La lucha por la hegemonía en Cuba

¿Por todos y para el bien de todos?

Erasmo Calzadilla

Del VII Congreso del PCC. Foto: Ismael Francisco/cubadebate
Del VII Congreso del PCC. Foto: Ismael Francisco/cubadebate

HAVANA TIMES — El séptimo congreso del Partido me ha dejado en estado de shock, con la amarga sensación de que nada va a cambiar en este país, por buen rato. Pero no os dejéis engañar, se trata de un performance destinado al gran público.

Sí están ocurriendo cambios importantes en Cuba, en el ámbito económico, en el político, pero sobre todo en el cosmovisivo. Para entenderlos les propongo unas palabras del pensador esloveno Slavoj Žižek, extraídas del artículo “En defensa de la Intolerancia”.

Recientemente tuvo lugar una picante discusión entre dos académicos cubanos preocupados por estos temas: Samuel Farber y Marlene Azor. Las ideas de Žižek podrían ayudarnos a enfocar el debate desde un ángulo singular.

Sin más que añadir, ahí va.

“La lucha por la hegemonía ideológico-política es siempre una lucha por la apropiación de aquellos conceptos que son vividos “espontáneamente” como “apolíticos”, porque trascienden los confines de la política. No sorprende que la principal fuerza opositora en los antiguos países socialistas de Europa oriental se llamara Solidaridad: un significante ejemplar de la imposible plenitud de la sociedad. La expresión “los comunistas en el poder” era la encamación de la no-sociedad, de la decadencia y de la corrupción, una expresión que mágicamente catalizaba la oposición de todos, incluidos “comunistas honestos” y desilusionados. Los nacionalistas conservadores acusaban a “los comunistas en el poder” de traicionar los intereses polacos en favor del amo soviético; los empresarios los veían como un obstáculo a sus ambiciones capitalistas; para la iglesia católica, “los comunistas en el poder” eran unos ateos sin moral; para los campesinos, representaban la violencia de una modernización que había trastocado sus formas tradicionales de vida; para artistas e intelectuales, el comunismo era sinónimo de una experiencia cotidiana de censura obtusa y opresiva; los obreros no sólo se sentían explotados por la burocracia del partido, sino también humillados ante la afirmación de que todo se hacía por su bien y en su nombre; por último, los viejos y desilusionados militantes de izquierdas percibían el régimen como una traición al ‘verdadero socialismo'”.

“La imposible alianza política entre estas posiciones divergentes y potencialmente antagónicas sólo podía producirse bajo la bandera de un significante que se situara precisamente en el límite que separa lo político de lo pre-político; el término “solidaridad” se presta perfectamente a esta función: resulta políticamente operativo en tanto en cuanto designa la unidad “simple” y “fundamental” de unos seres humanos que deben unirse por encima de cualquier diferencia política.”

[…]

“La “vieja guardia” (los ex-comunistas) y los antiguos disidentes que han accedido a los centros del poder, se han aliado, ahora bajo las banderas de la democracia y de la libertad, para explotarles a ellos, la “gente de a pie”, aún más que antes …”

 

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 364 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

23 thoughts on “La lucha por la hegemonía en Cuba

  • La siguientes palabras las tomé de un artículo de Camilo Ernesto Olivera Peidro, aparecido en Cubanet con el título Todos los empresarios del general. Trata de como los grandes empresarios a ambos lados del estrecho (en la orilla cubana las empresas militares, por ejemplo) se reparten el pasteñ, mientras los pequeños propietarios y el pueblo en general van recogiendo las migajas.

    ahí va.

    La reciente ola de ataques públicos que el régimen cubano ha realizado contra la visita del presidente Obama tiene dos objetivos: borrar en la población de la isla el impacto de este histórico suceso, poner una cortina de humo sobre el antes mencionado flujo de capitales, empleando una jugada de “psicología inversa” aplicada a la política.

    El castrismo necesita inducir en la población la idea de que nada va a cambiar en lo interno, para aplacar los ánimos y desestimular las exigencias de mayores libertades…

  • Erasmo el show lo montaste tú con tu post y parece que eso es lo que persigues con tu pésima redacción: sugerencias “muy de altura” mezclando cosas que nada tienen que ver para desacreditar a personas que no lees y a procesos históricos que tampoco conoces. Constatar resultados es no explicar nada.
    Yo no intercambio ideas ni posiciones políticas con provocadores que se creen además, “muy por encima de la chusma”. A mí no me cites más porque tienes el descaro de no leer una polémica y citarla.Haces justamente lo contrario de lo que deberías para establecer un diálogo.
    Tu último comentario debería haber sido tu post, es decir tus reales preocupaciones no las constataciones de Zizek, que no hay que ser filósofo para tenerlas ni explican nada. Ni las del profesor Faber ni las mías en una polémica que no te has leído y no pienso explicártela.
    Con una ignorante e irrespetuosa provocación no se convoca a un diálogo. Lo que produces es justamente lo contrario, ningunas ganas de perder tiempo en compartir mis criterios con tus preocupaciones. Madura mijo y aterriza.

  • En mi opinión, Farber no debe estar ni tan nervioso, ni tan preocupado por el “imperialismo” ni mucho menos por el capitalismo, nunca se ha visto que se haya ido a donde no exista ninguna de las dos cosas. Además cuál es el problema de Farber cuando en realidad los menos que están haciéndose dueños de Cuba son los americanos. Alguien me puede decir si Farber tenía el mismo barrenillo cuando Cuba estuvo bajo el dominio Ruso,? Un estudioso, y para más, cubano que se interese por Cuba debe saber que lo más factible para la reconstrucción del país fuera que EU, su vecino poderoso fuera el que le sacara las castañas del fuego, Sí, una vez más, y nada diferente a como lo hacen siempre con todos cuando están jodidos.

  • Relájate Marlene, no se trata de una competencia a ver quién sabe más.
    Te propongo dejar para más tarde el show y concentrarnos en la cuestión concreta que nos preocupa, que a mí me preocupa. En verdad es muy sencilla, y no hace falta complicarla con sofismas.
    Yo creo, tengo la sospecha, que todo este revuelo político en torno a Cuba, y estos cambios que están ocurriendo, van a resultar terribles para la gente común. Para algunos no, por supuesto, pero sí para la mayoría.
    A mí me gustaría trabajar porque el pueblo de Cuba gane conciencia del momento histórico y logre frenar lo que le viene encima. Pero es complicado, entre otras cosas, porque como de costumbre, los ilustrados, los especialistas en la cosa-pública, suelen desviar la discusión del “verdadero tema”. Es una especie de diversionismo tan evidente, que a veces me pregunto ¿para quién trabajan?
    ¿Y cuál es el verdadero tema? La cuestión del poder, obviamente, del poder popular, más concretamente ¿Quiénes lo amenazan? ¿Quiénes impiden su empoderamiento?
    El Partido Comunista, por supuesto, en eso todos estamos de acuerdo, menos Elio tal vez.
    Pero también lo amenaza el Gran Capital en su impersonal afán globalizador. En gran Capital que ya viene entrando, silenciosamente, de la mano de nuestros amigos progresistas, de China, de Brasil, de Venezuela, Rusia…
    Toda su energía parece concentrada en la maldad de los Castro y el patológico sistema que han montado, distrayendo toda la atención de la otra amenaza. Usted es un jugador importante y juega un papel bien definido en la lucha por la hegemonía en Cuba.
    El antiguo Campo Socialista pasó de las garras del Partido Comunista a las garras del Capitalismo (entre otros amos), y Zizek fue testigo y actor en estos cambios; por eso sus reflexiones son tan importantes para los cubanos, que estamos a punto de dar el mismo salto. Aunque le guste adornarlo con sofisticadas teorías, el mesaje de Zizek es más bien simple. Yo lo resumiría en “Cuidado, no es lo que parecía, en el capitalismo posmoderno (mucho menos en el colonial) tampoco hay chance para la Política, la Ilustración, la Emancipación, en el sentido grande de estas palabras”. O para decirlo en palabras más contundentes “los comunistas y los disidentes se aliaron para explotarlos a ellos aún más que antes”. ¿Esa es la frase “superficial” de Zizek que tanto te duele, Marlene?
    La cuestión del Plattismo es muy importante, por supuesto, como el tema del cambio climático, el envejecimiento poblacional y muchos otros, pero todos ellos deben verse a trasluz de la cuestión principal: “¿Quién tiene el poder y cómo lo ejerce?” Todos los patriotas cubanos (capitalistas y obreros incluidos en un mismo saco) ¿debemos unirnos como la plata en el suelo de los andes para evitar la intromisión de los EEUU en los asuntos internos de Cuba?
    Farber está preocupado por la creciente influencia del imperialismo norteamericano en los asuntos internos de Cuba, un tema como para andar nervioso. Pero qué tal si cambiáramos la palabra “imperialismo” por “capitalismo”.
    A usted Marlene, siquiera le preocupa el plattismo; ha llegado, incluso, a justificarlo, y tratado de enmarañar la discusión en torno a él con ardides tan banales que asombra en una persona inteligente.
    Su actitud me enfada profundamente, porque usted es una persona inteligente, repito, pero usa su inteligencia (a lo mejor ni se da cuenta) en la defensa de fines perversos. Me enfada, me encabrona, pero no voy a entrar en el show de ofenderla.
    Ahora, eso sí, en la medida de mis posibilidades, con la poca o mucha inteligencia que dios me dio, en los ratos libres y aprovechando el instante de Internet que alguien me regala, voy a estar colaborando con el desmontaje de sus mentiras. De las mentiras que usted intente colar en la lucha por la hegemonía y el control del imaginario social en Cuba.

  • Erasmo deja el cantinfleo con visos “de saber algo” que solo sueltas superficialidades.
    Zizek con su “significante” está en el defecto fundamental del estructuralismo: “no existe nada fuera del lenguaje” ¿y los actores y el contexto? nada, no los vas a encontrar.Así “el malo del partido” en todas las experiencias de Socialismo de Estado queda como “una construcción del lenguaje” que nada tiene que ver con la realidad.Desde esa mirada todo lo que dice es una superficialidad y desconocimiento de solidaridad en el discurso político de la izquierda y no desentraña nada del hacer de la política. Y tú le sigues el coro porque no sabes ni dónde se monta Zizek para su superficial análisis. Baja tus “dioses” y desarrolla tu análisis crítico, porque andas en la tontería.
    En cuanto a la polémica del profesor Farber y yo, no seas superficial. Leetela primero y luego nos citas con algo más provechoso para el conocimiento que el término que se utiliza para la comida y el sexo habitualmente.
    Resumen, no me queda otra que mandarte a estudiar y a leer para no quedar en el ridículo como en este post. Y por favor te pido públicamente que antes de citarme me leas, un mínimo respeto por los demás.

  • Erasmo,deme luz !!!: cuales son los Fundamentos del Sistema Politico-Social de los EEUu ?? A que se refiere cuando dice que no se pueden cambiar??

  • La cita del día: “todas las personas Deben estar encasilladas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *