La soya en Coppelia

Por Esther Zoza

HAVANA TIMES – La semana pasada el azar me llevó cerca de la heladería Coppelia. Tras constatar que no había muchas personas esperando, decidí hacer la cola. 

En menos de veinte minutos el portero nos convidó a pasar. Como siempre, tuve que compartir la mesa.  Sin embargo, en esta ocasión la compañía fue amena e instructiva.  Los jóvenes sentados junto a mí me actualizaron sobre el devenir de la otrora Catedral del Helado.

Yo sabía que los precios habían aumentado, pero desconocía que fuera helado “de mentiritas”, como afirmaban los jóvenes. En el argot de muchos habaneros, y según el contexto, esta frase significa alteración del producto. Tras mi sonrisa inicial sentí una zozobra inquisitiva.

No es un secreto que los cubanos son invasivos del espacio ajeno. Así que no resultó extraño que los consumidores de la mesa vecina se sumaran a la conversación, alegando que el helado no tenía sabor porque no era “de fábrica”. Claro que mi escepticismo habitual me hizo titubear.

¿­Cómo era posible que el helado de chocolate y el de guayaba tuvieran el mismo sabor? Era o no era industrializado. Sería falta de saborizantes, o realmente el helado era artesanal?  Pero… qué tenía que ver en esto la ausencia de un sabor distintivo. 

Cuando finalmente degusté de aquellas bolas pequeñas y huecas, no me quedaron dudas de que algo pasaba con el helado. Así que pregunté a la dependiente quien me aseguró que la soya “hace los sabores iguales”. ¡Sooyaaa! La noticia tomó por sorpresa a la mayoría de los comensales.

Es conocido que la soya es comercializada en gran parte del mundo y tiene excelentes propiedades para la salud, pero sus beneficios no son tan conocidos por todos. Pienso que su uso, como sustituto de la leche de vaca en la elaboración de helados debió ser más difundido. También debió aparecer en las tablillas de venta al menos una S junto a los sabores en existencia. 

Además… si el helado no contiene leche de vaca, cómo es posible que continúe denominándose para su comercialización Varadero y Coppelia, marcas que distinguieron la calidad del helado cubano desde 1966.  

Lea más del diario de Esther Zoza aquí



Esther Zoza

Nací en la década del 60. Amo a mi país y a su gente sencilla y sacrificada. Gusto de las artes, en particular la literatura. En la música disfruto de la trova tradicional y contemporánea, también de la ópera y la música instrumental. Respeto todas las religiones. Me gustan los temas esotéricos y místicos, además disfruto de los enigmas del universo. Creo sobre todas las cosas en Dios. Soy persistente y disciplinada para cumplir mis metas. Me gusta el campo. Vivo cerca del mar. Creo en las relaciones de pareja y en el amor en todas sus manifestaciones.

Esther Zoza has 37 posts and counting. See all posts by Esther Zoza

2 thoughts on “La soya en Coppelia

  • Helado para veganos, y malo.

  • Hay productos veganos de buena calidad, pero en otros países. Coppelia es la vergüenza de La Habana, otra Cueva de Ali Baba y los 40 ladrones. No pierdo ni tiempo ni dinero en ir a este sitio. Los negocios particulares tienen un helado más digno. Debian entregárselo a los trabajadores por cuenta propia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.