Porque una playa perfecta es solo el comienzo*

Erasmo Calzadilla (Fotos: Irina Echarry)

HAVANA TIMES — A los niños les encanta la playa. Hace años disfruté de una llamada Jibacoa, en la antigua Habana Campo, que parecía un paraíso para nenes.

Todos las mañanas llegaba una flota de grandes camiones americanos repletos de bañistas provenientes de los pueblos cercanos. Venía la gente apretada en sus asientos pero ni borrachos ni crispados.

De inmediato las matronas armaban campamento a la sombra de las uvas caletas, con sillitas, canapés, mantas para el piso, termos, pomos de agua, platos, cubiertos, sombrillas y un largo etc; y los niños, directo a gozar de un agua cristalina y a retozar de una arena bien limpia.

Playa Jibacoa en la provincia Mayabeque.

Luego, a mediodía, hora de almuerzo en familia, con comida casera recalentada en reverberos y a descansar un rato del sol. Parecía una escena costumbrista sacada de un cuadro; una manera de vivir la playa muy distinta a la de la ciudad.

Empezando por el transporte. En las guaguas que cubren la ruta Habana-Guanabo la gente va hacinada, bebida, divertidísima y a la vez crispada; mira tú que cosa. Son tan frecuentes las broncas que el control de la cola corre a manos de la policía. Aún así a menudo se calienta y a veces sangra la famosa 400.

Y claro está, la violencia no termina en la carretera, va rumbo al mar que no logra lavarla con el batir de sus espumosas y no tan limpias olas. Para muchos, la indumentaria playera incluye cuchillos y pometas de ron antes que protector solar y toallas. En lo que va de verano ya he escuchado de varias broncas serias y pude presenciar el barullo en torno a un hecho de sangre.

Eros, el patrón de Playas del Este, inspira a los artistas.

El ambiente no es de familia que viene a pasar un día tranquilo, más bien parece una fiesta de muchachones de barrios, con reguetón a pulso, abundante alcohol y nicotina, exhibición de carnes y sexo. Un carnaval de estrógenos y testosterona con tremendo voltaje.

La arena suele estar sucia y es fácil herirse con el cristal de una botella rota. Guarecerse del sol a mediodía constituye toda una proeza. Hay quien se las ingenia para llevar y calentar comida casera pero lo normal es morir con la pizza y el refresco gaseado.

¿Y la calidad del agua? más que dudosa. Desde la Bahía de la Habana hasta Guanabo son frecuentes los sitios no aptos para el contacto humano. Casi nadie lo sabe porque ningún cartel lo avisa (recuerden la vaya del mintur) pero lo aseguran informes científicos poco divulgados. (ver notas**)

Así que ya sabe, si desea refrescar un poco, relajar las tensiones y lavar sus penas con un bañito de mar, tenga en cuenta que de las playas de la ciudad puede regresar a casa más acalorado, tenso y sucio que al partir, cargadito de aguas albañales, metales pesados, colesterol, alquitrán, nicotina, contaminación sonora, radiaciones ultravioletas y sobre todo de violencia.

A los niños les encanta la playa pero hay que pensarlo dos veces antes de someterlos a semejante metralla.
—–

Notas:

*El título lo tomé de las vallas publicitarias con que el Mintur promueve a las playas del Este.

**Ahora unas notas tomadas del informe Evaluación del medio ambiente cubano, capítulo 2, publicado por Geocuba en el 2009:

  • algunas áreas en verano, fundamentalmente en puntos de Guanabo, Boca Ciega y la desembocadura del Río Itabo, sufren deterioro de su calidad y pueden llegar a constituir zonas no aptas para el contacto primario, según la Norma Cubana sobre calidad bacteriológica de las aguas para contacto directo (Coliformes Fecales ≤ 2.0 x 102).
  • Desde el punto de vista sanitario la desembocadura del Río Almendares, la entrada de la Bahía, la Zona de Playa El Chivo y la zona de Alamar, presentaron concentraciones superiores a los criterios establecidos por la Norma Cubana para zonas de contacto primario, por lo que no son aptas para el baño de mar.
  • Otros ríos como el Bacuranao presentan también contaminación producto de residuales de actividades agropecuarias.
  • En toda la zona litoral se observaron evidencias de contaminación por metales pesados e hidrocarburos, sobre todo en los sedimentos superficiales. Los sitios más influidos son Playa El Chivo, Caleta de San Lázaro, la desembocadura del Río Almendares y en menor escala la desembocadura del Río Guanabo.
  • El tramo costero más afectado por la presencia de agregados de alquitrán (Tar balls), resultó el Mégano-Boca Ciega con un promedio anual superior al límite establecido para playas «limpias» (10 g.m-1), seguido de los tramos Boca Ciega-Guanabo, Veneciana-Rincón de Guanabo y Bacuranao-Tarará.
    • [Alrededores de la Playa El Chivo] Los sedimentos superficiales del área inmediata al colector presentaban contaminación crónica por petróleo y metales pesados, especialmente de Cu, Pb y Zn, detectándose procesos de bioacumulación en los organismos estudiados.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 363 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

4 thoughts on “Porque una playa perfecta es solo el comienzo*

  • Gracias a los tres por comentar y a Isidro y Haroldo especialmente por extrañarme. Es interesante la propuesta Isidro, intentaré trabajar más el tema; y cuida la salud.

  • Como dice Dilla, se te extraña cada vez que te pierdes. Te propongo que le metas en serio al tema ecológico, incluso como una sección fija. Todos sabemos lo deficitario que es el conocimiento del cubano promedio sobre el particular, y lo poco que se publica al respecto. Quizás te lo estoy pidiendo presionado por mi propia experiencia personal, pues este año, por primera vez en mi vida, enfermé de contaminación atmosférica, algo que no le deseo a ninguno de mis compatriotas. Ojalá en la bella isla nunca lleguemos a ese punto.

    Saludos

  • Gran Erasmo: ya me tenias preocupado con tu ausencia en estas paginas. Interesante lo de la polucion playera.

  • No seria valla publicitaria? Por lo demas es extremadamente importante esta nota. Pocas veces en Cuba se habla de la alta contaminacion en muchas zonas, incluyendo playas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *