Los límites de las renovables en Cuba: El Capital

Erasmo Calzadilla

Almendrón en la noche.  Foto: Juan Suárez
Almendrón en la noche. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — En enero del año 2010 nació The Oil Crash un interesante blog que analiza y divulga información relacionada con la crisis energética que se nos viene encima. Hace poco lo descubrí y quedé prendado y asustado.

Prendado, por la manera tan noble, inteligente y bonita de presentar los temas. Asustado porque, antes de escucharlo, pensaba que el crash todavía demoraba un par de décadas; ahora no estoy tan seguro.

Su creador es Antonio María Turiel, un hombre de ciencias (licenciado en Matemáticas, doctor en Física Teórica, Científico Titular) que razona con prudencia (ni especula ni filosofa, en el peor sentido de esa palabras) y extrae sus datos de fuentes oficiales.

La fe en la ciencia y la tecnología es otra manera de ser analfabeto funcional. Entre los tecno-optimistas existe un grupo de ilustrados que acepta la cercanía del pico energético pero cree que las renovables podrán llenar el vacío.

Para demostrar lo absurdo de esa idea publicó Turiel “Los límites de las renovables: El Capital”. No importa que España sea un país del primer mundo y vanguardia en el uso de energía “limpia”, por mucho que se esfuerce no podrá suplir con ella la demanda energética actual.

Mi intención en este post es analizar si Cuba, que cuenta con condiciones mucho más favorables (bajo consumo energético, abundante sol durante todo el año y magnífico clima), está en condiciones de acometer la hazaña.

Línea de razonamiento que seguiré

El autor de The Oil Crash comienza haciendo un estimado de toda la energía consumida en España. A continuación calcula la potencia de aerogeneradores que debería instalarse para satisfacer esa demanda. Luego estima el costo de dicha instalación, que es enorme, y analiza hasta qué punto pueden los ibéricos darse “el lujo”.

En Cuba

Nuestro consumo de combustibles fósiles como portadores energéticos equivale a unas 7 millones de toneladas de petróleo.

Conociendo que el 58% de esta cantidad se emplea para producir los 17.000 Gwh que Cuba consume al año, una regla de tres nos permite calcular a cuánta electricidad equivalen las 7 millones de toneladas. O sea, si destinásemos todo ese combustible a la generación de energía eléctrica obtendríamos, con la tecnología actual, 29.300 Gwh anuales.

Calculemos ahora la potencia que debe ser instalada para generar toda esa energía. Dividiendo los 29.300 Gwh entre las 8.766 horas de un año obtenemos el valor: 3,3 Gw.

El resultado no es disparatado si lo comparamos con los 200 Gw que obtiene Turiel para España; país cuya población cuadriplica la nuestra y cuyo PIB es unas 26 veces mayor que el de islita caribeña.

Ahora bien, producto de la inconstancia del viento, los aerogeneradores poseen un factor de carga de 20%. Eso significa que para mantener un flujo constante de corriente debe haber una capacidad instalada cinco veces superior a la estimada teóricamente. En nuestro caso particular obtenemos que la capacidad instalada debe ser de (3,3 x 5) 16,5 Gw.

Si cada vatio instalado se cotiza a 4 dólares (Turiel estimó $4,12), podemos calcular el monto total: (16,5 x 4) $66 mil millones; cifra muy parecida a nuestro PIB, que es de unos $60 mil millones.

Analicemos ahora hasta qué punto es viable en Cuba la faraónica empresa.

Cruzada Energética

Imaginemos que, por un milagro de la santísima virgen, la alta dirección del país percibe lo delicado de la situación y decide impulsar el cambio. O mejor, supongamos que repentinamente la gente cobra conciencia y emprendemos juntos y unidos una verdadera Revolución Energética.

Si nos apretásemos el cinturón en plan economía de guerra y destinásemos el 10% de nuestro PIB ($6.000 millones anuales) a la compra e instalación de los equipos, demoraríamos 11 años (tres veces menos que España) en generar con renovables toda la energía que producimos hoy. Once años es demasiado tiempo, pero focalicemos una meta más modesta: generar con renovables toda la electricidad que produce actualmente Cuba. Al mismo ritmo de trabajo tardaríamos menos de un quinquenio en conseguir la proeza. ¿Imposible?

Conclusión

Teniendo en cuenta que:

– La transición energética es demasiado cara, aquí solo se tuvo en cuenta el coste de los generadores y de la instalación sin tener en cuenta la formación y los salarios del personal calificado, los costes de oportunidad que acarrea semejante despliegue de recursos y el de retroceder en otras áreas de la economía. Tampoco incluimos el enorme costo que implica el recambio de todos los motores y calderas que funcionan con combustible, admitiendo que fuese esto posible.

– El petróleo barato, imprescindible para impulsar el desarrollo de la energía “limpia”, ha rebasado su cenit y decaerá precipitadamente.

– Los líderes de la nación lucen muy optimistas con la disponibilidad de combustibles fósiles. De las renovables se habla mucho pero se hace  muy poco.

– La conciencia popular sobre estos temas y la economía familiar de los cubanos están, ambos, a nivel del suelo. Resulta extremadamente difícil que, por decisión propia, la gente se someta a los rigores del cambio.

– Cada minuto perdido multiplica la probabilidad del fracaso.

En base a lo anterior concluyo que suplir con fuentes de energía renovable toda la energía producida a partir de combustibles fósiles no será posible; ya es demasiado tarde. La meta de producir con renovables la demanda eléctrica actual no luce tan descabellada pero haría falta una proeza. ¿Cuál es la alternativa? Decrecer.

Notas:

  1. Todos los datos son aproximados. Los PIB de Cuba y de España fueron tomado de la Wikipedia (estimado por el Banco Mundial para el año 2012). El resto de los datos, excepto cuando se hace la salvedad, los obtuve de la página oficial de la ONEI, Cuba, y corresponden a los años 2011 y 1012.  (última actualización)
  2. Otras muchas “razones” hacen imposible la sustitución total de combustibles fósiles por fuentes de energía renovables, entre ellas la escasez de materiales. Siguiendo a Turiel y por motivos didácticos me he concentrado esta vez en el aspecto económico.
  3. El análisis esta hecho para aerogeneradores porque es la fuente renovable con más retorno energético (TRE). Las otras darían peores resultados, a la larga.
  4. Soy enteramente responsable por todo lo que aquí se dice.

31 thoughts on “Los límites de las renovables en Cuba: El Capital

  • el 18 marzo, 2014 a las 10:17 am
    Permalink

    Erasmo, me imagino que viste el documental del exvicepresidente de USA Al Gore “una verdad incomoda”. Este señor que no dudo que tenga mas informacion que mucha gente, expone magistralmente el grave problema del calentamiento global debido a los combustibles fosiles y que el desastre ambiental va a llegar antes que se agote el ultimo pozo de petroleo. Recuerda que en los 70s los cientificos dijeron tambien que habiamos llegado al pico productivo y mira por que año vamos y el pico sigue moviendose. Brasil del susto se puso a producir autos movidos por alcohol.

    Nadie sabe con exactitud las reservas existentes por explotarse y las que estan por descubrirse teniendo en cuenta el desarrollo constante de la ciencia y la tecnologia. Solo comentarte de las inmensas reservas sin explotar debajo de la region amazonica que aun estan sin prospeccion por la resistencia de los ambientalistas.

    Sobre los precios del petroleo debes tener encuenta que hay mucha especulacion porque se cotiza en bolsa y ademas existe la OPEP que regula los volumenes de explotacion de los paises miembros para que no caiga el precio.

    Yo opino que debemos cambiar a la energia renovable por una cuestion de sostenibilidad ambiental y supervivencia y no agitar tanto el coco de que se acaba el petroleo.

  • el 18 marzo, 2014 a las 9:36 am
    Permalink

    Erasmo hemos apostado muy alto para decrecer .Estamos en un punto en el camino en que no podemos mirar atras , planificar decrecimiento con todo el desestimulo que ello implica podria llevar a la hambruna a millones de seres humanos , hay que ir por la eficiencia , por la investigacion, por involucrar al publico y estimularlo en la inversion de tecnologias limpias , por reorientar y educar nuestras necesidades, hacer de las nuevas tecnologia un negocio tambien sustentable. No podemos quedarnos con las tecnologias actuales ni con las antiguas , hay que seguir buscando y sin trabas. Decrecer es posponer el momento que llegara de todas manera; pero te cogera sin posibilidad de renovar , puesto que el decrecimiento puede desmontar los mecanismos y estimulos necesarios para renovar las tecnologias. Ya en otro articulo te dije que no renunciaras tan facilmente. Un saludo

  • el 17 marzo, 2014 a las 10:22 pm
    Permalink

    Cuba y casi todo el mundo tendrán que decrecer, de manera planificada o en medio de un caos. No veo opciones.

  • el 17 marzo, 2014 a las 5:16 pm
    Permalink

    Vamos a tensar la cuerda un poco. Al final de esta discusion alguien podra decir , “bueno de todos modos si algo falla , nos quedan las fuentes renovables” – Pero la cosa no es asi de facil, por ejemplo , tomemos cualquier ciudad importante del mundo , cualquiera que tenga mas de 2 millones de habitantes nos sirve . El abastecimiento de alimento de ciudades como esta soportado por un flujo constante de buques portacontenedores que cargan mas de 5000 contenedores y son movidos por maquinas de mas de 30000 hp. En el puerto estos contenedores son descargados por gruas de mas de 1000 hp , y transportado a su destino por camiones de mas de 500 hp . La unica fuente de energia que existe actualmente para mover toda esa carga actualmente son, el petroleo y la energia nuclear . Generar 30000hp para mover una masa de 150000 ton durante una semana al menos para cruzar el atlantico , esta bien lejos del alcance de cualquier otra energia . Quedaria la energia nuclear lo cual seria mayor el peligro de destruccion ambiental. Resumiendo , vivimos en un mundo donde los consumidores viven a cientos y hasta miles de millas del abastecimiento , por lo que el tema no se puede tomar a la ligera o creer que los cientificos siempre encontraran la solucion . Tenemos que saber exactamente que tenemos , saber exactamente cuanto tiempo nos queda , vivimos en un mundo inundado de informacion donde muchas veces es dificil descubrir cuales son las fuentes mas objetivas y en el caso que nos ocupa muchas veces se crean falsas expectativas para atraer capitales o para generar movimientos en las bolsas o crear temores o confianzas en los consumidores. Erasmo en cuanto a Cuba no se que se pueda hacer , recuerda que prohibieron por 30 anos importar equipos electricos para cocinar y despues resulto que era mas economico que los de gas. Vaya usted a saber.

  • el 17 marzo, 2014 a las 11:26 am
    Permalink

    Sí, pero la dudosa rentabilidad de la inversión viene dado por el problema geológico. hemos consumido cerca de la mitad de lo que hay, y lo que resta está mucho más complicado de sacar de la tierra o cuesta mucho su refinamiento, aun externalizando los costos ambientales y sociales, como se hace en el fracking y con las arenas asfalticas de Canadá.

    De hecho las grandes transnacionales del petróleo cada vez invierten menos en el negocio de la extracción y casi no se construyen refinerías nuevas.

  • el 17 marzo, 2014 a las 10:45 am
    Permalink

    Muy de acuerdo contigo Gabriel y agregar que en el mercado del petroleo esta la OPEP que se encarga de controlar los volumenes explotados por los paises miembros para controlar los precios internacionales en la bolsa. Hay que llegar a las energias renovables mediante conciencia ambiental y haciendo cada vez mas barata la tecnologia limpia para que sea una alternativa viable.

    Yo visite recientemente a un amigo en Mexico que se construyo una casa utilizando el adobe y madera para la estructura. Se abastece de energia solar y del agua de lluvia, es decir que es autosuficiente. Me llamo la atencion que tiene todas las comodidades del mundo moderno para demostrar que si se puede cambiar la matriz energetica y lograr reducir notablemente la dependencia de los combustibles fosiles.

  • el 17 marzo, 2014 a las 10:34 am
    Permalink

    El problema no es el capital, ya que el dinero se puede pedir prestado. El problema es otro: la rentabilidad de la inversión. Tomar dinero prestado para invertir es rentable siempre que la inversión de un rendimiento superior al coste del préstamo. En estos momentos se puede pedir prestado en una moneda fuerte como el euro pagando sólo un 1,5% de interés … siempre que el préstamo esté bien avalado. Lo sé por experiencia propia: tengo una hipoteca en euros que la pago a un 1,5%. Otro problema es que quizás el gobierno cubano sea incapaz de conseguir préstamos al 1,5% a causa de su historial de incumplimientos, tal como está pasando con un préstamo de México en el que nuestro amigo Rabsberg cuenta como un éxito que Cuba va a ser capaz de devolver el préstamo sin pagar intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *