Herencia maldita

Irina Echarry

ilustración por Onel.
ilustración por Onel.

HAVANA TIMES — Transcurría 1967 cuando mis padres se casaron; poco tiempo después ya tenían dos hijos y trabajo estable como profesionales, solo faltaba un techo propio.

Generaba una actividad constante vivir en hoteles baratos. Lo peor era la angustia: la calma proporcionada por el alquiler era efímera, estaba prohibido permanecer más de 15 días en una misma habitación. Llegado el momento, debían aguardar en el lobby del hotel con todos los bultos y los dos niños; mientras mi madre esperaba la noticia de otra habitación disponible, mi padre recorría algunos hoteles cercanos averiguando, por si tenían que abandonar ese.

La situación duró casi un lustro, hasta que al fin nos mudamos para Alamar.

Cuarenta y cinco años después, una fecha en que mi madre pensaba estar tranquila, supo que su hijo estaba viviendo alquilado. Problemas con la suegra dieron el impulso necesario para salir a probar suerte. No había otra opción. En mi apartamento (él, la esposa y su hija), hubieran tenido que compartir el cuarto conmigo.

Una profunda depresión afloró en mi madre, recordaba su época de zozobra por una vivienda y la esperanza de que todo iría mejor para su prole. Con el histrionismo que la caracteriza se lamentaba: “he dejado una herencia maldita a mi hijo”.

En la actualidad, buscar alquiler sigue siendo una odisea; encontrar uno asequible al bolsillo de un trabajador que vive de su salario, es más engorroso todavía. Mi hermano y su familia demoraron tres semanas en la búsqueda —no fue una tarea fácil pues querían seguir viviendo en el mismo reparto, al fin pudieron trasladar sus bultos a un apartamento con terraza, cerca de la escuela de la niña.

En los años en que mis padres vivían alquilados los sueldos eran mucho más bajos que ahora: entre los dos ganaban 500 pesos, y las habitaciones en los hoteles costaban tres, cuatro, seis pesos la noche. Si querían pasar un fin de semana más placentero reservaban en el Habana Libre o el Nacional pagando 10 pesos por cada noche.

Después los sueldos aumentaron. Mi hermano y la esposa en el momento del alquiler, ganaban cada uno un poco más de 500 pesos y alguna migaja en divisas, más la venta en días alternos de las meriendas (un sándwich y una lata de refresco que venden a 15 pesos). Los alquileres más baratos oscilan entre 40 y 50 cuc (entre 1000 y 1200 pesos) mensuales.

Restringiéndose de cualquier cosa superflua, durante un año gozaron del placer de un espacio privado, un sitio donde podían hacer lo que les diera la gana sin rendir cuentas a nadie, pero con el corazón en la boca cada principio de mes; pasaban todo el tiempo sacando cuentas. Él hizo papas rellenas y ella creó lindas carteras de tela, sin embargo, la ilusión llegó a su fin. Hubo una reconciliación forzosa con la suegra porque la situación era insostenible… y de nuevo pa la casa a vivir todos junticos.

Los problemas de convivencia persisten, aunque en menor escala. La mezcla de varias generaciones bajo un mismo techo siempre provoca conflictos.

Hace dos meses la esposa de mi hermano dejó el trabajo estatal y se unió a una cooperativa de construcción donde gana 100 cuc mensuales. Pudieran estar más relajados, pero el dilema continúa: ¿se alquilan de nuevo y gastan en eso la mitad de un sueldo? ¿Aguantan unos años y reúnen dinero para comprar algo propio? ¿Cuál de las dos variantes es mejor? El alquiler sería inmediato, solo cuestión de días; para la compra tendrían que esperar varios años, muchos, en caso de que lograsen reunir los 50 cuc cada mes.

Pensando en eso pasan los días y lo único que sacan en claro es que soñar no cuesta nada, pero dormir tranquilos… mucho.

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.


29 thoughts on “Herencia maldita

  • el 23 enero, 2015 a las 2:38 am
    Permalink

    José, leiste mal. La tasa de suicidio en Cuba es de 12.3 suicidios por cien mil personas y año. Lo cual supone la centésima parte de tu cifra: unos 1.350 muertos al año. Cuba tiene la tasa de suicidio más alta de su hemisferio.

  • el 22 enero, 2015 a las 6:02 pm
    Permalink

    Eduardo,

    España tiene un parque de unos 30 millones de viviendas con una población de unos 45 millones de personas. Es decir, hay más de una vivienda cada dos habitantes. En España anualmente se construyen entre 200 mil y 850 mil viviendas. En el pico de la burbuja inmobiliaria en España se construyeron 850.000 viviendas.

    Ya se que en Grama te dirán que miles de familias en España se están quedando sin casa, pero resulta que el 36% de las familias españolas poseen una segunda vivienda además de la habitual:

    http://cincodias.com/cincodias/2014/02/14/economia/1392409934_930410.html

    En contrapartida en Cuba, con 11 millones de habitantes apenas se construyen 25 mil viviendas anuales. Es obvio que Cuba tiene un problema de la vivienda mucho mayor que España.

  • el 22 enero, 2015 a las 12:40 pm
    Permalink

    Buenas, soy universitario y Concuerdo con Eduardo..el problema de la vivienda es global,he hablado con personas de todo el mundo,incluso chinos..el mundo de hoy enfrenta muchos desafios con respecto a este tema.
    Gabriel,no se de donde sacas tus datos,pero si la tasa de suicidios en cuba fuera de 12.3 cada mil personas fueran aproximadamente 135.300 muertos.Creo q seria un caos..en cuba.
    QUE NADIE OLVIDE Q MAS DEL 50% DE LAS VIVIENDAS EN CUBA FUERON DADAS AL PUEBLO TOTALMENTE GRATIS DESPUES DE TRIUNFO DE LA REVOLUCION..
    No critico a nadie,todos ustedes deben tener sus razones para hablar, pero yo soy CUBANO y mi deber es defender lo q soy y lo que tengo aunque sea poco.
    En cuba hoy, el porciento de personas q son dueῆos de sus casas es superior al de Canada..

  • el 22 enero, 2015 a las 11:19 am
    Permalink

    [email protected]…entiendo todo eso….lo que no puedo entender es que algunos comentaristas aqui traten de pintarnos un paraiso que todos saben que no existe y mas en el tema de la vivienda….le dan los bancos creditos para vivienda a todo el que lo solicita???….te prestan la cantidad que pides o lo que ellos creen que puedes pagar???….es cierto o no que de lo que te prestan se cobran los gastos de manejo de credito,investigacion,papeleo y etc,etc???…..es cierto o no que ,contando los intereses ,terminas pagando casi el doble de lo que te prestaron???….el problema de la vivienda es un problema global y millones de personas en todo el mundo no pueden darse el lujo de poder llegar a tener o intentar pagar una casa propia…entonces porque el engaño ese de decir que cuando cuba sea “libre” ya todos van a tener creditos y casas cuando ni en los usa pasa eso…hablemos claro y sin mentiras y nos entenderemos mejor….

  • el 22 enero, 2015 a las 9:34 am
    Permalink

    Uno de los panelistas comentando sobre los problemas de la vivienda, se refirio a que la situacion del fondo habitacional era totalmente caotico, no se construian las necesarias y las existentes se caian en pedazos por falta de matenimiento en………………………………………… chhhhhhhhhhiiiiiiiiipre.

  • el 22 enero, 2015 a las 7:54 am
    Permalink

    EDUARDO eso dependerá de que la Ley de Hipotecas lo permita.

    En mi caso tengo hipoteca a 15 años. Cuando me atraso un mes me ponen un recargo y ya. Para sacarme tendría que dejar de pagar como seis meses y el banco entonces llevarme a juicio. Ellos prefieren refinanciar. Y yo preferiría vender e irme a una casa mas barata que pueda pagar.

    Existe el concepto de area liquida” que es la parte porcentual que ya es tuya dependiendo de lo que has pagado entre abono inicial y letras. En mi caso el área liquida va por el 60 ℅

    Si el banco llegara a quitarme la casa tendría que venderla y partir conmigo al 60 %

    Si yo me muero el seguro cancela la deuda y mis hijos quedan con la casa libre de deudas.

    Al final todo se resume a lo legal.

  • el 22 enero, 2015 a las 3:19 am
    Permalink

    Eduardo, tengo una hipoteca en España y estoy pagando un 1.5% de interés. Si me das un correo electrónico escaseo el último pago y te lo mando.

  • el 21 enero, 2015 a las 3:47 pm
    Permalink

    …..el gobierno cubano ,al que para tu desgracia no solo yo apoyo,ha cumplido muchas de las aspiraciones de millones de cubanos…de no ser asi no hubiera durado tanto…si analizas esto con razonamiento justo e inteligente tu mismo llegaras a esa repuesta logica….

  • el 21 enero, 2015 a las 1:42 pm
    Permalink

    Hasta Neverland tenia hipoteca, y eso que MJ ganaba muchísimo mas que el comun de los mortales.

  • el 21 enero, 2015 a las 10:34 am
    Permalink

    …..gabriel….como me rei leyendo tu comentario….se ve que el granma no es el unico que le mete a la ficcion…creo que fueron 2 o 3 las personas que se suicidaron antes de ser desalojadas y la cosa no paso a mayores por la intervencion del gobierno que controlo los abusos de los bancos ….segun he visto creo que los parados en españa estan cerca de los 5 millones…hasta con esa exagerada cifra de 300 mil que tu dices…cuantos años se demoraran algunos en encontrar empleo imaginando que nadie mas lo pierda???…otras cosas me parecieron de programa comico….que un banco te de un prestamo con 1,5 % de interes….ni el banco del juego de monopolio te dan eso…..casas gratis para gente sin recursos???….que chistoso eres….

  • el 21 enero, 2015 a las 8:15 am
    Permalink

    Leyendo el texto y las diversas intervenciones, se puede decir que los delegados de cada barrio no hacían llegar las quejas y los problemas urgentes de la población cubana al “glorioso” Comité Central del Partido Comunista cubano!

    Una cierta sinvergüenzura mutua y compartida se respira en el aire isleño. No cabe duda!

    Sería, entonces, demasiado pedir que alguien no sé, un militante o un universitario, un profesor, se haya preguntado si el marxismo utilizado en Cuba era el producto ideológico de la contrarrevolución estalinista operada desde Moscú y la III Internacional desde 1926? Sí, porque un tal lavado de cerebro no se puede entender sino a través de una gigantesca estafa y tergiversación de los postulados marxistas que llevó a la horca y el paredón a centenas de militantes de la vieja guardia bolchevique.

    Durante mas de 50 años nadie pudo levantarse de su apoltronado asiento en los Congresos para promover y hacer algo por la resolución de estos problemas? Todavía se le puede acusar de traidor a todo aquel que salia de Cuba para no morirse de pena y miseria o podrirse en la cárcel por haber abierto la boca? Y por qué se les decía “gusanos”?

  • el 21 enero, 2015 a las 7:47 am
    Permalink

    Eduardo (19 enero 2015 a las 18:59) y Gabriel (20 enero 2015 a las 11:11), piensan en un “american dream” a la cubana. Hoy, en los Estados Unidos de América este sueño ha tomado boga en la incertidumbre: con la crisis de subprimes o hipotecas salvajes, unos cuantos millones fueron desalojados y hoy viven en la calle como parias.

    Es cierto que en este ultimo año el capitalismo estadounidense se ha recuperado y respira un poco mejor. Pero hay que desconfiar de las apariencias, en plena convalescencia, y esto podra mejorar un poco la suerte de estos parias y quiza en parte podran recuperar sus viviendas… hasta una nueva crisis que otros indicativos mas alla del PIB y las exportaciones, un superavit petrolero, comienzan a sonar las alarmas, esto es, el capitalismo mundial corre de nuevo y a todo galope a otra gran crisis internacional quiza peor que la vivida desde 2008.

    Por cierto que no estaria demas volver a leer o descubrir el “problema de la vivienda” de engelsiana memoria…

  • el 21 enero, 2015 a las 6:02 am
    Permalink

    Revolucionario Eduardo:

    Este problema que padece hoy el 90% del pueblo cubano, no era unos de los compromisos de tu comandante, reflejado en el alegato “La historia me absolverá”….? El gobierno de Cuba, al que tu apoyas, no ha cumplido ni uno solo de sus compromisos con el pueblo. por favor si no es así podría usted demostrar en cual me equivoco, y por favor absténgase de mencionar el sistema Insalubre Cubano (sin médicos ni recursos, a no ser que se atienda en el Cimeq o el la clinica Koly) y la educación denigrante con sus maestros emergentes sin ningún tipo de vocación ni preparación. En espera de sus comentarios. Le saludo afectuosa mente. Uno que no coincide con Usted

  • el 21 enero, 2015 a las 4:35 am
    Permalink

    Desde luego, pero ahora mismo en Cuba la gente sólo tiene el recurso de pagar en efectivo al adquirir un inmueble. Y esto es más evidente aún con los alquileres. Cuando he alquilado en La Habana, al día siguiente tengo al casero o casera tocándome la puerta para que le suelte la magua… Y nada de tarjeticas, ni bonos…cash, cash…”Nadie quier a nadie, se acabó el querer…” jaja

  • el 21 enero, 2015 a las 2:36 am
    Permalink

    Eduardo, en contra de la idea general la tasa de suicidio en España es bastante menor que la de Cuba. Concretamente según la OMS, en España se producen 8.2 suicidios por cien mil habitantes el año, mientras que en Cuba se producen 12.3.

    En estos momentos en España se pueden conseguir hipotecas pagando solo un 1.5% de interés. Además los precios de la vivienda no dejan de bajar, de modo que nunca fue tan fácil el acceso a la vivienda. Además estamos con inflación negativa, con lo que los sueldos cada año permiten más capacidad de compra. Y esto mientras se están creando más de 300.000 empleos al año y la economía está creciendo más que ninguno de nuestros vecinos. La durísima crisis se está superando.

    Por otra parte, como herencia de esa crisis nos encontramos con un gran número de familias incapaces de pagar las hipotecas que adquirieron calculando mal el esfuerzo que tendrían que dedicar a pagarlas. Pero hay que añadir que eso de quedarse sin casa no es como lo pintan en Granma. Quién pierde la casa normalmente recupera una buena cantidad de dinero. Supongamos que no puedes pagar la hipoteca. Para empezar tienes un plazo de unos dos años para conseguir el dinero. Supongamos que te hipotecaste por 200.000 euros y ya has pagado 100.000 euros. Te quitan la casa y sale a subasta pública. Si la casa se vende por 200.000 euros, el banco te devuelve los 100.000 euros que ya has pagado y se queda con los 100.000 de diferencia. Pero lo más importante es que no te quedas en la calle como dicen en Granma, sino que tienes que alquilar una vivienda, con unos alquileres que están en bajos históricos. Hay ayuntamientos rurales cerca de donde vivo con una gran despoblación donde literalmente te dejan la casa gratis solo porque te vas a vivir allí. Naturalmente si no puedes pagar un alquiler, hay viviendas gratuitas para gente sin recursos.

  • el 21 enero, 2015 a las 2:02 am
    Permalink

    Perdón, Irina; pero tu madre está totalmente equivocada. Eso no es “herencia maldita”. Eso es se llama gobierno y sistema político inoperantes e inservibles, porque no les pueden garantizar a sus ciudadanos una casa modesta, por supuesto, pagándola ellos mismos con el fruto de su trabajo.

  • el 20 enero, 2015 a las 5:52 pm
    Permalink

    ….y si….buena o mala,cayendose o no ,la gran mayoria de las viviendas en cuba son propiedad de sus habitantes …..

  • el 20 enero, 2015 a las 5:48 pm
    Permalink

    ….gabriel….nos pudieras explicar como es la situacion de la vivienda en españa???….he oido decir que los bancos te ofrecen maravillas que no son tales cuando ya firmaste….tambien he oido decir que algunas personas hasta se suicidaron cuando llego el banco a desalojarlos de la casa o departamento que ya no podian pagar….dicen que el problema era tan grave que hasta el gobierno tuvo que intervenir….nos cuentas algo de eso y como se podra evitar que en cuba pase lo mismo???….

  • el 20 enero, 2015 a las 12:15 pm
    Permalink

    Sorprende la cantidad de gente que según el gobierno es dueña de su vivienda. Siempre he tenido la duda si yo seré dueña de la casa de mi abuelita.

  • el 20 enero, 2015 a las 12:13 pm
    Permalink

    Mientras llegan esos tiempos hay que seguir agregado en casa de los suegros, si es que sobrevive el matrimonio en 15 años cuando completen el ahorro ya las casas valen más.

    Y se les fue la vida en eso.

  • el 20 enero, 2015 a las 12:09 pm
    Permalink

    Isidro no se trata solo de salario. Comprar casa para la mayoría de la gente implica hipoteca porque muy picas personas disponen del cash para pagar casa al contado.

  • el 20 enero, 2015 a las 11:11 am
    Permalink

    Eduardo,

    En la Cuba libre del futuro existirán bancos que darán préstamos hipotecarios avalados por las viviendas. Y como en todo el mundo, firmar una hipoteca será una de las decisiones más importantes en la vida de una persona, una decisión que los cubanos tendrán que tomar con mucho cuidado teniendo en cuenta el dinero que podrán separar para pagar la hipoteca.

    Eso permitirá en el 98% de los casos que los cubanos se hagan dueños de una vivienda, y, naturalmente quedará un 2% de casos de familias que no serán capaces de pagar la hipoteca y se quedarán sin casa; lo cual será mucho mejor que la situación actual.

  • el 20 enero, 2015 a las 7:48 am
    Permalink

    Yo seria mas optimista el salario medio debe ser mas o menos equivalente al GDP per capita. Por lo que el salario promedio debería estar entre 6 y 10 dólares y algunos tendrán salarios aún mayores. Para esto el gobierno debe evadir convertirse en intermediario y llevándose la tajada de León que siempre toma del salario de cada cubano.
    Una contabilidad clara y totalmente pública de los gastos del estado es necesaria. Los servicios sociales salud y educación pueden pagarse vía seguros o como impuesto. Pero es importante ver el costo de estos servicios y sus trabajadores si forman parte de la nómina estatal deben ser compensados con salarios similares a otras naciones para poder mantener el personal calificado y incentivo a estos trabajos que son absolutamente necesarios. Eventualmente permitiendo sector privado en la educación y la salud también.

  • el 20 enero, 2015 a las 6:00 am
    Permalink

    Iri:

    Con las casas y los alquileres ocurre lo mismo que con casi todo en Cuba: mientras no haya salarios más altos, nada se arreglará. Atreviéndome a ser optimista, opto por pensar que el pronto advenimiento de esos billetes de a mil presagian la llegada de sueldos de más de cinco mil CUP mensuales a la brevedad. En fin, soñar no cuesta…

  • el 19 enero, 2015 a las 6:59 pm
    Permalink

    ….en unos pocos años cuba sera diferente….las constructoras haran casas a muy bajo precio y los bancos daran prestamos a tan bajos intereses y con tantas facilidades de pago que pareceria que te regalan el dinero…si por una lamentable casualidad no puedes seguir pagando tu prestamo no te sacaran de la casa,esperaran pacientemente a que les puedas volver a pagar a pagar sin penalizarte por dejar de pagar…mientras esos tiempos maravillosos llegan no hay nada mejor que ahorrar por muy poco que se pueda….

  • el 19 enero, 2015 a las 12:51 pm
    Permalink

    Ya hay que empezar a pensar en prestamos hipotecarios y avaluos. Son poquisimas las personas que pueden comprar casa cash.

  • el 19 enero, 2015 a las 12:25 pm
    Permalink

    Irina mi consejo es que renten pues asumiendo solo 50 cuc mensuales les tomaría poco mas de 16 años para solo poder guardar 10 mil cuc y aun sin contar con la incertidumbre que tan largo periodo produce. En menos de 5 años Cuba probablemente será muy diferente a la Cuba de hoy y quizás puedan más fácilmente lograr sus sueños.

  • el 19 enero, 2015 a las 11:55 am
    Permalink

    Cuba tiene un problema gravísimo de vivienda porque no se construye casi nada y las viviendas terminan cayéndose. Es urgentísimo construir más, bajo el peligro de que los cubanos tengan que terminar viviendo en cuevas.

    El problema es que se trata de un asunto que solo se resolverá cuando finalice la revolución y se legalicen las empresas privadas capaces de construir las casas. Eso no solo implica a las propias empresas constructoras sino a bancos que den crédito y redes comerciales que suministren material de construcción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *