me estoy perdiendo algo y no sé si algún día me entere.

 

 

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.

Irina Echarry has 203 posts and counting. See all posts by Irina Echarry

7 thoughts on “¿Qué hace Ahmadineyad en Cuba?

  • Disculpa, Jorge, pero no estaba hablando de música o cocina iraní, hablaba del derecho a la vida, del derecho a disentir. Eso se debe respetar en cualquier cultura. En la nuestra también.

  • Mira que he leido porqueria por esta visita. Por favor, respeten las demas culturas, sus formas de pensar y actuar. A nosotros los cubanos, no nos gusta que desvirtuen nuestra cultura. Es como prohibirnos a escuchar Son o bolero, o dejar de comer arroz con frijoles. por que no respetamos? Se dan cuenta todos los que escriben anterior a mi, que pecamos de lo mismo, hablamos de los otros pero de nos nada. Pido respeto a las diversas culturas. No somos nadie para criticar que hacen con los homosexuales, o con las mujeres o si profesan esto o lo otro. Son culturas que ni Cuba existia cuando ya eran poderosas. Por favor, piensen antes de hablar.

  • Ahmadineyad es un fascista disfrazado de musulmán que quiere conseguir la bomba atómica, ahorca a los homosexuales y lapida a las mujeres.

    Lo normal sería recibirle con unas cuantas pancartas expresándole lo que opinan los cubanos sobre él. Así le sucede en casi todo el mundo … menos en Cuba que es un país algo especial.

  • La certeza de que Cuba no es su gobierno, sino su gente, es lo único que me ha salvado en estos días de sentir verguenza como cubano por la visita de ese siniestro personaje y el trato que le han dispensado en nuestro país. Si las encuestas de opinión que se hacen en todas partes del mundo se pudieran hacer también en nuestra isla, seguramente comprobaríamos que la inmensa mayoría no hubiera querido que ese señor manchara el suelo que pisó. El gobierno que se ha apropiado de nuestra patria ha hecho uso una vez más de su ¨derecho¨ a insultar a los cubanos concediendo honores a otro tirano. La historia, por generosa que sea, no los podrá absolver.

  • La idea de orden mundial siempre ha tendido flancos, sectas, digamos, que bien comulgan en un ideal económico o al menos disienten de otro, en este aspecto la conformación de grupos supone una estrategia de supervivencia ante el aniquilamiento por parte del de enfrente. El llamado RIC aún no se consolida con la fortaleza que se espera, pero va en ese camino, mientras tanto los gringos siguen haciendo la farsa del débil que se pone brabucón para demostrar el poder del que carece. Su liga con los europeos aún no se revienta y eso supone un emparentamiento con lo cual deja vulnerables a un gran número de países del orbe, incluyase Irán ahí, país del que no únicamente se pretende el petróleo sino mayormente el gas, y aún más su privilegiada situación geográfica. Que veas con desagrado el besamanos a uno de los posibles surtidores de combustible a la Isla me parece bien, que denotes la poquísima calidad humana de estos seres rastreros me parece bien, que enlistes la cantidad de acciones en contra de los derechos humanos por parte de estos animales, me parece excelente; lo que me causa rareza es que te parezca extraño que se aparezca por acá este sujeto en afán proselitista tratando de consolidar un respaldo de “países chiquitos” para llegar con esa baraja ante los rusos y negociar el ansiado respaldo.

  • Jajajaja….cuba solo cumple una premisa de la politica mundial,el enemigo de mi enemigo es mi amigo…jajajaja…..

  • Otro “amigo incómodo”, como Noriega, como Gaddafi.. .Me recuerda a Fujimori, saliendo de Cuba en 1999 con un honoris causa en Ciencias Agrícolas bajo el brazo. No sé si habrá conservado el galardón entre rejas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *