¿Por qué nos preocupa más el clima que la escasez de energía?

Erasmo Calzadilla

0 gráficoHAVANA TIMES — Un trabajo publicado en la revista 15/15/15 demuestra, con cifras, lo que era evidente: el tema ambiental ha logrado un impacto mediático importante y a casi nadie le preocupa el declive energético. La ONU cuenta con varias instituciones para el estudio de los problemas ambientales (IPCC, CMNUCC), y ninguna dedicada al dilema de la energía.

¿Será que estamos más cerca de un cataclismo climático, que de una crisis energética? ¿No andará la opinión pública despistada otra vez? Intentemos responder.

La sociedad es una estructura disipativa y como tal posee rasgos que la asemejan a los organismos vivos: se alimenta de materia y energía del medio; luego emplea una fracción de esta para echar los desechos donde no molesten.

Las estructuras disipativas suelen vivir en armonía con su entorno, pero si toman el camino del crecimiento exponencial, tarde o temprano agotan las fuentes de alimentos (dilema energético) y los sumideros que acogen sus detritos metabólicos (dilema ambiental).

El deterioro del clima y la escasez de energía son, pues, aristas estrechamente relacionadas de un mismo problema. Sin embargo, la prensa, los políticos, los expertos… la mayoría de los que abordan el tema ambiental lo consideran un fenómeno acotable, puntual, corregible con tecnología y voluntad política (ver, por ejemplo, el muy aplaudido documental de Al Gore).

La figura del centro, el consumidor, fue copiada del animado “La historia de las cosas”.
La figura del centro, el consumidor, fue copiada del animado “La historia de las cosas”.

Si fuera tan sencillo ¿por qué no acabamos de resolver este asuntillo de una vez? ¿Dificultades tecnológicas?

La tecnología está disponible desde hace años. Los últimos aparatos de que tuve noticia podían capturar hasta el 90 por ciento del CO2 generado en las termoeléctricas; no dudo que pronto logren secuestrarlo todo. Otros lo extraen de la atmósfera en cualquier lugar y lo comprimen para su almacenamiento. Todavía quedan preocupaciones sobre el destino final de la metralla pero, en última instancia, se monta en un cohete y rumbo al Sol.

El problema no es tecnológico ¿Será político entonces? ¿Por qué no logran ponerse de acuerdo las grandes potencias?

Artefacto que extrae CO2 de la atmósfera.
Artefacto que extrae CO2 de la atmósfera.

Las naciones del mundo han llevado a feliz término negociaciones mucho más peliagudas desde el punto de vista militar y económico. De precedente están los tratados para la no proliferación de armas nucleares; el Protocolo de Montreal, que logró contener la emisión de sustancias que agotan la capa de ozono; el Convenio de Estocolmo, que regula el empleo de Contaminantes Orgánicos Persistentes, y otros muchos ¿Qué de especial tiene el carbono que boicotea todos los arreglos?

Lo que tiene de especial es su estrecha relación con la fuente de donde mana el 85 por ciento de la energía consumida por las sociedades modernas y más del 95 por ciento de la empleada en el transporte: hablo, por supuesto, de los combustibles fósiles.

Para evitar una catástrofe climática durante este siglo habría que reducir de manera drástica la emisión de dióxido de carbono. ¿Cómo?

  1. Reduciendo, de manera igualmente drástica, el consumo de petróleo, gas y carbón.
  2. Destinando una fracción importante de la energía generada (entre 25 y 40 por ciento) a la captura de los residuos de su combustión.

La implementación de estas medidas golpearía el ya menguante flujo de energía y pondría al capitalismo desarrollista en riesgo de colapso. Atentar contra el sistema no está en la agenda de negociaciones, así que vamos a seguir calentando el planeta hasta que despertemos con el agua a la cintura.

Gráfico tomado del post de Antonio Turiel “El ocaso del petróleo”
Gráfico tomado del post de Antonio Turiel “El ocaso del petróleo”

Es mi punto de vista. Pero si a estas alturas alguien todavía cree que el problema es político (en el sentido de coordinar intereses opuestos) o tecnológico, dentro de poco tendremos la oportunidad de comprobarlo. Dicen los que saben que en París, finalmente las grandes potencias/grandes contaminadoras llegarán a un acuerdo. Apostarán a más de lo mismo, a mega proyectos de bio-tecnología y geo-ingeniería; ya veremos por dónde revienta esto.

Y termino el con la pregunta del inicio ¿Por qué nos preocupa más el clima que la escasez de energía? Lo primero que me viene a la mente es: porque somos unos enajenados irresponsables. ¿Qué cree usted?

Notas:

  • IPCC: Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.
  • CMNUCC: Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.
  • Respuestas mejor elaboradas a la pregunta del título pueden encontrarse en un post de Antonio Turiel titulado Por qué los ciudadanos no entienden el Oil Crash.

 

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

20 thoughts on “¿Por qué nos preocupa más el clima que la escasez de energía?

  • “Todavía no logro figurarme por qué te inquieta tanto el problema del petróleo.”

    Julio, compadre, ¿cada vez que vaya a discutir este tema contigo tengo que empezar de cero?

    Un día te propuse: Vamos a analizar matemáticamente el ritmo de caída de la energía fósil y el ritmo de ascenso de las renovables. Hazlo por tu cuenta, te llevarás una amarga sospresa.

    Solo adelantarte que la proporción de energía fosil/renovable en el mundo entero ha variado poquísimo desde hace décadas.

  • Era:

    Soy de la opinión de que tanto daño puede hacer desentenderse de un tema acuciante – y el declive energético lo es, sin dudas -, como cerrarse a admitir que para ese mismo tema pueden existir alternativas. Y en eso concuerdo con Julio, que como matemático que es, sabrá hacer cálculos mil veces mejor que yo.

    Para no divagar demasiado yéndome a latitudes que desconozco, te llamo a mirar lo que se hace en China hoy mismo, en previsión del declive que mencionas. Ahí están los cada vez más abundantes “bosques” de gigantescos molinos de aspas para energía eólica. En eso y en los paneles solares el país se está gastando una millonada, pues tienen que lidiar tanto con la creciente contaminación atmosférica como con la posible baja en suministros de crudo. Pero de esto último no se prevé la llegada a corto plazo. Ya Venezuela se compromete a pagar buena parte de sus más de 40.000 millones de deuda con China extrayendo el crudo del Orinoco, donde aún queda mucho que sacar.

    Cuando digo lo de los bisnietos, no lo hago en absoluto pensando en que debo desentenderme de lo que se avecina, sino apostando a que de ahora a esa generación habrá de seguro alternativas. Cuando yo era un chama nunca soñé que un día vería las pantallas de TV colgadas en la pared como un cuadro (aunque ya en 1958 la revista Mecánica Popular anunciaba esa posibilidad lejana), ni que un teléfono celular haría las maravillas que hoy hace, o que habría impresoras que te imprimen órganos humanos en 3D…En fin, lo que aconsejo es no rendirse, ni cerrar puertas al desarrollo…

    Eso sí, me gusta la idea de la finca…Incluso en La Habana del Este…

  • “Estamos en el pico del aura con los recursos finitos… ¿Y qué? Creo que al menos alcanzarán para nuestra generación, la de mis hijos y hasta mis nietos…ya inventarán los bisnietos algún modo de salir adelante…”

    ¿Te fijaste en el último gráfico del texto? La opinión de muchos analistas independientes es que la disponibilidad neta de energía comenzará a descender ya mismo, si no lo hace ya. Según su punto de vista ese es uno de los puntos claves para entender por qué no salimos de la crisis, por qué desacelera China…

    En ese caso, lo más probable es que no haya un descenso suave, al menos para las ciudades superpobladas y supertecnificadas como Beijín y otras. Pasará como con las estrellas, que las muy grandes revientan a lo Hollywood y las pequeñas se apagan lentamente.
    Así que, mi consejo es que salgas de ahí cuando antes, y vengas a pasar tu vejez tranquilo en una finca en Cuba.

    Sobre la idea de pasarle el problema a los que vendrán, es una actitud muy irresponsable y muy egoísta. Es posible que ellos no encuentren solución al desastre que les dejemos. De hecho, si la herencia es muchos vertederos radiactivos a custodiar y poca energía y recursos disponibles, estamos condenando la especie humana, o por lo menos metiéndola un lío bien gordo.
    Y todo por esa idea se ha colado tan fuerte en nuestra psiquis, incluso de la gente inteligente, que mañana habrá más, será más próspero, más desarrollado… no es más que otro dogma basado unos pocos siglos de experiencia de la civilización occidental.

  • Erasmo e Isidro permítanme meterme en la conversación .

    Erasmo, antes de que el motor de combustión interna fuera la norma del día lo fue antes el motor de vapor y antes de el motor de vapor con carbón lo fue la fuerza de animales (caballos, bueyes y humanos). Por lo que es totalmente normal pasar de un tipo de transformación de energía a otro que normalmente debe ser más eficiente o en el caso de motores eléctricos que produzca menos contaminación ambiental. Fíjate que haciendo esto casi estamos resolviendo dos problemas de un tiro.

    Todavía no logro figurarme por qué te inquieta tanto el problema del petróleo.
    Coincido con Isidro. Ya existe toda la tecnología para remplazar el motor de combustión interna. Este cambio creo que será un cambio positivo, sobre todo para el medio ambiente. Aún si la energía eléctrica que se produzca sea por medios no renovables, sería más fácil capturar los gases tóxicos a gran escala en la empresa eléctrica y secuestrarlos en ese lugar que hacer que capturarlo a nivel de cada carro.

    También hay mucho más que CO2 que se bota a la atmósfera. Hay montones de procesos industriales que crean contaminaciones de tipos variados. No he buscado una lista pero pensar solo en CO2 es una simplificación del problema que tenemos delante.

    Lo que sí creo que es imposible es regresarnos a una comunidad primitiva. :-)
    El planeta no puede sostener 7 billones de personas con métodos de producción primitivo. Necesitamos tecnología para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *