Pasaportes

Irina Echarry

Playa de Cuba. foto: Caridad

En cualquier país del mundo viajar tiene la connotación que merece: permite conocer nuevas geografías, gente distinta. Incluso, muchos viajan para trabajar y mejorar su situación económica.

Atrás queda la familia, los amigos, el sitio donde creció la persona. Desde el momento de la partida, la nostalgia se apropia de la gente (de los que se van y de los que se quedan) de tal manera que nada parece compensar la lejanía.

En Cuba apenas unos privilegiados viajan. Están los que dirigen el país y tienen el poder de entrar y salir cuando desean. Otro grupo es el de los que tienen familiares en el extranjero y van a visitarlos.

A algunos el Estado no les da permiso para salir del país por alguna “secreta” razón (aunque nunca lo dicen, todo el mundo sabe que esta negativa depende del historial de cada uno: los que piensan distinto al gobierno son castigados así).

Y otro grupo es el que sale por vía estatal, o sea, por el centro de trabajo. Este es el caso de una amiga que ahora está de viaje. El centro de trabajo (o quien decide ese asunto de la salida y la entrada al pais) dispuso su partida por unos meses. Es una amiga de muchos años, hemos pasado buenos y difíciles momentos.

Pero cada vez que le digo a alguien lo triste que estoy con su ausencia, la respuesta no se hace esperar: ¡qué bueno, ahora podrá resolver!, ¿por qué estás triste?

“Resolver” es una palabra que encierra muchas cosas, pero todas son materiales. Es cierto que cuando alguien viaja de esa manera tiene la oportunidad de, con el dinero que le da el Estado, saldar algunas deudas pendientes consigo mismo como ser humano.

Esto puede ser desde comer chucherías que nos están prohibidas por “el bloqueo” y la escasez, calzarse y vestirse como desea, adquirir libros que aquí no se encuentran, hasta comprarse una computadora (que aunque ya las venden en las tiendas hay que pagarlas en CUCs y los trabajadores cubanos cobran su salario bajo en pesos (MN), es decir también están prohibidas para la mayoría).

Lo más triste es que eso de “resolver” sucede cuando otro lo dispone. No está en nuestras manos determinar cuándo queremos o necesitamos resolver las cosas, ni por cuanto tiempo. Si a eso le sumamos lo más importante y que casi nadie menciona que es la ausencia de la amiga, amigo o familiar, la situación no es como para alegrarse.

Muy pocos piensan que mi amiga estará expuesta a situaciones de violencia a las que no estamos acostumbrados en Cuba. Aquí conocemos otros tipos de violencia, pero es raro sentir disparos en plena calle, ver niños trabajando para subsistir, o sentir inseguridad extrema al regresar del trabajo caminando por la ciudad.

Muy pocos se preguntan si mi amiga quería salir ahora, si su estado emocional resistirá el cambio, si dejó asuntos pendientes por acá.

Lo que cuenta es que ella es una de las pocas privilegiadas que alguien decidió que podía viajar. Y hay que aprovecharlo. En fin de cuentas ella (como todos) tiene muchas cosas que “resolver.”

Habrá que resignarse al correo virtual para saber de su vida. Ah, y a los diarios que publique en Havana Times.

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.

4 comentarios sobre “Pasaportes

  • qué volá iri, bueno no sé en que país estará tu amiga, pero al menos aquí en la parte del imperio español en que vivo no hay violencia, yo aquí ando de madrugada por la calle con más seguridad que en muchos lugares de cuba, a veces en cuba se exagera un poco sobre la violencia, al menos aquí no hay tanta.
    Ahora sobre lo de viajar: bueno dejáme decirte que son los paises de destino quienes te niegan la visa, es decir a la mayoría de los cubanos inmigración y extranjería les dá el permiso de salida, son irina, las embajadas las que no dan la visa, por eje, ahora para viajar de españa a USA hay que pedir visa, antes no era así, pero para viajar de ecuador a españa hay que pedir visa, en este último caso casi siempre no la dan, la relación de aprobación viene siendo esta: paises con similar status, y de países ricos a países menos ricos, pero casi nunca al revés. en fin iri, a algunos le negarán el permiso de salida pero en reducidos casos.
    bueno ya me doy la…

    Respuesta
  • luismi, amor, ¿nunca has escuchado el dicho de que “el que mucho habla mucho yerra”?
    la amiga que está fuera de Cuba…y de tu burbuja

    Respuesta
  • Irina:
    Presentas el caso de Cuba como si fuera único en el mundo.
    Según tú: “En Cuba apenas unos privilegiados viajan”, pero según el Informe sobre Desarrollo Humano 2009. Superando barreras: Movilidad y desarrollo humanos (publicado por el PNUD), en los ultimos 50 años el porcentaje de migrantes internacionales se ha mantenido alrededor del 3% de la población mundial. Como ves, en todo el mundo es un privilegio viajar.
    También presentas los impedimentos o dificultades en Cuba para viajar al exterior como si fuesen únicos en el mundo. Sin embargo como dice el PNUD: “quienes desean migrar se tropiezan cada vez con más obstáculos erigidos por los gobiernos para evitar el desplazamiento.” Por ejemplo, “En uno de cada 10 países, el costo del pasaporte es superior al 10% del ingreso per cápita.” Y con relación a los viajes dentro de cada país: “no deja de sorprender la gra cantidad de gobiernos (alrededor de un tercio) que en la
    práctica restringen el movimiento…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Abandonado, Vega Alta, Puerto Rico. Por Bronya Clyde (Puerto Rico). Cámera: Cell phone Motorola 4G

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com