Liduvino, artista destacado de Pinar del Río

Por Fabiana del Valle

HAVANA TIMES – Desde niño miraba con atención las láminas a colores, revisaba pinturas e intentaba reproducirlas por todas las superficies que encontrara disponibles. Su pasión por el arte fue creciendo junto con él y el sueño de ser un gran artista fue apoyado por su padre.

Era necesario que el chico recibiera instrucción académica. Ante los signos evidentes de su gran talento la familia aunó fuerzas y entre todos decidieron costear su educación. Desde el año 1947 a la edad de 14 años comenzó a prepararse.

Pero fue a mediados de la década de 1950 que ingresó en la escuela anexa a “San Alejandro” donde cursó los dos primeros años. Terminó con notas sobresalientes por lo que pudo incorporarse entonces a la Escuela Nacional de Bellas Artes “San Alejandro”.

Autorretrato de Liduvino Echevarría

En esta escuela debía pagar tres pesos por la matrícula de cada curso. Le ofrecían los lienzos y los pinceles, pero las pinturas las tenía que comprar él. Allí recibió nuevas asignaturas, entre ellas, Dibujo al Natural que se hacía con modelos vivos. Anatomía Artística fue una de sus clases favoritas, se estudiaba con esqueletos y láminas pintadas indicando los músculos del cuerpo.

En las vacaciones de Navidad del año 1958, estaba en su pueblo junto a la familia. Allí recibió la noticia del cambio y pasó esos primeros años en espera de poder culminar sus estudios. Un tiempo más tarde cuando todo tomó un nuevo ritmo, se incorporó a la escuela para concluir las asignaturas que aún le quedaban, graduándose en abril de 1961.

Guadalupe Liduvino Echevarría nació el 12 de diciembre de 1933 en el poblado de Paso Quemado, Pinar del Rio. Su único anhelo fue ser un gran artista. Su realidad fue esta:

Después de graduado comenzó a trabajar en la cátedra de Artes Plásticas de la Secundaría Básica Pedro Hernández de su municipio. Pero al desaparecer las asignaturas vocacionales de esta enseñanza quedó sin trabajo.

Pasó unos años en su casa cosiendo camisas diseñadas por él a distintos clientes y láminas para maestros. Sobreviviendo apenas con lo único que sabía hacer.

Obras de Liduvino Echevarría en la galería de Los Palacios, Pinar del Río

En ese tiempo pintó un cuadro a tempera con motivos florales para participar en un concurso de pintura, en el que quedó en segundo lugar a nivel nacional.

Después de este premio realizó otras pinturas y en el Festival de 1967 presentó otro cuadro también con motivos florales resultando el primer premio de la provincia de Pinar del Rio.

Como en Los Palacios no había galería pedía aulas de escuelas en las vacaciones escolares y montaba varias exposiciones de esa manera. También montó exposiciones en el Círculo Social Obrero, en el Taller donde trabajaba y en la sala de la casa de algunos amigos.

Obras de Liduvino Echevarría

Se jubiló en la década de 1990 pero siguió pintando en su casa hasta su muerte en el mes de abril del año 2020. En septiembre de ese año se realizó una exposición de sus obras bajo el título “Rostros”, en la Galería de Arte Municipal. Que hoy, gracias a las numerosas gestiones de la directora, lleva su nombre.

Liduvino fue un hombre educado y sensible. Un amante del arte sepultado en su terruño, despreciado por muchos de los jóvenes artistas que surgíamos en esa época. Recuerdo cuando realicé mi primera exposición en Los Palacios. Hacía poco que me había graduado y aún conservaba esa ilusión de todo el que comienza. Se acercó y me puso la mano en el hombro.

Rostros, exposición de Liduvino Echevarría

“Eres muy buena, no permitas que corten tus alas. Este mundo del arte es cruel, lleno de hipócritas que desearán cerrarte el paso. No lo permitas, vuela”.

Hoy, después de tantos tropiezos y carencias de materiales para poder realizar mi obra artística comprendo la tristeza que siempre vi en sus ojos, el significado de aquellas palabras que me dijo en el año 2006. “Un artista sin público, es un ave sin alas.”

Lea más de Fabiana del Valle aquí.

Fabiana del Valle

Fui una niña que soñaba con colores y letras capaces de lograr las novelas más leídas o esos poemas que conquistan a corazones rebeldes. Hoy cerca de los cuarenta, con los pies firmes en esta isla, dejo que el pincel y las palabras sean eco de mi voz. Esa que llevo apretada, prisionera de las circunstancias y mis miedos.


One thought on “Liduvino, artista destacado de Pinar del Río

  • el 6 enero, 2022 a las 11:45 am
    Permalink

    Fabiana, gracias por este articulo. Liduvino era primo de mi madre, nacidos y criados ambos en Paso Quemado. Nosotros llevamos muchos años fuera de Cuba y no hemos vuelto. No sabía que había muerto. Pero al menos en tus palabras, su arte ha sido reconocido y gracias a la iniciativa de la Galería de Arte Municipal, su nombre no quedara en el olvido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *