Erasmo Calzadilla

foto librosHAVANA TIMES — Me encantaría comprender cuándo, cómo y por qué ocurrió la metamorfosis. No es una curiosidad histórica ociosa, en algún momento tendremos que regresar al punto donde todo se torció e intentarlo de nuevo; con o sin crisis civilizatoria.

Casi todos los cubanos que conozco admiten que a Cuba le hacía falta una Revolución. Tumbar a Batista, restituir el orden constitucional, acotar la excesiva, y para muchos perniciosa, influencia de los EE.UU., repartir las tierras entre los campesinos y acometer un grupo de profundas reformas sociales en pro de los humildes… por ahí andaban las demandas populares que medio siglo de República no habían resuelto ni parecía en camino de resolver.

Creo que fue una genial idea de los jóvenes revolucionarios no entregarle el cake en bandeja a la clase política. Puedo comprender que siguieran de verde olivo mientras hubo agresiones serias. ¿Pero y después? ¿Intentaron implementar algún tipo de democracia o más bien se enquistaron en el poder? ¿Hicieron lo posible por suavizar el diferendo con EE.UU. o más bien aprendieron a sacarle provecho?

En algún momento la Revolución comenzó a levantar más barrotes de los que derribaba; convirtió los cuarteles en escuelas, pero las escuelas comenzaron a acuartelar las ideas. ¿Cuándo y cómo ocurrió? me es difícil precisarlo.

A la altura del 70 la chapucería es demasiado evidente. A principios de la séptima década ya es totalmente claro que Cuba tiene encima a otro sátrapa.

Pero Fidel Castro no fue un tirano como los típicos de la región, de esos plegados a los intereses del imperialismo y concentrados en engrosar su fortuna personal. Castro fue un dictador sinceramente preocupado por la Salud, la Educación y el sendero espiritual que iba tomando el pueblo, o lo que él entendía por tal. El gesto paternal y su furibundo anticapitalismo le ganó las simpatías de media humanidad, sobre todo gente de bien que anhelaba un mundo mejor.

La parrafada anterior no es más que el preámbulo de un proyecto que quiero presentarles. Hace unos días encontré muy cerca de la basura un lote de libros “revolucionarios” (bastante común en estos tiempos verlos tirados en la porquería). Me llamó la atención uno en particular, una colección de discursos pronunciados por Fidel Castro en cada aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución, desde el 60 hasta el 67.

Este libro es magnífico para seguir, año tras año, la evolución del proceso. Pretendo ir leyéndolo con calma y si les interesa, comentar aquí mis impresiones.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

41 thoughts on “Revolución cubana, de emancipadora a represora

  • Me ha fascinado este forum. Da la impresion de mucha gente cuestionandose como pudo ocurrir lo de Cuba, como pudo transformarse aquel ensueño juvenil y hermoso en este dragon feroz con cien cabezas. Nos lo preguntamos todos desde nuestras individualidades, sin consultar estadisticas ni libros de historia. Parece que esto sucede cuando el exilio nos resulta ya demasiado doloroso, o porque se nos puede terminar la vida sin volver a ver a Cuba en democracia.
    Mi forma de pensar esta mas cerca de la expresada por Julio de Ynsera, aunque con modificaciones. Yo era un niño cuando triunfa la revolucion. Vivi su rigor no el como llego a triunfar. Sin embargo, desde la actualidad (57 años de edad ya, o sea un viejo) me parece que las cosas debieron ocurrir asi: los cambios que surgian en la realidad, le permitian a Fidel subir al proximo peldaño. Esto es, se fusilaban a cientos de cubanos (sin debido juicio), y no pasaba nada. Fidel avanzaba otro paso en su atrevimiento. Los EE.UU. rompian relaciones con Cuba y al no pasar nada palpable, Fidel avanzaba otro paso. Y asi hasta que logro adentrarse en la grieta creada por las dos superpotencias: echo el resto, lo aposto todo y gano: se convirtio en una figura planetaria.

    Recuerdan las manidas frases de : “Esta es tu casa, Fidel” o “Elecciones para que?” Estas fueron echadas a correr por Fidel mismo (o por el G2), para “test the waters”, para comprobar cuan seguro era dar un paso maquiavelico e imprevisible para el pueblo. Cuando sus manos quedaron manchadas de sangre inocente, ya su unica posibilidad era seguir como iba, al precio que fuera. Sospecho, tal vez con inocencia, que fue asi.

    Creo que Fidel tuvo cierta sensibilidad social, pero no responsabilidad social. Su ego no tenia (ni tiene) limites. El tiene que saber que su sistema no le puede gustar a la mayoria del pueblo, pero la cantidad de poder que ha acumulado lo tiene sin cuidado.

    Por ultimo, agradezco a quien subio la carta de renuncia de Huber Matos a este forum. Leyendola me he podido dar cuenta de que Matos no llegó a conocer a Fidel tanto, ni con profundidad. Esa carta peca de ingenua; muy honorable pero es obvio que pondria una cabeza en la picota: la de Matos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *