Y al llegar a la cima había un barranco

Erasmo Calzadilla

Estamos pues en una situación sin salida, abocados al colapso y/o a la guerra, si no sabemos enfrentarnos y gestionar consensuadamente el decrecimiento que se avecina, e iniciar una activa, intensa y descentralizada transición energética hacia Otros Mundos Posibles.  –Ramón Fernández Durán

pico-delHAVANA TIMES — El futuro me asusta. Ya hemos remontado el pico del petróleo y es en los próximos años no habrá suficiente para satisfacer la demanda. Todo parece indicar que el mundo que conocemos sucumbirá.

La gente anda confiada, la mayoría cree que cuando a las empresas que monopolizan la energía les convenga, ya se encargarán de buscar sustitutos; pero un análisis de las alternativas (atómica, renovables), y de los sumideros (los ecosistemas del planeta), revela que la cosa pinta fea.

Otros creen que la catástrofe ocurrirá pero no tan pronto. ¿Habrá en el universo algo más tenaz que la inercia mental? A ellos advertirles que la crisis actual podría no ser sino el comienzo de un profundo y estrepitoso desplome que estará en pleno desarrollo a finales de la próxima década.

Los Estados (sobre todo los más ricos) tienen en sus manos los recursos y el poder para gestar una transición menos dramática, pero no parece que podamos esperar mucho de ellos. Su tendencia es, más bien, a escapar hacia adelante, apostando a la tecnología y preparándose para la batalla por las últimas gotas del codiciado aceite.

Los grandes medios de comunicación tampoco ayudan a divulgar la mala nueva, y mientras más demoremos en reaccionar más probable será que la crisis desemboque en caos. Una magnífica oportunidad para los dueños del polvorín.

Por otra parte, medios alternativos, prestigiosos científicos y redes de activistas llevan años investigando sobre el tema, alertando y brindando consejos prácticos de cómo evitar lo peor. Acciones individuales y (sobre todo) colectivas podrían mitigar el impacto y ayudar en la gestación de una civilización más sana.

Me preocupa especialmente el destino de Cuba. ¿Cuán preparados estamos para enfrentar este nuevo huracán? De ello trataré en el próximo post.

Dejo algunos enlaces para los que deseen profundizar.

Recomiendo especialmente dos trabajos de Ramón Fernández Durán.

———

El crepúsculo de la era trágica del petróleo

http://ebookbrowse.com/el-crep%C3%BAsculo-de-la-era-tr%C3%A1gica-del-petr%C3%B3leo-ram%C3%B3n-fern%C3%A1ndez-dur%C3%A1n-pdf-d419705660

Quiebra del capitalismo global

http://ebookbrowse.com/quiebra-del-capitalismo-global-ramon-fernandez-duran-pdf-d78895909

Pueden ver también:

Post carbon institute

http://www.postcarbon.org/

Association for the study of Peak Oil & Gas

http://www.peakoil.net/

Un blog que trata el tema

http://petroleoendeclinacion.blogspot.com/

Una revista digital

http://www.resilience.org/

Congreso Internacional pico de petróleo: ¿Realidad o ficción? 2011

http://www.congresopicodepetroleo.unedbarbastro.es/

El mundo ante el cenit del petróleo, Fernando Bullón Miró, Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos (AEREN).

http://www.crisisenergetica.org/staticpages/index.php?page=200509171321310

El agotamiento de las reservas de petróleo y las energías alternativas.

http://cenitpetroleoenergiasalternativas.blogspot.com/

Energy Bulletin

http://www.energybulletin.net/stories/2012-12-26/peak-oil-review-dec-24

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


9 thoughts on “Y al llegar a la cima había un barranco

  • el 1 febrero, 2013 a las 9:01 pm
    Permalink

    aquí te dejo la visión de Durán, que sí tenía acceso a los grandes medias internacionales y además tenía sus 5 sentidos puestos en observar y refleccionar sobre el asunto.

    En su trabajo Fin del Cambio Climático como vía para “Salvar todos juntos el Planeta”, Durán escribió:

    Después de Copenhague, y hasta la última cita en Cancún, el globo en gran medida mediático del Cambio Climático como problema estrella mundial se ha deshinchado en muy gran medida. Por un lado, por el tremendo fracaso que significó la cumbre de Copenhague. Por otra parte, por el recrudecimiento de la Crisis Global y de sus impactos sociales y laborales, que hacen que las cuestiones ambientales pasen a un segundo o tercer plano del interés ciudadano. Pero, sobre todo, por la práctica desaparición de la “militancia” contra el Cambio Climático por los principales mass media, así como por el auge reciente de las campañas “negacionistas” o “escépticas” en torno al calentamiento global. Es decir, no solo se ha perdido casi todo el apoyo mediático pro-Kyoto (1 y 2) de los últimos años, sino que han proliferado los think tanks que cuestionan el Cambio Climático, y han arreciado las campañas contra el IPCC.

    Hoy los defensores de la existencia de un Cambio Climático en marcha están a la defensiva, la movilización internacional en general ha caído fuertemente, mientras que los detractores están claramente a la ofensiva. Y ello se refleja de forma meridiana en la opinión pública ciudadana, junto con los otros factores que hemos mencionado. Lo cual es especialmente cierto en EEUU, donde el auge de la extrema derecha nacionalista y reaccionaria del Tea Party ha hecho bascular aún más la opinión anti-Kyoto de los republicanos, aparte de que Obama ha perdido la mayoría de una de las cámaras, haciendo aún más difícil cualquier progreso en este sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *