Tercera maestría abandonada

Erasmo Calzadilla

Sigo la historia de mis maestrías abandonadas.  (Los tres maestrías y Segunda maestría abandonada) Espero no se lleve usted la impresión de que me encanta dejar las cosas a la mitad.

Cuando iba por mis cinco años en el INSTEC ya apenas me parecía al tímido profesor que se enfriaba al pararse frente al aula.  Había ganado una confianza en mí que me azoraba.  Llegué incluso a relajarme tanto que comencé a impartir lo que yo creía que era la filosofía y no lo que pretendía el programa confeccionado por los ideólogos del PCC.  Y entonces, cuando ya había alcanzado mi definición mejor…  saben lo que pasó.

Pero pese al problemita le tomé tal gusto a la educación que abrió por esa época una maestría que se llamaba algo como Pedagogía de la Enseñanza Universitaria y decidí matricularme.

No tardé en sentirme mal también en esta tercera oportunidad…  Recibíamos clases los sábados alternos, y hubiera preferido azotes antes que permanecer sentado cuatro horas escuchando a los doctores explayarse.  ¡Por dios qué aburridos y pedantes me sabían!  Pero no los culpo, el del problema soy yo que no resisto ya portarme como un “alumno normal.”

Súmese a ello que la mayoría de los profes convoyaba sus conferencias con un discurso político que me carcomía las entrañas.  A veces lograba articular alguna tímida protesta, pero la resonancia era escasa.

Tuve hasta que recibir un módulo de “enseñanza en valores” en “la nueva universidad Cubana” y fingí para ser aprobado porque no me creo con derecho a manipular los “valores” de las personas, si es que eso se puede hacer.

En fin; no sé si será mi última maestría abandonada o habrá alguna otra, pero a la próxima tentación lo voy a pensar mejor.

Mi experiencia me dice que las instituciones (al menos las cubanas que he conocido) organizan las maestrías y otros cursos de superación pensando más en el cumplimiento de sus obligaciones burocráticas que en ayudar verdaderamente al crecimiento de aquellos que solicitan el servicio.  Muchos lo saben y se matriculan expresamente para conseguir el título.

Por eso el autodidactismo sigue pareciéndome la mejor manera de aprender.  ¿y a usted?

 

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 363 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

3 thoughts on “Tercera maestría abandonada

  • sabemos que actualmente en cuba en muchas instituciones sus trabajadores gastan mas que lo que su empresa invierte en ellos, empezando por las neuronas, que no son regenerativas. las maestrias a las que se refirio erasmo son muestra de la pedanteria y crisis en que vive la “vanguardia” academica cubana hace anos, comparto totalmente su criterio. tambien creo que habra algunos otros estudios de grado perdidos por ahi que valgan la pena. es precisamente la zandunga y respeto lo que le falta a mucho lugar de la academia cubana, en eso estoy de acuerdo con luismi. al final, muchos graduados universitarios cubanos tienen que convertirse en autodidactas al comenzar a trabajar. pronto se dan cuenta de que, o sus conocimientos no son bienvenidos y tienen que dejarlos, o se tienen que desnivelar individualmente debida cuenta de la errada politica (de nuevo el salao termino) de “superacion” del trabajador. abrazos, erasmo!!!

  • Yo lo que creo es que la academia mata cualquier pasión que uno pueda tener por algo. A mí me parece que el aniquilamiento de la ricura de la academia lo llevó a término Platón. Éste tenía escrito en la puerta de su escuela -academia de athena-: “No entre aquí quien no sepa geometría”. Eso me suena a exclusión acere. Fíjate que la búsqueda de la verdad es una cosa que nos atañe a todos y este tipo, platón, decidió que en su academia determinadas personas a pesar de tener inquietudes en virtud del saber no ingresaran por falta de determinado conocimiento. Entonces imagínate que tengas que obligarte a saber geometría para poder buscar la verdad que ni siquiera sabes si tiene que ver con la tal geometría. En fin…

  • Eso lo has hecho porque te has podido dar ese lujo, seguramente sin tener que remunerar a la institución por los gastos que ha tenido contigo. A lo mejor si hubieras terminado alguna de esas maestrías no habrías escrito algo así, tan sin-zandunga, en HT(donde además alguien ha tenido que usar su tiempo y neuronas para traducirlo).
    No tienes la menor idea de eso que dices(producto del auto-didactismo). Pero como ahora cualquiera escribe, cualquier cosa, en cualquier lugar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *