Salir y regresar a Cuba por la Navidad

Graham Sowa

Adornos navideños en una tienda de Carlos III.

Durante la Guerra Fría se dijeron muchas mentiras. Estoy seguro que una de las muchas de ese período fue que los comunistas no celebraban la navidad. Puedo decir que esto es un invento pues la pasada semana, mientras caminaba por toda la calle de Carlos III vi decoraciones y arbolitos de navidad en la vidriera de una tienda.

Por supuesto que la tienda era de las que venden artículos en moneda dura (pesos convertibles), lo que significa que en Cuba la navidad viene acompañada de un precio, igual que ocurre en Estados Unidos.

Uno de los artículos más preciados en la lista, deseados tanto por cubanos, como por cubanos americanos, es un boleto de avión para viajar y estar junto a la familia.

En Estados Unidos, la navidad es uno de los pocos momentos del año donde a casi todo el mundo se le asegura un descanso del trabajo para que toda la familia pueda estar junta. Como nuestro consumismo descontrolado demanda cada vez más largas horas de compra y servicio (incluyendo el día de navidad), incluso una vez al año, las reuniones familiares se interfieren por demandas de trabajo.

Esta será la primera navidad que pasaré en mi país en muchos años, y estoy emocionado por ver algún cambio en la manera en que los estadounidenses celebran su día feriado favorita.

Me uniré a la multitud que pagan aproximadamente 400 dólares americanos por el vuelo de 35 minutos de Miami a La Habana. Todos los vuelos directos entre Miami y La Habana salen y arriban al nuevo terminal número 2 del Aeropuerto Internacional José Martí. Tengo recuerdos de esta experiencia del verano pasado cuando viajé a casa.

Recuerdo estar en una cola para abordar una guagua que nos llevaría hasta el avión. Nadie usaba el sistema de “¿quién es el último?”, las personas simplemente llegaban y se unían a la cola con sus familiares. La cola crecía desde el frente. Cuando nos montamos en el ómnibus todo el mundo dejó de caminar a penas pusieron un pie en la puerta.

Rápidamente la parte delantera del vehículo se llenó y nadie podía pasar para el final de la misma, que estaba completamente vacío.

Todo el que haya usado el transporte público en Cuba, por un día, debería saber que usted siempre camina hacia el fondo del ómnibus (a menos que sea una embarazada, tenga un niño en brazos o sea un minusválido), así que los autobuses se llenan desde el fondo hacia la parte delantera.

Pasajeros llegando al Terminal 2 esperan pagar sus impuestos de aduana.

Obviamente no todas estas personas en el aeropuerto, que viajaban hacia Estados Unidos, eran el tipo de cubanos que usan el transporte público.

También me pregunto si tuvieron que experimentar el mismo proceso que yo tuve que pasar para comprar mi boleto, ya que es muy diferente en dependencia de que compres el ticket en Estados Unidos o en Cuba.

En los Estados Unidos existen casi una docena de compañías de vuelos chárter, que ofertan vuelos directos entre los dos países, para los cubanos americanos y los que posean licencia de viaje. La mayoría de estas compañías tienen el mismo precio, pero algunas son un poco más baratas o un poco más cara que las otras.

El procedimiento de comprar un pasaje de avión es algo arcaico. Esto requiere llenar tres o cuatro planillas y firmar una declaración. Chequear el equipaje en el aeropuerto de los Estados Unidos, para el viaje hacia La Habana, se encuentra tan alejado del siglo XXI, que pertenece a un museo de la historia de la transportación.

En Cuba, comprar un boleto de viaje te deja una sola opción: Havanatur. Havanatur es una compañía estatal que vende boletos en coordinación con todas las agencias chárter en los Estados Unidos. El precio se fija y solo cambia tres o cuatro veces al año. Los tickets se escriben a mano, y los viajeros deben presentarse personalmente en la oficina de Havanatur para comprarlo. Traiga efectivo.

En Estados Unidos existen muchas compañías chárter compitiendo por la clientela. En Cuba solo existe una agencia de viaje. ¿Será posible que la cooperación entre estas aerolíneas de compañías privadas y la agencia de viaje dirigida por el estado cubano pruebe que el socialismo tiene cabida para el capitalismo y el capitalismo para el socialismo?

¿O esto prueba que los dos sistemas son mucho más similares que lo que creemos? En cualquiera de los casos, esta es la etapa navideña, y el cliente pagará.

Graham

Graham Sowa: He vivido en Cuba durante tres años. Me gustaría achacar la pérdida de cabello, que se ve claramente en esta foto actual, a los rigores de la vida aquí y a la escuela de medicina, pero probablemente se deba a cuestiones genéticas. Las amistades más fuertes que he hecho durante mi estancia en Cuba han sido con otros autores de este sitio web. La fuerza de esas amistades casi ha restaurado mi fe de que el mundo en la red puede traer cambios tanto fuera de esta como en la vida real. Me he ajustado a utilizar Internet una o dos horas al mes. Mientras tanto he redescubierto cosas tales como pasar páginas de libros, escribir cosas a mano alzada, y tener que admitir que no sé algo en vez de buscar rápidamente la respuesta en Google mientras el profesor no está mirando.


2 thoughts on “Salir y regresar a Cuba por la Navidad

  • el 24 noviembre, 2011 a las 3:19 pm
    Permalink

    La giraldilla las navidades la “invento ” la Coca Cola”,para aumentar sus ventas,es un negocio,no tiene nada que ver con Iglesia,esta empresa “contrato” a un Farmaceutico,que se dedico a crear la bebida,hasta que lo logro,la receta nadie la “conoce!(la original),existen muchas colas,creo en Cuba ,se le llama “Tropicola”
    En otros paises tiene otros nombres y marcas….pero no saben “igual”(por lo menos para mi)…ahora todo el mundo “piensa” en las navidades,se gasta dinero,pero que uno compra un “arbolito” lo adornan ,con “pendejadas” bolitas,luces …y si tiene una familia “numerosa” debes de comprarle un “regalo” a cada quien ,amigos quizas?…un “arbolito ” de navidad puede costarte mas de 40 euros ,quizas por 3 dias,que son las navidades…despues aparecen en las calles,…!

    Pero aparte del “aspecto ” comercial es una ocasion para que se reuna la “familia” lom unico que hzayo “valido” en esas fiestas!!

  • el 24 noviembre, 2011 a las 7:12 am
    Permalink

    Lo siento desilucionarte pero la Navidad en Cuba se celebra desde hace 15 – 10 anos, cuando yo era chiquita, los anos 70, no se celebraba la Navidad era tabu como era tabu entar en una iglesia, se empezo a celebrar , ironia de la suerte, en el periodo especial cuando Cuba se abrio al turismo y empezaron abrir como hongos las tiendas en divisas, puede ser que celebrar la Navidad en Cuba es senal que despues de todo Cuba no es tan comunista como quiere hacer creer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *