Mi primer año en Cuba

Graham Sowa

Recientemente cumplí un año de vivir en Cuba como estudiante de medicina. Este aniversario me causó más frustración y angustia que celebración. Estoy decepcionado por lo poco que he aprendido sobre Cuba.

Después de una pequeña reflexión atribuyo la causa de mi frustración a dos cosas: primeramente, la gran cantidad de tiempo que demanda la carrera de medicina; y en segundo lugar, el completo aislamiento de la escuela con respecto a cubanos coetáneos.

Constantemente estoy buscando formas de conocer cubanos de mi edad, quienes, coincidentemente, también pasan la mayor parte de su tiempo en un aula o con un libro. Teniendo en cuenta esa particularidad, nuestros encuentros no son frecuentes. Afortunadamente existen dos cosas en Cuba a las que cualquier estudiante universitario del mundo podría identificarse, y son: una organización estudiantil y eventos estudiantiles donde se presentan trabajos académicos.

Mi primer contacto con la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) fue el año pasado cuando me sorprendió ver un grupo de estudiantes cubanos en el campus de la escuela de medicina. Yo tenía una pequeña resaca (lo que peculiarmente me deja un humor más extrovertido que lo acostumbrado) y acabé compartiendo el día con personas verdaderamente maravillosas.

Este sábado, unos 6 meses después, universidades de la provincia de Ciudad Habana vinieron hasta la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) para participar en la Jornada Científica Provincial de Estudiantes de Historia. Y debido a que estaba bien informado sobre este evento decidí acostarme temprano para estar a primera hora.

Pero mi disciplina en la noche del viernes no sirvió para mucho pues cometí el error de llegar al forum a la hora, que según los anuncios, debía comenzar. Encontré algunos profesores de apariencia soñolienta, pero ocupados en la preparación, y afortunadamente, solo tuve que esperar durante una hora, aproximadamente, para que las cosas se encaminaran.

Aparte del tardío comienzo todo fue perfectamente bien y vi presentaciones sobre la historia de la medicina china y su papel en el occidente, go-karting en Cuba, la legalización de la marihuana en los Estados Unidos, cardiología en Cuba y la mutilación genital femenina (o el corte o circuncisión o cualquiera que sea el término correcto para denominar el acto de extirpar partes del órgano reproductor de alguna persona en contra de su voluntad).

En un momento determinado busqué una presentación en particular y me motivó que tres paneles del foro se dedicaran a los trabajos relacionados con la historia de Cuba. Teniendo en cuenta la importancia de José Martí y Fidel Castro en la historia de la Isla, le comenté a un amigo que probablemente Fidel Castro y José Martí tendrían sus talleres aparte. Así mismo fue.

El evento concluyó con una ceremonia de premiación. Dos estudiantes de la ELAM obtuvieron primer lugar en sus respectivas categorías por el trabajo sobre Medicina tradicional china y sus usos en el Occidente, otros dos trabajos de nuestra escuela cogieron menciones especiales. La Universidad de La Habana y la Universidad de Ciencias Médicas recibieron gran cantidad de premios.

Teniendo en cuenta que el evento tuvo lugar en la ELAM me sentí muy decepcionado por el hecho de que menos de 50 estudiantes, de una matrícula de tres mil que tiene la escuela, participaron. Quizás la falta de entusiasmo académico de mis compañeros sea parte también de la frustración que tengo después de haber pasado mi primer año en Cuba.

Graham

Graham Sowa: He vivido en Cuba durante tres años. Me gustaría achacar la pérdida de cabello, que se ve claramente en esta foto actual, a los rigores de la vida aquí y a la escuela de medicina, pero probablemente se deba a cuestiones genéticas. Las amistades más fuertes que he hecho durante mi estancia en Cuba han sido con otros autores de este sitio web. La fuerza de esas amistades casi ha restaurado mi fe de que el mundo en la red puede traer cambios tanto fuera de esta como en la vida real. Me he ajustado a utilizar Internet una o dos horas al mes. Mientras tanto he redescubierto cosas tales como pasar páginas de libros, escribir cosas a mano alzada, y tener que admitir que no sé algo en vez de buscar rápidamente la respuesta en Google mientras el profesor no está mirando.

Graham has 83 posts and counting. See all posts by Graham

One thought on “Mi primer año en Cuba

  • Quisiera que Graham gentilmente me respondiera a una curiosidad que tengo, quisiera saber si los estudiantes de la ELAM pueden salir de la escuela, sobretodo el fin de semana, pueden dar su vuelta por la Habana o son obligados a tener que quedarse en la escuela como si estuvieran presos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *