Cuba, las carnes procesadas y el cáncer

Irina Echarry

Según el nuevo informe, las carnes procesadas y el cigarro comparten la lista del Grupo 1, donde se clasifican como cancerígenos para el ser humano.
Según el nuevo informe, las carnes procesadas y el cigarro comparten la lista del Grupo 1, donde se clasifican como cancerígenos para el ser humano.

HAVANA TIMES — A finales del mes de octubre una noticia recorrió el mundo: la Organización Mundial de la Salud (OMS), teniendo en cuenta el informe de su Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, clasificó las carnes procesadas como cancerígenas para el ser humano, y precisó que las carnes rojas probablemente también lo sean.

En Cuba, hasta donde sabemos, la información no ha sido publicada en la prensa escrita ni se ha dado a conocer por televisión; las dos vías que utiliza el pueblo para mantenerse al tanto de los nuevos acontecimientos. Casi nadie se ha enterado de que este tipo de carnes se asocian con una mayor incidencia del cáncer colorrectal, de estómago, entre otros. Por eso, muy pocos comentan la noticia en las calles y los que lo hacen se manifiestan de manera indiferente. “Todo da cáncer”, “de algo hay que morirse”, son las frases más comunes.

En un país donde la mayoría de las personas no tiene acceso a internet, solo la prensa digital se hizo eco de este importante suceso. ¿Cómo? De manera vaga, sin aterrizar en nuestra realidad cotidiana y pasando por alto las cantidades inmensas de carne procesada que ingiere el pueblo de Cuba. Las carnes rojas podrían preocuparnos un poco menos, pues los precios -en unos casos más que en otros- resultan prohibitivos o un lujo, lo que dificulta su inclusión en la comida diaria.

La actitud del Estado frente al avance del cáncer resulta contradictoria, gasta millones en adelantos biotecnológicos para su cura, y deja de lado la prevención. Otras enfermedades menos mortales reciben una atención excesiva. Cualquiera podría pensar que lo asumen como algo inevitable o solo curable con tratamientos sofisticados.

Si el Ministerio de Salud Pública no se pronuncia, no divulga la nueva investigación científica a través de los medios de prensa nacionales, y no implementa medidas, nadie hará conciencia del problema. La costumbre, las carencias y la falta de conocimientos no son buenas compañeras de viaje.

Ya sea en casa o en la escuela, nuestros adolescentes llevan años consumiendo los llamados perritos o salchichas y la insípida jamonada. Hay quienes no gustan de comer otras cosas, es difícil desacostumbrarse al plato que marcó tu vida durante los años de crecimiento. Para las madres cubanas conseguir un paquete de perritos es sinónimo de tranquilidad.

Gráficos: Erasmo Calzadilla
Gráficos: Erasmo Calzadilla

Cuando en 2002 comenzó la doble sesión en la secundaria básica, se implantó lo que se conoce como “la merienda escolar”, que consiste en pan con perritos o jamonada y yogurt de soya. O sea, gran parte de los jóvenes cubanos está recibiendo una carga importante de productos cancerígenos en su dieta escolar diaria, vía carne procesada y vía glifosato en el yogur de soya (que muy probablemente es transgénica).

Ahora, según el nuevo informe, se calcula que ingerir diariamente 50 gramos de carne procesada aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18 por ciento, siempre que el consumo sea continuo, durante años. La OMS, de acuerdo con estimaciones recientes del Proyecto sobre la Carga Global de Enfermedad (una organización de investigación académica independiente), también declara que cada año cerca de 34 000 muertes por cáncer, en todo el mundo, son atribuibles a dietas que contienen este tipo de carnes.

Es interesante notar que el cáncer intestinal, de estómago, y otros relacionados con las vías digestivas, no está aumentado entre los jóvenes cubanos; sí entre las personas de la tercera edad. Como sabemos, se trata de una enfermedad acumulativa; desde hace rato la tasa de mortalidad (de todas las edades) aumenta exponencialmente.

El año pasado el de intestino fue la segunda causa de muerte por cáncer en el país.

En Cuba, tanto las industrias estatales como las privadas, producen y venden de manera masiva las carnes procesadas; el Estado debe, al menos, informar a la población que las consume sobre las posibles consecuencias. El Ministerio de Salud Pública tiene la responsabilidad de alertar sobre el peligro o, de lo contrario, declarar (con argumentos sólidos) que no hay motivos para alarmarse.

Seguir y compartir:
Pin Share


Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.

