Carta de mi madre

Francisco Castro

Tienda en Centro Habana.

Hoy recibí una nueva carta de mi madre.  No la leí hasta pasado el horario del almuerzo, y me sorprendió el paralelismo de una anécdota que me cuenta con la que acababa de vivir aquí en La Habana con mi tía.

Aprovechándo la inusual tenencia de moneda libremente convertible (cuc), mi tía me invitó a almorzar en alguna cafetería de la calle 23 del Vedado.  Llegamos a la de P y 23, y decidimos pedir cada uno un sándwich de pollo y un refresco, las ofertas más baratas en la tabla del menú.  Pero nos quedamos con los deseos, pues, según el camarero, solo estaban vendiendo otro sándwich, que era el más caro que ofertaban.

Ambos nos miramos a los ojos, y sin decir nada nos levantamos y nos fuimos.  Llegamos entonces al restaurante Sofía, en 23 y O, y aunque vimos en el menú el ansiado sándwich de pollo, preguntamos si lo estaban vendiendo.  Ante la respuesta positiva, entramos al restaurante.

Pero claro, la felicidad del pobre dura poco, pues existen dos ofertas de este sándwich, y solo estaban vendiendo el más caro.

Sin deseos de seguir el peregrinaje, pregunté a la camarera por el sándwich más barato que tenían en oferta, y lo pedimos.  Ella nos miró despectivamente y dio media vuelta taconeando.  Al instante llegó un grupo de extranjeros que llenó varias mesas, y que hizo que la camarera nos olvidara.

Pudimos almorzar después de un rato, a pesar de la revoltura de estómago que nos provocó la atención de la camarera.

Más tarde, encuentro un fragmento en la carta de mi madre que me hizo reir, al tiempo que me oprimió el corazón.  Un primo de ella, de visita en la ciudad por cuestiones legales (.”..ese es otro que tendrá que recorrer el largo y tortuoso camino de las notarías y otras instituciones…,” me dice), la invitó a tomar una cerveza, para lo que contaba con 20.00 pesos en moneda nacional.  Cuenta mi madre:

“La cerveza Hatuey, de 10.00 pesos en moneda nacional, la encontramos en dos cafeterías y un restaurante por los que desandamos, pero esta solo se vendía acompañada por comida.  Solas, solo vendían Mayabe, 18.00, y Cacique, 20.00, y por supuesto, las que se ofertan en cuc.

“Naturalmente olvidamos la Hatuey y nos fuimos a una dispensadora, en la que por el precio de 6.00 pesos en moneda nacional, nos tomamos cada uno, una jarrita de cerveza dispensada.”

Reí mucho con la carta de mi madre, recordando la recién vivida experiencia con mi tía.

Hace un rato caminaba por la calle y observaba a las gentes vociferando en las puertas de sus casas, vulgares, acalorados, promiscuos, y pensé que, a pesar de las evidentes diferencias entre la Ciudad de La Habana y Santiago, no hay dudas de que Cuba es una sola.

Francisco Castro

Francisco Castro: Todo se vuelve más simple cuando uno cruza la línea de los treinta años. Que no significa que sea más fácil, sino más bien, todo lo contrario. Ahí estoy yo, del otro lado de la línea, tratando de averiguar, con lo poco que sé de arte, política, economía…, vida, cómo seguir sin romper algunos juramentos que parecían esenciales, cómo no claudicar, cómo hacer de los años vividos, un faro hacia el futuro.


3 thoughts on “Carta de mi madre

  • el 30 noviembre, 2010 a las 6:11 pm
    Permalink

    Como es que tienen posibilidad de conectar en la w desde cuba ,desde luego sera controlada, asi que mi tema es sano .los indios aborigenes de nuestra cultura fueron ya censurados por las autoridades espanolas en su tiempo .debe quedar en algun lugar los datos reales ,suguiero que jovenes periodistas deberian tomar ese reto ,con el fin que salga a la luz publicas los datos reales . CAP

  • el 17 noviembre, 2010 a las 10:16 pm
    Permalink

    No no no, Hatuey fue el primer aborigen que se levantó contra los españoles y fue quemado en la hoguera. Era además dominicano (La Española en aquel tiempo). Guamá se reveló también contra los españoles, es considerado uno de los primeros caciques que lo hizo, pero definitivamente son dos caciques distintos.

  • el 17 noviembre, 2010 a las 8:22 pm
    Permalink

    Mi amigo Francisco!…eso lo vivi hace 2 años en Cuba,pero me extrañaba,que se vendiera la cerveza Hatuey,segun tengo entendido la marca esta “registrada” por la familia Bacardi…ex propietaria de la cervecera en Santiago de Cuba,antes se vendian en europa bajo ese nombre ahora se le llama Guama…es el mismo indio,pero con otro nombre!…cosas del mercado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *