Los invisibles magos de la radio

Por Esther Zoza

HAVANA TIMES – La radio cubana estuvo, días atrás, de fiesta. Solo que todos los que laboran en ella no compartieron con la misma intensidad dicho festejo.

La radio en Cuba está llena de historia, una historia que le permite ubicarse entre las primeras -en la remota década del 20- en América Latina y el Caribe.

Desde sus inicios contó con la aceptación popular, y en ella alcanzaron reconocimiento tanto locutores, como artistas de diferentes épocas. Todavía hoy cuenta con un elevado índice de radioescuchas, seguidores de espacios noticiosos, deportivos, musicales y dramáticos.

Es bien conocido el gusto de nuestro pueblo por mantenerse informados desde horas tempranas con Radio Reloj, y seguir en diferentes horarios del día y de la noche sus emisoras preferidas aun en horario laboral. Emisoras como Radio Taino, Radio Progreso, Radio Metropolitana y Radio Enciclopedia, [todos estatales] gozan de una merecida popularidad entre las diferentes generaciones. Pero tras bambalinas el mundo de la radio no es tan perfecto como todos imaginan.

Muy pocos se detienen a pensar en los hacedores de la magia radial: los guionistas.

Los guionistas son seres invisibles e invisibilizados por locutores, asesores de programas, directores y público en general. Son los que hacen posible con dedicación y talento que la radio cumpla su objeto social. Desprovistos de aceptación y reconocimiento, investigan, crean o recrean, tecleando en obsoletas computadoras y antediluvianas máquinas de escribir los lauros que otros disfrutan a diario.

Esos seres alados que escriben con amor y estremecimiento cada línea de sus guiones, aún padecen tarifas salariales irrisorias. Por absurdo que parezca, alguna extraña razón hizo que los magos de la radio y la televisión no fuesen tenidos en cuenta en el nuevo aumento salarial.

Esos hacedores de milagro tienen que hacer malabares para llegar a fin de mes. Malabares que los hacen escribir en diferentes emisoras y en varios programas para lograr un pago que, si bien no les alcanza para vivir con decoro, les permita pagar algunas cuentas y mal alimentarse.

Los que creen que dramatizo, solo tienen que acercarse a algunas emisoras y se sorprenderán de encontrar tarifas de 22.00, 25.00 38,00 y 50.00 pesos en moneda nacional (25 pesos = 1 USD) por un guion. Analizar esas cifras, es entender la escasez de guionistas en muchos espacios radiales.

Muchos directores radiales no pueden bajar la vista y reparar en el sacrificio de esos invisibles creadores que, para más absurdo, costean de su risible salario la impresión de los guiones para que directores y asesores se llenen los bolsillos con su trabajo.

De que estoy sorprendida e indignada con ese descubrimiento, lo estoy. Solo me resta cruzar los dedos y rezar para que esos hombres y mujeres que nos mantienen informados y nos hacen pensar, reír y llorar, alcancen el respeto que se merecen.  

[Nota del editor: emisoras de radio privados y/o comunitarios no son permitidos en Cuba.]

 

Esther Zoza

Nací en la década del 60. Amo a mi país y a su gente sencilla y sacrificada. Gusto de las artes, en particular la literatura. En la música disfruto de la trova tradicional y contemporánea, también de la ópera y la música instrumental. Respeto todas las religiones. Me gustan los temas esotéricos y místicos, además disfruto de los enigmas del universo. Creo sobre todas las cosas en Dios. Soy persistente y disciplinada para cumplir mis metas. Me gusta el campo. Vivo cerca del mar. Creo en las relaciones de pareja y en el amor en todas sus manifestaciones.

Un comentario sobre “Los invisibles magos de la radio

  • Salarios precarios para los guionistas, que no sirven ni para el agromercado. Es un medio subvalorado a pesar de surgir primero que la television. En la tv a los directores le pagan mejor. Sin embargo hay actores que han tenido mas suerte que otros, que han tenido que buscar opciones de negocios por cuenta propia. Es la ley de la selva en un pais que no produce.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.