Irina Echarry has 216 posts and counting. See all posts by Irina Echarry

25 thoughts on “Cuba, las carnes procesadas y el cáncer

  • La cosa no es tan así, ya rectificaron

  • Atención, se vende jamón hecho por particulares que es puro veneno, cogen una pierna de puerco y en 2 días ya es jamón a base de inyectarle químicos sin control, a ojo de buen cubero. Hace mucho que dejé de comprarlo, y evito las frutas maduradas con químicos.

  • Irina basta no entrar en el panico y comer carne 2 veces a la semana los otros dias de la semana comes pescado y muchos vegetales si no quieres comer carne ningun problema p’q los frijoles tienen las mismas proteinas de la carne

  • No hay dudas que la alimentación con productos procesados y preservados con aditivos químicos es la causa del incremento desmedido del cáncer en Cuba y el mundo. Nadie se escapa de esta pandemia. Yo he visto personalmente como se procesan los jamones y embutidos y mete miedo la metralla química que le adicionan para su preparación.

    Creó que será muy difícil encontrar un informe oficial que diga que la carne roja y otros productos de la industria alimenticia provoca cáncer y deterioran el medio ambiente, destruyendo bosques, contaminando las aguas, erosionando los suelos. Hay demasiados intereses económicos y políticos asociados a estos negocios en todos los países.

    El gran reto personal que tenemos es volvernos de una vez vegetarianos y consumir productos orgánicos frescos producidos localmente. Tenemos suficiente información sobre estos temas. La decisión sobre el tipo de alimentos que consumimos es nuestra.

  • Irina, interesante el artículo y las estadísticas, pero… qué variante alimentaria tiene el cubano de a pie?

  • La cantidad de gente ofendida con esta noticia!….y la cantidad de chistecitos al respecto. Si la OMS dice que tener relaciones sexuales con negrxs, con gente del mismo sexo, con uno mismo o en horarios de mucho sol da cáncer…prepárate! porque vendrá una avalancha de conferencias y cazadores de brujas. Pero lo que más se acerca a la verdad es lo que más vamos a rechazar y más va a incomodarnos. A mi no me gusta particularmente la carne, pero tengo mi debilidad por las comidas dulces, sé que el azúcar es uno de los “alimentos” q alimentan las células cancerígenas…trato de no consumirlo mucho, y no por eso voy a decir ¿y ahora que vamos a comer si todo provoca cáncer? Eso sin contar el derroche de agua y de tierras cultivables que dejan de producir solo para que se críen algunas cabezas de ganado. Claro, en Cuba es otro el asunto; me parece que incluso un pedazo de carne de res no haría tanto daño como tooodos esos inventos de jamonadas y embutidos con colores espeluznantes.

  • Yo no como carne hace más de un quinquenio (literalmente), y no me lo siento. Mis ingresos son más bien bajos, no soy de esos que puede compensar el vegetarianismo comprando variedades exóticas o cantidades exuberantes.
    Y todos los días ando en bicicleta más de 10 kilómetros sin más problemas que el humo de los carros o las carreteras en mal estado.

  • Yo no digo que el fricandel, la pasta de oca, el perro sin tripas, el picadillo de soya, o las croquetas Molotov sean dañinos, porque solo Dios sabe con qué rayos están hechos, pero ¿ahora un filete Mignon, una pal0milla, un boliche, un entrecote, un jamón de jabugo, un prosciutto di Parma son cancerígenos.?

    A otro perro con ese hueso de: “Viva 120 veinte años perdiéndose lo mejor de la vida”. Yo no critico a nadie que se meta solo a comer yerbas: Esa es una OPCIÖN, pero déjenme a mí con mi bistec con papas fritas cada vez que quiera comérmelo (que no es todos los días, porque la misma comida todos los días, aburre); y sobre todo, no me hablen que con ese tonillo de superioridad. Todo es una cuestión de medida y de la calidad de los víveres que se consuman.

    Y, decididamente, hoy por hoy el extremista está que da al pecho, ya sea en el tema de la comida, en el del medio ambiente, en la política o en lo que sea. ¿por qué hay que irse siempre a los extremos? Cuando no es a comer como los anacoretas, es a vivir de nuevo como los taínos, cuando no a resuicitar el neolítico ¿Nadie sabe aquí buscar el punto medio?

  • No es que yo proponga que las personas coman o necesiten comer carne todos los días ni mucho menos, cuando hice la pregunta pensé por ejemplo en el agromercado de 17 y K (Vedado), con los precios que allí están establecidos, también pensé ( y que conste que no soy nutricionista ) que si se aplica la variante de comer huevos pues entonces sube el colesterol; el pescado, que se dice es una de las carnes más sanas, está perdido del mapa, al menos los que tradicionalmente consumían los cubanos. Los embutidos en su preparación contienen sustancias nocivas; la carne roja y de pollo también, como puede ocurrir digamos con las frutas, frijoles,etc. Como bien dice el Bobo la decisión de que tipo de hábitos alimentarios tenemos es nuestra; tal vez la mejor variante sea no exceder en nigún tipo de alimento.

  • No es lo mismo comerse un bistec de una vaca alimentada solo con pasto que otra alimentada con maiz y soya transgenicos mas hormonas y antibioticos, lo mismo pasa con el pollo y el pescado cultivado, como la mayor parte del salmon que se consume en el mundo y cuyo color es artificial, o el pollo y el pavo. No es lo mismo el arroz organico que el sometido a cuanto quimico hay y asi es con todos los alimentos. Acaso hay mas cancer en Argentina porque comen mas carne, o en Alemania por comer muchos embutidos, o en Francia por usar demasiada mantequilla y azucar?. Por que hay mas cancer en USA donde se consume de todo eso en abundancia?. La respuesta esta en la calidad de lo que comes, no el tipo de comida. No es lo mismo un pedazo de carne de cerdo comprado en un mercado barato que otro de un puerco acabado de matar y criado en una finca en el escambray

  • Atanasio y Jorgealejandro, está clarísimo que no es lo mismo un puerco criado en el monte que uno engordado con hormonas, pero los informes de la OMS no hacen esa distinción cuando clasifican a las carnes rojas como probables cancerígenas (grupo 2A) si se abusa de ellas.
    Por otra parte, y cambiando un poco de tema, el dolor y sufrimiento del animal es el mismo en ambos casos. Si no nos da cáncer, de todas maneras nuestro espíritu queda mellado por la insensibilidad. O la insensibilidad es síntoma de lo mellado que está.

  • Eh, lagiraldilla, cuánto tiempo sin leerte. Qué bueno que volviste!
    Tienes razón, el pánico no es aconsejable en ningún caso, sobre todo cuando hay otras alternativas.

  • Erasmo:

    Gazmoñerías, no, por favor, que lo que de verdad mella la insensibilidad es que una croqueta explosiva te estalle en la cara. Un buen bistec, jamás. No queramos ser más papistas que el Papa

  • Nada que los vegetarianos se van a morir sanitos, sanitos, jajaja.

    Creó que la humanidad debería consumir menos carne roja por el bien de nuestro habitat, menos los cubanos que llevamos 25 años de vegetarianos por decreto.

  • El ser vegetariano es solamente una eleccion pero eso no los libra del cancer ni de una mala alimentacion si esos vegetales han sido cultivados con fertilizantes artificiales, herbicidas, pesticidas, preservos, maduradores artificiales y los famosos transgenicos. Es cierto que las carnes en exceso son dañinas, incluyendo el pescado (y contra mas grande sea la especie, peor) pero creo que se deben comer con moderacion como todo en la vida. Agentes cancerigenos los hay en el agua potable mal tratada, el los envases donde la gente acumula agua para su uso diario, en el humo de los almendrones, guaguas y camiones, en la contaminacion de los rios y la bahia de la habana, en los techos de fibrocemento, en las botellas plasticas de agua y refrescos sometidas al calor o la congelacion, y la lista es interminable. Lo que si es criticable es que falte una campaña de educacion para la prevencion del cancer asi como otra para promover los analisis de los canceres de mas propagacion como el de la prostata, que de detectarse a tiempo tiene cura

  • Lo gracioso de todo esto es que la mayoria de los perros que mueren de cancer en Cuba es por comer solo arroz con frijoles, ja ja ja .

  • La relación huevo-colesterol alto hace tiempo que fue dada de baja: el huevo es bajo en grasas saturadas y obviamente no tiene grasas trans que son las que promueven el colesterol alto. Los perros calientes y carnes procesadas en cambio sí tienen altas dosis de grasas saturadas, al igual que las frituras.
    El problema de qué comer si uno es pobre empieza por revistar la historia del ser humano: nuestra fuente principal de nutrientes son los ceereales integrales (arroz, maíz, trigo, cebada, centeno) que complementados con legumbres (frioles, lentejas, maní, etc.) nos abastecen de todos los aminoácidos esenciales (que también están en las proteínas de carnes y huevos), Por otro lado las vitaminas y minerales están en frutas, verduras y raíces crudas. Y los mejores ácidos grasos en semillas, frutos secos y pescados.
    La fibra es fundamental para limpiar el intestino y la falta de la comida actual es un gran problema (frutas, cereales integrales, legumbres, verduras de hoja y papas con cáscara)
    La carne roja es para disfrutar cada tanto algo rico… fin….
    No faltan alimentos, falta formación en alimentación.

  • La carne procesada en la escuela…
    Hace unos tres años logramos en nuestra provincia (Chubut, Argentina) que no se permita la venta de fiambres en la escuela. Es muy común en nuestras escuelas que haya un kiosco donde los chicos y jóvenes pueden comprar un montó de porquerías… lo más artesanal que suelen vender es un sandwich (no sé cómo le dicen en Cuba) en general de jamón y queso… hoy en día lo hacen sólo de queso o con suerte, queso y tomate… algo es algo. Ese mismo año se prohibieron las papafritas de bolsa (snacks salados en general), los chicles y algunos caramelos con mucho colorante.
    Todavía hay mucho que avanzar pero la escuela en general es un buen lugar para innovar y cambiar la sociedad.

  • Hola Demián, gracias por tu comentario. Qué bien que te detienes en este tema de las carnes procesadas en las escuelas, ninguno de los comentaristas cubanos había reparado en el asunto.

    No solo es la carne procesada sino la combinación con el yogur de soya, cuyas propiedades negativas tú mismo habías recalcado en un post anterior. A lo mejor no lo sabes, ni muchos extranjeros, pero los estudiantes de secundaria no reciben otro almuerzo ni merienda que esa. Este año se determinó que los que pudieran almorzan en casa lo hicieran, pero los más pobres y desfavorecidos tienen que pasarse la doble sesión con la tóxica “merienda escolar”.

    Unos investigadores cubanos estudiaron la composición de esa merienda y concluyeron que era insuficiente para los requerimientos nutricionales de los muchachos, y además, cargadita de grasas malas para la salud. Esa investigación, por supuesto, fue publicada en el ámbito científico, pero no llegó a la población, y mucho mens a los consumidores directos. Una de las carencias principales es la vitamina C, precisamente una sustancia que en alguna medida evita el desarrollo del cáncer.

    ¿Por qué nos hacen todo esto? Pues porque nos troncharon de niños la capacidad de protestar. Es aguanta, echa pa’lante, y si tienes una oportunidad, fúgate.

  • Las gráficas fueron diseñadas con datos aportados por el Anuario Estadístico de Salud.

  • lo primero que tenemos que hacer es visitor el medico y hacernos un analisis general.el doctor nos recomendara lo que necesitamos para mejorar nuestra salud.el sabor de la carne es sumamente agradable al paladar,pero su elaboracion y exceso es danino en muchisimos casos,ahi esta el detalle.si la persona no quiere cambiar o mejorar habitos alimentarios es decision personal.tampoco debemos tartar de educar a nadie,cada persona mayor de edad que se alimente como considere necesario.yo se el gran problema de la carne en cuba,asi como hoy lei de la gran contienda en india porque algunos desean comer carne y este animal esta prohibido matarlo por consideraciones =tradiciones religiosas.yo con mucho respeto lo que le recomendaria a los cubanos que mas que comerla,juguen la bolita al numero de la vaca y si ganan ,major que coman pollo y pescado,asi como granos,ensaladas ,frutas y lo mas sano possible.y no porque este escrito en la biblia de que el cerdo es un animal inmundo,sino que es danino.

  • Así mismo es. En mi casa seguimos con la lista de compra igualita: productos variados en todas las categorías. Somos omnívoros.

    Lo que sí estamos tomando conciencia de escoger preferiblemente productos nacionales porque supuestamente los importados deben venir repletos de conservantes.

  • Por ahi lei que la cosa no es tan tremenda y que la relacion es con algunas celulas que en resumen tiene que ver con cancer de colon y estomago… Y mi escepticismo habitual me lleva a pensar si en vez de la carne ¿no será otra cosa? ¿algo que suela acompañarla como la sal o el ajo? ¿la falta de algo de lo que se prescinde alli donde el consumo de carne es alto como la fibra?

    Por otra parte dicen que hay vegetales anticancerigenos como el brocoli, ¿a ese no le echan fertilizantes y conservantes?

    No se, demasiadas veces nos han metido miedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.