El machismo sigue matando en Cuba

Irina Echarry

Leydi Laura García

HAVANA TIMES – Leydi Laura García Lugo vivía en La Esperanza, cursaba el cuarto año de la carrera de Medicina en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Solo tenía 24 años y una vida por delante.

Desde el mediodía del sábado 30 de marzo sus familiares y amigos no sabían de ella; había desaparecido en la carretera mientras hacía el viaje de regreso a casa, luego de terminar su guardia en el Hospital Ginecobstétrico Mariana Grajales.

La última vez que alguien supo, estaba por el poblado Los Trompos, intentando parar un transporte que la recogiera. El martes dos de abril, a un costado de la autopista de Ranchuelo, en la misma provincia, encontraron su cuerpo.

La revista independiente Tremenda Nota dio a conocer la noticia en las redes sociales, y el Ministerio del Interior hizo pública una nota donde explica que se “prioriza” una investigación sobre el caso y, una vez esclarecidos los hechos, los resultados se darán a conocer  “a través de los medios de comunicación”.

El revuelo mediático no le devolverá la vida a Leydi Laura, pero servirá para reconocer el verdadero motivo de ese crimen, para pensar mejor la sociedad en que vivimos y hablar sin tapujos de la violencia machista.

Amistades de la muchacha, consternadas, han expresado su dolor en las redes sociales y advertido que su cuerpo fue víctima de violencia extrema. Aún no se confirma si fue violada, las marcas de golpes y del estrangulamiento se pudieron comprobar en un video publicado en internet, realizado en el momento en que hallaron su cadáver.

Cuba no padece la ola de feminicidios que otros países del mundo, pero sí ocurren y no deben minimizarse. Ni siquiera puede hablarse con precisión del tema pues las cifras de asesinatos de mujeres, solo por serlo, no se hacen públicas. No se reconoce el hecho de manera oficial y por lo tanto no se emprenden políticas públicas para erradicarlo.

En abril del año pasado, en Perico, un pueblo de la provincia de Matanzas,  un muchacho prendió fuego a la casa donde supuestamente dormía su ex novia; por suerte ella no estaba, las llamas destruyeron casi todo el caserío. Eso fue reportado simplemente como un incendio más.

Los tiempos han cambiado, antes era más difícil profundizar en estas terribles historias que se trasmitían de boca en boca. Ahora, a través de artículos, comentarios o publicaciones en redes sociales, además de los rumores callejeros, hemos conocido de varios asesinatos de mujeres en Cuba; la mayoría de las veces por sus ex parejas.

Feminicidio. La Prensa Grafica.com

Algunas salen a la luz con nombres y apellidos, otras se quedan en el anonimato y entonces hablamos de “la muchacha de Regla” o “la de San Miguel del Padrón”, o “la recién parida  que apuñalearon en Maternidad Obrera”. 

Así, quienes pretendan registrar las cifras chocarán con muchas dudas y la eterna incertidumbre de no saber hasta dónde es pura ficción morbosa o un hecho real. Otras veces la propia familia no desea divulgar los detalles y hay que respetarlo.

En los últimos tiempos se han conocido nombres: Taimara Gómez Macías (29), de Cárdenas en la provincia de Matanzas a finales del año 2016; Misleydis Gonzáles García (47), en Ciego de Ávila,  2017; Yulismeidys María Loyola Fernández, joven de Sancti Spíritu asesinada en un intento de  violación en 2018. De Cienfuegos: Daylín Najarro Cause (36) y su madre Tomasa Cause Fabat (64), asesinadas el año pasado; antes,  en 2017, otro suceso había roto el silencio sobre el tema en los medios de comunicación oficiales: Leidy Maura Pacheco (18), fue violada y asesinada por tres hombres. El periódico 5 de septiembre no solo dio la noticia sino hizo seguimiento al caso hasta llegar al juicio. Así supimos que dos de los culpables fueron condenados a cadena perpetua y el tercero, a 30 años de cárcel.

Ahora  tocó el turno a Leydi Laura, del barrio La Esperanza, en Remedios,  Villa Clara. Una joven que soñaba con curar, pero ya hemos aprendido que para sanar los cuerpos, debemos curar el alma, y la sociedad toda padece una grave enfermedad que se expresa de diferentes maneras y a veces se solapa entre la cotidianidad: el machismo.

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.

Irina Echarry has 199 posts and counting. See all posts by Irina Echarry

6 thoughts on “El machismo sigue matando en Cuba

  • señor jorge alejandro…tiene usted razon en que la justicia debe ser igual para todos…pero no cree que debe haber alguna diferencia cuando,como es el caso con las mujeres, muchas veces se culpabiliza a las victimas solo por ser mujer???…no ha oido usted ,cuando una mujer es asesinada ,violada o golpeada que seguramente ella se lo busco por andar sola,por salir de noche,por usar ropa corta,por no ser amable con alguien que la acosa o molesta,por ser bonita,por etc,etc???…no ha oido esos comentarios???…y la cosa se pone peor cuando esos comentarios se los hacen autoridades que deben investigar,juzgar y condenar las violaciones a la ley sin importar el genero de las victimas y de los culpables???…y esto no solo ocurre en cuba y es por eso que se hace esa diferencia que a usted tanto le molesta…no le parece???…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *