Lunes negro

Erasmo Calzadilla

HAVANA TIMES — El pasado lunes 24 de agosto cayeron las principales bolsas de valores del mundo, pero no es de eso que quiero hablar, sino de la caída estrepitosa de mi propia “empresa”, justo una semana después.

Preámbulo de los hechos

lunes-negro3En los últimos meses, sobre todo estos últimos ultra-calurosos del verano, me he dedicado a transportar hamburguesitas de jamón y queso. Casi todos los días llevo 100 a 200 desde donde las elaboran hasta los puntos de venta; cargándolas en el cajón de mi bicicleta y, a veces, en la guagua. Con este “negociazo” libre de impuestos, a mediodía estaba de regreso en casa con uno o dos dólares en el bolsillo, dispuesto a descansar, a disfrutar de la vida, a leer y a escribir y a colaborar con las labores hogareñas, que siempre abundan.

Me trabaron cerca de Prado y Neptuno. Cuando vi a la perseguidora hacer un corte y frenar en seco, pensé que perseguían a un narcotraficante; cuál no sería mi sorpresa al verlos avanzar hacia mí, el traficante de hamburguesitas.

El agente requirió los documentos que me avalan como mensajero y viendo que no los portaba me llevó a dar un paseíto en la patrulla. Camino a la Unidad me tiraron por la planta (solicitaron por radio los datos de un servidor) y salió que tenía un acta por alteración del orden.

El año pasado un borracho me agredió sin ton ni son. Soy un tipo pacífico, demasiado para vivir en este mundo, pero no me quedó más remedio que defenderme. En eso aparecieron los agentes del orden y no hicieron distinción: calabozo para ambos y un borrón en el expediente.

El día que decida lanzar mi carrera de disidente, la policía política podrá afirmar, amparada en documentos oficiales, “este individuo no es más que un delincuente común, violento y evasor de impuestos.” Pero sigamos.

De todos los calabozos de la ciudad, la suite debe ser el de Cuba y Chacón; no creo que haya otro con tantas ventanas y tan fresco como aquel en que me hospedaron el lunes negro.
Había dos tipos durmiendo sobre los bancos y un tercero evacuando sus intestinos en una letrina expuesta. Este último no paraba de temblar, los propios nervios debieron aflojarle las tripas.

Uno entra al calabozo creyendo que encontrará un ambiente agresivo y termina sintiendo simpatía y compasión. Al principio también estaba muy nervioso, pero decidí respirar profunda y tranquilamente y al rato me relajé. Pensaba en mi familia, ya debía estar preocupada por mi retraso.

Como a la hora me sacaron. Dos inspectoras en plan: qué pena me da tu caso, me advierten que he violado el decreto-ley 315, infracción que se paga con 1.500 pesos de multa (unos 75 dólares).

Mil quinientos pesos es más o menos lo que he ganado este verano, levantándome casi de madrugada, dando pedales bajo un sol corrosivo que me ha dañado la piel y llenando mis pulmones de humo diésel.

El resultado neto de este verano de trabajo es: la cartera vacía, ahumados los pulmones, manchas en la piel y otra mancha en mi ya casi extenso expediente policial.

Me parece muy bien que existan leyes estrictas y agentes del orden que las hagan cumplir, pero creo que en el caso de los mensajeros están apretando demasiado. Todos los negocios por cuenta propia emplean de manera informal a personas que hacen la mensajería, botan la basura, hacen guardia noctura…; de eso vive un montón de gente de bajos recursos. La policía y los inspectores la emprenden contra los mensajeros, pero los revendedores campean por su respeto. Todo el mundo sabe dónde radican, dónde encontrarlos en cantidades industriales, todo el mundo, menos la policía.

¿Qué por qué no saco licencia o me busco un trabajo normal? Me encantaría tener uno estable y socialmente útil que me reporte lo mínimo indispensable para vivir con tranquilidad. A la pregunta responderé en otro post para no extender demasiado este.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


43 thoughts on “Lunes negro

  • el 10 septiembre, 2015 a las 1:50 pm
    Permalink

    Lo más triste del caso es que tu vivas, precisamente, en Cuba, pero todo se reduce a una cuestión de prioridades:
    Unos tienen como prioridad una existencia digna donde se reconozcan sus derechos ciudadanos, y otros tienen como prioridad ganarse una jaba.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 11:26 pm
    Permalink

    Parece un chiste cobrarle impuestos a alguien por transportar 200 hamburguesitas en una caja, alguien que cobra por eso un salario menor que el que marca el límite de pobreza.
    Pagaría con gusto impuestos solo por el hecho de estar más tranquilo pero no es tan sencillo.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 8:22 pm
    Permalink

    En bananalandia hay un monton de vendedores ambulantes, la Policía generalmente los deja ser. Con lo que mas los fastidian es con el carnet de salud. La mayoria extranjeros aunque el comercio minorista solo se le permite a nacionales.

    Y nadie transportaria hamburguesas en bicicleta… Mínimo en carro con aire acondicionado y tramos cortos porque hay un supermercado en cada barrio.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 8:15 pm
    Permalink

    Siendo diputado a la Asamblea Nacional NUNCA usó la iniciativa legislativa de que estaba dotado para impulsar leyes en favor del pueblo del cual luego dijo que estaba muy jodido.

    Tomando en cuenta que todos somos un poco de todo, me pregunto que tan rebelde es Silvio, que tanto ha arriesgado o perdido por defender algo en lo que cree.

    No se, yo siempre lo he visto en la papa.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 5:41 pm
    Permalink

    Me refiero a las sospechas de Atila.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 5:40 pm
    Permalink

    Las esposas parecen de juguete, una gris y una negra, lo demás lo puedes encontrar fácilmente. A tu descargo Woodie Allen dice que ser paranoico no quiere decir que el que busca darte una coñiza reconsidere el asunto al conocer tu handicap, o algo asi.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 3:57 pm
    Permalink

    De verdad ustedes se creen que yo no vivo en Cuba, allá los que están afuera y quieren saber mas que los de aquí. Lo de Erasmo es un descaro, mejor que siga escribiendo sobre el apocalipsis y no venga mas con cuentos mal hechos. Todavía no ha dicho como logró la composición fotográfica.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 2:40 pm
    Permalink

    más que jugar, yo diría que trabajé, sudé y perdí.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 1:41 pm
    Permalink

    Al, no entendí tu teque pero te aseguró que jamás robé, ni me dedique al trapicheo por la izquierda. Siempre me ha gustado dormir tranquilo. En el capitalismo del primer y tercer mundo en que he vivido no hay necesidad de vender hamburguesa ilegalmente. La gente pone un timbiriche en cualquier esquina legalmente. Puedes realizar el sueño que desees pues el límite lo pone tu talento y perseverancia. No he escuchado a nadie decir que no pudo por culpa de la policía ni del gobierno.

    Yo no veo ninguna heroicidad lo que hace Erasmo, al contrario si se pasa el tiempo criticando al gobierno lo menos que puede hacer es aportar sus impuestos para tener la moral de mirarlos de frente.

    Uno de los retos de la Cuba futura es que tenemos que aprender a ser ciudadanos nuevamente, para exigir derechos y cumplir con los deberes.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 10:31 am
    Permalink

    Socio, no me digas que fuiste policía en el pasado. Esa foto es un tu casa? Las esposas parecen un poco oxidadas.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 8:06 am
    Permalink

    Yo también tenía otros planes… lo cierto es que mientras más seamos más podremos. En los noventa parecía que esto iba a cambiar, pero la emigración se llevó a la flor y nata.

  • el 8 septiembre, 2015 a las 7:55 am
    Permalink

    Aquí en Europa hay muchos vendedores ambulantes sin permiso en las calles. Casi todos son africanos que venden cassettes musicales u otros artículos ligeros que cargan en una manta donde después los exponen en las calles. A mi hijo que vive en Estados Unidos le llama mucho la atención como actúa la policía Europea. El mes pasado en Portugal me decía; “Mira mira papa , hay un vendedor ilegal y a 20 metros hay un carro de policía y no hace nada”. El año pasado en París en los alrededores de la Torre Eiffel habían muchísimos de ellos por todas partes vendiendo souvenires. Los llevan cogidos de collares. De repente oímos sirenas de carros de policía llegando y al mismo tiempo oímos cientos de tintineo de souvenires por todas partes. Era como una estampida. No habían pasado uno minuto que se había ido la policía cuando todos regresaban en masa otra vez al mismo lugar.

    No tienen permiso, no pagan impuestos, pero curiosamente la política de la policía es no meterlos presos, sino espantarlos del lugar de vez en cuando.. ¿Por que? No se. Pero por lógica me imagino que saben que son emigrantes recientes que no tienen mucho dinero ni trabajos fijos , Que no tiene mucho sentido arrestarlos y procesarlos porque no tendrían dinero para pagar la multa y si no tiene dinero para pagar la multa, tendrían que meterlos el la cárcel, y si los meten en la cárcel, tendrían las cárceles llenas de esta personas mas el costo adicional que eso conlleva. De ser así me parecería algo “racional”. El problema en Cuba no es ya que exista represión, sino que en muchos casos lo que hay es plus-represión. Represión innecesaria. Como me decía una vez un habanero; “Tony, aquí no hay Lógica”

  • el 7 septiembre, 2015 a las 2:33 pm
    Permalink

    Erasmo, gracias por la invitación pero no. Tengo otro planes. Solo quería darte ese consejo.
    Buena suerte para tí y mis respetos. Saludos.

  • el 7 septiembre, 2015 a las 10:36 am
    Permalink

    Sí Atila, el problema es que si te pone a cumplir la ley como está escrita al final no te da la cuenta. Te lo digo con conocimiento de causa, porque ahora trabajaba de mensajero, pero he estado un poco más metido en el negocio. Hay muchos pequeños trabajos asociados a los cuentapropistas que se hacen de manera horizontal, directa entre el cuentapropista y trabajadores ocasionales. No porque no quieran formalizar el vínculo laboral sino porque no da la cuenta si lo haces por la regla. ¿Alguna vez te has puesto a investigar cómo funcionan todos esos negocios? – See more at: https://havanatimesenespanol.org/?p=109100#comment-198815

  • el 7 septiembre, 2015 a las 10:35 am
    Permalink

    Leo, ¿Por qué no entras tú y juntos ayudamos a enderezarlo? Podría ser un buen sentido para esta vida que se va tan rápido.

  • el 7 septiembre, 2015 a las 9:41 am
    Permalink

    Tú parece que sabes mucho del uniforme y la indumentaria de la policía.

  • el 7 septiembre, 2015 a las 9:40 am
    Permalink

    Entonces voy a tener que meterme a peligroso, ya que es tan difícil llegar a poderoso.

  • el 7 septiembre, 2015 a las 9:37 am
    Permalink

    Gracias por preocuparte Al. Vivo como vive la mayoría de los cubanos ¿cómo pensabas?

  • el 6 septiembre, 2015 a las 10:41 am
    Permalink

    Atila como se ve que no te has enterado de lo que es ser cuentapropista en Cuba.Creo que te lees algunos post y te saltas otros con toda la intención malsana del “curro”.
    Eso de cumplir las leyes en la situación cubana es imposible o un suicidio para todo el sector no estatal asfixiado por el estado.
    Como siempre desinformado de la realidad cubana leyendo Granmita.

  • el 6 septiembre, 2015 a las 7:59 am
    Permalink

    Erasmo, jugaste y perdiste, a otros nos ha ido mucho peor, hay quien en vez de una multa administrativa ha recibido una sanción penal, este juego del león con el mono amarrado no está diseñado para que lo ganemos.

  • el 6 septiembre, 2015 a las 6:21 am
    Permalink

    Al final de tu comentario dices “escogí el difícil camino de la emigración, que no ha sido fácil, pero con muchas realizaciones personales que se me negaron el Cuba”.

    Muy bien, pero me gustaría saber qué harás cuando las cosas no te funcionen en el extranjero (supongo que en los yumas) qué vas a hacer, te quejarás, saldrás a la calle a protestar, te pondrás en huelga junto a los indígenas? O decidirás como muchos inmigrantes que la tierra que te acogió no puedes denigrarla, ni vomitar en la sopa que ahora resulta indigesta? Un ejemplo en grande: si Silvio hubiese decidido, en el 67, irse de Cuba, crees que hubiese cesado de ser un rebelde? No hubiese cuestionado el “american dream”? No hubiese cantado de gratis en Woodstock? No hubiese participado activamente en la lucha contra la guerra de Vietnam?
    Erasmo es un inconforme, aunque marcha con su tiempo: “pas des couilles, pas d’embrouilles”. Me atrevo a decir que a nuestro columnista, como a muchos, le faltó desde su niñez ese primer impulso que todos necesitamos para ser por fin nosotros mismos: “Vas-y fonce, fiston!”

  • el 6 septiembre, 2015 a las 5:57 am
    Permalink

    Atila: no me gusta hacer “blacklists”, aunque a veces en la madrugada me levanto en sudor por tantas agresiones que he sufrido en mi vida, pero te voy a poner en la lista que llamo “¿Quiénes son los que le disparan a las ambulancias?”. Trata de conseguir unos cuantos millones de dolares, mata roba, estafa, esquilma, para que te asegures que nunca te sucederá lo que nuestro Erasmo le pasa hoy.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 10:37 pm
    Permalink

    ATILA, ahora que hablas de violar la Ley -que no siempre tiene que ser justa- ya te enteraste de cuantas hamburguesas tuvo que vender Tony Castro para reunir el dinerito del viaje por el Mediterráneo.
    Seguro que tenía licencia y pagaba sus impuestos, como cuando vendía visas para España de acuerdo con su novia.
    Sobre Erasmo, esperemos que nos cuente que le pasa que no tiene trabajo dentro del sistema.
    Saludos

  • el 5 septiembre, 2015 a las 8:35 pm
    Permalink

    Interesante la foto que acompaña el post. La gorra de policia y las esposas parecen autenticas. ¿Sera que Erasmo lo trataron tan bien en la estacion de policia que le dejaron hacer esta instalacion en el calabozo?

  • el 5 septiembre, 2015 a las 5:47 pm
    Permalink

    Aquí en la zona donde vivo se paran algunos vendedores en la salida del metro, ¿que venden?, cebollas, pepinos, tomates, papas, a un precio mucho menor que el de los mercados. Cada cierto tiempo pasa el carro de la policía y ellos tienen q salir corriendo para que no los multen o le quiten la mercancía. La policía siempre vive del pobre y del infeliz, no se mete con los poderosos y casi nunca con los peligrosos. Si eso es aquí, que como quiera se pueden tener pequeños negocios privados sin licencias, ¿qué se puede esperar allá donde se controla Todo?

  • el 5 septiembre, 2015 a las 4:14 pm
    Permalink

    Cuánto lo siento hermano, no me imaginaba las condiciones en que vive! Como quisiera poder ayudarlo! Le mando toda mi energía para que se le mejoren las cosas. Le envió este enlace que, creo, le va a gustar, una especie de “hasta que por fin”: https://www.youtube.com/watch?v=w05f-zk8p5Q – “La balada del boludo”.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 3:22 pm
    Permalink

    Erasmo, sal de ese país que se va a demorar mucho en enderezarse algo. No se puede esperar, irás envejeciendo y amargándote. En algún post le respondiste a alguien “no, gracias, prefiero quedarme aquí a dar batalla” o algo parecido. No vas a dar ninguna batalla, lo que va a pasar es que perderás tus energías y tu vida en ese país. Desarticular la maquinaría va a llevar mucho tiempo, ya no tienes 15, sino 40. Si el sentido de tu vida es quedarte a batallar contra el gobierno, ok, pero sí lo que quieres es hacer otra cosa y tener una vida te veo en el camino equivocado. Esto no es un juego, el tiempo pasa, tu vida pasa, no te das cuenta y se te va en el mareo cotidiano de vivir en Cuba, en donde apenas te dejan energías para pensar en sobrevivir.

    Cuídate de tener que preguntarte a tí mismo algún día ya tarde: por qué no lo intenté en otro lugar ?

  • el 5 septiembre, 2015 a las 11:19 am
    Permalink

    erasmo:
    Si fueran a ponerle multas al gobierno cubano por todas las veces que ha violado la ley, el monto de ellas sería como el de la deuda de Grecia.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 11:18 am
    Permalink

    La ley hay que respetarla, eso, por descontado, pero…cuando se vive bajo un gobierno que viola sus propias leyes; y bajo el cual se atreopellan casi a diario artículos de la propia constitución, cuando ese gobierno tiene empresas que ni la propia contraloría puede inspeccionar, y que no le rinden cuentas de su gestión económica al pueblo; y, por supuesto, nadie sabe qué impuestos pagan, si es que los pagan, se hace muy cuesta arriba predicar moral en calzoncillos. ( Verbigracia, cuando el escándalo del restaurante “La Divina Pastora”, cuyos empleados quisieron operar como cooperativa, los documentos de la contabilidad de la corporación “Gaviota”, no aparecían por ninguna parte, ni se podían examinar, ni se podían solicitar.)

    Sobre todo cuando se defiende a ese gobierno por una jaba.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 9:29 am
    Permalink

    Digas lo que digas violastes la ley, lo haces concientemente y además te enorgulleces de ello, entonces asume lo que te toca.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 8:32 am
    Permalink

    Es verdad que la cochinada está al día…pero también lo están el cólera, que dicen que empezó con los vendedores ambulantes, y la venta de alcolifán adulterado, que mató a unos cuantos en Marianao. Lo que pasa es que en nuestra país nada tiene sistematicidad.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 8:01 am
    Permalink

    Muchísimas gracias a los que han querido ayudarme a pagar la multa. Por ahora no me es necesario, tenía una reserva para casos de emergencia. Pero trabajo siempre estoy buscando, si alguien tiene algún documento a traducir (inglés/español; francés/español) o a transcribir, algún trabajito de programación (más o menos sencillo), de investigación, búsqueda de datos, guía turistica informal o lo que sea que yo pueda hacer por acá, pues bienvenido.

    Las hamburguesitas fueron decomisadas, no sé qué habrán hecho con ellas.

    Isidro, sí, lo mejor sería sacar licencia, pero las cosas no son tan sencillas. En otro momento me explico.

    Atila, tan siquiera digo que sean malos, solo me parece desproporcionada la multa; pero además, me fijo que las multas son para unos y no para otros. Para los que hacen cosas verdaderamente terribles, como vender artículos de primera necesidad justo al lado de la tienda, sacados de los almacenes, para ellos no.

    Pero además, debería haber algún mecanismo por el cual los ciudadanos pudiéramos exigir el pago de una multa al Estado cuando no cumpla con la ley ¿No crees?

  • el 5 septiembre, 2015 a las 7:52 am
    Permalink

    Pero Erasmo como se te ocurre tirarle piedras a la dictadura con el tejado de vidrio. En el capitalismo que desprecias evadir taxes es unos de los delitos más graves. Acostumbrate que el caoitalismo esta tocando las puertas en Cuba.

    He escuchado muchas veces a Yoani, Eliecer, a los dirigentes de UNPACU que una vez que eres disidente no puedes vivir al margen de la ley porque la policía política te vigila. No dudes que no hubo casualidad en tu encuentro con el patrullero. Atila y Eduardo te lo pueden confirmar.

    Sin el mas minimo animo de ofensan, pienso que estas desperdiciando tu tiempo y tu talento en Cuba. Vas a terminar hecho un viejo frustrado, amargado…. y pobre. Yo a los 40 años siendo profesional (dentro de la ley) entendí que tenía que hacer algo para darle valor a mi existencia y después de darle mucho coco, escogí el difícil camino de la emigración, que no ha sido fácil, pero con muchas realizaciones personales que se me negaron el Cuba.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 6:51 am
    Permalink

    Isidro eso sería válido si en Cuba hubiera tremenda higiene alimentaria, pero en Cuba literalmente comemos mierda.

    El puerco mosqueado a la interperie en las placitas, las pocas vacas que hay que se ordeñan a mano y se trasporta la cantina sin refrigeracion, el picadillo nauseabundo que el propio Gobierno trasporta en camiones sin frío. … Es un largo ercetera de cochinadas.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 6:13 am
    Permalink

    Bueno, cuando un gobierno penaliza al que lleva de un lugar al otro hamburguesitas dando pedales o montando en la “guagua” ya se muestra qué tipo de gobierno es.La perdedera de tiempo y recursos en mantener una “autoridad” que se la pasa co… m…., reprimiendo a opositores pacíficos, confiscando hamburguesas, y dejando a buen recaudo la red de pandillas incipientes, ya no tiene nombre.No se puede nombrar una política expresa de hacerle la vida imposible a la población, porque es sencillamente un DISPARATE.
    ¿Policía tú eres mi amigo? No, eres lo contrario: en Cuba como en cualquier otra “república bananera”.El problema de “las repúblicas bananeras” no es que no tengan muchos recursos, “pobre paisito subdesarrollado”; es que la élite política de estos países impide sistemáticamente su desarrollo.Son las culpables y responsables de tener los países al revés por corrupción e incompetencia.

  • el 5 septiembre, 2015 a las 6:02 am
    Permalink

    Pobre Erasmo lo agarran evadiendo impuestos (que no paga porque no se registra como trabajador ) y de contra le ponen una multa. ¡Que malos son!

  • el 5 septiembre, 2015 a las 3:41 am
    Permalink

    Era:

    ¿Cómo te dejaste trabar así tan fácil, con esa facilidad de verbo que Dios te ha dado?

    Bueno, quizás la medida se justifique en parte por el hecho de que se trata de alimentos, y hay que andar con pies de plomo. O terminaremos comiendo aura tiñosa en croquetas, o ratas en escabeche. Porque gente inescrupulosa se sobra en nuestra islita.

    Saca una licencia, bro…

  • el 4 septiembre, 2015 a las 8:22 pm
    Permalink

    Menos mal que no aparece mi teléfono en tu agenda, a ver si quedo pegado…
    ¡Qué garrón! (como decimos en Argentina -el garrón es la parte del pata de cordero que no tiene carne-)
    Por acá también tengo un trabajo en negro, cuando sea el momento, la necesidad de recaudar por parte del Estado desesperada nos empezarán a buscar a todos.
    Lo que más bronca me da es que se metan con los que van en bicicleta.
    Si de alguna forma se puede contribuir pa que no quedes en la ruina avisa…

  • el 4 septiembre, 2015 a las 7:13 pm
    Permalink

    Hijos de puta y todavia hay pendejos que creen que de verdad hay un cambio. Lo unico que lamento de haberme ido de esa porqueria de sistema es no haberlo hecho 10 años antes.

    Ahora mismo, salí a comer pescado frito al mercado y mientras espero mi jama han pasado vendiendo hasta globos. Si me descuido me venden a mi. Y no veo a ningun policia jodiendo por eso.

  • el 4 septiembre, 2015 a las 6:22 pm
    Permalink

    Con eso alimentaron a los detenidos de esa tarde… o en peor caso se la llevaron para la casa los policias

  • el 4 septiembre, 2015 a las 6:01 pm
    Permalink

    ¿Y quien se quedó con la peligrosa carga de hamburguesitas?

  • el 4 septiembre, 2015 a las 4:57 pm
    Permalink

    erasmo, no se ni que decirte. Increíble que lo cojas con tanta naturalidad y con tanto humor. Si no te importa propongo hacer una ponina entre los lectores de HT para que te recuperes del sablazo económico que te metieron. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *