Heroínas silenciosas de Cuba

Por Esther Zoza

HAVANA TIMES – Esta semana, en mi comunidad, falleció una mujer de cincuenta siete años, a causa de una subida de tensión. Las interrogantes ante estos casos son inevitables. ¿El estrés, el hacinamiento y la violencia intrafamiliar jugaron un papel determinante en ese lamentable suceso?

Es conocido que el déficit de productos y alimentos lleva a las mujeres cubanas a un enfrentamiento casi diario por su adquisición. También, que las colas, esos gigantescos y enmarañados organismos vivos, se han convertido en un fenómeno social generador de estrés y violencia.

Pero… ¿alguien se pregunta qué sucede cuando estas heroínas llegan a casa? ¿Es reconocido su esfuerzo? ¿Se sientan a descansar o tienen que asumir el cuidado no solo de los hijos, sino del resto de la familia en espacios cada vez más reducidos?

En estos tiempos de pandemia la carga de la mujer se ha incrementado. Velar porque los hijos no salgan de casa, mantenerlos entretenidos, evitar los enfrentamientos entre los miembros de la familia y trabajar hasta el agotamiento, tanto fuera como dentro del hogar, en un entorno cada vez más embarazoso, provoca un estrés irremediable.

Tomar conciencia de los daños que esta situación provoca en la salud debe ser una preocupación de la familia.

Urge reelaborar estrategias con las que cada miembro de la familia se involucre. Es inconcebible que mientras las mujeres cocinan, lavan, planchan, friegan, limpian, cuidan de los hijos y regresan de una cola bajo el sol durante horas, el resto de los miembros de la familia estén frente a la computadora, viendo televisión o atados a Facebook.

No hay dudas que es importante pensar en uno mismo, querernos, incluso mimarnos, pero ¿qué clase de persona somos cuando nuestro disfrute depende del deterioro mental y físico de otros?

Lea más del diario de Esther Zoza aquí.

Esther Zoza

Nací en la década del 60. Amo a mi país y a su gente sencilla y sacrificada. Gusto de las artes, en particular la literatura. En la música disfruto de la trova tradicional y contemporánea, también de la ópera y la música instrumental. Respeto todas las religiones. Me gustan los temas esotéricos y místicos, además disfruto de los enigmas del universo. Creo sobre todas las cosas en Dios. Soy persistente y disciplinada para cumplir mis metas. Me gusta el campo. Vivo cerca del mar. Creo en las relaciones de pareja y en el amor en todas sus manifestaciones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *