Santa Claus no vuela con Cubana

Ernesto Carralero Burgos  (fotos: Caridad)

HAVANA TIMES — Recientemente veía un video que incluía trazas de noticiarios cubanos de 1959-1960 en que se hacía mucho énfasis en que ese año “también” el pueblo cubano disfrutaría de sus tradicionales “turrones” y se garantizaba que en ninguna mesa faltarían los “tradicionales productos navideños”, las tiendas aun ofrecían descuentos especiales y el espíritu era bastante alentador. Tiempos pasados.

Imagino que la mayoría de los que lean este post lo hacen desde el extranjero. Supongo que en sus países desde hace algún tiempo ya está en marcha Papa Noel, los renos, las guirnaldas para las puertas y los árboles de navidad.

En Cuba la verdad es que, salvo muy pocas excepciones, no se nota que esté llegando el año nuevo. Unos pocos carteles de “Feliz Año” (se evitan fechas para que no se traicionen cuando sean reciclados en otras ocasiones), o paredes que nos desean prosperidad en el 2013 o 2012, constituyen el único símbolo visible.

Una de las cosas que recuerdo con más cariño del tiempo que viví en Holanda son estas fechas. La nieve que cae sobre las calles cubriéndolas de blanco, los ayudantes de “Santa Claus” repartiendo dulces en la calle y las visitas de éste a nuestra escuela. El ajetreo incesante mientras nos disfrazábamos y preparábamos obras de teatro.

En Cuba no cae nieve pero tampoco llega la sensación de alegría que transmite este tiempo en otros lugares del mundo, y para muchos incluso pasa desapercibido.

Claro que el día 31 se celebran fiestas, los vecinos se abrazan, alguno que otro personaje lanza un disparo al aire pero no pasa de ahí.

Mientras que en otros lugares las personas pudieron ahorrar algo de dinero para celebrar las fiestas, aquí muchas familias todavía estarán tratando de arreglárselas para llegar a fin de mes.

La unidad de la familia y amigos, algo tan necesario pero que se hace notar aún más en estas fechas, también brilla por su ausencia. Jóvenes marcados por el estigma de la emigración dejando atrás parejas, padres, hermanos.

Luego de la cuenta regresiva que marca los últimos segundos del año, padres que cumplen misiones internacionalistas o simplemente atrapados en la búsqueda de mejorías económicas, insistirán llamando por líneas congestionadas para enviar apresurados besos y abrazos.

Durante mucho tiempo la política oficial en Cuba fue desalentar la navidad por considerarla un “simple arrebato consumista” o “influencia ideológica”. Pero la verdad es que es mucho más. Incluso para aquellos que como yo no somos católicos, significa tiempo pasado y gracias por sobrevivirle. Es el fin de un año y todos sus pesares y alegrías. Es casi el inicio de una nueva vida.

Felices navidades a todos. Yo por mi parte no miraré al cielo ya que sé… “Santa Claus no vuela con Cubana”.

 

Ernesto Carralero

Ernesto Carralero: Tengo 18 años, vivo en La Habana y creo firmemente en el progreso de Cuba. No entiendo por progreso regresar al pasado, sino siendo realista y considerando nuestras características, evolucionar hacia un estado mucho más inclusivo y con más oportunidades que el que tenemos hoy.


22 thoughts on “Santa Claus no vuela con Cubana

  • el 21 diciembre, 2014 a las 4:38 am
    Permalink

    Jajajajaj, muy bueno eso lapón!!!! Saludos.

  • el 21 diciembre, 2014 a las 12:02 am
    Permalink

    josué:

    Sal del “Manual del buen Ateo” ¿Quién te dice que los cristianos adoran árboles e imágenes?. Además ¿a ti qué rayos te importa el cómo la gente celabra lo que le dé su gana?. Guárdate tu amargura y tu triste existencia para ti, y recuerda el adagio chino: “Vive y deja vivir”; o el consejo tan cubano: “No sufras con lo que otro goza”. Deja la pejiguera zurda esa.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 12:45 pm
    Permalink

    agrego:
    la adoracion del arbol es una tradicion religiosa pagana de las tribus celtas. Nada que ver con cristo. Como ven esto no es mas que una gran estafa de la iglesia catolica romana y grandes grupos comerciales. el que quiera seguir el circo ese es su pproblema y a los cristianos que sin saberlo cometen un pecado al adorar imagenes y arboles que se informen pues les estan pasando gato por liebre.
    A los que les gusta las fiestas creo que para celebrar junto a la familia ej fin de ano y comienzo de uno nuevo es suficiente razon.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 4:17 am
    Permalink

    Que la Navidad ha devenido objeto comercial en muchos países, es innegable. También ocurre con muchos otros acontecimeintos de nuestra cotidianidad. En China no se celebraba, al no ser tradición del país, pero al calor de la reforma y apertura, desde hace unos 20 años, andan satos los arbolitos y los Santa Claus, llenando de paso los bolsillos de una industria que se ha ubicado primera en el mundo en artículos para la ocasión. En lo particular, prefiero ver el feriado, sobre todo la Nochebuena, como fecha para la reunión familiar.

    Hasta donde conozco, creo que Cuba ha sido el único país donde se ha suspendido su celebración, sin que mediara una explicación coherente, un motivo de fuerza, y sobre todo un argumento de peso. Una histórica metedura de pata…

    Aprovecho la ocasión para desearles a todos una Feliz Navidad…y que sigamos “fajaos” después del feriado…

  • el 19 diciembre, 2014 a las 7:28 pm
    Permalink

    lapón:

    Es que mi familia me educó a la antigua; yo no soy un “hombre nuevo”, jajajajajajaj

    Feliz Navidad, y lo mejor del mundo para ti y los tuyos.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 7:25 pm
    Permalink

    josé luis:

    Te entiendo perfectamente, y lejos de toda intención de mi parte está el que yo te reproche nada. Lamento que hayas tenido que pasar trances tan amargos. Lo que digo es que la Navidad es ante todo un acto muy personal y muy con uno mismo; todo lo contrario de lo que algunos pretenden convirtiéndola en una feria, o en un pretexto para emborracharse. Esos celebran otras cosas; la Navidad, noYo creo que, a pesar de todo; y sin querer borrar o minimizar lo pasado, tienes motivos para sentirte bien contigo mismo: eres libre ahora y dueño de tu vida. No mires el vaso medio vacío; míralo medio lleno. Feliz navidad también para ti, y un abrazo.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 4:47 pm
    Permalink

    Jorge,me alegro por ti,pero yo no podia exigirle a mi madre que me hiciera una navidad mientras tenia que trabajar lavando,planchando y limpiando casas para sostenerme y llevarle una java a mi padre a la prision cada quincena para que no pasara hambre,perdi la fe en un Dios que nos hizo pasar tanto a mi y a los mios y solo la recupere en el mar mientras me dirigia hacia aqui….Pero todavia no celebro navidad….Pero me hace feliz que los demas lo hagan…Merry Christmas para ti y los tuyos

  • el 19 diciembre, 2014 a las 3:51 pm
    Permalink

    Jorgealejandro !Feliz Navidad! !Qué lindo acto de amor con los tuyos! Yo no soy religioso, pero; también celebraré la Navidad porque todo lo que se vincule a la unión de la familia, los amigos, en fin al amor. Va conmigo. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *