Sobre la suciedad en Alamar

Ernesto Carralero

Ernesto-2HAVANA TIMES — Cada paso en Alamar nos invita a la reflexión. Pareciera que la ciudad se está convirtiendo en un basurero gigante.

En días aleatorios el servicio de fumigación hace acto de presencia, ¿pero qué sentido tiene?

En cada esquina se puede observar un tanque de basura totalmente desbordado y en más de una ocasión he visto alguna que otra rata rebuscando en los vertederos.

Pudiera pensarse que es cuestión de días en que por uno u otro motivo no se logra la recogida pero la verdad es las imágenes de las fotos son el día a día.

Estos montones de desperdicios son focos de todo tipo de plagas, además de afectar gravemente la estética de nuestros vecindarios.

Aun así la mayoría de los habitantes de esta ciudad no parecen estar muy preocupados por el problema o al menos parecen creer que no pueden hacer nada para solucionarlo.

¿Pero, será realmente así?

Es triste pensar que muchas cosas no suceden solo porque la mayoría de la gente no quiere. ¿Hasta cuándo simplemente barreremos la esquina de nuestra propia puerta?

En una reciente visita a Matanzas pude comprobar que al parecer el fenómeno es exclusivo de La Habana.

Ernesto-1En otras provincias se ha logrado organizar el servicio de recogida de basura de una manera bastante eficiente. Generalmente retirándola en días fijos, una vez por semana, las personas la dejan en la puerta de la casa durante la madrugada.

¿No sería factible aplicar aquí este mismo esquema?

Incluso para responder esta pregunta es preciso ejecutar una acción que parta de nosotros mismos. Al fin y al cabo, somos los afectados.

Si cada uno dedicara 10 minutos de su tiempo libre en llamar al servicio de comunales para quejarse.

Si durante solo diez minutos al día cada ciudadano de Alamar exigiera que la situación se resuelva.

Si una vez por semana enviara una carta a la Dirección de Comunales…

Estoy seguro de que llegaría el momento en que, al menos por cansancio, intentarían una solución.

El cubano ha de aprender a quejarse de una forma más seria de lo que normalmente lo hace.

Ernesto Carralero

Ernesto Carralero: Tengo 18 años, vivo en La Habana y creo firmemente en el progreso de Cuba. No entiendo por progreso regresar al pasado, sino siendo realista y considerando nuestras características, evolucionar hacia un estado mucho más inclusivo y con más oportunidades que el que tenemos hoy.


5 thoughts on “Sobre la suciedad en Alamar

  • el 6 mayo, 2015 a las 11:44 am
    Permalink

    Pero tambienes existen personas q realizan reparaciones o remodelaciones en su vivienda y arrojan los escombros a los contenedores a la vista un incluso de los mal elegidos delegados y ladrones presidentes de cdr y corructos militantes del occidental.pero como claro todos tienen su caca no dicen ni hostias

  • el 25 septiembre, 2014 a las 10:20 pm
    Permalink

    calixto:

    Yo estoy kuy de acuerdo comn lo del control y las multas, tal y como se hace en el mundo entero, pero en el mundo entero (Al menos en los países normales), las ciudades tienen dos o tres latones de basura por cuadras, sin contar los de las casas particulares. ¿Dónde están esos latones en La Habana?. Yo he estado en un parque de Orlando donde ha habido en ese momento más de diez mil personas consumiendo prácticamente de todo, y no ha habido un papel en el piso, ni unj vaso desechable, ni un paquete de nylon. Nada. Ah, pero hay una infraestructura de recogida de basura, y una cantidad de tanques para botarla que son impresionantes. Constantemente hay empleados cambiando las bolsas de plástico llenas de los latones. No ves uno solo desbordado; y nadie se atreve a botar nada en el piso, nadie, ni los niños.

    Antes de clavarle una multa a un ciudadano por botar un papel en la calle, primero le tienes que poner el latón donde botarlo, porque lo que sí es absurdo es pretender que el que se coma una pizza, se meta el papel lleno de grasa en el bolsillo, y espere a llegar a su casa para botarlo, ¿No crees?

  • el 25 septiembre, 2014 a las 12:12 pm
    Permalink

    En La Habana el problema crece, es real lo cual no quiere decir que en otras ciudades del país, no cabeceras de provincia el mismo no se repita.
    La Habana tiene una densidad de población muy alta esto influye, pero influye además que no solo las personas eliminan en los puntos de basura, la misma, hay empresas que despiadamente ayudan a convertir estos en una gran montaña, lo mismo aportando papeles que restos de procesos de elaboración de alimentos, hoy en algunos puntos constribuyen tambien las paladares y cafeterias….
    ESTO SE LLAMA INDISCIPLINA SOCIAL: y eso no lo controla ni una ni diez cartas, requiere de reales controles de varios ministerios y organismos del estado.
    ESO SE LLAMA FALTA DE CULTURA: muchas personas invierten todo o casi todo lo que ingresan en construir y mantener sus casas (DENTRO), pero el exterior su entrada inmediata, no es SU CASA, por lo tanto no consideran que esa tambien requiere de limpieza por salud y por imagen.
    Antes inventamos “MI CASA ALEGRE Y BONITA” y los trabajos en la cuadra de limpieza al menos de cuando en cuando….hoy donde la era DIGITAL ha llegado al menos en LA HABANA y otros lugares de la isla….ESO ESTA FUERA DE MODA.
    Eso si el problema requiere primero de CONTROL, DISCIPLINA y MULTAS (si con esto ayudamos a resolver)

  • el 24 septiembre, 2014 a las 11:39 am
    Permalink

    Ernesto en La Habana siempre funciono el servicio de recogida de basura puerta a puerta. Recuerdo que en casa usábamos una lata de aceite el cocinero cuadrada que le poníamos periódicos en el fondo y la sacábamos a la acera el día que pasaba el camión recolector. Todo funcionaba bien hasta que un buen día un sesudo del gobierno sintió complejos de 3er mundista y comenzaron a importar los tanques que primero fueron metálicos y después plásticos. El resultado del cambio es que La Habana se ha convertido en una ciudad llena de basura en todas las esquinas.

    Yo tuve el privilegio de comentarle esto a un funcionario provincial de comunales y me respondió con sinismo que ellos eran los tecnicos especialistas y que no era buena idea volver al pasado. Para asombro mio, en los países del 3er y 1er mundo donde he vivido, la recogida de desechos es como Ernesto vio en Matanzas y como era antes en La Habana.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 10:39 am
    Permalink

    Imagínate tu, Ernesto,,,

    -Si cada dia el ciudadano tenga que: “llamar al servicio para quejarse”
    -Después llamar para “exigir que la situacion se resuelva”
    -Y que una vez por semana tenga que “mandar una carta”…

    Ernesto, recoger la basura es una responsabilidad del gobierno, este servicio es obligación del departamento de salubridad, por eso es que en Cuba han vuelto las plagas que hacían cien años se habían erradicado, como ves en Cuba se ha retrocedido.

    El estado cubano sabe muy bien que las ciudades del país son un basurero, ¿porqué crees que cuando llega una comisión de “visita” la pasean por donde esta limpio, o recogen la basura por “donde la van a pasar”?

    Por quejarse, NO ES Ernesto, los cubanos tienen quejandose desde que Fidel Castro tomo el poder, quejandose por Todo, porque en Cuba hay que quejarse de todo lo que han hecho y por lo que No han hecho, El, y todo su gobierno han sabido lo que estan haciendo, y simplemente No les importa.

    ¿Acaso no hay queja mas genuina que la de un padre desesperado por salvarle la vida a su hijo, y lo que le dicen es que tiene que irse a España a curarse, y Nadie escucha la queja de este padre?, ¿acaso no van los cubanos a comer a un restaurant, o a comprar una medicina a una farmacia, y por no tener -moneda enemiga- se le niega el servicio?, además de todos los derechos y servicios que desde el triunfo de esta revolucion se estan violando, sin quejas que valgan. Sabes porqué?, Porque en Cuba, Ernesto, hay una Dictadura, y cuando un pais vive bajo una dictadura, se hace lo que el Dictador diga.

    El dinero de tu país, no alcanza para recoger la basura, porque se gasta en una propaganda malévola internacional, para que el mundo crea que son sensibles al dolor ajeno, lo cual es mentira, y nadie lo cree, porque quien va a creer que sea ni justo, ni coherente que se atiendan las quejas ajenas antes que las del propio pais?.

    El señor Elio el otro día me respondió que “Cuba siempre ha respondido con prontitud a cualquier solicitud de ayuda”, o sea que son atentos y solidarios a las necesidades de otros pueblos, pero a ustedes, que los parta un rayo. Y el resto del dinero que queda, despues de malgastarlo metiendo sus narices en los problemas de otras naciones, es para los bolsillos y empresas privadas de cada uno del clan Castro, lo cual debe dejar al ciudadano cubano a que la Queja sea, que salgan del poder. Porque realmente No sirven, y porque el país No es propiedad privada de la familia Castro. Hasta las cuantas se van a estar quejando a unos oidos sordos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *