Rumbo a la prosperidad

Rodrigo Malmierca, ministro de inversión extranjera y comercio exterior.
Rodrigo Malmierca, ministro de inversión extranjera y comercio exterior.

Erasmo Calzadilla

HAVANA TIMES — “Por ser la clave del progreso ambiental, por ser el proveedor de los recursos que permiten invertir en tecnologías limpias, el crecimiento es la solución, no el problema”. -G.W. Bush

“La economía cubana mantiene un crecimiento sostenido de un 3% y espera fortalecerse gracias a las inversiones extranjeras que pretende atraer con la apertura de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel” – Rodrigo Malmierca, ministro de inversión extranjera y comercio exterior en su discurso de inauguración de la 31ra edición de la Feria Internacional de La Habana, noviembre del 2013

Quiero con este post compartir mi regocijo, acaba de reunirse la Asamblea Nacional y una de las conclusiones es que la economía cubana sigue frenando. Raúl reconoció en su discurso que desde enero el PIB apenas se ha movido y que para fines de año habrá crecido, con suerte, un 1,4%.

La ralentización comenzó hará cosa de dos años pero la tasa de crecimiento es tan baja que de seguir disminuyendo al ritmo actual (0,8 puntos anuales) bastarían otras dos primaveras para entrar en recesión. El último año en recesión fue 1993.

erasmo-illustration

Año Tasa de Crecimiento
2006 12,5
2007 7,3
2008 4,3
2009 1,4
2010 2,1
2011 2,7
2012 3,1
2013 2,7
2014 1,4
2015 0,6
2016 -0,2

En el marco de la reforma raulista los ideólogos han cambiado el discurso oficial para adaptarlo a las nuevas perspectivas e intereses.  La retórica que ensalzaba la austeridad como virtud revolucionaria fue permutada por un canto a la prosperidad como premio bien ganado al trabajo duro. Al cabo de los años, sin embargo, la prosperidad se ha mostrado algo esquiva; solo unos pocos elegidos han podido saborearla mientras el pueblo trabajador sufre penurias.

El profesor de economía Juan Triana fue uno de los encargados de “venderle” a la élite burocrática y científica (e indirectamente al cubano de a pie) la idea de que el desarrollo era necesario, alcanzable y además muy deseable. De sus carismáticas conferencias mana un mensaje subliminal: “Raúl (a diferencia de su hermano) sí está tomando las medidas certeras para encauzarnos en la senda del crecimiento”. Me encantaría, y creo que sería lo ético en un profesional, que Triana volviera ante las cámaras para explicar en qué se equivocó, él, Raúl Castro o ambos.

Pero todavía no he dicho por qué me simpatiza el frenazo del PIB cubano. La cuestión es que, desde mi punto de vista (que considero muy bien fundamentado), la economía global y la nuestra en particular van a caer más temprano que tarde. Si continúan creciendo exponencialmente hasta el último momento el colapso y las consecuencias catastróficas serán inevitables. La única manera de evitar un crash apocalíptico es frenando lentamente; justo como lo estamos haciendo pese al deseo de los líderes.

Los gusanos* también se entusiasman con el ridículo crecimiento de la economía cubana pero por una razón muy diferente a la mía. Ellos interpretan cada uno de los fracasos de los Castro como una señal de que el triunfo anda cerca. Pero no, gusanos, las cosas no son tan sencillas: ni ustedes serán los vencedores de esta larga contienda ni los Castro lo hicieron todo mal.

Por ejemplo, según la organización Fondo Mundial para la Naturaleza, Cuba es el único país del mundo que cumple los criterios de sostenibilidad: Índice de desarrollo humano por encima de 0,8 % y Huella Ecológica por debajo de 1,8 hectáreas por habitantes. Avanzamos para atrás como el cangrejo, cierto, pero nuestros problemas sociales no son ni lejanamente comparables a los de las semiprósperas naciones del continente americano. Retrocedemos; a pesar de los planes siempre optimistas de la élite retrocedemos, y gracias a eso nuestra sociedad no ha sentido lo que se siente cuando la aplanadora de la modernidad en su versión tercermundista te pasa por encima.

Entonces, queridos amiguitos, los invito a festejar conmigo el frenazo a tiempo de la economía cubana porque, como decía un locutor de Tránsito, UN ACCIDENTE SIEMPRE PUEDE EVITARSE.
—–
Nota 1: Uso la palabra GUSANO, despojada de cualquier carga peyorativa, para referirme a los cubanos opuestos al régimen que consideran al capitalismo como la mejor alternativa.

Nota 2: El Decrecimientoes una corriente de pensamiento político, económico y social favorable a la disminución regular controlada de la producción económicacon el objetivo de establecer una nueva relación de equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, pero también entre los propios seres humanos.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


72 thoughts on “Rumbo a la prosperidad

  • el 2 agosto, 2014 a las 1:56 pm
    Permalink

    ¿No era tu intención? ¿Cuál es la intención cuando descalificas a uno públicamente?
    Para mí también ha sido doloroso.
    Para aclarar tus propias dudas deberías preguntarte:
    ¿Me creo de verdad que habrá una crisis energética y ambiental en menos de dos décadas?
    ¿Existe alguna posibilidad de que un movimiento, una organización desde abajo o en última instancia un partido ecologista llegue con suficiente tiempo al poder (o sea, mucho antes de que se desencadene la crisis) y promueva crecer pero al msmo tiempo preparándonos para la crisis?
    Después que te respondas esto sin fantaseos utopistas y siempre que me consideres alguien capaz de dialogar contigo y no uno que ha roto con la realidad, podremos restablecer la discusión.

  • el 31 julio, 2014 a las 7:44 am
    Permalink

    Veo que estás muy molesto. Disculpa si te ofendí, no era mi intención.
    Es doloroso leer mucho de lo que me dices.
    En cualquier caso, mantengo mis criterios, que de seguro podrían haber sido mejor expresados.
    Abrazo
    isbel

  • el 31 julio, 2014 a las 12:47 am
    Permalink

    Erasmo.

    La verdad es que lo tuyo es la sublimación de la filosofía de la piltrafa

    Llamarle “superconsumo” a la miseria que recibe un pueblo con medio siglo de cartilla de racionamiento, me parece , no solo una gran falta de respeto a tu propio pueblo, sino que siembra serias dudas sobre si tú estás bien de la cabeza. Pero, por si fuera poco, te das el lujo de tratar de “masas estupidizadas” a toda una población. Sinceramente, después de oírte otros despropósitos, si los sumo a este, no me queda más remedio que decirte que eres un gran demagogo que, además, por niungún lado demuestra , ni por asomo, ni la amplitud de conocimiento, ni la capacidad analítica, y, mucho menos la autoridad moral para endilgarle a nadie calificativos de ninguna categoría. Sobre todo con esa insinuación de no tomar en cuenta el criterio de la mayoría ¿Cuál es tu solución, reprimirla a como dé lugar? ¿Quién ers tú para eso, y quién te dio esa potestad? Se te salió el fuehrercillo que llevas dentro, lo que pasa es que la vida te jugó una mala pasada, y tú no tienes ni para eso. Lo único que me muestra esto son tres cosas: Primera, que tú no te cuentas entre el pueblo, sino que quisieras formar parte de los que conducen el rebaño; Segunda: Que, si tú fueras tan capaz y tan superior, no tendrías que trabajar de noche para otro, sino que serías tú el que tendría su propio negocio; y tercera: Que el hecho de que no hayas logrado nada de lo anterior, sumado a las ya considerables barrrabasadas que te hemos leído, es un claro indicador de que la mediocridad te ronda de cerca.

    “Con la falta de ómnibus urbanos, de periódicos en los estanquillos, de comida, papel sanitario y pasta dental en el mercado, de medicamentos en la farmacia, mucha irá comprendiendo lo que sucede mejor que con mil discursos, e irá buscando soluciones desde ya, cambios de dieta, medicina alternativa etc. Es una señal que se agradece, porque peor es que pase el tren de pronto y nos aplaste, como sucedió en el periodo especial. ”

    ¿De verdad que esto es en serio? El periodo especial no tuvo nada que ver con el medio ambiente: Fue la consecuencia de que tú gobierno, embarcado en su mantenimiento de guerras y guerritas; financiando a todo descerebrado que se decía paladín de la revolución mundial,; regalando el patrimonio nacional,;tomando decisiones económicas dignas de cafres, nunca utilizó el dineral y los recursos que le regaló la ex URSS para desarrollar al país, es más, ni siquiera pudo mantener los índices de productividad anteriores a 1960. En otras palabras, que lo único que tenían era una economía subsidiada. Se acabaropn los subsidios, se acabó la economía, los índices se fueromn por el inodoro; y a más de medio sigloo siguen con 7 huevos al mes y sin resolver el jodido vaso de leche. prueba fehaciente de que, además de todo lo anterior, el pueblo nunca les importó realmente un carajo.

    Si tú lo que quieres es volver a la comunidad primitiva, compadre vete para una isla desierta y juega allí a Robinson Crusoe todo lo que quieres, pero no te la des de árbitro de vidas ajenas. Si te gusta la miseria, que te aproveche, pero acostúmbrate a que la mayoría de los seres humanos no piensa como tú. eso, para que no te mueras de frustración, ni cojas perreta. la gente fija sus metas arriba y hacia adelante, no hacia atrás y hacia abajo, como haces tú. Antes de pensar siquiera en emancipar a nadie, empieza emancipando a tu propio cerebro de todas las tonteríias que está produciendo, que ya va siendo preocupante tu caso.

  • el 30 julio, 2014 a las 12:13 pm
    Permalink

    Afirmar que alguien ha roto con la realidad es una descalificación seria, Isbel, y no lo esperaba de ti. Antes de correr a clasificar la postura de otro como una Ruptura con la Realidad deberías intentar analizar su postura, más si ese otro lucha por objetivos muy parecidos a los tuyos, más si está bajo una lluvia de comentarios descalificadores, más si es un amigo. Pero nada, has lo que tu conciencia te dicte.

    Pero vallamos a la concreta. Dices tú:
    “El punto es que esa preparación no podría ser PROPUESTA del mismo modo que se propone a los primermundistas.”
    ¿PROPUESTA? ¿Yo he hecho alguna propuesta? No Isbel, lee bien el post antes de lanzarte a hablar y a juzgarme tan mal. En el post no he propuesto nada en concreto que debamos hacer como país o algo así, solo verificando un hecho, y viéndole el lado positivo que los desarrollistas no pueden verle. (no importa, luego el catastrofista y pesimista siempre seré yo). Ya te lo he repetido varias veces pero como sigues en lo mismo tendré que seguir recordándotelo: cuando yo afirmo que el frenazo tiene un lado positivo, lo afirmo por otras razones bien diferentes a las de los decrecentistas del primer mundo. Ellos llaman a para el crecimiento sobre todo de las grandes potencias económicas por su efecto macabro sobre el medioambiente y el daño antropológico que está generando; yo, en cambio, me alegro de que paremos el crecimiento para que luego la caída no sea tan abrupta, como bien se observa en la ilustración. ¿Te sigue pareciendo lo mismo?
    En ningún momento he dicho: “paremos las termoeléctricas para no contaminar más”. Puede que sea una propuesta a analizar, pero no es la mía ahora, la mía en el post fue: “Tiene su lado positivo decrecer ahora poco a poco, antes de hacerlo después de un golpe”. Por tanto, Isbel, no repitas más por favor que estoy siguiendo a los decrecentistas mecánicamente, o defiende mejor tu tesis, que estás como encasquillado con lo mismo.

    Pasemos a otro punto. Dices:
    “Sí creo que en el actual estado de cosas, Cuba necesita crecer económicamente; pero está claro que el tipo de crecimiento que hablo no será proveído por el actual sistema político, que propone una economía altamente dependiente de combustibles fósiles, y dispuesto a vender lo que sea necesario (hasta agua potable!!!).”
    No Isbel, estas desviando la discusión hacia cuestiones abstractas en que no me he metido. Mi regocijo con el frenazo económico es estas condiciones concretas en que estamos viviendo hoy en Cuba, en ningún momento he dicho: “Debemos decrecer en cualquier condición, bajo cualquier sistema”.
    Si vas a juzgar mi “propuesta” y quieres hacerlo con honradez júzgala desde las condiciones en que fue esgrimida, no la saques de contexto. Yo también creo que en otras condiciones, si lo hacemos de manera racional, usando los recursos para prepararnos, puede que sea oportuno y conveniente crecer.
    Otra cosa Isbel, no sé en Marte o en el siglo XXII o en la sociedad ideal que te propones y está lejos de conseguirse, pero en el mundo actual no hay crecimiento económico sin dependencia a los combustibles fósiles. Estúdialo, no me respondas sin haber leído sobre esto.

    Luego dices:
    “Sentir la crisis en el pellejo tampoco es garantía de que la gente busque un modo de vida austero, ni regrese al campo. Bien pudiera suceder que esa crisis condujera a un fascismo ecologista que pudiera preservar algo la naturaleza, a costa de que los Estados administraran férreamente todos los recursos naturales, y de paso acabaran con la poca libertad que le queda a los seres humanos.”

    Pongamos un poco de orden aquí para entendernos. Mi idea en un comentario fue que el frenazo de la economía es como una señal de lo que viene, un pitazo, que puede ir sacando a la gente del fantaseo con el crecimiento que nos venden los medios en todo momento. Con la falta de ómnibus urbanos, de periódicos en los estanquillos, de comida, papel sanitario y pasta dental en el mercado, de medicamentos en la farmacia, mucha irá comprendiendo lo que sucede mejor que con mil discursos, e irá buscando soluciones desde ya, cambios de dieta, medicina alternativa etc. Es una señal que se agradece, porque peor es que pase el tren de pronto y nos aplaste, como sucedió en el periodo especial.
    Nuevamente, si viviéramos en una sociedad ideal, compuesta por personas racionales, no enajenadas por el trabajo y los medias, la gente podría reaccionar solo con la explicación diáfana de lo que está ocurriendo con el medio ambiente y los recursos naturales, pero por los comentarios te puedes llevar una idea de que estamos a millones de años luz de esa sociedad ideal, y que será necesaria una señal, una visión a pequeña escala de lo que viene para que la gente comience a despertar. Ahora ¿qué tiene que ver eso con el ecofascismo? ¿a qué viene eso ahora? Tú sabrás.

    Luego dices:
    “De modo que llevar más hambre y penurias a quienes ya padecen hambre y penurias, no parece ser la idea de Taibo. Idea que yo comparto. Así de simple.”
    Bien, yo también comparto de que no hay que llevar intencionalmente hambre y penuria a los que ya la padecen. Pero si viene una racha de hambre y penurias sería (¿estás o no estás de acuerdo con que viene?) mejor sería que fuese poco a poco, para que la gente deje vaya cambiando de dieta, aprendiendo a criar gallina y a aprendiendo seleccionar las hojas de plantas no urticantes y más suaves para limpiarse el culo. La austeridad, que no tiene que llegar a pobreza, no se aprende en un día, necesita tiempo para aprenderse bien y que se transforme en cultura, como todo en esta vida.

    Luego dices:
    “Creo que tú también en algún momento dijiste que decrecimiento no era sin ánimo de pobreza. Ahora dices lo contrario, y es ahí donde creo que te despegas de la realidad, cuando piensas que podría resultar viable tal exposición de las personas a esos padecimientos.”

    Isbel, para ser el argumento a partir del cuál te lanzas a descalificar públicamente a un compañero de lucha y a un amigo pues creo que está muy mal explicado, muy mal organizada la idea, que apenas se entiende.
    ¿resultar viable la exposición de las personas a los padecimientos? ¿Qué mierda significa eso Isbel? La gente va a estar expuesta a los padecimientos por el declive de los combustibles fósiles y demás, la diferencia es si será expuesta con tiempo suficiente para organizarse y adaptarse (gracias a las señales) y poder vivr austera pero dignamente, o cayendo de golpe en el hueco, lo cuál sí conducirá a pobreza crónica, vuelta a la esclavitud y miseria.

    Luego dices:
    “Ah ¿Cómo ha de ser entonces esa preparación para la crisis? Debo confesarte con humildad, hermano mío, que no lo sé con exactitud.”

    Isbel, es muy fácil, pero a la vez está muy mal, criticar desde un ideal y sin hacer propuestas concretas, eso le quita mucho poder a tu crítica. Descalificas pero a cambio no propones nada, eso te deja muy mal parado. Algunos comentaristas de HT te lo han señalado en varias ocasiones, y yo me sumo al señalamiento. Desviándome un poquito del tema, me parece que la crítica que haces al capitalismo adolece del mismo problema. Tan oportunista es humillarse ante la realpolitik como escudarse en una utopía irrealizable.

    Y por último dices:
    “Para Cuba, el crecimiento constante que desea Murillo es parte de lo que nos hunde. Para Cuba, hay que pensar otro tipo de crecimiento, con límites que puedan precisarse, con miras a ese “crecimiento” futuro.”
    ¡Qué! ¿tú has estado rebatiendo mi “propuesta” desde una idea tan vaga, fusiforme, e incoherente? Te juro que si lo hubiera sabido desde el principio no me hubiera tomado el trabajo de contestarte.

  • el 30 julio, 2014 a las 8:20 am
    Permalink

    Cuando desea quitar un comentario o hacer un cambio puede escribir al editor.

  • el 30 julio, 2014 a las 8:13 am
    Permalink

    olvida eso man, no sirvio mi palabra pueril, no es justa con tu articulo. Hace falta que Havana Times ponga el sistema de edicion o de eliminacionde comentarios, porque cuando uno se arrepiente no hay vuelta atras. Un abrazo Erasmo, muy bueno tu articulo y tus comentarios.

  • el 30 julio, 2014 a las 7:15 am
    Permalink

    Erasmo:
    Me he reído mucho con tu comentario, porque sigues sin aterrizar en Cuba y sin embargo tu “regocijo”- que parece que para ti no es una palabra similar al entusiasmo-, sigue en ruptura con la realidad de Cuba.
    1-Lo que anuncia la Asamblea no es el PIB sino el PNB, ya por ahí el análisis no es correcto. El decrecimiento es peor si lo analizas como el PNB. Grandes diferencias hay entre uno y otro indicador.
    2-El sub consumo no sé por qué lo analizas en relación con las clases medias del capitalismo desarrollado. Tienes un problema metodológico RECURRENTE: no se transpola las conclusiones económicas de una realidad a otra porque lo que puede ser una preocupación loable en un lugar puede ser un disparate en el otro. Caso Cuba del cual te regocijas. Los indicadores del sub consumo cubano están en la canasta básica, ( secreto de estado cubano) y en el acceso a la vivienda, agua potable, transporte público, y electricidad. Y es un sub consumo porque no cubre estas necesidades primarias para toda la población. Y en cuanto a calidad de educación y salud, son un desastre hoy agregando además la infraestructura para la educación y la salud.
    3-El sub consumo mayoritario lo tienes que comparar dentro del propio país y con la cobertura de calidad para toda la población de las variables que te comenté. Ahora si esas no te parecen las variables a medir espero las tuyas personales además de demostrar que las que te propongo no son sensatas. El PIB, y peor el PNB, no dice nada sobre la redistribución de la riqueza.
    4-Me parece que decir que las masas estupidizadas es algo muy elitista de tu parte pretendiendo que tu verdad y los que piensan como tú son los poseedores de la Verdad. Aprende a escuchar a los “otros” con respeto y discute con argumentos, baja del pedestal de la superioridad que todos somos mortales y tenemos saberes disímiles, no sólo occidentales aunque yo me sienta heredera de lo mejor de la Ilustración, no de lo peor.
    5-En cuanto al bloqueo estandarte del gobierno para pedir créditos frescos que necesita urgentemente, pero para utilizarlos en políticas de espalda a la sociedad no me voy a pronunciar, lo he hecho en otros lugares y cuando me ha dado la real gana que para eso me fui de Cuba para decir lo que creo siempre con argumentos y en el momento en que decido y no en el momento en que los demás deciden por mí. Hay un análisis muy bueno de Elicér Ávila sobre la “normalización” del discurso en Cuba que exige una “presentación de credenciales”: “yo soy esto lo otro lo de más allá y amo a Fidel y la revolución” Yo digo mis credenciales cuando quiero y no cuando nadie me exija hacerlo. En cuanto a lo que pienses de mi posición política Erasmo, me tiene sin cuidado. Creo que he tenido una paciencia infinita en responderte este y otros artículos en los cuales pones a la población como imbécil porque ellos “no” cavilan cuando marchan, según tú o las masas “estupidizadas” ahora con el consumo. Tienes la misma visión que Ramiro Valdés, los pichones cubanos con el pico abierto. ¿A quién quieres tú emancipar con esa visión elitista y arbitraria sobre las gentes “estupidizadas” según tú?. Y mi paciencia tiene justo el límite de tus insultos. ¿Desvergüenza porque evidencias una ruptura con la realidad cubana? Sí Erasmo, una ruptura con la realidad. Si eso es una desvergüenza creo que no es mía.

  • el 30 julio, 2014 a las 5:21 am
    Permalink

    Erasmo, es posible aceptar a la vez que has roto con la realidad, y que debemos prepararnos para un cambio radical. El punto es que esa preparación no podrá ser propuesta del mismo modo que se propone a los primermundistas.
    Sí creo que en el actual estado de cosas, Cuba necesita crecer económicamente; pero está claro que el tipo de crecimiento que hablo no será proveído por el actual sistema político, que propone una economía altamente dependiente de combustibles fósiles, y dispuesto a vender lo que sea necesario (hasta agua potable!!!).
    “Sentir la crisis en el pellejo” o “el hambre y las penurias tocando a la puerta” tampoco son garantía de que la gente busque “un modo de vida austero”, ni “regrese al campo”. Bien pudiera suceder que esa crisis condujera a un fascismo ecologista que pudiera preservar algo la naturaleza, a costa de que los Estados administraran férreamente todos los recursos naturales, y de paso acabaran con la poca libertad que le queda a los seres humanos.
    Me preguntas “¿de dónde sacas eso de extrapolación mecánica de las tesis del decrecimiento?”, pues de una conferencia de Carlos Taibo, en Pamplona, 2009. Taibo dice, en una de sus consideraciones antes de dar la charla sobre Decrecimiento, que NO defiende “estos proyectos de decrecimiento en la producción y el consumo para los países pobres”; y seguidamente anota: “pero esos países deben tomar nota del sin fin de desafueros que ha caracterizado el despliegue de nuestros modelos económicos en el Norte desarrollado, para no repetir los numerosos errores que por desgracia nosotros cometimos, y de los que somos ahora víctimas”.
    De modo que llevar más hambre y penurias a quienes ya padecen hambre y penurias, no parece ser la idea de Taibo. Idea que yo comparto. Así de simple. Creo que tú también en algún momento dijiste que decrecimiento no era sinónimo de pobreza. Ahora dices lo contrario, y es ahí donde creo que te despegas de la realidad, cuando piensas que podría resultar viable tal exposición de las personas a esos padecimientos.
    ¿Cómo ha de ser entonces esa “preparación” para la crisis? Debo confesarte con humildad, hermano mío, que no lo sé con exactitud. Pero no saber algo tampoco significa que hablemos mierda, ni que estemos locos, ni que cedamos a la corriente principal de pensamiento que inunda los comentarios de HT. Creo que escribir lo que escribimos es parte de la solución; enrolarnos en los proyectos que nos enrolamos. Y sobre todas las cosas, mirar nuestras vidas y nuestra realidad, y descubrir en ella las prácticas y los conocimientos que nos hunden y los que nos salvan.
    Para Cuba, el crecimiento constante que desea Murillo es parte de lo que nos hunde. Para Cuba, hay que pensar otro tipo de crecimiento, con límites que puedan precisarse, con miras a ese “acrecimiento” futuro.

  • el 30 julio, 2014 a las 3:24 am
    Permalink

    Gracias Ramir, tendré en cuenta su crítica, pero para comprenderla mejor me gustaría saber cuáles concretamente son las frases pueriles que según usted he usado en el texto.

  • el 30 julio, 2014 a las 3:17 am
    Permalink

    “Lo que quiero resaltar es que en el contexto cubano de sub consumo y pobreza generalizada, plantearse el decrecimiento como una FIESTA es un disparate”
    Después te llamo manipuladora y te ofendes. ¿En qué momento me he planteado el decrecimiento como una fiesta?
    “y por otra parte imponer el sub consumo actual como algo loable, es perder de vista el origen totalitario de imposición de un sub consumo no consensuado. Regimentar el consumo lo único que trae es el afán de consumo. Esa no es la solución. Sería más provechoso discutir como lograr un consenso sobre el consumo, que tratar de imponer un canon.”
    Qué manera de trocarlo todo. En primer lugar, llamar subconsumo al nivel de consumo del cubano es usar un parámetro de comparación clasista, tendencioso, manipulador.
    El consumo a lo cubano es SUBCONSUMO si se compara con el de las clases medias y altas de los países del primer mundo y en desarrollo. Es tan alto el de esa gente que está destruyendo el medioambiente y por tanto merecería llamarse SUPERCONSUMO.
    Pero sigamos la comparación, el consumo a lo cubano podríamos llamarle SUPERCONSUMO si lo comparamos con el de millones de miserables que ha creado ese capitalismo que usted tanto defiende sin decirlo a las claras.
    En segundo lugar, todavía no he discutido nunca sobre la manera más efectiva de conseguir una disminución del PIB. Lo mejor sería un consenso, claro está, pero si una mayoría estupidizada por los medias capitalistas decide destruir irresponsablemente las condiciones que hacen posible la vida y el medio ambiente, que es de todos, entonces habría que replantearse el consenso como solución. ¿no cree?
    Esa es otra discusión, una bien compleja en la que no me he metido aún porque estamos lejos de poder elegir, pero usted insiste y se apura en ubicarme como un protatalitario que aplaude la imposición no consensuada de un “subconsumo”.
    No, si usted sabe leer, que a estas alturas lo dudo (por no decir que es malintencionada), sabe bien que eso no es lo que yo he planteado. El frenazo de la economía ya está ocurriendo por diferentes causas: el sistema sociopolítico castrista que hace aguas, la crisis económica global y sobre todo el BLOQUEO, ese bloqueo que usted nunca menciona cada vez que se llena la boca para hablar de la pobreza cubana.
    Ya está ocurriendo que la economía cubana frena; y eso, sea cual sea la causa (que como vemos es multifactorial), y aunque nos parezca algo terrible hoy, puede que mañana sea una bendición.
    Lo he repetido no sé cuántas veces, pero usted insiste en leerlo mal, y en descalificarme y en ofenderse para luego hacerse la ofendida. No importa, yo se lo explico despacito todas las veces que sean necesarias.

  • el 29 julio, 2014 a las 2:19 pm
    Permalink

    Erasmo, te considero una persona inteligente, y encuentro interesantes tus articulos, prueba de esto es que estoy aqui comentando, un honor para mi y un gusto ademas. Man, lo que me parece es que debes evitar el gusto por la controversia facil, el vedettismo o la provocacion, me parece inmaduro, se lo perdono a un chamacon del pre pero a ti no brother. Ya se que esto es mas blog y ”decir lo que me de la gana” que periodismo ”serio” pero siempre creo que lo puedes hacer mejor. Aparentemente lo que quieres es despertar el debate con algunas frases puériles (a mi modo de ver) en el articulo para después desarrollar con mas peso tus puntos de vista en los comentarios. Ok, me gustaria que pusieras ese peso en el articulo, sin hacerlo pesado claro esta, haciendo uso de tus condiciones con la pluma. Vaya, que definas el juego en el tiempo estipulado para no tener que irnos a penaltis. Pero bueno brother, si te da la gana te da. un abrazo

  • el 29 julio, 2014 a las 10:14 am
    Permalink

    Tu respuesta me parece sensata, Isbel, no se puede transpolar análisis a realidades distintas porque lo que puede ser sensato en un ámbito puede convertirse en un disparate en otro contexto.
    No se puede plantear tesis generales que pueden funcionar en un contexto a otro, porque efectivamente todo el discurso de alerta apocalíptica de Erasmo se diluye en los niveles de pobreza de Cuba que por cierto las cifras de CEPAL pasan por lo que entrega el gobierno cubano a ese organismo y ya sabemos la falta de credibilidad del gobierno cubano con las cifras que da y las miles que esconde. Hay un problema serio para empezar entre lo que dice el gobierno cubano con respecto al PNB y nunca al PIB, y la manera en que lo calcula a partir del 2004.El primero esconde todo el derroche y el despilfarro y el segundo se acerca más a la eficiencia global de la economía.
    La racionalidad e irracionalidad del consumo tiene que llevarse a un consenso social, porque el marxismo soviético también lo planteaba pero sin consenso, regimentando un consumo de pobreza generalizada por imposición. Vi una película en los ochentas, soviética, durante la perestroika, en la cual se recreaba la creación de un nuevo ministerio dedicado a planificar el ocio. Tenía una tarja que decía así “Ministerio del ocio”. Lo que quiero resaltar es que en el contexto cubano de sub consumo y pobreza generalizada, plantearse el decrecimiento como una fiesta es un disparate y por otra parte imponer el sub consumo actual como algo loable, es perder de vista el origen totalitario de imposición de un sub consumo no consensuado. Regimentar el consumo lo único que trae es el afán de consumo. Esa no es la solución. Sería más provechoso discutir como lograr un consenso sobre el consumo, que tratar de imponer un canon. ¡Y el texto de Erasmo se entusiasma con el decrecimiento cubano! Los cubanos todos, que hayamos vivido la mayor parte de nuestras vidas en Cuba estamos hartos de que nos impongan límites a todo y sin consultarnos.

  • el 29 julio, 2014 a las 9:34 am
    Permalink

    Erasmo ¿desvergüenza? ¿manipulación de tus palabras?” “esta mujer me califica de loco”.
    Cuando dejes la postura de faltar el respeto discutiremos, mientras te dejo en el delirio y el disparate.

  • el 28 julio, 2014 a las 10:40 pm
    Permalink

    Creo que un diálogo respetuoso pasa por escuchar al “otro”.”
    ¿Pero será posible tanta desvergüenza? Esta mujer me acusa de loco y cuando le devuelvo la galleta sale con “diálogo respetuoso” y “escuchar al otro”, clase e cara más dura.

    “Creo que entusiasmarse por el decrecimiento cubano que es tu tesis en este artículo, es un DELIRIO precisamente por los niveles de pobreza generalizada de gran parte de la población cubana. Entonces el decrecimiento por sí mismo y al margen de la realidad de cada país es un DISPARATE.”

    Usted no ha entendido nada, lo cuál no me sorprende en lo absoluto. Latouche y los suyos promueven el decrecimiento como un medio de salvar el planeta, por decirlo rápido, y relaciones humanas saludables, no alienadas. Sé bien que eso no se aplica a Cuba porque nuestra contaminación al planeta es mínima, y nuestras relaciones humanas todavía no están tan enajenadas. Pero yo no me voy por ahí, mi tesis es que habrá una crisis y es mejor prevenir siendo austeros y conservándonos para la tormenta que ponernos ahora, precisamente ahora, a intentar crecer.
    Es como si ante la espera de un ciclón usted invirtiera su tiempo y energías sembrando en vez de cosechando y asegurando las ventanas puertas. Totalmente loco ¿no? Espero que al menos en eso coincida conmigo.
    En lo que usted podría no estar de acuerdo es en el presupuesto: la expectativa de una crisis, y no veo ni el menor intento de parte de usted de discutirlo aportando argumentos ni datos.

    “precisamente porque la pobreza y la miseria no engendra ni relaciones más solidarias ni la eliminación de las discriminaciones, ni la eliminación de las jerarquías, ni aumenta la conciencia ecológica. No sé porqué mis argumentos, dices tú, que son manipulaciones de tu pensamiento.”
    Son manipulaciones porque en ningún lugar de mi texto he mencionado la palabra miseria, mucho menos la he promovido. Tampoco he dicho que el decrecimiento va a engendrar relaciones más solidarias ni la eliminación de las discriminaciones, ni la eliminación de las jerarquías, ni aumenta la conciencia ecológica…
    Una persona manipula cuando tuerce, falsea lo que dice o escribe otro ¿no? Bueno, eso es precisamente lo que usted está haciendo.

    “tu posición en este artículo es un delirio”
    Muy civilizado de su parte, mucho respeto por el Otro.

  • el 28 julio, 2014 a las 9:57 pm
    Permalink

    Al revés, lo que quisiera, lo que va a ser falta que ocurra de manera gradual, es una REDISTRIBUCIÓN, que ya bien reconcentrados estamos. La distribución de la población en Cuba (más del 70% en las ciudades) es insostenible sin consumo de combustibles fósiles, y estos, como bien se sabe, serán un producto escaso ya en la próxima década.
    Pero aquí entre nos, Pepe ¿usted no ve un poco tonto eso de repetir todo el tiempo “Gracias Fidel”? o será que el tonto soy yo pensando que usted es una persona cuando no es más que un loro amaestrado.

  • el 28 julio, 2014 a las 7:27 pm
    Permalink

    Erasmo, ¿En qué sentido la realidad es para mí estrecha o ancha?¿Con relación a qué o quién es estrecha o ancha?¿dónde puedes evidenciar en mis comentarios, y en mis artículos que la visión es estrecha o ancha? Creo que un diálogo respetuoso pasa por escuchar al “otro”. Creo que entusiasmarse por el decrecimiento cubano que es tu tesis en este artículo, es un DELIRIO precisamente por los niveles de pobreza generalizada de gran parte de la población cubana. Entonces el decrecimiento por sí mismo y al margen de la realidad de cada país es un DISPARATE. Esa posición tuya en este artículo es una ruptura con la realidad cubana. Parece que no fui lo suficientemente clara para ti en el anterior comentario. Y es un disparate precisamente porque la pobreza y la miseria no engendra ni relaciones más solidarias ni la eliminación de las discriminaciones, ni la eliminación de las jerarquías, ni aumenta la conciencia ecológica. No sé porqué mis argumentos, dices tú, que son manipulaciones de tu pensamiento. No Erasmo, tu posición en este artículo es un delirio. Quien sólo toma el PIB, y generaliza “la bondad” del decrecimiento para Cuba eres tú.

  • el 28 julio, 2014 a las 2:15 pm
    Permalink

    “El déficit de consumo en países como Cuba, hace pensar que una reducción de bienes y servicios implicaría una dura crisis para el pueblo, no una restitución del equilibrio natural, ni “vivir mejor con menos”.”

    Tu incomprensión parece estar dada en que tú crees que sí podemos crecer (en cuanto a PIB se refiere), y que yo, por cuestiones ideológicas, éticas y/o ambientales, preferiría que no lo hiciéramos. No, la discusión no es esa, yo también pienso que una reducción de bienes y servicios implicaría una dura crisis para el pueblo y no será nada agradable.
    Lo que estoy diciendo es que la crisis viene de todas todas (¿tú no crees lo mismo?), y si decrecer poco a poco implica una dura crisis, te imaginarás que crecer ahora durante unos años y decrecer luego 30% del PIB de un tirón (como sucedió en el Periodo Especial) va a ser no una dura crisis, sino catastrófico.
    De ahí mi “entusiasmo” (nunca usé esa palabra malintencionada que tú repites), que según ustedes es una RUPTURA CON LA REALIDAD. Mi “entusiasmo” viene de que posiblemente con eso, y con la disminución de la población etc estemos evitando, sin quererlo, buscarlo ni saberlo, un colapso de aquí a unos años.
    ¿Te acuerdas cuando planteaste que preferías que no descubriéramos petróleo en el golfo y todos pensaron (excepto yo y unos pocos) que era una RUPTURA CON LA REALIDAD? Pues esto es exactamente lo mismo. Todos creen que encontrar petróleo y el crecimiento del PIB sea un bien indiscutible y sería de locos darle la espalda a esos proyectos desarrollistas, pero en verdad son una auténtica trampa de tiempo.

  • el 28 julio, 2014 a las 9:59 am
    Permalink

    “con el hambre y las penurias tocando a la puerta”

    Pero por favor en Cuba el hambre y las penurias llevan 50 años bien instalados en cada casa. Vd lo que quiere es una reconcentración de Weyler.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 28 julio, 2014 a las 9:45 am
    Permalink

    Yo he visto esos bosques de Marabú. Preferiría que fueran bosques de verdad, biodiversos, nativos, pero prefiero el Marabú a ls cultivos transgénicos, porque aunque no lo creas el Marabú está protegiendo las tierras y hasta enriqueciéndolas, mientras que los transgénicos y los cultivos intensivos la destruyen.
    Pero te digo más, esos marabuzales crecen donde antes crecían unos bosques que fueron desmochados para plantar intensivamente caña de azúcar, para que Cuba se incorporara de la peor manera a la modernidad, contribuyendo con un monocultivo. En otras palabras, por si no entiendes, fue el desarrollismo junto a las ansias de crecimiento y no el DEcrecimiento el que comenzó la crisis ecológica que hoy se cura poco a poco a golpe de Marabú.

  • el 28 julio, 2014 a las 9:25 am
    Permalink

    ¿Cómo es posible que aceptes que he roto con la realidad (o sea, que estoy hablando mierda) y luego compartas plenamente mi visión de que incluso en Cuba debemos ir preparándonos para un cambio radical?
    ¿Cómo crees que pueda ocurrir en Cuba la preparación para un cambio radical sino cambiando poco a poco? ¿Es que acaso crees que vamos a crecer económicamente y el Estado_Partido_Gobierno utilizará esos recursos para promover un cambio de vida más natural, para evitar el impacto? Eso no es lo que no están enseñando, al revés, cada vez que pueden invierten en megaproyectos superdesarrollados o que dependen de tecnología de punta, como los mismos aerogeneradores que quieren importar de China o las petrocasas, en lugar de buscar el cambio. Los líderes y hasta la gente común (manipulados por los líderes) no van a intentar de manera voluntaria un modo de vida austero hasta que comiencen a sentir la crisis en el pellejo.
    Solo con la desaceleración y el decrecimiento, o sea, con el hambre y las penurias tocando a la puerta, comenzará la gente a cultivar la parcela o retornar al campo, con todas las dificultades que ello implica.
    Además ¿de dónde sacas eso de extrapolación mecánica de las tesis del decrecimiento? Explícate Isbel, y explica eso de que he salido de la realidad, que de verdad no me lo creo en un ecologista y ambientalista como tú.

  • el 28 julio, 2014 a las 7:30 am
    Permalink

    Isbel , para nadie es un secreto que estamos en una carrera contra el tiempo, los niveles de ciertos parametros no se explican por causas geologicas , ni astronomicas, son derivados de la actividad humana, la manera en que la economia actual compromete la naturaleza no es un secreto para nadie, pero , primero hay que ver donde el crecimiento economico es fisicamente real y donde no, si se mira en terminos monetarios , todas las economia han crecido, si se mira en produccion fisica , muchas han decrecido e incluso cultivos desaparecidos, ejemplo de ello es Cuba , un pais agricola que probablemente ahora tiene menos tierra cultivada que cuando la colonia, por otro lado hay un crecimiento enorme de los servicios en muchos lugares mientras las industrias se arruinan,otro problema es que si miras a tu alrededor , veras que la produccion de alimentos es solo una parte de de las actuales necesidades humanas y es ahi precisamente donde reside el mayor problema, inmaginate Isbel entrar nada mas y nada menos que a un hospital , algo tan necesario como la salud tiene una cadena industrial detras de si enorme, lo mismo pasa con la informacion y las telecomunicaciones, tienen detrs de si una cadena larga de procesos industriales. Este problema como todas las cosas humanas es multifactorial y no tiene una unica solucion. Si hacemos un enfoque apocaliptico del problema puede que se pierda el realismo extremo que se necesita y le cortemos el paso a las demas soluciones, es el caso de Cuba, que necesita crecer, no como una variable economica ,sino como un paso, para lograr otro.

  • el 28 julio, 2014 a las 4:40 am
    Permalink

    Pepe Pan ya deberías saber que Erasmo tiene unas cuantas Biblias a las cuales creerle. Él no ha visto ni vivido la miseria ni la riqueza de ningún lado, excepto la cubana que por ser generalizada y cotidiana no le parece tal.

  • el 28 julio, 2014 a las 12:29 am
    Permalink

    Erasmo:

    Nunca olvides que yo resido desde hace mucho en el país donde quizás mejor se ejemplifican las tensiones entre crecimiento del PIB y desarrollo sostenible. O sea, es mi pan diario, desde el amanecer hasta que me voy a dormir. China es posiblemente el país que más haya contribuido al deterioro ambiental con su desarollo a todo tren en tres décadas. Pero a la vez es hoy, junto a EEUU, el país que mayor porcentaje de su prespuesto está dedicando a promover las energías alternativas, incluidos los campos eólicos que te mencioné (y de los cuales no me comentaste nada), que en poco tiempo deberán estar desperdigados por nuestra propia geografía.

    Así las cosas, no desdigo de tus preocupaciones, sólo que tengo mi buena dosis de temor a esa tendencia tan nuestra de tirar el sofá por la ventana.

    Sigan, eso sí, levantando el estandarte ambientalista. Háganlo llegar al Poder; promuevan debates, foros, cartas, informes, lo que sea. Pero ojo, mi amigo, no nos condenen a la pobreza como parte del proyecto. De eso ya hemos tenido bastante.

    Un abrazo

  • el 27 julio, 2014 a las 7:33 pm
    Permalink

    ¿Y no sería mejor dejar los nombretes? Rebase la adolescencia.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 27 julio, 2014 a las 6:45 pm
    Permalink

    La CEPAL ni nadie tiene datos fiables sobre la pobreza en Cuba pues Cuba no los da. Según el gobierno en Cuba no hay pobreza, todo el mundo tiene las “conquistas sociales” garantizadas. Por otra parte, esos datos dan lo que cada gobierno considera pobreza, que para todos no es igual. De ninguno de esos datos puede inferirse que la miseria mexicana es peor o “mejor” que la cubana. Pensé que tenía mejores datos, dado lo rotundo de su afirmación anterior. Sobre lo de sus amigos buscándose la vida allá, bueno pues no hay dato mejor que ese, en Cuba no podían ni eso.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 27 julio, 2014 a las 5:40 pm
    Permalink

    Marlene Azor:
    La tesis de Erasmo, mejor que rotunda, es “radical” (y la postura pudiera ser hasta más radical, si leemos los emplazamientos que hace Rodrigo Mora a Latouche).
    Ciertamente, no todos los que decrecen tienen un desarrollo humano más alto, pero este decrecimiento es una condición indispensable (fíjese que no digo suficiente, sino indispensable). En otras palabras, hace falta eso, y muchas otras cosas más. Porque si no se camina hacia un intento de nuevo equilibro con la naturaleza, toda acometida está condenada al fracaso.
    Otra simplificación común es confundir “decrecimiento” con “pobreza”. De hecho, muchas veces se prefiere el término “acrecimiento”, pues describe mejor lo que se pretende, que es una disminución regular controlada de la producción económica, nada que ver con los paquetes neoliberales.
    Ahora, coincido con el final de Azor cuando dice que “El entusiasmo de Erasmo, me parece una ruptura con la realidad”. Sobre todo porque las tesis del decrecimiento (y sus mismos autores (Latouche, Carlos Taibo, etc.) siempre lo han aclarado; difícilmente puedan extrapolarse mecánicamente fuera del primer mundo. El déficit de consumo en países como Cuba, hace pensar que una reducción de bienes y servicios implicaría una dura crisis para el pueblo, no una restitución del equilibrio natural, ni “vivir mejor con menos”.
    No obstante, comparto plenamente la visión de Erasmo de que incluso en Cuba, debemos ir preparándonos para un cambio radical, pues cuando se propague la crisis económica, ya no importará en qué país está cada quien. Es mejor conocer qué cosas son realmente necesarias para la vida, y cuáles son las “florituras del consumo”; y de tal modo, estar preparados para vivir en condiciones difíciles.
    Las tesis de Triana, con su pragmatismo epidérmico, son muy bien miradas por las élites políticas en la isla, y los inversionistas foráneos. Pero lo cierto es que ni a uno ni a otro les importa la sostenibilidad, el medio ambiente, o la emancipación de los trabajadores.

  • el 27 julio, 2014 a las 3:16 pm
    Permalink

    “Me gustaría saber de dónde saca esa rotunda conclusión. ”

    CEPAL: Los 10 países con más pobreza en América Latina
    México ocupa el lugar 7 luego de Honduras, Nicaragua, Guatemala, Paraguay, El Salvador, Bolivia y República Dominicana.
    http://www.adnpolitico.com/gobierno/2012/11/27/cepal-los-10-paises-con-mas-pobreza-en-america-latina

    México, de los países con mayor pobreza laboral y más informalidad, dice OCDE
    http://www.jornada.unam.mx/2014/05/06/economia/023n1eco

    Aumenta en un millón el número de pobres en México: Cepal
    http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2013/12/05/aumenta-en-un-millon-el-numero-de-pobres-en-mexico-cepal-2212.html

    Pobreza en México
    http://es.wikipedia.org/wiki/Pobreza_en_M%C3%A9xico

    Pero por encima de estos datos y noticias, Pepe, tengo unos cuantos amigos buscándose la vida allá, y a través de ellos lo sé de primera mano.

  • el 27 julio, 2014 a las 3:07 pm
    Permalink

    “Ahora, lo que me preocupa respecto a unos cuantos de tus análisis, es que de los mismos se desprende un notable sabor a apocalipsis inmediata e irreversible, situación que además pareces emparentar en vínculo indisolube con el crecimiento, sin avizorar una solución intermedia. Es ahí donde me parece que cargas demasiado la mano.”

    Estimado, para entendernos mejor, ¿también te parecen apocalípticos los informes del IPCC, de la ASPO y otras muchas instituciones científicas alrededor del mundo respecto al estado del medio ambiente? ¿o es que yo te parezco un poquito más? Si es así, por favor justifica.

  • el 27 julio, 2014 a las 2:53 pm
    Permalink

    En un futuro, cuando me refiera a los procapitalistas, voy a dejar de usar el término “GUSANO”, muy asociado, como sabes a la regeneración de los suelos y otros procesos positivos para el medio ambiente. Yo creo que más les sirve algo como “exterminadores”, “recalentadores”, “hollín”, “PVC”, “DDT”, “Pesticidas”, “Transgénicos”, “desertificadores”, “motosierra” y cosas como esas. Ustedes se van a sentir más a gustos con esos nombretes y yo también.

  • el 27 julio, 2014 a las 1:13 pm
    Permalink

    Sobre todo la transformation en mariposas de los gusanos de sera. Hoy son la tabla de salvacion de la agonica economia cubana. Etecsa y las Trd deberian tener un altar con una foto de un gusano.

  • el 27 julio, 2014 a las 1:01 pm
    Permalink

    Erasmo, como siempre inocente y desinformado porque bobo no eres. Asi que tambien te agarras del bloqueo para justificar la incapacidad manifiesta. La verdad no se que le criticas a Murillo si manejas la misma retorica. Me imagino que.como eres un fundamentalista ambiental vives en una casa de materials locales, utilizas energia solar y del viento, recoges la lluvia en un algibe, utilizas baños secos, produces abono con los desechos organicos. O eres solo un charlatan pesimista.

  • el 27 julio, 2014 a las 11:56 am
    Permalink

    100% de acuerdo , aunque ese crecimiento tiene que tener los factores que Erazmo enuncia y mucho mas aun. El mal uso de las tecnicas actuales puede provocar que se produzca alimentos para 20 millones de personas y solo logres alimentar a 8 millones, un ejemplo que yo vivi: en el ecuador se extrae el platano del campo en la fecha exacta para que este madure despues de pasar por el tiempo de transportacion , almacenaje y venta. Cuando los especialistas y jornaleros entran al surco, lo hacen con guantes para no contaminar el platano, los racimos nunca tocan el suelo , son llevados a la cabeza del surco por unas tendederas que recorren todo el campo , en la cabeza del surco los racimos se cortan en manos , se desinfectan y enceran para ser guardados en pequenas cajas rigidas, de ahi pasan al camion refrigerado, luego al frigorifico. En todo el proceso hay inspectores que retiran cuanta caja sea detectada con algun platano manchado o con temperatura indecuada, en los lugares de almacenaje , asi como en los barcos , se mide el nivel de CO2 para detectar procesos de maduracion. Como contraparte , en Cuba los platanos los cortan y los tiran directo a la carreta donde el platano de abajo recibe todo el peso del de arriba, todo el proceso hasta que se vende es un desastre, al final , la mayoria del platano se lo comen los puercos. Agregale a eso que el monopolio de los precios al cubrir las grandes perdidas, afianza mas la indiferencia hacia la necesidad de mejorar y hacer eficiente todo el proceso productivo. En fin , sea estatal o particular , la produccion tiene que tener controles ambientales y ecologico, ademas de asociarse a los centros investigativos e universidades.

  • el 27 julio, 2014 a las 9:06 am
    Permalink

    “Usted sabe muy bien que la miseria a la mexicana es mucho más terrible, espantosa y escalofriante que la que se vive en Cuba”

    Me gustaría saber de dónde saca esa rotunda conclusión. ¿Le preguntó acaso a los orientales sin papeles ni derechos en los barrios de llega y pon de La Habana? ¿A los “deambulantes”? ¿Qué sabe Vd de la miseria mexicana? ¿Y de la cubana?

    ¡Gracias Fidel!

  • el 27 julio, 2014 a las 1:20 am
    Permalink

    Erasmo:

    En un principio estamos de acuerdo. El crecimiento de cualquier país, teniendo por meta exclusiva el aumento del PIB no sólo no es deseable, sino que es potencilamente peligroso. Y tal como le expliqué a Jorgealejandro, lo digo tomando muy en cuenta la situación social y ecológica del país donde vivo desde hace 18 años. El actual gobierno chino está muy consciente de la debacle que se avecina si no dan marcha atrás en algunos índices y reconsideran sus políticas. Bueno, el hecho de que ya lo reconozcan ante el mundo -público local incluido – es al menos una señal de alivio. Lo nefasto es que hubieran seguido ignorando olímpicamente todos los timbres de alarma que han estado sonando hasta hoy. Toca entonces ver qué harán para poner el pie en el freno sin afectar a la mayoría de la población.

    Ahora, lo que me preocupa respecto a unos cuantos de tus análisis, es que de los mismos se desprende un notable sabor a apocalipsis inmediata e irreversible, situación que además pareces emparentar en vínculo indisolube con el crecimiento, sin avizorar una solución intermedia. Es ahí donde me parece que cargas demasiado la mano.

    Para el caso de Cuba, creo que queda claro que, con socialismo o sin él, el país necesitará crecer en más de un orden, o de lo contrario resignarse a vivir en perenne estado de necesidad. Como hoy.

    No sé si advertiste que entre los 29 protocolos recién firmados por Cuba con China, uno de ellos apunta a dotar a la Isla de campos de gigantescos “molinos de viento” chinos, que tomando en cuenta nuestras posibiliades para desarrollar la energía eólica, bien podrían ser sustituto (o al menos complemento) ideal para el uso de los hidrocaburos y otras energías tradicionales. Si ese proyecto se encauza debidamente, bien podría ser motivo de una sonrisa para todos nosotros, en especial para tu contingente ambientalista.

    Pero alternativas de esa laya, amigo mío, no vendrán de la mano de la recesión ni de la pobreza. Para adquirirlas y fomentarlas, antes hay que “crecer”. Y crecer con ganas. Esa es mi idea.

  • el 26 julio, 2014 a las 7:35 pm
    Permalink

    Los gusanos tienen la misión de comer tierra y defecarla en tal forma que los vegetales puedan absorber sustancias que de otra forma no podrían. Sin la mierda gusana no habría vida para las plantas. Y algunos hasta se transforman en mariposas.

  • el 26 julio, 2014 a las 7:20 pm
    Permalink

    La ironía requiere un cierto talento. Erasmo es una muestra fehaciente.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 26 julio, 2014 a las 6:17 pm
    Permalink

    Si te fijas bien , yo no mezclo las cosas como tu, que estas festejando un decrecimiento que no tiene causa racional, ese decrecimiento que ahora elogias es para ir hacia el caos , no hacia el nuevo orden que tu quieres. Estas tan obcesionado con el decrecimiento , que cualquiera te viene bien. Yo no te voy a mandar a leer nada; pero si te voy a pedir que vayas por la carretera central hasta oriente y regresa en tren , para que veas lo que es capaz de hacer el marabu con los que decrecen.

  • el 26 julio, 2014 a las 3:49 pm
    Permalink

    Estás mezclando cosas. La población va a decrecer cuando la revolución verde se vaya a la mierda. Va a decrecer sí o sí, la diferencia es si lo hará de manera gradual y programada o como lo hace una colonia bacteriana que crece en medio finito.
    Puede que algunas culturas antiguas hayan sido menos ecológicas que otras. Bien, hay que aprender de las que sí lo eran. No hace falta volver atrás ni renunciar a la ciencia y a la tecnología, solo hacerlo de manera RACIONAL. ¿Has leído sobre permacultura o solo te interesa criticar las propuestas nuevas afianzando de paso tus prejuicios?

  • el 26 julio, 2014 a las 3:41 pm
    Permalink

    Los significados de las palabras se remantizan, son maleables. Un animal “inferior” que se arrastra por la tierra puede ser un símbolo muy terrible para los “revolucionarios” que asociaron el término gusano con los anticastristas y disidentes, para mí un gusano es un ser interesante, bello y útil, así que va y les estoy haciendo un favor.

  • el 26 julio, 2014 a las 3:08 pm
    Permalink

    Su concepto de la realidad suele ser tan estrecho que hasta me parece un halago saber que rompo con él.
    En ningún lugar he hablado de miseria, mucho menos he afirmado que la miseria engendre relaciones más solidarias, ni mayor conciencia ecológica, ni que ayude a eliminar jerarquías sociales asimetrías ni discriminaciones. ¿Por qué se la pasa poniendo palabras e ideas en mi boca que nunca han salido de ella? ¿Por qué no es capaz de discutir un tema sin manipular y usar esos recursos baratos?
    El decrecimiento programado no tiene que conducirnos necesariamente a la miseria, y es precisamente eso lo que se quiere evitar. Dicen los que saben que si volviéramos a los estándares de los años setenta (que no eran precisamente miserables) podríamos evitar el colapso.
    Y por supuesto que el decrecimiento no es garantía de que las cosas vayan bien en la sociedad, como adelgazar para evitar ciertas patologías no es garantía de buena salud.
    Usted quiere asociar decrecimiento y miseria pero yo creo que la miseria está mucho más fuertemente asociada al crecimiento, como bien lo prueba el propio México donde usted vive. Usted sabe muy bien que la miseria a la mexicana es mucho más terrible, espantosa y escalofriante que la que se vive en Cuba, a pesar del crecimiento sostenido y robusto de su economía.
    Solo espero que su concepto de la realidad, con el que yo rompo a gusto y a conciencia, sea menos estrecho que el de GW Bush.

  • el 26 julio, 2014 a las 2:19 pm
    Permalink

    Amigo, espero más de ti que una frase.Ya yo he explicado muchas veces por qué el crecimiento exponencial es peligroso. ¿Por qué crees tú que no lo es? ¿No te parece peligroso cualquier cosa que crece de esa manera dentro de un marco finito?

  • el 26 julio, 2014 a las 2:12 pm
    Permalink

    Bobo, he revisado por arribita cuestiones relacionadas con el Índice de Progreso Social y me llama la atención que los países más desarrollados están en la punta. La gracia, bobo, no es tener un país cinco estrella sino hacerlo sin cargarte el planeta.
    No tiene chiste tener la casita propia echa un crisol a golpe de de exportar “entropía”: gases de efecto inverbnadero, cementerios electrónicos y nucleares, fábricas contaminantes. No tiene gracia vivir en un castillito cuando eres el carnívoro de la cadena evolutiva y expolias a los países del tercer mundo por vías “civilizadas”: robo de talentos, mecanismos financieros injustos, transferencia tecnológica…

    Lo difícil es alcanzar esos índices de excelencia siendo un país del tercer mundo y bloqueado por la potencia más poderosa del planeta.
    Dime que entendiste, porque voy a pensar que la bobería tuya no es solo de nombre.

  • el 26 julio, 2014 a las 8:56 am
    Permalink

    Supongamos que en cualquier punto del pasado se alcanzo la economia que aqui se predica, no creciente, pongamos para el ejemplo 1900, 1-?Como salir de tecnologias ineficientes sin excedentes economicos para investigar y crear nuevas tecnologias?. 2-?Como satisfacer las demandas de una poblacion que crece , con una economia que no crece?.3-?Alguien cree realmente que el hombre mientras mas antiguo, su economia era menos destructiva?. Si viajan alrededor de las islas griegas como yo he hecho , veran solo roca viva, sin suelos y sin vegetacion, un recuerdo dejado por los antiguos con su muy “naturalistica economia”.

  • el 26 julio, 2014 a las 8:31 am
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Pues no podría estar más de acuerdo. Eso fue lo que quise decir. Y te pongo el ejemplo de China. Ya sé que los narras no te hacen mucha gracia, pero son un buen ejemplo. Mira, 35 años creciendo a un promedio de 9 a 10% anual. Claro, ¿dónde se refleja hoy ante todo ese crecimiento incomparable del PIB? Pues en unas arcas estatales que atesoran más de 3,4 billones de dólares. Pero ese impulso llegó a un precio. Ha habido un notable deterioro del medio ambiente (factor que justificaría las aprensiones de Erasmo). También se ha producido una atomización de las riquezas y un aumento del Coeficiente Gini. En todo ese tiempo, ha habido voces dentro y fuera del Gobierno, prensa incluida, que han dicho por lo claro: “¡ya se desbordan esas arcas, como que va siendo hora de propiciar una distribución más justa!”). Y se supone que esa esa una de las banderas políticas de la actual administración de Xi Jinping-Li Keqiang: sacarle un poco de presión a la caldera, mediante una redistribución más justa de las riquezas y la reducción hasta un ritmo más soportable del crecimiento del PIB, según reza en el XII Plan Quinquenal de China, vigente hasta 2015.

    Desde luego, si no se hubieran hecho los sacrificios que millones de chinos han soportado en estos 35 años, hoy no habría esa riqueza acumulada. Así las cosas, todo appunta a que alguien tiene que pagar por el crecimiento. Porque como bien dices, de donde no hay no se puede sacar. Lo otro es actuar como Robin Hood y al final quedar todos pobres.

  • el 25 julio, 2014 a las 6:20 pm
    Permalink

    Es muy peyorativo el término. Erasmo. Es todo un símbolo. No creo que sea muy feliz su uso a no ser que se haga con ironía.

  • el 25 julio, 2014 a las 12:15 pm
    Permalink

    Y toda Cuba huele a mierda de puerco mezclada con tufo a tabaco y luzbrillante.

    ¡Tan rico que era el olor a miel de purga!

  • el 25 julio, 2014 a las 12:00 pm
    Permalink

    Además Cuba es la muestra fehaciente de que la huella ecológica y todos esos índices ridículos que calculan en Ginebra o Viena y miden no se sabe qué no sirven para nada. Cualquier idiota con medio ojo y un dedo de frente se da cuenta de que en Cuba el medio ambiente está destruído. Los suelos todos salinizados, las playas desaparecen, los ríos son alcantarillas, el aire de La Habana y de cualquier ciudad es puro veneno entre el humo de los carros de 50 años (decrecimiento al duro) y las fumigaciones a mansalva con DDT que acaban con todo bicho viviente y los pulmones de la gente mientras los mosquitos campan a sus anchas. Y así todo a pesar de que Cuba debe ser sin duda el país con record de decrecimiento mundial.

    ¡Gracias Fidel por mi chivichana!

  • el 25 julio, 2014 a las 10:00 am
    Permalink

    No necesariamente hay que dejar de crecer, Erasmo. Los niños crecen, las sociedades crecen, la gente se casa, necesitan casa , es un ciclo constante de vida.

    La riqueza es contaminante, pero tiene la capacidad de resolver la contaminación haciéndose más rica.

    Pongamos un escenario donde no haya crecimiento. Poco a poco empiezan a escasear las cosas, la comida, las casas, el transporte, la ropa… Las mujeres empiezan a posponer los hijos y la población se achica. Las empresas a producir menos porque hay menos gente demandando. Se pierden puestos de trabajo, hay menos capacidad adquisitiva. Se vende menos y se vuelve a reducir la producción. Sin trabajo y con escasez y sin nuevos niños la población envejece, se reducen los aportes a la seguridad social y los viejitos tienen que salir a la calle a forrajear.

    La miseria es depredadora. Porque no tiene ninguna otra capacidad.

    El medioambiente, entretanto, ¿mejora? Cuando no hay gas se corta cualquier árbol para cocinar con leña. Como no hay una vaca para dar de comer a 200 personas hay que sacar pescado y cada vez se les va cogiendo más chiquitos, los frutos del mar no llegan a reproducirse. Se crían puercos pero como no hay industria que facilite lo necesario para una crianza ordenada se tiran las heces a un hueco en la tierra contaminando el freatico.

    Como cada vez se produjo menos, y se hicieron menos casas, ya no hay con que reparar las viejas construcciones.

    Así que un decrecimiento sostenido en el tiempo nos puede llevar al canibalismo, luego de pasar por el feudalismo, la esclavitud, la comunidad primitiva, la vida en las cavernas…

  • el 25 julio, 2014 a las 9:26 am
    Permalink

    Erasmo: El picadillo de soya, las reflexiones del comandante, los camellos, el pan de la cuota, los lineamientos, etc te estan jodiendo el cerebro. Procura irte de esa cochambre de pais para que puedas vivir la segunda parte de tu vida sin tanta amargura.

  • el 25 julio, 2014 a las 8:57 am
    Permalink

    Marlene:

    Está ud clarísima: Cuba misma es un ejemplo de lo que acaba de decir: La crisis social y la pérdida de valores que hoy aqueja la sociedad cubana, es resultado en gran parte de la depauperación progresiva del nivel de vida de la población. La miseria no forma a nadie, como pretenden algunos. La miseria deforma.

  • el 25 julio, 2014 a las 7:02 am
    Permalink

    Me parece muy rotunda la tesis de Erasmo, y por eso al final es “la solución del sofá”.
    Sin crecimiento tenemos un desarrollo más humano, luego todos los que decrecen ¿tienen un desarrollo humano más alto? Es una tesis que no se sostiene en la práctica.
    La miseria no engendra ni relaciones más solidarias ni mayor conciencia ecológica, ni se eliminan las jerarquías sociales, ni las discriminaciones, ni se disminuyen las abismales asimetrías de poder existentes en Cuba. Todo lo contrario engendra violencia.
    El entusiasmo de Erasmo, me parece una ruptura con la realidad.

  • el 25 julio, 2014 a las 6:35 am
    Permalink

    No hay crecimiento, por eso está todo el mundo en la calle sin trabajo comiendose los mocos porque no hay ni para un jugo.

    Así no hay lío, habrá Tierra para rato, lo que no quedara será gente.

  • el 25 julio, 2014 a las 5:47 am
    Permalink

    Isidro:

    Pero, para que haya distribución de recursos, tiene que haber primero recursos que distribuir.

  • el 25 julio, 2014 a las 3:39 am
    Permalink

    Erasmo:

    El problema no está en el crecimiento del país, sino en la distribución de los recursos.

  • el 25 julio, 2014 a las 3:20 am
    Permalink

    Las tales reformas y aperturas de Raúl claramente no iban a conducir a ningún crecimiento. ¿Qué crecimiento puede haber pagando impuesto por forrar botones?

    Entiéndase de una vez que toda la cosa cubana no sirve, que hay que “de-construirla” completa y volverla a armar. Mientras los viejitos no suelten el paquete será lo mimo.

  • el 25 julio, 2014 a las 3:12 am
    Permalink

    Señor deje esa obsesión que independientemente de la forma de propiedad que tenga el fin último de una empresa Siempre es Crecer. La que sólo intente mantenerse, sobrevivir, se va a la quiebra.

    Si una persona es contratada para hacer el mismo trabajo por un particular, por una cooperativa, y por el Estado, y en los tres casos le pagan lo mismo, ¿cuál es la diferencia?

    Es preferible, según el sentido común, trabajar en una empresa fuerte, estable, que no vaya a quebrar en cualquier momento, con n buen depto de recursos humanos con atractivas políticas de ccompensacion, crecimiento y retención laboral; que caer en un chinchal donde no haya plata y le metan a uno el trabajo de siete.

  • el 25 julio, 2014 a las 3:04 am
    Permalink

    Siempre he dicho que de existir la clasificación triple zeta ahí estaría Cuba.

  • el 24 julio, 2014 a las 11:40 pm
    Permalink

    Gusano !no!…GUSANAZO y !A mucha honra!

  • el 24 julio, 2014 a las 11:01 pm
    Permalink

    Erasmo,
    La Huella Ecologica es un indicador vinculado al consumo energetico pero no informa si el exito de las cifras se debe a una politica ambiental exitosa o a la pobreza. Mejor huella ecologica que Cuba por buen trecho tiene Afganistan y Haiti (0,5) y hasta la mismisima Corea del Norte (1,6) ¿son paises reconocidos mundialmente por su buena gestion ambiental y calidad de vida de su poblacion? creo que todo lo contrario.

    El indice de desarrollo humano se conoce que es muy limitado por que solo tiene en cuenta 3 variables (nivel de educacion, esperanza de vida y el PIB percapita). Obvia variables tan importantes en la calidad de vida como son el libre acceso a la informacion (incluyendo internet), respeto a los derechos humanos politicos, economicos y sociales, acceso a una vivienda digna, etc.

    Mejor indicador es el recientemente creado Indice de Progreso Social que maneja un grupo mas amplio de variables que inciden en la calidad de vida de las personas (dejando a un lado el PIB). Aqui Cuba desciende de forma alarmante especialmente en la region Latinoamerica y caribeña, donde siempre se ha pintado como un ejemplo a seguir en el tema de logros sociales.

    http://www.socialprogressimperative.org/data/spi

  • el 24 julio, 2014 a las 11:00 pm
    Permalink

    Ciertamente, el PIB no da idea de la salud de una economía, pero sí puede dar una idea de si está creciendo o no. Y para que esté al servicio humano, como quiere Manfred, ha de dejar de crecer.

  • el 24 julio, 2014 a las 10:57 pm
    Permalink

    Bájese si quiere de la carreta, pero lo de gusano no fue en son de ofensa. Quédele claro.

  • el 24 julio, 2014 a las 10:50 pm
    Permalink

    Pedruco, el crecimiento exponencial (cuando te dicen que el PIB creció un tanto porciento eso clasifica como crecimiento exponencial) va a dar al traste con el medio ambiente no importa si lo lleva a cabo el neoliberalismo, el capitalismo de los estados naciones o el socialismo organizado en cooperativas. Da igual.

  • el 24 julio, 2014 a las 10:41 pm
    Permalink

    ¿A qué se refiere con lo de bobería?

  • el 24 julio, 2014 a las 7:07 pm
    Permalink

    Yo creo que un principio básico lo dio el economista chileno Manfred Max-Neef: la economía está para servir al ser humano y no al revés. Por alguna razón Max-Neef está en contra de la utilización del crecimiento como medida de lo bien o mal que funciona una economía.

  • el 24 julio, 2014 a las 6:34 pm
    Permalink

    Erasmo, tu pesimismo es progresivo. Que pena .

  • el 24 julio, 2014 a las 6:01 pm
    Permalink

    Este gusano sin carga peyorativa alguna -faltaría más- ahora mismo se baja de este carro… no, perdón, carreta, porque tanta tontería apretujada y grajienta ya me empieza a afectar mis nemátodas meninges. Y tanto da si vencí o no vencí, de la chivichana me bajé hace décadas y con eso voy sobrado.

    Que aproveche.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 24 julio, 2014 a las 5:33 pm
    Permalink

    Una posible causa del lamento puede ser esta:La Zona de Desarrollo de El Mariel , que es el caballito de batalla fuerte de toda la nueva ‘proyección, tiene los siguientes resultados:

    La terminal está diseñada para operar unos 400 mil contenedores mensuales y en los primeros seis meses ha operado unos 15 mil contenedores por mes. Es decir que esta “exitosamente” trabajando a un 3,75% de su capacidad máxima y ha recibido 57 barcos en un semestre, menos de un barco cada tres días.

    En otras palabras, lo que está dando, hasta el sol de hoy, son pérdidas

  • el 24 julio, 2014 a las 5:11 pm
    Permalink

    Erasmo, comparitendo tus inquietudes por el medio ambiente, no creo que lo que vaya a resolver el problema sean los datos del crecimiento del PIB en Cuba y en otros países, datos casi todos manipulados arbitrariamente por intereses politicos. Ningún PIB refleja la realidad en que viven las mayorías desposeídas, ni como el PIB se refleja en ellas. Lo que está acabando con el planeta es el conjunto de concepciones neoliberales del capitalismo moderno que busca del lucro y la ganancia toda costa, fenómeno al cual no escapan las politicas de la “actualización” del gobierno cubano. El fracaso de estas politicas no está en el frenazo al crecimiento, sino en su incapacidad para enfrentar y resolver los graves problemas que aquejan a la sociedad cubana, alimentación, vivienda y transporte, en primer lugar. Por cierto, fenómenos que el capitalismo tampoco ha resuelto a escala global. Y las soluciones no están en crecimientos del PIB, sino en un cambio de enfoque sobre las formas de organizar la produción. Mientras tengamos predominio de un modelo de explotación asalariada, sea estatal o privado, en busca de ganacias, predominaran las filosofías despilfarradoras de la naturaleza de sus respectivas clases deominantes.

  • el 24 julio, 2014 a las 4:57 pm
    Permalink

    Erasmo la verdad que no entiendo como alguien inteligente puede hablar tanta boberia

  • el 24 julio, 2014 a las 1:29 pm
    Permalink

    Acaban de clasificar a Cuba como pais de alto riesgo para las inversiones. quiza esto tenga que ver con el cambio de tono del discurso. Aunque, con el simple sentido comun, no era nada dificil predecir esto.

  • el 24 julio, 2014 a las 12:55 pm
    Permalink

    Ya sabia yo!, ya sabia yo…….Jah.

  • el 24 julio, 2014 a las 12:12 pm
    Permalink

    Los gusanos, desde que comenzaron a vivir mejor que tú, vencieron en toda la línea; y de verdad que con este post dejaste a kafka chiquito. Además, un país improductivo, empieza a crecer cuando deja de serlo. ¿Por qué Cuba no lo hace?

    Y el “crac apocalíptico” ya lo estás sufriendo en tu pellejo desde que naciste; y Cuba, desde 1959

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *