El regreso de las multinacionales a Cuba

Graham Sowa

HAVANA TIMES – El tiempo cura todas las heridas. Después de 55 años las multinacionales regresan a Cuba, y el apellido del presidente sigue siendo Castro.

La explotación de la Isla por la primera, y la nacionalización por el último, parecen haber sido perdonados ya que las corporaciones multinacionales consiguen una participación temprana y toman gran ventaja por delante de los productores locales.

Una evidencia de las prioridades económicas del actual Gobierno fue subrayada hace un par de semanas en los periódicos cubanos. El motivo para el informe del gobierno fue una reunión del Consejo de Ministros.

Dicha reunión se refirió a varios temas. Se habló en sentido general sobre la corrupción (los sectores de refinación y distribución fueron mencionados por su nombre, así que deben haberse portado realmente mal).

Otra observación fuerte fue que tenemos que ahorrar más (¿de qué? Supongo que de todo).

También se señaló que la recuperación económica significa que se deben producir más cosas aquí en Cuba, y que más productos cubanos deben ser vendidos en el exterior.

Recordé todo esto dos semanas después del artículo, porque tuve que lavar mi ropa.

Me encontraba en el barrio habanero del Cerro, en una tienda que vende equipos electrodomésticos y alimentos en pesos convertibles. Mientras miraba las opciones de cuatro tipos de detergentes me enfrenté a un problema que rara vez tengo aquí: ¿cuál comprar?

La elección de la variedad es un dilema frecuente en un país donde el sistema económico hace a la ley de Oferta y Demanda lo mismo que los agujeros negros a la Ley de la Gravedad.

Un detergente costaba 55 centavos (USD 0,60) y el otro e 50 centavos (USD 0,50).

Me decidí por el más barato, un producto cubano.

Después de mirar de cerca mi elección vi caracteres chinos impresos en la bolsa. Lo que tenía en mis manos, el detergente más barato, no era un producto cubano. Fue fabricado en China. El detergente más caro era cubano, hecho en el Cerro, el mismo barrio en el que estaba realizando mis compras.

Entonces recordé los señalamientos hechos en la reunión del Consejo de Ministros.

¿La peculiaridad económica de que la marca local costara un 10 % más que la importada china era producto de la corrupción, de una pobre gestión, o mala planificación económica?

Pensé más. Tal vez solamente fue que alguien en la tienda se confundió con los precios.

NO.

El cajero me confirmó que el detergente que viajó desde el otro lado del mundo era más barato que el detergente que se produce a la vuelta de la esquina.

De acuerdo con las notas emitidas en la reunión del Consejo de Ministros ellos están muy conscientes de que “defectos y limitaciones” en el plan económico provocan contradicciones como la que viví con mi compra de detergente.

Por eso es que el presidente Raúl Castro se apresura con los cambios, que probablemente no fueron previstos como posibles durante los últimos 20 años. Su plan económico, que implica propiedad privada, gestión privada, y la colaboración multinacional, es un cambio drástico en el modelo del Estado-hace-todo, que le precedió.

Pero parece que en toda esta prisa el camino de menor resistencia pertenece a las corporaciones multinacionales, no al espíritu empresarial cubano local.

La prueba de la adquisición multinacional se encuentra en las calles y en las estanterías de las tiendas de La Habana.

Nestle, que no es exactamente lo que le viene a la mente cuando uno piensa en una potencia revolucionaria socialista en el mundo, vende de todo, desde helados hasta la comida chatarra y hasta agua embotellada, en todas partes.

La mitad de Havana Club es propiedad de la compañía multinacional francesa de bebidas Pernod Ricard. Esta multinacional también tiene a Absolute Vodka, licor Kahlúa y el ron Malibu entre sus decenas de marcas.

Las marcas de cervezas Bucanero y Cristal son dirigidas por una multinacional canadiense.

Incluso famosas líneas de tabaco cubano, incluyendo la mayor producción de cigarrillos, ahora son sociedades comerciales entre las empresas estatales cubanas y distribuidores brasileños.

Mi detergente para lavar, como un artículo importado, es el resultado de este aumento de multinacionales en Cuba, como lo es el fracaso de 55 años de política de producción centrada en el Estado.

Si el aumento de la producción local de bienes es un tema serio para el gobierno del presidente Castro, entonces tiene que frenar el crecimiento de las multinacionales y permitir que los cubanos colectivicen los lugares de trabajo, accedan a empresas más grandes, comiencen a recibir préstamos e importen maquinarias y materias primas.

En su informe, el Consejo de Ministros señaló, que en la última década, el país ha importado 680 millones de CUC en cosas que antes se producían en Cuba, incluyendo mi detergente.

Esta tendencia continuará, siempre y cuando el gobierno favorezca a las grandes multinacionales con sus reformas económicas.

Graham

Graham Sowa: He vivido en Cuba durante tres años. Me gustaría achacar la pérdida de cabello, que se ve claramente en esta foto actual, a los rigores de la vida aquí y a la escuela de medicina, pero probablemente se deba a cuestiones genéticas. Las amistades más fuertes que he hecho durante mi estancia en Cuba han sido con otros autores de este sitio web. La fuerza de esas amistades casi ha restaurado mi fe de que el mundo en la red puede traer cambios tanto fuera de esta como en la vida real. Me he ajustado a utilizar Internet una o dos horas al mes. Mientras tanto he redescubierto cosas tales como pasar páginas de libros, escribir cosas a mano alzada, y tener que admitir que no sé algo en vez de buscar rápidamente la respuesta en Google mientras el profesor no está mirando.


17 thoughts on “El regreso de las multinacionales a Cuba

  • el 12 junio, 2013 a las 7:33 am
    Permalink

    Gracias Nathan, no cojas lucha con el tiracambolos que en fin de cuentas es solo eso y nada más.

    Además, según el cambolo esto es nuestro “idioma”:

    ” dices que esos valores existian hace 30 años te digiero la muela, pero hoy en dia, desmaya la talla indio y dale a hacerte un milkshake de moringa para que se te quite la resaca de la curda que cogiste con el aleman ese”.

    Así que apaga y vamos que estudió con los maestricos emergentes por tv. No se le puede pedir más.

  • el 11 junio, 2013 a las 9:42 pm
    Permalink

    Pues deberás arreglártelas compatriota mio, porque la exclusión y los lamentos son para los fracasados y los llorones. Los emprendedores incluyen la pluralidad y la diferencia ajena alejandose de tantas boberias y pullitas de tipo infantil.Mi estimado compatriota, me disculpa si le marchité un pétalo de su sensibilidad, pero no veo ninguna agresividad ni vulgaridad en mi respuesta, solo te respondí a tu, ”Pero, y le prepito PERO”, el cual si creo que fue intencional y paternalista al ver como entonas e interpretas los tonos de la escritura. No pretendo ser un castizo de la escritura y mucho menos de la expresión oral sino mas bien un criollo que se trata de expresar lo mejor posible en su lengua materna. No es mi intención alargar esta confrontación contigo, solo que no me gusta ver cuando la ironía y el sarcasmo puede ser mal interpretado o mal intencionado o cuando ciertas personas tienden a vestirse de absolutistas.
    Peace and Respect y le dejo el espacio a los comentarios del post de GS.

  • el 11 junio, 2013 a las 5:39 am
    Permalink

    Estimado “Tirando Cambolos”:
    Si usted piensa que hablando en modo vulgar y agresivo logrará validar su razón, pues se equivoca.

    Sigo pensando que el pueblo cubano es un gran pueblo y que merece respeto.

    Y lamento mucho que alguien como usted sea cubano y que vaya dando una imagen tan soez de ser cubano.

  • el 10 junio, 2013 a las 8:25 pm
    Permalink

    ”Pero, y le prepito PERO.” nathan dijo 10 junio 2013 a las 1:50
    me parece estarte mirando con el dedo acusador y paternalista dandome una leccion, Pero y le repito PERO.
    yes, oui, da, si Papà aprendi la leccio`n y màs nunca lo haré y la muela de la generalizacion no pega , sabes mejor que nadie que lo que hay en nuestra aldea es un sal pa’fuera que salvese el que pueda, si me dices que esos valores existian hace 30 años te digiero la muela, pero hoy en dia, desmaya la talla indio y dale a hacerte un milkshake de moringa para que se te quite la resaca de la curda que cogiste con el aleman ese.

    Luchar y Resolver que si los asociamos con robar podriamos decir que pertenecen a la misma familia al converger todos como sinonimos cuando el cubano al cual la dictadura le ha deformado el caracter pero que conserva los valores (muela de taino) tiene que rendirse a la evidencia que no vive sino que sobrevive y que ya no es vivir decentemente a lo que aspira con el salario que devenga sino tratar de librarse de la miseria a cualquier precio.

  • el 10 junio, 2013 a las 1:50 am
    Permalink

    Estimado “Tirando Cambolos”, antes de tirar sus piedras sin ton ni son pruebe a comprender los comentarios de los demás.

    Estoy de acuerdo con usted en que este es un sitio libre, donde cada quien puede escribir en la lengua que quiera. Pero, y le prepito PERO, si quien firma este diario ha escrito siempre en español todas sus impresiones o reflexiones como prefiere llamarle usted, es cuanto menos particular que ahora dé respuestas en ingles.

    Por otra parte, dado que en Cuba se habla español, que este sitio es sobre todo visitado por cubanos y que Graham Sowa ha vivido en Cuba durante tres años, es más una cuestión de cortesía y respeto el responder en español.

    Yo tengo un amigo ingles y una amiga alemana que con frecuencia dan sus opiniones en este sitio y lo hacen siempre en español, por respeto a los cubanos y justo para que todos los que participan aquí les puedan entender.

    Por último, y no menos importante, si usted como cubano tiene muy baja opinión de sí mismo, pues ese es su problema. No generalice, que las generalizaciones nos han llevado a donde estamos hoy.

    El cubano es un pueblo bueno, ni intolerante ni arrogante. Es un pueblo al que tanto tiempo de dictadura castrista le ha deformado el carácter, pero su esencia sigue siendo única, como lo es para pueblo y nación de este mundo.

  • el 9 junio, 2013 a las 2:58 pm
    Permalink

    ¡¡¡Jajaja!!! Niño pero ¿tú estás luchando la jabita extra?
    Lo digo porque si no supiste entender la ironía del mensaje entonces es que eres uno de los seborucos del gobierno. Atento a los carambolos que tiras no sea que alguno te caiga en un pie.

  • el 9 junio, 2013 a las 11:45 am
    Permalink

    Y una cosa de mucha importancia que has pasado por alto: China produce toda una gama de calidades y acorde (o no) a exigencias del comprador.
    Me temo (ojalá me equivoque) que dentro de poco podrían darse casos en Cuba como el de la leche contaminada en China.
    Imagino que los compradores cubanos salen con un presupuesto, compran siempre lo más barato y hasta algún que otro hace una “ganancia” que se lleva a su bolsillo.
    Este tipo de contratos sin transparencia alguna puede llevar a que en Cuba ya existan productos chinos inadecuados y/o nocivos en el peor de los casos.
    Sería interesante analizar ese detergente para ver de qué está compuesto y echar un poco de luz a la situación para evitar que nuestro ya dañado ecosistema continúe empeorando por la incompetencia de muchos de los funcionarios.

  • el 9 junio, 2013 a las 2:37 am
    Permalink

    En cada sitio en la net existe la libertad de escribir y responder en el idioma que quieras por eso la red www es free, libre, pas de censure, tu peux t’exprimer dans la langue de ton choix. La intolerancia de nosotros los cubanos al menospreciar a unos por indios y hincarnos ante otros sean colonizadores rusos, chinos o venezolanos, (al final los despreciamos tambien), nos hace vulnerables al salir de la carcel grande y confrontar que en el mundo real hay tanta gente capaz y mucho mas que lo somos nosotros, que no somos ni tan tan como nos habian dicho que eramos y que lo que somos es unos culicagaos arrogantes llenos de un ego mierdero que muchas veces nos impide ver y reconocer el talento ajeno. GSowa i wish you the best and continue to write in english, spanish, russsian or in whichever language do u want to write but pls dont stop ur colaboration with HT. 4 us its a big pleasure to read your REFLEXIONES about our reality. TKU

  • el 8 junio, 2013 a las 7:00 am
    Permalink

    ¡Uy! Pero ¿Cómo es que eres tan lúcido y brillante al escribir tus artículos en español y después una simple respuesta la das en ingles? Ni siquiera en Spanglish. ¿Será que ya te estás sacudiendo el polvo de la Isla Comunista que tanto admiras?

  • el 7 junio, 2013 a las 4:21 pm
    Permalink

    erasmo you are right, the first time i saw that i was like, why is the cuban revoluation being sponsored by a european sports outfitter? and then the cubans made fun of the USA when we bought out olympic sportsware from china. oh well, at least el comandante buys quality!

  • el 7 junio, 2013 a las 9:58 am
    Permalink

    Pero que me vas a decir, si Fidel Castro sale exhibiendo el logos de Adidas.

  • el 6 junio, 2013 a las 5:53 pm
    Permalink

    Lo triste de toda esta historia es que tantos cubanos hayan muerto y sufrido durante todos estos años por un ideal de igualdad, por una utopía socialista, y al final… terminar sin ser dueños de nada y con un país en ruinas, atrasado económica y tecnológicamente.
    Las riquezas de los ricos que se fueron se las robaron los nuevos ricos que tomaron el poder y que aún hoy siguen explotando al pueblo y vendiendo en pedazos la isla a los extranjeros.

  • el 6 junio, 2013 a las 4:40 pm
    Permalink

    El mercado no cree en patriotismo,quien es capaz de producir y vender mas barato,gana..Preguntale a los Chinos,que en tres decadas viajaron de la miseria degradante a la segunda potencia economica del mundo y,sin dudas seran la primera..Los obreros cubanos cobran mucho menos que los chinos,pero para producir ese detergene el pais debe importar hasta el envase y,sobre todo,a nadie le importa si se vende o no..Ha visto algun anuncio promocionandolo?

  • el 5 junio, 2013 a las 8:26 pm
    Permalink

    Buen post Graham, si en otras ocaciones no habia mucha coherencia en los temas que tocabas, esta vez fuiste muy claro e ingenioso para abordar tan importante tema de la actualidad economica cubana a partir la experiencia de un ciudadano comun.

    Ya vez que la globalizacion es un fenomeno del que nadie escapa, ni siquiera los anticapitalistas radicales que decian ser los gobernantes cubanos. Tampoco escapa tu pais EE.UU que es una potencia industrial y economica que actualmente esta inundado de productos chinos, japoneses y europeos.

    Coincido contigo que en Cuba se tiene como politica erronea la de priorizar el capital transnacional y extranjero sobre la de incentivar las potenciales y las iniciativas de los ciudadanos cubanos. ¿Conoces alguna linea de credito blando del Banco Nacional de Cuba para fomentar las iniciativas economicas de los ciudadanos cubanos?

    Otros paises latinoamericano aprovechan el capital de los emigrantes incentivandolos a invertir en el pais con creditos no reebolsables de financiamiento de 1 usd x 1 usd, 2 usd x 1 usd y hasta 3 usd x 1 usd. La comunidad cubana residente en el exterior con su capital y experiencia acumulada a mi entender es la principal oportunidad que tiene el gobierno cubano para salir de la debacle economica actual. Pero son tan necios y miopes que prefieren entregarle el pais al capital transnacional capitalista anticomunista antes que darle participacion a los cubanos que una vez trataron como “gusanos, escoria y traidores a la Patria”

  • el 5 junio, 2013 a las 5:56 am
    Permalink

    Muy bueno Graham.

    Además de lo que planteas, las transnacionales tienen tanto capital que a veces pueden pasar 2 años o más vendiendo un producto a precio de perdida con tal de arruinar a los competidores potenciales y una vez estos arruinados, cuando se hacen con el monopolio de ventas en el sector, ponen precios astronómicos.

    También sabemos que las transnacionales son menos vulnerables a las huelgas de los trabajadores, será que esto conviene al Estado Cubano?

  • el 5 junio, 2013 a las 3:23 am
    Permalink

    Si existia esa campaña de “consuma productos cubanos”significa que habia la opcion de escoger entre productos importados y los nacionales, al menos en algunos productos. La eleccion dependia del cliente, sus gustos ,la estacion del año y el poder adquisitivo. Muchos productos de transnacionales americanas se producian en el pais, desde los neumaticos Goodyear, pasando por detergentes y alimentos y solo el 14% de la industria azucarera, la principal del pais, estaba en manos americanas.

  • el 4 junio, 2013 a las 8:54 pm
    Permalink

    Graham:

    Esto que tanto te asombra hoy no es más que la continuidad del estado de la economía cubana por más de un siglo. Antes de la Revolución, e incluso en sus primeros años, las tiendas estaban llenas de productos importados – casi en exclusiva desde EEUU -, muchos de los cuales se podían producir en nuestra tierra. Pero el hecho terco es que salía más barato importarlos que hacerlos en casa. No olvido aquellos paquetes de hortalizas que mi madre me daba de niño, primorosamente envueltos en celofán y con el sello Made in USA. ¡Comíamos vegetales traídos de la yuma en un país agrícola! Hoy, en medio de tanto desbarajuste, seguimos con una película semejante, sólo que el rótulo dice “Made in China”. Lo que no veo en este momento por ninguna parte es algo semejante a aquella campaña que rezaba: “Consuma productos cubanos…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *