Lucy y la civilización quinceañera

Erasmo Calzadilla

Lucy
Lucy

HAVANA TIMES — Lucy, una joven americana que estudia en Taiwán, es secuestrada por mafiosos locales, tipos crueles y sanguinarios. Los malechores andan en busca de mulas para una potente droga que ha sido descubierta. En el vientre de la joven depositan un paquete pero se rompe y Lucy comienza a padecer raros trastornos.

Paralelamente un renombrado científico estudia las capacidades del cerebro. Los humanos empleamos un 10% ¿cómo sería un 20, un 50 o un 100%?

Con el sistema nervioso activado Lucy comienza a desarrollar poderes extraordinarios. Primero coloniza su propia mente, luego su cuerpo y después la materia en derredor. Pero un problema la apremia: morirá en 24 horas y no sabe qué hacer con tanto conocimiento repentinamente adquirido. En busca de respuesta localiza al reconocido doctor.

La película vuelve sobre un tópico recurrente en el cine culto y popular: El Despertar. Varios filmes han llegado a la cumbre del éxito con este tema, hace casi quince años The Matrix y El Show de Truman causaron sensación.

Para los que no tienen ni idea de qué rayos estoy hablando, Despertar es tomar distancia reflexiva de las dinámicas que gobiernan nuestra vida cotidiana; los incorporamos acríticamente y nos convierten en sus esclavos. Despertar es, también, desalinearse, religarse con el fluido universal que lo conecta todo. Camino a la lucidez Lucy llega a decir: “En verdad no morimos.”

Desde mi punto de vista la recurrencia y el éxito de este tópico en el cine no es accidental, es que estamos despertando. Pregunta del milenio: ¿completaremos el proceso antes de reventar la matriz que nos protege y nutre? Si en poco tiempo no emerge un nuevo tipo de sociedad que integre lo mejor de occidente retrocederemos al feudalismo o a una fase todavía peor.

Hollywood aprovecha el interés colectivo por el Despertar y de paso lo promueve pero, ¡ay! siempre termina empobreciendo la idea. Trataré de precisar dónde patina, según mi punto de vista, esta simpática película.

467px-Icon_second_comingEn su despertar mediado por drogas Lucy se vuelve más inteligente; no más sensible. Muy al principio lloriquea un poquito y menciona el dolor del aprendizaje pero a medida que su intoxicación avanza se torna más distante y ajena. Su despertar cuasi robótico y enfilado al conocimiento abstracto palidece al compararlo con el de uno de los pilares de nuestra cultura: Jesús Cristo. Dos mil años hace y todavía no somos capaces de crear personajes tan interesantes.

La relación de Lucy con la materia y las personas que le rodean es de dominación y colonización (ella misma usa la palabra). En la escena final logra la comunión con el Todo; muy forzando porque hasta ese instante ella manejaba cosas y personas como si de un videojuego se tratara.

Lucy logra la omni-sapiencia pero desde mi punto de vista su visión del aleph no supera la perspectiva tecno-científica que trae enfermo a este planeta. No debe sorprendernos que el conocimiento a ella revelado sea susceptible de ser cosificado y almacenado en una memoria. Tampoco es de extrañar la conclusión a que llega el profesor gurú: la vida es un medio para la acumulación y transmisión de conocimientos.

Ubicación espiritual

Parece ser que las civilizaciones pasan por dos etapas bien delimitadas: una juvenil, de expansión, donde el valor supremo consiste en crecer a toda costa sin una idea clara de para qué, y (si no perece en el intento) otra de contracción y retorno donde la búsqueda de sentido y plenitud pasan a primer plano. El parte aguas lo marca la venida (legendaria o real) de un ser más despierto que el común de los mortales, alguien que cataliza el despertar de sus contemporáneos: Jesús Cristo, Buda, Quetzalcóatl, etc.

Si tomamos a Lucy (la película) como un termómetro de la conciencia colectiva podemos asegurar sin temor a equivocarnos que la mente humana es todavía un adolescente en sus quince. Desde The Matrix (1999) no creo que hayamos avanzado mucho.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


28 thoughts on “Lucy y la civilización quinceañera

  • el 2 marzo, 2015 a las 7:18 am
    Permalink

    Erasmo, todavía no he visto al primer científico marihuanero :-)
    Quizás mi barra es demaciado alta pero no creo que estas drogas específicas nos ayuden a ver algo mas que lo que una mente clara pueda ver. Dados suficientes monos escribiendo en máquinas de escribir de alguno podría salir la edad de oro verdad?
    Se podría atribuir entonces a estas drogas?
    Como sabes que estas drogas evitan mínimos locales ?
    Y como sabes que un máximo no sea mejor solución? Después de todo la naturaleza tiende hacia extremos sea mínimos o también maximos.
    Erasmo con respecto a Hollywood a pesar de que a veces parece una herramienta del gobierno no lo es. Te puedo listar montones de películas que van contra el sistema y que son products de Hollywood . Creo que es mas el resultado normal de la creatividad de personas libres en una sociedad donde hay libertad.
    Incidentalmente miraste esta otra película de exactamente el mismo tópico
    Limitless (sin limite) no se si asi traducieron el titulo a español es sobre un escritor y su exculpado le da una droga experimental que le permite usar el 100 por ciento otra vez la misma idea errónea de que no usamos el cerebro al 100 por ciento .
    También sobre el tópico de la singularidad esta transcendence. (Trascendencia) esta es con J Deep y su esposa upload la conciencia de su marido que muere y lo logra.
    Una cosa que ocurre con tecnología es que cuando nos aproximamos a algo siempre hay primeros pasos que dan idea de las posibilidades he tenido la oportunidad de ver la infinidad de máquinas y mitres eléctricos de máquinas de vapor etc en museos por acá y de precursores de las computadoras que hoy tenemos y posiblemente tu también has visto los ecos de esa evolución a menor por tener menor acceso desde cuba. Si nos preguntamos hacia donde vamos ? Cual es la dirección? Cual es el resultado final de estas tecnologías que creamos creo que son inevitables la singularidad y la nanotecnología. Cuan lejos llegaremos y cuales son los límites físicos reales a estas tecnologías no lo se. Pero si tengo el presentimiento de que son totalmente posible y esto es basado en lo que ya sabemos de como la materia es capaz de auto organizarse.
    Creo también que mucha gente se preocupa por los problemas incorrectos que realmente se resolverán cuando necesitemos se resuelvan.

  • el 1 marzo, 2015 a las 11:04 pm
    Permalink

    a Julio de la Yncera: varias ideas sueltas que te he planteado como respuesta a las tuyas y no has seguido el hilo:

    El modelo de redes neuronales en red permite crearnos un modelo fisiológico de cómo puede ser mejorado por drogas el funcionamiento del cerebro: provocando un “terremoto” que permita evitar mínimos locales y propiciar la mejor conexión posible entre los nodos con que contamos.

    Un grupo de drogas llamadas enteógenos (podrías incluir la mariguana) son mucho menos peligrosas que el cigarro o el alcohol pero aun así son mucho más perseguidas, como si los cuidadores del orden temieran el despertar de las conciencias. Los enteógenos promueven la paz, la meditación, la reflexión, el éxtasis, mejoran la disposición de ánimo, incluso para enfrentar la muerte, curan o mejoran ciertas dolencias psíquicas y facilitan la asociación de entes o ideas que antes creíamos desconectados.

    Otro punto
    Es imposible pensar el imperialismo norteamericano y su globalización sin el trabajo de Hollywood y su efectividad para vender un conjunto de valores muy a su conveniencia; no a la conveniencia de la verdad, de la justicia o del pensamiento crítico que a los dos nos fascina. No importa que se trate de ficción o realidad, cualquier película de cine y cualquier espectáculo está cargado de política.

  • el 1 marzo, 2015 a las 6:26 pm
    Permalink

    julio, hasta la misma eternidad desaparecera, esa es una palabra derivada de los marcos generales actuales de tiempo y espacio, nuestra misma conciencia evoluciono bajo esos parametros, nuestra conciencia fundamentalmente lo que hace es encuadrar los fenomenos dentro de marcos mas generales; pero hasta esos marcos generales desapareceran y junto con toda la informacion que hay en el universo , y si bien el hombre ha hecho muchas cosas , de todas manera tiene limites infranqueables, puesto que como identidad fisica no puede soslayar las condicionantes fisicas del universo. Entonces algun dia no existiremos , ni habra quien se de cuenta de ello, que sera igual a que nunca hemos existido, de la misma manera que no tiene sentido preguntarse que hubo antes del big bang.No se tu , pero yo no me siento comodo con eso. Toda esa descripcion que hicistes arriba no servira de nada , ni siquiera dejara rastro en una “ulterior” evolucion del universo,de todo esto dedusco que hay algo mi amigo mas profundo que no acabamos de captar y comprender, y no es un problema que la ciencia pueda responder.

  • el 1 marzo, 2015 a las 10:27 am
    Permalink

    Luis, Erasmo,
    Aquí tienen un video mas corto de un kinesin transportando una vacuola sobre un microtúbulo.
    Si esto no les llena de admiración sobre las complejidades de la naturaleza y la belleza intrínseca de todo lo que nos rodea entonces no se que pueda hacerlo.
    En el se ve unas moléculas usando energía de ATP transportando una masa desde en centro de la célula a la frontera (Cell wall). Ver estas pequeñas maquinas moleculares caminando nos recuerda los mecanismos que creamos nosotros mismos hechos con mucha mayor cantidad de átomos. Y cuando nos detenemos a pensar que solo somos átomos que reflexionamos sobre átomos :-) y ese puede ser el nuevo salto evolutivo de organización de la materia.
    Hasta ahora teníamos hidrógeno un átomos muy simple que componía y todavía compone la mayoría del universo, de este átomo simple (un protón y un electrón) se forma a través de fisión nuclear en las estrellas otros átomos más pesados hasta llegar al hierro. De ahí en adelante los demás elementos se forman en explosiones supernovas (fusión). Después de este polvo de estrellas que queda se vuelven a formar estrellas más pequeñas como nuestro sol y los planetas y de esa sopa de átomos en los planetas se auto-organizan para formar los primeros organismos unicelulares todos conformados con ADN (DNA) ADN se puede considerar como un lenguaje de programación para construir proteínas que son como legos para construir las partes de una célula que es capaz de auto-ensamblarse! y por un proceso natural de seleccion sobreviven las mejores adaptados, Y entonces tenemos agrupaciones de células y después agrupación y especialización de células hasta que aparecen las neuronas. Y con ellas aparece comportamiento, cultura, arte y pensamiento y entonces ahora desde la historia de estos átomos podemos nosotros razonar he intuir sobre estas cosas que ocurren dentro de nosotros mismos cada día. Y un día quizás no muy lejano podremos construir nosotros mismos maquinas a nano escala y crear con la misma materia conjuntos de átomos pensantes que nos superen y que a la vez puedan mejorarse a si mismos donde el proceso evolutivo posterior será mucho más acelerado y hacia una inteligencia máxima. Si parece que ese sería el próximo paso para la materia. Donde la materia sería capaz de evolucionar a voluntad propia y a la velocidad que quiera (Esperemos que no se le ocurra hacer lo mismo que Raul “Sin prisa, pero sin pausa!” :-).
    Y un día si es verdad que no hay suficiente densidad de materia en el universo para que se produzca el big crunch por sí solo quizás lo que quede de masa pensante en el universo antes de morir completamente y desaparecer para la eternidad decida volver a comenzar o sea crear el big crunch artificialmente si es que es posible. Y eventualmente se repetirá el big bang de nuevo y un nuevo ciclo de átomos y vida comenzara de nuevo.
    Si nos preguntáramos en ese contexto universal donde somos tan minúsculos de que vale la vida. Y creo que la respuesta esta en la última creación. Somos un paso intermedio pero importante en que el universo siga y se perpetúe.

    https://www.youtube.com/watch?v=y-uuk4Pr2i8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *